¿Una Constitución neoliberal sin referéndum?

Zapatero se despide a todo lo grande. Acaba de proponer reformar la Constitución para fijar en ella un techo al déficit público. Es lo que mandaron Merkel y Sarkozy y, lógicamente, Rajoy está de acuerdo. Esto implica consagrar el neoliberalismo en nuestra Carta Magna, segando el camino a cualquier progresista que pueda llegar en un futuro al Gobierno. Es un error monumental que ni siquiera la “Biblia” neoliberal, el Wall Street Journal, consideraba que fuera posible en la vieja Europa: pretender fijar en las Constituciones un tope de endeudamiento es una medida de derechas que difícilmente aceptarán los Parlamentos de “las 17 democracias” –decía- afectadas por su pertenencia al euro.

Pero, más papista que el Papa en cuestión de neoliberalismo, nuestro derrotado presidente se dispone a ponerlo en marcha de inmediato. Los países que guardan el espíritu de la vieja democracia europea –su inventora- que hagan lo que quieran, pero España ya acata… y siega el futuro. ¿No estamos viendo que las políticas que siguen no funcionan? Estamos cayendo en una nueva recesión. Da que pensar que sea precisamente lo que buscan. No pueden estar tan ciegos. Pero es preocupante que esto coincida con la aplicación de la “mano dura”, como ha hecho Cameron en Gran Bretaña o… la policía española estos días sin ir más lejos.

Pero una reforma de la Constitución en un sentido tan grave no se puede hacer sin un referéndum como ha propuesto Gaspar Llamazares. No podemos consentirlo. Y arbitrando información adecuada a los ciudadanos para que no se dejen embaucar en la política del sonajero, que tan genialmente describe hoy Jesús Mota.

¿Qué desarreglo psíquico ha podido llevar a Zapatero a formular semejante propuesta para cuatro días que le quedan? ¿Cómo no le dimite el gobierno en pleno y cualquier militante del PSOE al que le quede una brizna de socialdemocracia en la sangre?

Está bien claro que la sociedad tendrá que tomar la iniciativa ante tanto desbarajuste: tenemos que exigir un referéndum, repito. Y arbitrando medidas para que exista información veraz. Traer incluso a Stiglitz y a Krugman a hablar en el Parlamento y en “prime time” de la televisión pública. Que expertos de todo tipo muestren las evidencias de los datos. Se diría que Zapatero ha perdido la razón, incluso la vergüenza.

Actualizo: Puede no tenerlo tan fácil como cree: “Si el Gobierno español decidiera asumir la exigencia franco-alemana, el camino para una reforma express se antoja casi imposible: solo con que se oponga una décima parte de los diputados, habría que disolver las Cortes y convocar referéndum“.

Lo urgente es que nadie se deje embaucar.

Otra actualización:

  Como entiendo que algunos vaís de buena fe (salvo el premio nóbel que dice ser economista más abajo), enlazo un artículo de Joseph Stiglitz, Premio Nóbel de Economía auténtico:  “Un contagio de malas ideas”.

 Por otro lado, como dice Ángels,  en Reacciona está bien clara la explicación de por qué limitar el techo del endeudamiento es… “una mala idea”. Una idea neoliberal que nos está llevando a todos a una nueva recesión mundial sin salir de la anterior. ¿O es que los datos tampoco sirven?

Otro artículo. Paul Krugman. Premio Nóbel de Economía. La falsa ilusión de la austeridad. Pero veo que la política del sonajero funciona de maravilla para tergiversar lo que sea menester. Tenemos que rebelarnos a eso cada día más. Nos jugamos mucho.

Actualización 20.15. Nuestra amiga la economista Ángels Martínez Castells explica muchas cosas, y muy claras, en El Tratado de Lisboa, la reforma golpista y el referéndum necesario.

About these ads

61 comentarios

  1. Rosa, no hace falta que venga Stiglitz ni Krugman… basta con que quiera escuchar la gente que nunca ha ido de monos amaestrados del neoliberalismo. Los hay: en Reacciona, por ejemplo, unos cuantos (cuantas). Pero es que no se trata de escuchar y hacer lo mejor para la mayoría de las personas. Se trata de obedecer lo que dictan estas aristocracias económicas de las que hoy hablo en mi blog. Y si conjugo el verbo “dictar” no es por casualidad. Vamos de cabeza a una dictadura económica sin paliativos. ¿A qué esperamos para actuar?

  2. Javier

     /  23 agosto 2011

    Rosa, enhorabuena por tu blog, en primer lugar.

    En segundo lugar, temo que no hay 35 diputados en el Parlamento, capaces de votar en contra.

    En tercer lugar, igual te gusta curiosear por dónde te mencionan

    http://historiasdehispania.blogspot.com/2011/08/el-dia-que-gunter-schabowsky-metio-la.html

    Un saludo y no rebles!

  3. cableado

     /  23 agosto 2011

    ¿No pedir dinero prestado es neoliberalismo? ¿gastar mas de lo que recaudas es progresista?

    Si pides prestado al exterior te pones en manos de los prestamistas, no entiendo por que eso es progresista y gastar lo que tienes, sin endeudarte, es neoliberal, ¿hay alguna guia para diferenciar medidas progresistas de neoliberales?

  4. NEOLIBERALISMO??? poner un techo de gasto??? esto me parece un insulto a los que estudiamos economía, que tergiverseis las palabras como os da la gana no eres mejor que los telediarios de las televisiones, otra cosa es q se bajen los pantalones ante Francia y Alemania como lideres de la UE q son, pero vamos q la perdida de soberania de España para darsela a la UE es otro tema

  5. ciudadano

     /  23 agosto 2011

    Debo discrepar con usted. Creo sinceramente que está muy equivocado.

    Limitar el endeudamiento es justo lo opuesto al liberalismo, es coartar la libertad de gasto del estado.

    Y no, la libertad de gasto no es buena en las administraciones. Porque precisamente el excesivo endeudamiento para cuestiones secundarias es lo que nos ha llevado a donde estamos.

    Quienes deben gastar son las empresas. Eso es el liberalismo, que el sector privado gaste libremente. Pero el público debe contener su gasto para no cerrar caminos de negocio al privado.

    El público debe gastar exclusivamente en los servicios esenciales, como la sanidad, la seguridad, etc…

    Limitar el gasto público es lo que nos librará en el futuro de que las acciones de gestores negligentes en ayuntamientos y demás administraciones (de las cuales tenemos excesiva abundancia para la escasa cualificación de nuestros políticos).

    Limitar el gasto público es un seguro que libra a los ciudadanos de políticas suicidas con el gasto cuando está en el poder un político negligente.

    En España con el escaso nivel de nuestros políticos esta medida es un seguro.

    Y por último, no es sano que el sector privado dependa en demasía del público para desarrollar su negocio. Cuando un sector de la economía depende en más de la mitad de la inversión pública lo que tienes es un peligro latente en ese sector que lo debilita excesivamente en un país como España en el que la buena gestión pública es una rareza.

    Está muy demostrado, y la población así lo siente, que los políticos han sido manifiestamente negligentes. Debemos limitar su capacidad de acción para que no vuelva a suceder esto.

  6. ciudadano

     /  23 agosto 2011

    Pido disculpas porque en mi anterior comentario me refería a usted en masculino por no haberme percatado que firmaba con nombre de mujer.

  7. Celebes

     /  23 agosto 2011

    ¡¡Vergonzoso!! Y a toda prisa, en una cámara en sus últimas semanas de actividad/representatividad.

  8. Oscar Vad

     /  23 agosto 2011

    Vaya entradita…

    totalmente de acuerdo con que CUALQUIER modificación de la constitución debería ir precedida de un referéndum. Pero seamos un poquito realistas. Acaso crees que en un parlamento donde solo 7 diputados han votado en contra, la gente echaría la medida por tierra en el referendum?

    Llamar a Francia y Alemania de claros ejemplos neoliberalistas también es de coña, no se de donde te sacas eso y que ejemplos a seguir propones. Por cierto, el país mas endeudado del mundo es USA, que si se merece esa etiqueta.

    Poner limites al deficit es algo NORMAL, y SANO para la economía de un país. Si no, corremos el riesgo de acabar como Italia, Grecia y demás paises endeudados hasta las orejas donde los ciudadanos pagan unos impuestos desorbitados simplemente para cubrir los intereses de los prestamos pedidos para cubrir los deficits.

    Basta ya de hipocresía.

  9. Cuna del Cea

     /  23 agosto 2011

    ¿Por qué es una medida de derechas? Pregunto…

  10. Cuna del Cea

     /  23 agosto 2011

    Porque en principio no “suena” a medida de derechas cuando se habla de “limitar el endeudamiento”, suena a medida de derechas cuando le añades “Público”

  11. rosa maría artal

     /  23 agosto 2011

    ¿Te importaría leer los enlaces? no tengo todo el tiempo del mundo… El del Wall Street Journal por ejemplo, el de Stiglitz, un contagio de malas ideas… Es que ya lo he puesto, la digestión la hace uno mismo ¿no?

  12. A ver, señores, pensemos un poco: el problema no es limitar el endeudamiento, sino las medidas que adoptarán con la excusa de no superar el techo marcado: privatizarlo todo, y tendremos pan para hoy y hambre para mañana… En vez de proteger al Estado, lo venderán por piezas como un coche robado

  13. anonimo

     /  23 agosto 2011

    sólo una pregunta para la autora del blog y por curiosidad, ¿usted gasta todos los años más de lo que gana?

  14. J

     /  23 agosto 2011

    ¿Donde está el neoliberalismo en una propuesta que limita la libertad? Por favor, agradecería que me lo explicara.

  15. Bely

     /  23 agosto 2011

    Lo más curioso de todo hoy, para mi al menos, es que ya empiezan haber ricos “solidarios”, es decir ya empiezan a darse cuenta que esto es contra todos incluidos los que más tienen que pueden acabar teniendo menos.

    Otra cuestión curiosa; hace un par de años el grupo de “moneda local” el zoquito de Jerez, trajo a una chica de Canarias para darnos un curso sobre monedas locales. En una de las dinámicas acabó concluyendo que son los mercados los que lo regulan todo. Yo me quedé “a cuadros” porque se suponía que como estrategia de moneda local, transición, etc. todo eso serviría para regular los recursos sin embargo como todo es tan “NATURAL” al final es la ley del más fuerte. Así que incluso lo que se supone izquierda ecologista es más de lo mismo…..Yo estoy hecha un lío, sinceramente.
    Esto se parece mucho más a los principios hittlerianos.
    saludos desde Jerez.

  16. Desde Murcia

     /  23 agosto 2011

    Yo soy militante del PSOE y no estoy de acuerdo con esta propuesta, y trabajaré desde dentro de mi partido para que los compañeros no la apoyen. Pero me parece muy soberbio de usted que diga que tengamos que dimitir como militantes. ¿Por qué? Yo participo en los debates de mi agrupación local y, cuando me eligen, en los congresos regionales y federales. Debatimos, votamos y cuando la mayoría decide esa es la línea que se acepta democráticamente. ¿Usted qué quiere, que disolvamos los partidos cada vez que no nos gusta algo y sigamos ‘refundándonos’? Eso se llamar ser más papista que el papa, y claro así ganará la derecha siempre las elecciones. Que bonito es criticar desde un blog desde el sillón de la casa de un@, y luego que vengan los socialistas a sacarnos las castañas del fuego. O se olvida usted que el PSOE implantó la sanidad y educación pública universal en España, que saco las tropas de Irak, que creo la ley de dependencia (incumplida por las CCAA, no el Estado), que legalizó los matrimonios gays, etc, etc, etc… En fin, por todas esas razones yo soy militante socialista y lo seguiré siendo, cuando algo no me guste lo diré, porque en mi partido me dejan hacerlo. Saludos.

  17. El Partido Popular y el Partido Socialista demuestran ser cada vez más un partido único, votado por los ciudadanos y al servicio de los mercados. Así como durante la 2ª Restauración monáriquica había dos partidos, el Partido Liberal Conservador y el Partido Liberal Unionista, deberían llamarse Partido Neoliberal PostFranquista y Partido NeoLiberal de la Falsa Izquierda. Así al menos van de cara.

    Yo, a esta pandilla de conservatas y liberales demagogos y degolladores de derechos, les regalo la siguiente ecuación:

    limitar déficit = menos inversión social = menos estado = más mercado = más crisis

    Además, una vez en crisis:

    fracaso del mercado = intervención del mercado = déficit limitado = recorte monumental de la inversión pública = más crisis social

    No quiero que me paguen mi regalo, yo se lo doy y ellos que lo utilicen para iluminar las cavernas en las que llevan metidos no se sabe desde cuando. Porque del Partido Popular, fundado por un Ministro Franquista indestructible, pues mira te lo esperas todo, pero de vez en cuando me levanto iluso y pienso que el Partido Socialista puede tener momentos de lucidez progresista.

    Lo sé, lo sé, pero sólo me pasa a veces…

  18. rosa maría artal

     /  23 agosto 2011

    Patético, Rubiales, patético.

  19. Peter

     /  23 agosto 2011

    Bueno, creo que ya lo han dicho todos, pero esta medida ni es liberalista ni es de derechas. Es de sentido común que no puedes gastar mucho más de lo que ganas, se puede hacer por una coyuntura, por algo en planificado y controlado, pero no sistemáticamente. Si nuestra democracia se ha ido a la mierda y estamos gobernados por los mercados es precisamente por eso, porque nos hemos puesto en sus manos, al necesitar de su dinero para sobrevivir.

    Me parece también que has malinterpretado todo lo que Stiglitz ha dicho. Stiglitz no ha dicho que no haya que limitar el gasto. Lo que dice es que AHORA, limitar el gasto tanto, no es una buena estrategia, porque paraliza la economía e impide el crecimiento. Ahorrar cuando apenas ganas dinero cuesta un esfuerzo enorme y cunde muy poco. Es probable que sea más eficiente usar el poco dinero que hay en tratar de impulsar la economía demorar el ahorro para cuando las cosas vayan mejor. También es más arriesgado, pues puede que ese impulso no sea tal. En cualquier caso, no quiere decir que no haya que poner límites globales al endeudamiento, que es algo de sentido común y que no es en absoluto de izquierdas y mucho menos una medida neoliberal.

  20. Muro

     /  23 agosto 2011

    el neoliberalismo surge con esta medida no por como suena, “limitar”, bien, pero a que?, al estado?, a lo público?, ahí está la cuestión… limitar lo publico para dar rienda abierta al sector privado, privatizar SANIDAD o EDUCACION, por ejemplo… medidas NEOLIBERALES.

    Si hay que regularizar algo, sería el “como” y el “que” del gasto, con una administración pública TRANSPARENTE, y con un Tribunal de Justicia eficaz con la corrupción.

  21. Oscar Vad

     /  23 agosto 2011

    ” Como entiendo que algunos vaís de buena fe (salvo el premio nóbel que dice ser economista más abajo), enlazo un artículo de Joseph Stiglitz…”

    Aquí la única que habla como experta en economía sin ser economista eres tú. Como explica Peter, estás malinterpretando lo que piensa Stiglitz. El mismo Stiglitz fue parte activa de la administración Clinton, la cual lucho contra el deficit de USA llevándolo a un histórico superávit. Luego claro, llego Bush, que es anti-neoliberal, para volver a aumentarlo a niveles máximos históricos.

    Incorporar esta medida en la constitución no debería ser necesario, pero visto que Espana esta llena de gobernantes incompetentes, es mejor ponerle frenos a los Camps, Aguirre, Gallardon,…

    Todavía no has sido capaz de explicar porque esto es neoliberalismo, quizás porque ni si quiera tu lo sabes…

  22. Edu

     /  23 agosto 2011

    Como bien dice Peter has malinterpretado el artículo.
    Y en referencia a España diría q el límite de gasto debería ser extrictisimo, viendo los políticos q tenemos, empezando por zp y acabado por el no menos “capaz” Rajoy y toda la tropa q los sigue, q solo miran por su culo y les da igual todo.

  23. mamlg

     /  23 agosto 2011

    Claro que es una constitucion neoliberal, pero no por introducir el techo de gasto (lo cual apoyo totalmente) sino por el artículo 38 de la Constitucion Española
    Se reconoce la libertad de empresa en el marco de la ECONOMIA DE MERCADO. Los poderes públicos garantizan y protegen su ejercicio y la defensa de la productividad, de acuerdo con las exigencias de la economía general y, en su caso, de la planificación.

  24. name required

     /  23 agosto 2011

    Lo que debería limitarse es el enriquecimiento personal que raye el absurdo (y sobran ejemplos que no creo necesario recordar ahora), que SÍ es el máximo responsable de esta crisis económica: la especulación para el enriquecimiento de unos pocos individuos.

    En vez de intentar regular y perseguir eso de forma eficiente, limitan la capacidad de maniobra del estado, que es quien debería encargarse de proteger los derechos fundamentales de todos sus ciudadanos.

    Yo lo entiendo así señores… y también percibo cierto tufillo neoliberal.

  25. Veamos: para acometer una reducción de déficit el Estado tiene dos opciones:
    – Aumentar los ingresos (subida de impuestos)
    – Reducir los gastos (recorte de gasto público)

    La primera es impopular entre las grandes rentas, porque lo normal es que se suban los impuestos a los más ricos primero. La segunda lo es entre los curritos, porque se le echa la tijera a las pensiones, salarios de funcionarios, se dificulta el cobro del subsidio a los desempleados, etc. cada vez que se habla de equilibrar el presupuesto en Europa (y también en EEUU) se habla de usar la segunda clave. La primera no se atreven porque con la libre circulación de capitales, si subes impuestos al capital tienes una fuga de capitales a otro país y el tuyo te lo mandan a hacer gárgaras. Ahora mismo las mayores fortunas de España tributan como rendimientos de capital, a través del tipo de las SICAV, del 1%. Los curritos que han prosperado algo y están en una oficina ganando 30.000 € anuales (si vives en Madrid no es tanto dinero) lo hacen por rendimientos del trabajo al 30 y tantos, si mal no recuerdo. Por eso hay tanta crispación y se ve toda esta historia como “política de derechas”; la regla de oro de la que se habla está pensada para que se lleve a cabo a costa de los de siempre.

    No habría tanto problema si Francia y Alemania, en vez de andar haciendo experimentos e inventando la gaseosa decidieran ir al siguiente paso de integración, como es una unión política y fiscal, donde haya un único régimen fiscal para toda la eurozona, y no sea esto la casa de Pepe Hostias, con cada uno haciendo lo que le place. Pero parece que Alemania quiere gobernar la eurozona pero seguir haciendo en su casa lo que le dé la gana, y lo siento mucho, pero el tiempo hará evidente al final que eso no puede ser.

    Sorprende también la rectitud fiscal de estos dos países ahora con el déficit, cuando si mal no recuerdo, de 2002 a 2005 se saltaron el Pacto de Estabilidad que uno de los dos había exigido para constituir el euro… y lo reformaron en 2005 de manera que el nuevo Pacto resultante no supusiera sanción ninguna para ellos.

  26. Víctor

     /  23 agosto 2011

    Lecciones de Perogrullo. Dedicado a los dogmáticos que confunden economía con religión y suelen repetir sus dogmas como verdades científicas.
    Nunca ha sido un problema el endeudamiento. Se pueden endeudar individuos, familias, empresas, Estados. Hay países que han vivido continuamente aumentando su deuda. El caso más llamativo para los que gustan de las estadísticas es el caso de EEUU durante decenas y decenas de años desde 1940 hasta la era Reagan. Como digo, nunc a ha sido un problema ¿Por qué?
    Porque esencialmente la deuda no es un valor absoluto en si mismo. La deuda se contrae en función de la capacidad para poder pagarla. Y esta capacidad depende de la habilidad para generar ingresos. Esta habilidad, refiriéndonos a los Estados, tiene una fuente exclusiva: los impuestos. No existe otra forma.
    ¿Desde cuando ha sido un problema la financiación a través de impuestos? Desde que una ideología transformada en pseudo-ciencia, el neoliberalismo, consideró que los impuestos, principalmente los distributivos, eran una restricción a la libertad de hacer negocios. Sus negocios, por supuesto. En la medida en que los Estados han menguado su capacidad de redistribuir las rentas a través de impuestos se ha acrecentado la dificultad de pagar las deudas. Es lógico. Es el quiz del problema. Pero no acaba allí.
    Los Estados se financian por dos vías, como he dicho. Mediante impuestos redistributivos se consigue que parte del dinero de los más ricos lleguen a las capas sociales más desfavorecidas. La otra vía es terrible y es de la que ahora está en boca de todo el mundo, aunque no desde el punto de vista correcto. Es la financiación del Estado a través de la deuda. Esta es, curiosamente, justo lo contrario de la que dijimos de los impuestos. Los ricos aumentan su riqueza, mediante intereses, al prestar dinero a los Estados. Estos intereses los pagan toda la sociedad mediante sus impuestos ¿Sutil, no?

  27. emilio

     /  23 agosto 2011

    Sin ser economista… Uno puede gastar más de lo que ingresa en determinados momentos (veo que aquí nadie ha pedido un préstamo!!!!!) si prevé ingresar suficiente en el futuro para devolver lo prestado. Además, si el rendimiento de la inversión es superior al interés que tenemos que pagar por la financiación, ¿que problema hay? Si endeudarse sirve para poner en marcha la economía, crear empleo, etc… lo que a su vez nos va a permitir financiar ese deficit, todo correcto… yo creo que eso es lo que dicen Stiglitz y Krugman, ¿no? El techo de gasto elimina la posibilidad de este tipo de políticas. Por cierto, ¿de qué déficit hablamos? de déficit público creo, pues el déficit que ha llevado a España a estos lodos ha sido privado (familias, empresas, cronstructoras, etc…) que yo sepa.

  28. A ver, señores/as, centrémonos…

    1º – Limitar el endeudamiento de las autonomías y ayuntamientos no es en sí ni bueno ni malo. Dependerá de qué es lo que cada uno hará después amparándose en la citada limitación. Para la derecha que conocemos por estos lares será la excusa perfecta para terminar el desmantelar el estado del bienestar, vendiendo las joyas de la abuela (aunque a decir verdad eso ya se está haciendo ¡desde Felipe Gonzalez!…). Para la izquierda (que, por cierto, no sabemos donde está), en cambio sería una magnífica excusa para justificar la incompetencia futura (la pasada es de sobra conocida, sobre todo con Zapatero al timón).

    2º – Tampoco constituye, per sé, un seguro contra la estulticia generalizada de nuestros gobernantes. Si de 10 dedican 3 a tonterías e improvisaciones varias, y 3 a beneficiar a amiguetes ideológicos y socios afines, poco nos dará que el límite se quede en 8: seguirán gastando 3 en tonterías e improvisaciones varias, y 3 en beneficiar a amiguetes ideológicos y socios afines…

    3º – Parece mentira tener que aclarar esto, pero observo que la falta de información de la que hacen gala ciertas personas es concienzuda… El problema español NO ES LA DEUDA PUBLICA. No hace más de unos meses estábamos en el 60% del PIB cuando la media europea superaba el 80%. Aún hoy seguimos en la media.
    No, señores/as, no es la deuda pública. Nuestro problema es la deuda privada: la deuda de las familias y de las empresas, ambas con un apalancamiento exacerbado. Las familias hipotecadas hasta la médula a cuenta del boom inmobiliario que ha multiplicado por 5 el valor de la vivienda y sólo por dos el importe de los salarios en los últimos 15/20 años. Boom que alimentó Aznar con su Ley del Suelo, y que Zapatero no quiso, o no supo, o no se atrevió, enfriar. Y las empresas descapitalizadas, claro, pues si el ciudadano medio está hipotecado, es obvio que no puede invertir, y, por otro lado, el ciudadano pudiente resulta que ha descubierto que especulando se gana mucho más y más rápido… para qué va a invertir en empresas productivas. Y los bancos… aquella broma de que un banco te presta un paraguas cuando no llueve y te lo quita cuando llueve, ha resultado que no era una broma, es su mandamiento número 2 (el primero es que todo puede ir a peor menos el sueldo del presidente del banco y sus altos directivos, que siempre ira a mucho mejor)…

    En resumen, que la cuestión hay que analizarla. No se puede rechazar poner cordura en la administración, pero dudo muchísimo que las medidas que se tomen contribuyan a ello. Lo que tengo muy claro es que es un asunto que hay que debatir y que, por supuesto, no se puede dejar en manos de una clase política dominada por dos grandes partidos, cuya única diferencia distinguible, a tenor de sus hechos, es que en uno de ellos quizás haya más chorizos que ineptos, y en el otro más ineptos que chorizos…

    Por lo dicho abogo por el referendum.

  29. Trancos

     /  23 agosto 2011

    Los que creen que fijar un techo de gasto está destinado a limitar el despilfarro en sueldos y coches oficiales, eventos automovilísticos y olímpicos, aeropuertos fantasma, obras faraónicas, visitas papales y demás, es que no se han enterado de la misa la media. El techo está pensado para Educación, Sanidad y gastos sociales. Es una mera coartada para seguir haciendo a los pobres más pobres.

    Por lo demás, lo que haga Zapatero a estas alturas, ni me pasma ni me sorprende. Simplemente estamos en trance de salir de la sartén del PSOE para caer en las brasas del PP.

  30. Rye

     /  23 agosto 2011

    La respuesta en Internet está siendo contundente y bastante rápida.

    http://actuable.es/peticiones/pide-referendum-ratificar-reforma-la-constitucion

  31. Puestos a reformar la constitución económicamente, por qué no poner un sueldo máximo a los políticos equivalente a 2 veces (y soy generosa porque no se merecen tanto) el salario mínimo interprofesional y que esté escrito en mayúsculas en la constitución? Jolín, si el libraco parecía la biblia de la patria, intocable y sagrada, y ahora resulta que si hace falta le meten unos “apaños” en cuatro días y casi por lo bajín. Estoy totalmente de acuerdo con Àngels Castells: esto es una dictadura y cada vez se parece más a la forma de gobierno totalitaria a la que por ejemplo nos tienen acostumbrados tipejos como Berlusconi o Hugo Chávez: haciendo leyes a su conveniencia.

    Y vuelvo a mencionar lo de la reforma de la ley electoral para que el bipartidismo sea invencible, que parece que esto se ha notado menos que lo de hoy y creo que es igual de grave.

  32. Parece que lo importante es no aumentar los ingresos, algo que obligaría a aumentar los impuestos a las rentas más altas y provocaría un fraude fiscal masivo por parte de los que pueden llevarlo a cabo.
    Otras medidas hay, como la supresión de estructuras administrativas inoperantes ( algunas diputaciones, microayuntamientos, el Senado, los consejos comarcales, etc.) que tampoco se quieren adoptar.
    El problema verdadero es la falta de coraje de este presidente, que siempre ha sido mucho más “progre”, que de izquierdas. Al menos de lo que yo entiendo por izquierda.
    Saludos cordiales y buenas noches a todos.

  33. tinejo

     /  23 agosto 2011

    El problema es que para conseguir ese 10% de congresistas (35 para ser exactos) no veo que sobren muchos más allá del bipartidismo ramplante. Esta lucha está en la información imparable, en la capacidad de expandir en la ciudadanía la consciencia de que su traje se está tiñendo de hortera autoritarismo.

    http://casaquerida.com/2011/08/23/subcontrata-refinada/

  34. NO. YA BASTA!!!!
    .
    El único objetivo de todo esto es LEGALIZAR y hacer CONSTITUCIONAL cualquier recorte social.
    .
    ¿POR QUÉ? Porque es la manera más fácil de “maquillar” los números de cualquier ayuntamiento, comunidad o estado que ha sido MAL GESTIONADO y al que quien gobierna ha de quitar de números rojos en 3 meses para garantizar que los “mercados” (tan imparciales y sociales ellos) les ponen buena nota.
    .
    NO !!!
    .
    Y mucho menos que se imponga desde fuera. Encarguémonos nosotros (y no cada 4 años) de exigir responsabilidades, cuentas y transparencia. No necesito salvapatrias FrancoAlemanes.
    .
    La politica del MIEDO, el FIN DEL MUNDO, en el que alguien le interesa que vivamos continuamente, agota la paciencia.
    .
    Y por muy mala que sea nuestra constitución, lo primero que hay que hacer es cumplirla TAL CUAL ESTÁ: derecho a la sanidad, educación, libertad de prensa, de reunión, etc. (es que vivo en Barcelona y no se están cumpliendo, y parece que el Estatut también dice algo de eso…)
    .

  35. Oscar vad,entiendo por tus comentarios que eres un experto en economía, pero permitenos, a los no iniciados, q nos sirvamos de nuestros criterios para valorar el alcance de las decisiones de los políticos, aunque no seamos economistas, sino simples ciudadanos con derecho a voto. Y creemos que lo de la reforma de la constitucion para poner techo al gasto público es, simple y llanamente, una nueva trampa de los mercados(¡pero si lo sabe todo el mundo, hombre!). El saneamiento en las cuentas públicas y el buen gobierno estan controlados en otro rango de leyes. La clave de esta reforma que se pretende no es “velar por la economía de los estados” sino mas bien quitarle poder a los estados democráticos.

  36. Saludos.

    Yo le veo al Periscopio una cosa buena y una mala. La buena es que sirve para mirar. La mala es que sólo se puede ver un ángulo muy pequeño de los 360 º grados del horizonte.

    Por ejemplo, es muy interesante lo que tengan que decir Krugman y Stiglitz, grandes sabios. Pero es muy limitador, muy parcial, olvidarse de lo que tengan que decir otros economistas, y olvidarse de las tremendas dificultades en las que nos han metido los consejos de Krugman.

    También está muy bien pedir un referéndum para un asunto tan importante, aunque no tanto olvidar todos los demás asuntos muy importantes en los que jamás nos acordamos del referéndum. Y si se trata de referéndum, cosa cosa con la que yo estoy de acuerdo esta vez, y todas las demás veces, parece que también se trataría de saber de qué estamos hablando. Por ejemplo, el uso del término “neoliberal” no parece que aclare gran cosa. ¿Quiere decir lo que proponían Thatcher / Reagan? ¿Disminuyeron el déficit? ¿Quiere decir “derechas” sin más? ¿Quiere decir liberales, pero de ahora? ¿O quiere decir que no les gusta el déficit?

    En todo caso, veamos cómo funciona el déficit:

    Jimmy Carter: -3.3%
    Ronald Reagan: +11.3%; +9.3%
    Bush padre: +13.0%
    Bill Clinton: 0,7%; 9,0%
    Bush hijo: 7%, 20%
    Barack Obama: 9%

    Fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/National_debt_by_U.S._presidential_terms

    ¿Quiere decir que los “neoliberales” (menos déficit) eran Jimmy Carter y Bill Clinton?

    El referéndum siempre es bueno. Si además sabemos de lo que hablamos cuando votamos, mucho mejor. ¿O tal vez la idea es la contraria? Hmmm …

  37. gandalf

     /  24 agosto 2011

    Aún no me ha dado tiempo a pensar si es bueno o malo lo del techo de gasto. Lo que sí te digo es que alguien que escriben en un periódico y alguien que escribe en un blog y según veo libros también, debería como mínimo leerse la constitución y comprobar la información antes de publicar… por que corres el riesgo de inventarte cosas y desinformar.

    De disolver las cortes nada de nada.

    Artículo 167

    3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su
    ratificación cuando así lo soliciten, dentro de los quince días siguientes a su
    aprobación, una décima parte de los miembros de cualquiera de las Cámaras.

  38. Plazaeme argumenta muy bien su pensamiento y el comentario tiene frases de alto ingenio, pero al final de su lectura la cabeza me ha quedado girando , como una hormigonera, y machaconamente me dice “pero ¿ este argumento no es el que manejan los “expertos ” de las agencias de calificación de deudas, bajo bandera de “tranquildad de mercados”?.
    Saludos

  39. Consulta a “plazaeme”.
    .
    No entiendo de economía y esos datos me parecen interesantes.
    Pero ese endeudamiento Republicano ¿Que parte tiene de gasto social (educación, sanidad, etc.) y que parte de gasto militar?
    .

  40. avelino m

     /  24 agosto 2011

    Para aquellos defensores del techo de gasto, para todos los que tienen las cosas tan claras en cuanto a lo que un país (como si de una persona se tratase) puede endeudarse o no, os dejo un enlace de Juan Torres (economista), en el que constata que la economía no es una ciencia exacta, y muestra hábilmente qué es lo que hay detrás de ese 3%: ideología de derechas, neoliberalismo.

    http://www.juantorreslopez.com/impertinencias/98-impertinencias-de-mayo-de-2010/1073-ipor-que-el-3-de-deficit-publico-y-no-el-2-o-el-7-mentiras-y-verdades-sobre-los-deficit-y-la-deuda

    Si los disidentes leéis el artículo, antes de preguntarme que por qué él está en lo cierto y los neo no, os recomiendo que rastreéis su página, trufada de artículos con datos históricos (no de estudios y conclusiones ad hoc para grandes empresas, think tank ni otros cánceres sociales), reveladores del error en que nos han metido políticos, periodistas, fundaciones y, por lo visto, ahora también la Universidad.

    Y sí, la política económica de Alemania y Francia encaja a la perfección en el ideario neoliberal.

  41. pedro

     /  24 agosto 2011

    Como dicen algunos compañeros de este debate, primero es una reforma constitucional dictada desde las altas esferas europeas y quien sabe si desde el famoso “mercado”.

    Todo el mundo sabe que hay que controlar el gasto, es algo que entra dentro del sentido comun, uno mismo lo tiene que hacer para llegar a fin de mes, pero esta logica tan aplastante que todo el mundo acepta empieza a ser perversa cuando quieren llevarla a la categoria de articulo constitucional, con que intencionalidad?????

    No me da miedo que controlen el gasto es algo fundamental lo que me asusta es que sabiendo que no es necesario elevarlo a lo constitucional se quiera hacer

  42. Antonio Sánchez Ferrero

     /  24 agosto 2011

    Señora Castell:

    Estoy totalmente de acuerdo con usted en que vamos a una dictadura económica, si es que no estemos ya en ella. Lo que de verdad empieza a preocuparme es que esa dictadura sea algo más que económica.

    Un cordial saludo.

  43. Es gracioso leer a una de las ‘progres’ más representativas del suelo patrio reclamar para el país lo que ni por asomo aplicaría en su casa.
    Es gracioso leer a una de las ‘progres’ más representativas del suelo patrio reclamar algo que sirve solo para dejar en evidencia ese engendro llamado ‘estado del bienestar’.
    En definitiva, es gracioso leer a una de las ‘progres’ más representativas del suelo patrio hablar de economía, cuando todo ‘progre’ que en el mundo ha sido y ha gobernado, ha dejado bien claro que sus políticas solo llevan a la ruina. Véase España.
    Saludos.
    YO NO LE VOTÉ: ^^ (pero votaré a Rubalcaba desde el consulado; España merece medicina ‘progresista’)

  44. Mario

     /  24 agosto 2011

    Felipe Gonzalez renegó de Karl Marx abrazando el capitalismo con rostro humano, “ahora” Zapatero nos confirma una vez mas su socialiberalismo enterrando a Keynes, el cual era un gran defensor del deficcit fiscal del Estado en los momentos de las crisis periodicas de la economia de mercado (conbinandolo con mas herramientas economicas, las cuales, como esta, tambien se estan limitando)

    Una vez mas los liberalcapitalistas del PP, como los socioliberales del PSOE van de la mano en sus politicas economicas, demostrando y obviando la propaganda, de una falta de alternativa economica entre uno y otro.

    Y lo que es mas grave, realizan las reformas a espaldas del ciudadano, sin informar, sin promover el debate.Sin democracia.

    Esta medida constitucionalizará de derecho la progresiva transformacion juridica de un pauperrimo Estado Social surgido de la dictadura. Al menos, tenemos derecho a opinar con nuestro voto si estamos de acuerdo.

  45. bcn_myway

    Sospecho que mucho de militar. Pero ese no es el argumento. El argumento era que no querer déficit es “neoliberal”, y esos datos demuestran que es falso.

    Lo malo es que el uso del término “neoliberalismo” ya implica cierta mala fe por parte del que lo usa. Es tremendamente impreciso. Y, si acaso, está vagamente relacionado con unas políticas que tuvieron éxito en su momento, y fueron copiadas por la izquierda, como Blair: Lo de Thatcher y Reagan, y la escuela monetarista de Chicago. Yo creo que nadie lo está proponiendo ahora (que yo sepa). Así que funciona un poco como el término “el diablo”, “el maligno”, etc. Alude a todo aquello que es malo, sin explicar en qué consiste.

    Una idea liberal (no “neoliberal”) es la de reducir mucho el tamaño y peso del estado actual. Pero resulta que reducir el déficit no implica reducir el gasto público. Lo puedes aumentar, siempre que no aumentes la deuda. Por ejemplo subiendo los impuestos.

    Otros:

    El argumento de que nos gobiernan los mercados, y no la democracia, y los mercados son “el maligno”, es cuando menos peculiar. Porque se deja atrás el pequeño detalle de que eres tú el que ha elegido endeudarse, y eres tú el que ha elegido seguir con déficit, cuando ni siquiera estás pagando la deuda anterior, sino refinanciando.

    Pero si es muy fácil. ¿Que no te gustan los mercados? ¡Pues no te endeudes! Incluso tienes otra opción, un poco bruta, pero opción. No pagues la deuda. Y ya verás. Pero querer que los mercados no tengan nada que decir, y al mismo tiempo querer seguir viviendo del cuento, resulta como … ¿pre-adolescente?

  46. He preparado una infografía sobre la primera Reforma Constitucional que tal vez os pueda interesar, con todos los pasos que se dieron. En aquel momento, desde que el Gobierno hizo la consulta al Tribunal Constitucional hasta que la reforma se publicó en el BOE pasaron 4 meses, durante el verano y mientras se celebraban la Expo y las Olimpiadas.
    Eso no quiere decir que ahora no lo puedan hacer más rápido, pero desde luego no va a pasar tan desapercibida como aquella:

    http://ciudadanosencrisis.wordpress.com/2011/08/24/la-primera-reforma-constitucional-cumple-19-anos/

  47. nodeuda

     /  25 agosto 2011

    Tras leer artículos y comentarios, reconozco que me lo tomo como humor. ustedes lo tienen muy fácil: Si quieren gastar, aumenten impuestos. A quienes deseen. Que los “mercados” sol malvado. Pues ponga su dinero donde está su boca y financien al estado con sus ahorros. ¿Cómo?. Comprando deuda pública. Eso sí,sin que el estado les de un céntimo en interés, porque los mercados son “malos malísimos” y a cambio de pedirles dinero, quieren alguna contrapartida.

    A mi lo que me parece esto es una infantilidad absoluta: queremos el dinero para gastarlo en lo que queramos, y eso sí, que no lo presten gratis.

    España, como el resto de los países de la UE, tiene entre un 50% y 60% del PIB en manos del Estado. Son las administraciones públicas las que deciden cómo se maneja esa tarta, en diferentes proyectos. Así que menos hablar de liberalismo (el cual ni está ni se le espera) y más saber que coño se hace para gestionar esa cantidad del PIB

  48. Señor o señora Nodeuda, yo tampoco puedo evitar tomarme con humor su comentario.Y es que, tras leer los comentarios de los que , en cierto modo,estan “de parte” de los mercados,se pone en evidencia que asumen sus prácticas(la de los mercados) “de pié juntillas”, y las consideran “lícitas,limpias y justas”, de lo contrario no las defenderían. Y , ante este tipo de posicionamiento de que “las cosas son así”, suelo preguntar si les parece que ese dínero acumulado por los poderes económicos(para poder prestarlo y especular con él) es “justamente” suyo o se trata de un capital robado a través de la explotación de los paises pobres, de los que extraen las materias que general la riqueza. O cuestionado de otro modo, ¿si la riqueza estuviera justamente distribuida, creen que habría tantos ricos?. Con un ejemplo práctico: ¿creen ud. que ese todoterreno que mucha gente de paises ¿¡”ricos”!? se compra(yo no,lo aseguro) valdría solamente lo que cuesta en el mercado , si no fuera porque estamos robando riqueza a paises pobres? Me gustaría poder desarrollar los principios economicístas que sustentarían lo que acabo de preguntar, pero no soy científica. Pero tengo, entre otros muchos, este principio: los mercados fueron buenos cuando el estado moderno empezó a regularlos, para asegurar abastecimiento y distribución de bienes. Y lo que tenemos ahora como “mercados” no son más que grupos de especuladores buscando el control de la cosa.
    Saludos

  49. WORDGALLARDETE

     /  25 agosto 2011

    Pido disculpas por si acaso estuviera abusando de esta página. Pongo un extracto del libro de Adam Smith , La Riqueza de las Naciones (The Wealth of Nations) y concluyo mis comentarios sobre este tema ,que desde luego no abandonaré.
    “El precio real de cualquier cosa, lo que realmente le cuesta al hombre que quiere adquirirla, son las penas y fatigas que su adquisición supone. Lo que realmente vale para el que ya la ha adquirido y desea disponer de ella, o cambiarla por otros bienes, son las penas y fatigas de que lo libraran, y que podrá imponer a otros individuos. Lo que se compra con dinero o con otros bienes, se adquiere con el trabajo, lo mismo que lo que adquirimos con el esfuerzo de nuestro cuerpo. El dinero o sea otra clase de bienes nos dispensan de esa fatiga. Contienen el valor de una cierta cantidad de trabajo, que nosotros cambiamos por las cosas que suponemos encierran, en un momento determinado, la misma cantidad de trabajo. El trabajo fue, pues, el precio primitivo, la moneda originaria que sirvió para pagar y comprar todas las cosas. No fue con el
    oro ni con la plata, sino con el trabajo como se compro originariamente en el mundo toda clase de riquezas; su valor para los que las poseen y desean cambiarlas por otras producciones es precisamente igual a la cantidad de trabajo que con ella pueden adquirir y disponer. […] Pero aunque el trabajo es la medida real del valor en cambio de todos los bienes, generalmente no es la medida por la cual se estima ese valor. Con frecuencia es difícil averiguar la relación proporcional que existe entre cantidades diferentes de trabajo. El tiempo que se gasta en dos diferentes clases de tarea no siempre determina de una manera exclusiva esa proporción. Han de tomarse en cuenta los grados diversos de fatiga y de ingenio. Una hora de trabajo penoso contiene a veces mas esfuerzo que dos horas de una labor fácil, y más trabajo, también, la aplicación de una hora de trabajo en una profesión cuyo aprendizaje requiere el trabajo de diez años, que un mes de actividad en una labor ordinaria y de fácil ejecuci6n. Mas no es fácil hallar una medida id6nea del ingenio y del esfuerzo. Es cierto, no obstante, que al cambiar las diferentes producciones de distintas clases de trabajo se suele admitir una cierta tolerancia en ambos conceptos. El ajuste, sin embargo, no responde a una medida exacta, sino al regateo y a la puja del mercado, de acuerdo con aquella grosera y elemental igualdad, que, aun no siendo exacta, es suficiente para llevar a cabo los negocios corrientes de la vida ordinaria.
    Fuera de esto, es mas frecuente que se cambie y, en consecuencia, se compare un artículo con otros y no con trabajo. Por consiguiente, parece más natural estimar su valor en cambio por la cantidad de cualquier otra suerte de mercancía, ‘ no por la cantidad de trabajo que con el se pueden adquirir. La mayor parte de las gentes entienden mejor que” quiere decir una cantidad de una mercancía determinada, que una cantidad de trabajo. Aquella es un objeto tangible y esta una noci6n abstracta, que aun siendo bastante inteligible, no es tan natural y obvia. […] el trabajo, al no cambiar nunca de valor, es el único y definitivo patrón efectivo, por el cual
    se comparan y estiman los valores de todos los bienes, cualesquiera que sean las circunstancias de lugar y de tiempo. El trabajo es su precio real, y la moneda es, únicamente, el precio nominal. […]
    De acuerdo con esa acepci6n vulgar puede decirse que el trabajo, como los otros bienes, tiene un precio real y otro nominal. El precio real diríamos que consiste en la cantidad de cosas necesarias y convenientes que mediante el se consiguen, y el nominal, la cantidad de dinero. El trabajador es rico o pobre, se halla bien o mal remunerado, en proporción al precio real del trabajo que ejecuta, pero no al nominal. […]
    Parece, pues, evidente, que el trabajo es la medida universal y mas exacta del valor, la única regla que nos permite comparar los valores de las diferentes mercancías en distintos tiempos y lugares”
    Un abrazo

  50. Javier

     /  25 agosto 2011

    Muy acertado el artículo es demencial estando a al cola de gasto social en este pais poner trabas al desarrollo.

    Más vale crear un sistema fiscal que sea justo que paguen más quien más tiene y no que recaiga como recae el sustento del estado en la base de la población. Y como bien dice Vd en su articulo para cuatro días que le quedan a este señor al menos se podría estar quietecito o mucho mejor optar por ser valiente y decidirse por una vez por hacer política económica de izquierda. Aprobar de una vez la dación en pago. Habilitar alquiler social con las viviendas de protección no asignadas y la bolsa de viviendas que poseen las entidades financieras que han recibido dinero estatal. Acabar de una vez por todas con las SICAV y perseguir la economía sumergida. Si realmente se recauda lo que se debería recaudar en este pais y por pura y dura cobardía no se hace se puede plantear el gastar lo que se recauda. Ese es el verdadero problema de este país.

    El mayor problema de este país no está en el endeudamiento público sino en el endeudamiento de las familias y sería muy fácil hacerlo atacando de base el problema de la vivienda.

    Pero en definitiva no se si es cobardía o poca vergüenza pero desde luego la política económica que se ha hecho esta en contra de los ciudadanos.

  51. David J

     /  26 agosto 2011

    Es terrible lo que nos quieren vender, encima los medios de comunicación dan la noticia “de tapadilla”, la gente no se da cuenta que muchos de los bienes públicos e infrastructuras de las que ahora disfrutamos (cada vez menos) son porque en el pasado el Estado se tuvo que endeudar, si ahora nos quitan eso, a nosotros y nuestros hijos nos espera un futuro muy negro.
    Por cierto, lo más mosqueante es que según la propuesta que hoy estan diciendo hasta el 2020 el % no esta indicado. ¿Quién determinará el techo? ¿Los bancos?¿Los “Mercados”? Lo preocupante es que a partir de ese año, el techo será del 0,4%, una auténtica miseria.

  52. Karol

     /  26 agosto 2011

    Interesante y necesario debate. Gracias Rosa. Me permito recomendar la lectura, y firma en un caso, del “Manifiesto de Economistas Franceses aterrados”, redactado hace aproximadamente un año. Véanse especialmente las “Falsas evidencias” 4 a 8, para cuestiones relacionadas con la deuda pública.

    El enlace a la versión original es:

    http://www.assoeconomiepolitique.org/spip.php?article140&lang=fr

    Pueden encontrarse traducciones al español en varios sitios, introduciendo simplemente el título del Manifiesto en Google.

    Recomiendo asimismo explorar las interesantes aportaciones de la Asociación de Economía Heterodoxa (Association of Heterodox Economics).

    La economía política, en tanto disciplina intelectual, ha sufrido algo parecido a una hibernación desde mediados del Siglo XX, como consecuencia del dominio de un paradigma teórico específico (la ortodoxia), que ha secuestrado la política económica europea. En estos momentos asistimos, no solo a un rescate de algunos argumentos “keynesianos” de base, como bien divulgan Krugman y Stiglitz sino a la emergencia de interesantes planteamientos alternativos que se oponen al paradigma dominante. Me parece importante contribuir a la difusión de estas ideas.

  53. que

     /  26 agosto 2011

    …neoliberal? Aquí creo que se confunden los términos. La política neoliberal no pondría restricciones a la deuda.

  54. Adan

     /  26 agosto 2011

    ¿Por qué siempre asociáis liberalismo con la derecha conservadora????? ¿qué tendrá que ver una cosa con la otra??. Que yo sepa intervenir y regular no tiene mucho que ver con el liberalismo, esta medida es más bien progresista.

  55. Mario

     /  27 agosto 2011

    Esta medida de constitucionalizar la limitaccion del deficit publico es una conquista ideologica mas del neoliberalismo del PP que combinandola con la defensa de las rebajas de impuestos que tambien defiende el socioliberalismo del PSOE (“bajar impuestos es de izquierdas” decian cuando la economia de las empresas iba bien!) lleva inevitablemente a una sociedad con un Estado menos social que el actual.

    Pero las resistencias sociales de los individuos que creen en la posibilidad de un individualismo solidario, basado en la capacidad y esfuerzo de cada uno y en el cubrimiento de las necesidades del conjunto, no van a estar de acuerdo en que nos impongan, paso a paso, de la mano del Estado un capitalismo mas liberal. Los neoliberales cada vez se van quitando mas el prefijo neo, que se pusieron al darse cuenta de las falacias ideologicas a que lleva su ideologia pura en la realidad empirica y por tanto a su inviabilidad social. Pero eso si, es una ideologia que interesa mucho sobre todo a la estratificacion economica superior de la sociedad. Y por supuesto, el “liberalismo” de derechas tiene mucho lustre, al fin y al cabo quien no defenderia de anteponer la libertad como primera base de todo, incluso Adolf Hitler decia que defendia la libertad.

  1. ¿Una Constitucional neoliberal sin referéndum? | Grace To You
  2. Reforma de la Constitución para limitar el déficit y la deuda pública | Anónimo con nombre
  3. Trsites, tristes | Juanjo Ibáñez
  4. ¿Una Constitucional neoliberal sin referéndum? | Noticias HMX
  5. El Tratado de Lisboa, la reforma golpista y el referéndum necesario « Punts de Vista
  6. La blogosfera analiza los efectos económicos de incluir un techo de deuda constitucional | Radiocable.com - Radio por Internet
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 828 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: