Estrellas fallidas, planetas de medio pelo

Fuente: El País

“Las enanas marrones son cuerpos celestes peculiares, a mitad de camino entre las estrellas y los planetas. Pero ni son estrellas normales (porque no tienen suficiente masa para encender en su interior las reacciones nucleares necesarias para brillar), ni son planetas (porque no están en órbita de un astro, sino flotando libremente en el espacio)”. Así lo explica la noticia que da cuenta de un hallazgo de científicos de la Universidad de Toronto por el que se han topado con más de dos docenas de estas estrellas enanas marrones, a las que llaman en realidad “estrellas fallidas”.

Las pobres no pueden ser clasificadas en las etiquetas preexistentes. No brillan que es un grave inconveniente para ser estrellas de primera y no puede ser planetas porque para ello precisan tener un astro alrededor del cuál girar. Van por libre. Sin brillo, sin astro regidor y a su aire ¿Cómo podían considerarlas dentro de la ortodoxia?

En modo alguno es una crítica a los científicos a quienes adoro. Entiendo perfectamente que mientras se determinan características comunes para hacer un grupo o definición se obre con cautela. Por lo que voy leyendo ocurre que probablemente hay más estrellas enanas marrones de las que se creía, sin embargo, pero es más difícil dar con ellas por aquello de su opacidad y porque se apartan de los esquemas conocidos.

Igual peco de la osadía del profano, pero me parece entender que el patrón para medir cuerpos estelares es Júpiter que vendría a ser al espacio como Alemania para Europa, para el Euro y para el modelo de rectitud. Como el “todo el mundo” de la España conservadora.

Desde 1963 en el que un científico que ni tiene página en wikipedia, Shiv Kumar, se dedicó a buscar cuerpos celestes que no cumplieran las normas, se conoce la existencia de las enanas marrones. Y yo sin saberlo.

Parece que su error de comportamiento se produce porque queman deuterio (un componente del hidrógeno que debe ser el que permite brillar) en su juventud. Del todo, se quedan sin él. Tras ese dispendio, las enanas marrones siguen brillando por un tiempo debido al calor residual de las reacciones y a la lenta contracción de la materia que las forma, pero ya sin remedio para sus resplandores.

No tengo muy claro si no brillar y no tener un comportamiento gregario son condiciones para ser considerado quien quiera que sea un acto “fallido”. En esta soleada mañana de otoño -de fulgores y gritos, opacidades sin fin- encuentro sugerentes sin embargo a esos cuerpos celestes, vagando a su aire en tierra de nadie.

11 comentarios

  1. tuxpower

     /  18 octubre 2011

    Hola Rosa,
    Me gusta tu visión poética sobre las enanas marrones como “esos cuerpos celestes, vagando a su aire en tierra de nadie”. Sólo quería añadir que en la comunidad científica cuando se las estudia no se las considera estrellas “fallidas”, simplemente son uno de los posibles estadios finales de las estrellas.
    Dependiendo de su masa inicial una estrella puede brillar intensamente, quemar etapas rápidamente y terminar en una gran explosión como supernova, o tener un final más apacible y acabar como una enana blanca o marrón (que siguen siendo relativamente mayores que Júpiter, generalmente).
    Con el tiempo nuestro preciado Sol acabará siendo, muy probablemente, una enana blanca, no sin antes engullirnos durante su fase de gigante roja.
    Un saludo, y gracias por tus posts!

  2. Ahora entiendo porque, el Insufrible gastador de la Botella dice del 15-M que somos marginales. No tenemos fuerza para brillar porque no somos satélites de nadie ni quemamos mercantilismo liberal como el resto de astros siderales como él.

    Salud, pijospadels, estrellas y estrellados.
    http://celeming.wordpress.com

  3. Maricarmen

     /  18 octubre 2011

    Buena metáfora Rosa. Vamos mejorando, he pasado de sentirme un cangrejo a medio cocer a una estrella fallida, pero estrella al fin y al cabo, y si como dice tuxpower es uno de los posibles estadios finales de las estrellas, ¿no son acaso los estadios finales los más evolucionados?
    ¿Es posible que influya un poco en que el brillo se perciba más o menos lo que se cuenta en este vídeo?http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=DQ7fPj2aU6Q#!

  4. Uno, que ha sido amante de la astronomía (no aficionado; amante, en su sentido mas pleno y entregado) desde que tiene uso de razón; uno que se formó como físico teórico y que se gana el sustento como meteorólogo, te da las gracias por que en este espacio tuyo también quede hueco para las estrellas.

    Y siguiendo tu analogía, piensa que se sospecha que la mayor parte de la materia de las galaxias está en forma de enanas marrones (“Brown dwarf” en inglés, que también podría traducirse como “enanas castañas” o “enanas pardas”, ambos términos mucho mas entrañables y sugerentes), por lo que, incluso aunque pasen desapercividas para nuestros torpes ojos, son ellas las que terminan dando forma y vida a esos grandes remolinos de estrellas.

    La historia es, al final, la suma de las vidas de los que participaron, independientemente del papel que a cada una le asigne el recuerdo.

  5. IGNACIO LOYOLA

     /  18 octubre 2011

    Somos como anillos o estrellas nuestros pensamientos , que vuelen ahora por todos el mundo, buscando una democracia real,trabajo digno,pension justa y por nuestros sueños y dignidad para un mundo siglo XXI.
    Pero si todos estas estrellas que son ahora anano blanca y marron se justan se puede crear una nueva estrella, asi se crea un nuevo universo. Ojo …? La materia no se destruye se transforma.

  6. Àngels

     /  18 octubre 2011

    El deuterio no es un compuesto de hidrógeno, es el propio hidrógeno, pero a diferencia de la gran mayoría de los átomos de hidrógeno (con un solo protón en el núcleo), el deuterio posee un protón y un neutrón, y eso es importante en las reacciones nucleares, las de las estrellas.

  7. Me encanta la fina ironía que rezuma tu artículo, Rosa María. Basándome en tu lúcida metáfora, que aporta un fondo muy meditado y mejor elaborado; te diré que las enanas brillan mucho cuando son jóvenes por el calor de su formación, pero se enfrían con el tiempo y acaban con atmósferas que exhiben características planetarias.

    Esa sutil definición, me recuerda a una frase literaria a modo de aforismo de un periodista/escritor italiano que tuvo que emigrar a Argentina, para no perecer en las fauces de Mussolini. Me estoy refiriendo a Dino Segré-Pitigrilli”, que vino a decir…se nace incendiario y se muere bombero.

    Como hoy el día se refleja tranquilo, te dejo el enlace en formato de vídeo de un genio que decidió retirarse y que ahora emerge de nuevo, convertido en un rey de reyes en el panorama musical.¡Feliz día!.:

  8. rosa maría artal

     /  18 octubre 2011

    Gracias, Ángels, quería poner componente, en realidad. Es lo que voy a hacer y tu precisión lo aclarará mucho más a los interesados.
    Gracias a todos también por vuestras aportaciones tan majas, hasta ese precioso vídeo de Rafael.
    Un lujo tener un amante (o varios) de la astronomía (que no astrología) entre los seguidores del blog también.
    Y, sí, Maricarmen, qué vida llevamos 🙂

  9. Por el barrio de Chueca, en Madrid, hay un sitio peculiar, muy underground, que se llama precisamente así, “La Enana marrón”, donde fui alguna vez a ver un festival de cine africano.
    Échale un vistazo a su web, donde podrás ver la programación de cine “raro” que echan. He estado un par de veces, y es un mini-cine en el que te sientas en sofás y sillas reciclados mientras te tomas un botellín y te caldeas con una estufa de bombona de gas.
    Curioso, curioso… Vaya, supongo que sigue existiendo, jjaja… Bueno, tal vez lo conoces, pero por si algún presente no, ya lo tiene…

    Más aquí: http://www.laenanamarron.org/

  10. Lo de componente, sigue siendo una descripción algo erronea y vaga. El deuterio es un isotopo del hidrogeno, en lugar de ser el Hidrógeno-1 es el Hidrógeno-2, está claro que la denominación de deuterio despista, pero su peculiaridad merecio cierta distinción. Por ejemplo los isotopos del uranio podriamos hacer una distinción con el que se usa para centrales nucleares llamandolo, por ejemplo, “uraniante” aunque siguiese siendo uranio. Como curiosidad hay muchos elementos químicos que tienen más de un isótopo, como por ejemplo el hidrógeno que tiene un otro más- además del “hidrógeno” y deuterio- llamado tritio, y en cambio el flúor solo hay un isotopo.

    Volviendo al hilo del post. Es algo normal en ciencia que se encuentren excepciones que no se ajusten a lo definido con anterioridad. Las fronteras propuestas, según se va avanzado, se observa que son obsoletas y más difusas de lo que se creían. La ciencía está en continuo proceso de “autocorrección” para buscar las deficiniciones más precisas y esclarecedoras posibles para todo lo conocido.

  11. En primer lugar:
    – Enhorabuena Rosa porque esa ironía metafórica ha sido preciosa. Tienes que prodigarte más en “espacios inexplorados” 😉
    – Gracias a los que entendéis y habéis aportado. Aluncinante donde se pueden aprender estas cosas (reflexión: requiere inquietud y mente abierta…)
    .
    Una pregunta para los que entendéis (disculpad la nula rigurosidad científica de la pregunta):
    – Si por una motivo X todas esas estrellas marrones que nos rodean, tomaran una trayectoria hacia un punto y colisionaran ¿Cual sería el resultado?
    .

A %d blogueros les gusta esto: