Sí, hemos visto el estado de la nación

 O al menos de muchos de quienes deciden sobre ella desde importantes instancias. ¿Por qué siente uno, como ciudadano, tal irritación al escuchar los discursos y el debate de los dos principales líderes que representan a la mayoría de nuestro país? Cuando escribo esto, todavía no han salido los opinadores, ni las encuestas, ni los titulares, pero ya sé que estos últimos resaltarán las frases más demagógicas y el común de los mortales no se enterará apenas de nada. Yo, al menos, preferiría, ante la difícil situación económica que vivimos, una acción constructiva, más que los ataques partidistas en búsqueda de votos que enmarañan la verdad para ocultarla.

 El presidente del Gobierno ha presentado por la mañana un nuevo modelo productivo -esencial cambiarlo- y algunas propuestas de izquierda. Entre ellas, suprimir la desgravación de la compra de vivienda para las rentas superiores a 24.000 euros anuales, manteniendo los baremos para sueldos inferiores e incentivando el alquiler que, por primera vez, rebajaría impuestos. Esta medida pretende dar salida en el próximo año y medio al descomunal stock de viviendas construidas en la fiebre del ladrillo. También reducir la cotización de las PYMES que no despiden. Un portátil para cada alumno de quinto de primaria y apuesta por la educación. Imprescindible, porque es en educación en lo que hay que invertir para erradicar ciertas actitudes. O 2.000 euros de ayuda para la venta de coches, concesión a mantener al extremo el sistema de la sociedad de consumo –en mi opinión-, dado que, a cambio de mantener unos puestos de trabajo, se atestan de coches unas calles en las que no cabe uno más. Para todo ello, ha contado con la participación de las comunidades autónomas, y no sé si es viable imponerles el gasto desde el Gobierno. Pero sería muy positivo, forman parte del Estado.

Rajoy iba a hacer en realidad una moción de censura, no un debate sobre el Estado de la nación. En un tono bronco: “Si yo ya sé que de esto no saben una sola palabra, pero hombre, podrían callarse que lo mismo aprenden algo” “Pero si ustedes no saben leer”, son realmente argumentos poco apoyado en razones y que ofende a 11 millones de votantes del PSOE.

Las continuas acusaciones de mentir al Presidente, me han sonado a rapapolvo moral al que tan aficionado es el líder de la oposición mayoritaria. Le ha acusado, por ejemplo, de engañar a los españoles en sus previsiones de la crisis. Zapatero le ha respondido que los organismos internacionales también pretendían por lo visto engañar a los españoles. Ahora, la realidad. Un ejemplo de los muchos que hubo: en Julio de 2008 el FMI -entidad dedicada a mantener a ultranza el sistema por otro lado-  pronosticaba para España un crecimiento del 1,8 %.

El superávit y el crecimiento que causaba envidia en el mundo, se produjeron en la primera legislatura socialista. Todos los datos están recogidos en libro “España, ombligo del mundo”, y se publicó en Noviembre. No son por tanto fruto de una idea a vuelapluma.

Negar la decisiva importancia que la burbuja inmobiliaria ha tenido en el hundimiento de nuestra economía, es apelar a que los desmemoriados se mantengan en su nube. Y, es cierto, que –con escasa efectividad- el PSOE al menos hizo una Ley del Suelo que acotaba la “barra libre” del PP.

Escuchar a Rajoy lamentarse de los contratos temporales, desata el rubor. La práctica, iniciada por el último gobierno González, llegó al paroxismo con el PP ¿o es que tampoco eso lo recuerda nadie? Y Rajoy formaba parte del Gobierno.

Lo que he escuchado es que el PP pide una reforma laboral, otra fiscal y otra de las pensiones, ninguna de las cuales ha concretado. Pero ya han anticipado en numerosas declaraciones su intención de facilitar el despido, acabar con el dispendio del paro,  y que –compartiendo la previsión con destacados socialistas- las pensiones son muy caras, y no se van a poder pagar. Si tras toda la vida trabajando y viendo las prebendas de los políticos y de los privilegiados del sistema, se les ocurre rebajar o suprimir las pensiones llegados a la edad preceptiva, puede haber un auténtico estallido social. Rebajar los impuestos dinamiza la economía, pero a costa de que nuestro país sea, lo que aún es –pese al esfuerzo hecho los últimos cinco años-: uno de los más bajos en gasto social.

La baja productividad española es conocida en todo el mundo. El 15% menos que la media europea. ¿Fue mejor cuando gobernaba el PP? En absoluto. ¿Y el fracaso escolar? ¿Ocupamos lugares preeminentes en el mundo en tiempos del PP? ¿No son las comunidades autónomas quienes imparten la enseñanza actual con flagrantes desigualdades? Un poco de seriedad.

A Zapatero le pierden cosas como prometer en cada debate la escolarización de los niños de 0 a 3 años que nunca llega. Pero me parece loable que mantenga la apuesta por favorecer a quienes menos tienen, más aún debería hacerlo.

El chiste de la jornada, Rajoy blandiendo una foto de Zapatero con el Rey de Marruecos en plena crisis de Perejil y con un supuesto mapa donde el reino alahuita se anexiona territorios españoles. Era un bulo de internet, un montaje que alguien pergeñó.  La ruptura de la unidad de España es mucho más grave que desprestigiarla en foros internacionales, como hizo Rajoy recientemente. Hay que comprobar un poco más las fuentes antes de hacer el rídiculo, porque sobre estas bases se piden suspensiones de procesos basados en mochilas.

La vida sigue tras la bronca electoralista. Con los 4 millones de parados. Con algunos políticos que miran ciegos a la obtención del poder antes que pensar en el interés de la sociedad. Siempre lo he dicho, la falta de educación de España se refleja en que aquí no se busca el bien común. Desde el tráfico a los debates del Congreso. Los diputados socialistas no saben leer, dice Rajoy. A tenor de su vocabulario, ha curtido su cultura en los refraneros de los años cincuenta.  Que no cunda la anécdota –que lo hará- sin analizar el fondo de todo lo que se ha dicho, de todo lo que implica. De alguna manera, y para quien quiera verlo, sí se ha visto hoy cuál es el estado de la nación.

Entrada anterior

3 comentarios

  1. Florián Yubero

     /  13 mayo 2009

    Que gran alegría sería para el PP que España sobrepasara los cinco millones de parados, para así seguir poder tener un argumento para seguir atacando y soñar con alcanzar el poder.

    Los españoles deben darse cuenta tras reflexión que reducir pensiones, facilitar despidos, reducir las prestaciones del paro, y bajar los impuestos a las empresas, son soluciones de ultraderecha que la patronal aplaude.

    Mantener esas prestaciones y reforzarlas son soluciones de los socialistas de sentido común social y responsabilidad humana. Sin embargo los sindicatos y los trabajadores no dicen nada o dicen muy poco. Como si no percibieran el peligro que les amenaza.

    Triste espectáculo el de ayer, el de los llamados políticos que para vender sus proyectos tengan que hacerlo insultando, criticando pidiendo una alternativa de poder, cuando la oferta es tan vacía de contenido.

    Los ciudadanos podrán estar insatisfechos con la situación de la crisis global actual y razón tienen, más las recetas de los viejos modelos capitalistas solo entusiasman a los que sueñan con dominar desde el poder al pueblo reduciendo ventajas sociales.

    ¡Despierta trabajador!, que el peligro acecha.

  2. Lamentable el recurso del insulto por parte de Rajoy: eso de “Vds no saben leer”, “Vds no saben una sola palabra de esto”, “Cállense a ver si aprenden” y similares es muy feo.

    Pero hablando de ignorancia o analfabetismo digital (pues si no es ignorancia es mala fe), señalaría la del propio líder de la oposión que, en un momento del debate, esgrimió una foto falsa (un burdo fotomontaje) en la que aparece el presidente junto al rey de Marruecos en una supuesta escena en la que ambos han abierto un panel en el que se muestra un mapa de Marruecos en el que se ven, como pertenecientes a Marruecos, las Islas Canarias y Andalucía.

    Hay más información en http://www.escolar.net
    También en http://www.rosajc.com/2009/05/13/debate-mapas-fake-y-ministras-de-igualdad/
    Y en mi blog

  3. Con respecto al tema de los portátiles te invito a leer la carta de la “primera niña” que ha recibido uno de esos ordenadores:

    http://www.terceraopinion.net/2009/05/17/portatil-zapatero/

    Un saludo.

A %d blogueros les gusta esto: