La derecha alemana

La canciller alemana, Angela Merkel, -la mujer más influyente del mundo según la revista Forbes- ha dado muestras una vez más de su sensatez y de su escaso servilismo con los poderes fácticos. Ha hablado en Berlín para decir que observa con preocupación cómo la “vieja arrogancia” de los bancos ha vuelto a resurgir en medio de la crisis. Para ella, el objetivo es lograr que se creen nuevas normas internacionales que aseguren la liberación de la presión que ejercen los actores de los mercados financieros. ¿Hemos oído algo similar en España?

La líder conservadora de un país que ha crecido un 0,3% en el último trimestre, advirtió que los nuevos síntomas de mejoría económica son sólo pequeños “brotes de esperanza”, y que hay que moderar la euforia.

Una de las primeras acciones de Angela Merkel al llegar al poder fue pedir a George Bush que cerrara Guantánamo, mientras Aznar bajaba la cerviz ante el mandatario estadounidense, apoyando su escalada belicista. Merkel gobierna en coalición con los socialdemócratas, algo impensable en España. Y ni una sola voz se opone a los grandes asuntos de Estado, los políticos alemanes trabajan por Alemania.

Aquí en cambio el PP amenaza con enturbiar la presidencia española de la UE que se inicia el 1 de Enero. Seguiría así la trayectoria de sus principales líderes que salen de nuestras fronteras para despellejar al Gobierno español y por tanto a España. Colocados en el escaparate de la presidencia, conocerán en Europa nuestra realidad: corral bananero que produce náuseas. Nada inocuo porque va en detrimento de nuestros intereses como país. Pero parece que a algunos partidos no les preocupa ni el bienestar de la sociedad, ni nuestro papel internacional, sino mostrar el culo sucio -de su propia mierda secular- para ahuyentar a testigos molestos. Mostrar miserias, cerrar fronteras, sólo para ostentar el poder y mangonear a su gusto.

La confrontación política es saludable para crecer y todas las ideas democráticas tienen cabida en el espacio político, pero cuando sigo la trayectoria de Angela Mekel lloro por carecer en España de una derecha como la suya. España sólo tendrá remedio cuando la bochornosa derecha española se regenere. Y no lleva camino alguno de hacerlo. Como en tantos problemas enquistados, es díficil erradicar errores cuando se tiene el apoyo sociológico de una parte de la población, trabajada para ello a conciencia. Ser conservador no es ser del PP, no en Europa, excepto en Italia. “Escuela y despensa” decía el regeneracionista aragonés Joaquín Costa. En el siglo XIX. Con la despensa mejor provista, pero ahí seguimos.

4 comentarios

  1. Soto

     /  18 agosto 2009

    Rosa y amigos contertulios…aunque nosotros ,esteemos a distancias ” siderales” de la conciencia de los politicos alemanes ,si de verdad queremos vivir en Democracia algún dia,ese tiene que ser nuestro objetivo,el reseñado por Rosa en su Post:
    ((“Merkel gobierna en coalición con los socialdemócratas, algo impensable en España. Y ni una sola voz se opone a los grandes asuntos de Estado, los políticos alemanes trabajan por Alemania.”))
    Para mi ,seguro que estaré equivocado,pero creo sinceramente que en España no existe una derecha politica,existe una derecha sociologica proveniente del Franquismo y muy enraizada en esta sociologia,pensando en el poder por el poder y que este les pertenece ,todo lo demás lo consideran contranatura.El PSOE ,teoricamente es un partido de Centro Izquierda,pero muchas veces tiene que hacer de Centro Derecha y otras de Centro Izquierda ,porque no existe una derecha politica ,lo que con ello conlleva….por eso !que lejos nos queda la clase politica Centro Europea…la que conjuga el mercado y la Sociedad del Bienestar ,la Socialdemocracia…y una Derecha civilizada como cotraposición.
    Apertas agarimosas

  2. Bueno, hace unos días, en el trabajo, en el relativo relax del tiempo de la comida del personal, la conversación derivó un poco de la política. Hay tres personas jóvenes, un tanto hedonistas y pasotas, poca cultura y mucha ignorancia y la frase más repetida de todos ellos fue “todos los políticos son iguales”.

    Son jóvenes que nacieron en la década de los 80; se han criado en la Democracia, se han encontrado todo hecho y masticado, no han tenido que luchar por las libertades y derechos que disfrutamos, se piensan que todo eso siempre ha estado ahí, como un regalo del cielo, el tiempo libre lo emplean en jugar a la play, ver programas de la telebasura o el futbol y salir a divertirse. Leer, lo que se dice leer, nulo. ¿Historia?: la reciente de sus vidas y de oidas.

    Bien, tenemos una chica alemana(21 años)que está estudiando turismo y, en sus vacaciones se ha venido a España a trabajar de prácticas, sólo por el alojamiento , la comida y poder aprender el español; y si trabaja bien, (que lo hace), puede que le den algo para el viaje de vuelta a mediados de Septiembre. La mayoría de los jóvenes españoles que conozco no pasaría sus vacaciones trabajando en prácticas ni de coña.

    En aquella conversación ,ella no llegaba entender todo de lo que estábamos hablando, así que cuando una de las compañeras españolas dijo que Zapatero era el culpable de la crisis y de haber creado 4 millones de parados; yo pregunté a esta chica alemana que si ella creía que Angela Merkel, era la culpable de la crisis y los parados alemanes, y ella me miró sorprendida y me contestó “Pero cómo voy a pensar yo eso?”.

  3. Efeu

     /  20 agosto 2009

    Estoy de muy de acuerdo con el artículo, pero creo que el comentario de Una rosa en mi jardín no es del todo cierto.

    Pertenezco a la generación de los 80 y al contrario de lo que comentas, yo sí he hecho prácticas durante el verano. Dos meses, fuera de mi cuidad y sin cobrar un duro, con el único objetivo de aprender lo máximo posible para poder acceder a un trabajo cuanto antes. Pero ese cuanto antes aún tardó y tuve que pasar por otras prácticas antes de poder encontrar un trabajo cualificado.

    Y como yo, te puedo hablar de muchos amigos y conocidos, algunos de los cuales, después de trabajar todos los veranos en la costa para poder pagarse la carrera, tienen que ver cómo tanto esfuerzo se va a la mierda al terminar y ver que nadie te contrata si no pasas antes por las casi obligatorias prácticas. Y encima ni siquiera es garantía de que te contraten.
    Otros después de estudiar un postgrado y realizar 6 meses de prácticas sin remuneración alguna no obtienen ni siquiera un certificado de la empresa por haber realizado dichas prácticas.
    Y luego están aquellos que aún teniendo experiencia tienen que volver a pasar por becario para poder ganar una miseria. Creo que esto ya es un abuso del que muchas empresas se benefician injustificadamente.
    En todos los casos puedo poner nombres y apellidos.

    Con esto sólo quiero matizar que somos muchos los jóvenes españoles que queremos un futuro y estamos dispuestos a trabajar duro y formarnos sin que nos regalen nada.

    Respecto a la comparación entre la derecha alemana y la española, si bien es cierto que las situaciones históricas y sociales son bastante distintas en España (nacionalismo, democracia reciente, mayor índice de corrupción y menor de industrialización e I+D+i que Alemania), me parece del todo afortunada. Creo que es algo que debería destacarse más a menudo. La derecha española debería tener como referencia las derechas centroeuropeas y no el pasado franquista que tanto costó dejar atrás.

    Después de haber vivido en Alemania, conocer un poco su política y sobre todo la visión y actitud de mis amigos alemanes hacia la política, el adjetivo que realmente separa a ambos países es la madurez. España ha avanzado mucho (derechos sociales, lucha antiterrorista, nivel de vida,…) pero en el terreno político parece que cada X años damos un paso atrás. Y no sólo ocurre en la derecha. Necesitamos realmente madurar y mirar hacia delante, dejar atrás complejos y centrarnos en nosotros, tomando modelos exteriores adecuados, como la democracia alemana en este caso, si es necesario.

    Un saludo

  4. rosa maría artal

     /  20 agosto 2009

    Curiosamente, acababa de escribir una nueva entrada que tiene relación con lo que hablas. Al final, todo conduce a lo mismo.

A %d blogueros les gusta esto: