Alguien reacciona

Y ha sido Alemania. Frente a la “preocupación” de la UE -¿necesitará un psicólogo la UE?- y el lavarse las manos norteamericano, Alemania ha llamado al embajador iraní a consultas. Previamente, había condenado la represión policial contra los manifestantes de la oposición en Irán tras la reelección del presidente Mahmud Ahmadinejad.

“Las acciones violentas de las fuerzas de seguridad contra los manifestantes son inaceptables”, afirmó el ministro de Relaciones Exteriores, Frank Walter Steinmeir, en un comunicado. Steinmeir pidió a las autoridades de Teherán que aclararan las informaciones en las que se denuncian irregularidades durante la elección.”Espero de las autoridades de Teherán que estudien de cerca estas acusaciones y que proporcionen explicaciones”,concluyó.

     Viene a cuento de esto. 

3 comentarios

  1. Están pervirtiendo y corrompiendo la Democracia. Cualquier déspota se sirve de ella para sus fines:

    Bush y los lobbys que le apoyaban ganaron haciendo trampas. Chavez, en Venezuela “democráticamente” comete excesos en nombre de la revolución bolivariana. Un hortera y rico empresario como Berlusconi, también somete a un país y se vale de la Democracia para hacer leyes a su medida para salir impune de sus fechorías. En España les salen imitarores y con la fuerza de los votos, los mafiosos, caciques y delincuentes se van de rositas: Fabra, Camps…etc, etc.

    En Rusia, en Corea del Norte, en Irán….y en China. Bueno, en ésta última ni hay Democracia, ni libertad de expresión y se atenta contra los derechos humanos. Pero a eso al resto del mundo le dá igual; si tiene mercado libre y capitalismo salvaje; el que sea una dictadura comunista o sea uno de los países más contaminantes del planeta es lo de menos.

  2. Continuo:
    Lo importante ahora es que el nuevo fichaje galáctico meta goles para ganarse el sueldo. Otros, la mayoría, no tienen tanta suerte: para ganar 700 euros mensuales tienen que trabajar como esclavos 12 horas diarias, a veces sin Seguridad Social y sin derechos sociales de ningún tipo.

    Todo eso sin contar de que tenga un accidente laboral, y se corte un brazo con una máquina. A ver a qué futbolista le pasa lo mismo, le dejan abandonado a 200 metros del hospital y le tiran el brazo (o la pierna) al contenedor de la basura.

  3. Y a mí que me da que esta democracia de corte teocrático no puede ser democracia sino jameneicracia

A %d blogueros les gusta esto: