Permanezcan atentos a las trampas

De repente, ante la vorágine de imágenes, voces, sonrisas y gritos, ruidos que nos acribillan, surge la sospecha: ¿No nos están haciendo trampas? Una posibilidad en absoluto descartable, dado que el engaño se ha instalado como norma de relación y tiene por estos lares categoría de mito desde hace siglos, cuando se le llamó con orgullo ‘picaresca española’.

Las elecciones generales fueron el 20 de diciembre ¿no es sorprendente que hayan estado la mayoría de los partidos mes y medio sin avanzar una gestión para formar gobierno como dicen? ¿Al punto de precisar el candidato a la investidura, Pedro Sánchez del PSOE, un mes más? Las preguntas no se refieren a demorar la investidura lo que necesiten como han hecho otros países, sino a qué han hecho durante 44 días. ¿En qué empleó Rajoy todo este tiempo? ¿Qué aguardaba o aguarda aún? ¿Y el PP? ¿Adónde nos llevan?

Los planes no están saliendo al gusto de los poderes que nos han situado en este Estado de desigualdad e impudicia. Tenemos pruebas fehacientes. La principal, la desesperación que les acomete y de la que dan cuenta a diario los medios a su servicio que forman parte del mismo pastel. A Pedro Sánchez le dispensaron esta semana un recibimiento como candidato a la investidura cuajado de imposibles, riesgos, y penosos tópicos como el “gobierno de perdedores”. En su zozobra e ira, los consejos, las recomendaciones, pasan a ser exigencias de obligado cumplimiento. El nivel de marrullería adoptado convierte las trampas en obvias, pero la suma de esfuerzos –todos a una-  crean opinión en personas de mentes perezosas. Y las hay a bulto.

Sánchez no les disgusta pero no terminan de confiar en él.  De hecho, ya ha deparado algunas sorpresas.  Su empecinamiento en no querer pactar con el PP, como desearían muchos, descuadra el futuro programado. Menos mal que tienen a Albert Rivera y sus Ciudadanos, multiplicándose en gestiones para que se logre. Al mismo ritmo que sus 40 escaños experimentan el milagro bíblico de los panes y los peces, si nos atenemos a las atenciones que se les dispensan. se logre -al ritmo que sus 40 escaños también sufren- el milagro bíblico de los panes y los peces en todas las atenciones que se les dispensan. De todos modos, nadie ha ganado por mayoría absoluta y parece que no son conscientes de ello.

¿Sabemos realmente qué se propone Pedro Sánchez? Ser presidente, sin duda. Y nadie debe criticarlo porque es lo que todo candidato pretende (salvo Rajoy, si no se lo llevan a casa). Aunque una de las argucias palmarias de este período es ver que la misma circunstancia se califica en unos de vanidad, y en otros de sentido de Estado. ¿Y qué más  busca el candidato del PSOE?  Ha sido resoluto y valiente, y se ha ganado el puesto que le disputaban en su propio partido. Siempre que no fracase. ¿Y cómo va a lograr su propósito? Desechado el PP, lo que le honra, Sánchez prefiere a Ciudadanos, según apuntan sus prioridades, o sus intérpretes. Prefiere al Albert Rivera que quiere formar el trío feliz con el PP. Gobierno de progreso, poco. Pero es que gran parte de las baronías socialistas y los pesos pesados –por los años, o por episcopalías más recientes- braman cada vez que Pablo Iglesias abre la boca. Están absolutamente alineados con las posturas del PP y de la caverna mediática. Por ideología. Pactar con Podemos es un obstáculo insalvable; con el PP de la Gürtel, Bárcenas, Rato, Blesa, Púnica, Acuamed, Rita, la Comunidad valenciana al completo, la de Madrid, la venta de viviendas sociales a fondos buitre… no. Y encima lo llaman “moderación”, la palabra del momento. El cepo levanta tres metros y todavía hay gente que no lo ve.

Un dato relevante, significativo, ha sido mandar a Podemos al altillo del Congreso, siendo la tercera fuerza en escaños, y colocar a Ciudadanos delante y en el centro, con 40. Y mantener esa ubicación, pese a su demanda. No es una anécdota. Lo han hecho entre PP, PSOE y Ciudadanos. Y si las sillas no son importantes, como dice Albert Rivera por ejemplo, él mismo debería renunciar a la posición preponderante que no le corresponde en votos. Al menos, hubiéramos tenido que oír algún diputado discrepando con efectividad por lo injusto de la medida. Esta cacicada indica por dónde va esta legislatura, es empezar en sucio.

El aroma a trampa se cuela entre las verdades y los buenos propósitos. Zafias acusaciones, clichés periodísticos rescatados de sacos antiguos, comentarios ministeriales que invitan a preguntarse en qué manos dejamos el gobierno. ¿Qué bocados traen esos anzuelos? “Ardid para burlar o perjudicar a alguien” es solo la octava acepción de la palabra trampa. La primera nos remite a “artificio de caza que atrapa a un animal y lo retiene”. Y no es para invitarle a un banquete, precisamente, lo más probable es que lo sirvan en él. ¿Conocemos las trampas desplegadas, quién las pone, por qué, a quién benefician, a quiénes apuntan?

¿Es preferible para el bien común un gobierno presidido por Sánchez que por alguien del PP? En mi opinión, sí, sin duda. Pero no todo se expone a las claras

Ya vimos que la recuperación tan estupenda que aspiran a conservar ha colocado a España en los más altos puestos de desigualdad social de Europa. La deuda pública también ha crecido hasta situarla en los límites de lo impagable. Suelo mantener que la Gran Coalición debería llamarse la Gran Deuda y, ahí, el dispositivo con el queso como señuelo es para los ciudadanos. ¿Por qué se soslaya la realidad económica en las ecuaciones que se presentan? ¿Por qué prácticamente ni se menciona la corrupción abismal de uno de los integrantes de su pacto idílico?

Quizás haya que mirar algo más lejos, en los cepos y cebos instalados en Europa. Produce un duro insulto a la inteligencia escuchar, incluso a socialistas, asimilando la Grecia de Syriza con Podemos. Sí, hay un nexo ideológico, pero es falaz al límite no contar toda la historia, especialmente como arma política y pretendiendo enmascarar otras similitudes. A Grecia la hundieron con corrupción, despilfarro, aumento de la deuda y… trampas, los gobiernos de Nueva Democracia y el PASOK, es decir, los correligionarios del PP y del PSOE. Son datos probados, hasta con la falsificación de cuentas a cargo del Goldman Sachs de sus amores.  El cinismo, por tanto, es atroz. Pero cualquiera puede oír la cantinela entre  los votantes bien adiestrados.

Lo sucedido el último verano con Grecia da para una película de terror. Se ejecutó a la Grecia de izquierdas, endureciendo sus condiciones por convocar un referéndum. Hasta un Felipe González -poco sospechoso de socialista en la actualidad- lo dijo. A su manera. Después de que más del 60% de los griegos lo creyeran, Tsipras aceptó condiciones mucho peores que las que habían rechazado en referéndum ”, escribióLes han saqueado, después. Los aeropuertos se los quedaron en los primeros días tranquilamente empresas y estados alemanes. Entre ellos los de las islas turísticas de Corfú, Mikonos o Santorini. El Puerto del Pireo ha sido vendido para pagar 15 días de intereses de la deuda, cuando se han dado millones a fondo perdido y préstamos preferenciales a los bancos.  Nunca debió aceptarlo Tsipras, era preferible dejar que otros gestionaran las secuelas de su obra.  Pero lo que cubre de ignominia a Europa es que todo está sucediendo en total silencio de los socios europeos, españoles incluidos. El concepto trampa se queda aquí muy escaso. Y no caduca, cuando no se ha solucionado.

Ese rigor de la UE austericida llama poderosamente la atención cuando ahora mismo ofertan intolerables facilidades al Reino Unido de Cameron para que se quede en la Unión. Con sus mercados londineneses, naturalmente, y su neoliberalismo extremo. La ley del embudo flagrante que muestran los casos de Grecia y Reino Unido está firmando el fin de la Unión Europea. Al menos de los valores que la formaron.

Esa Europa que vende armas -España entre otros países- a quienes financian el terrorismo yihadista y a gobiernos dictatoriales y corruptos, y  luego cierran sus fronteras a los que huyen del infierno. La que hasta mantas les niega. ¿A quién protegen en realidad? ¿Qué resultado persiguen?

Es difícil creer en el juego limpio cuando todo esto sucede. No se puede deslindar. ¿Cómo es posible, si no, que personas adultas se hayan dejado robar derechos, salud, educación,  futuro, para ellos y para sus hijos? ¿Cómo enarbolando la bandera de sus ejecutores en muchos casos?  ¿Cómo presumiendo de la desinformación que reciben mientras les hacen otro nudo en la soga de su cuello? El ruido acalla el sonido de las trampas si no se está alerta.

¿Es preferible para el bien común un gobierno presidido por Sánchez que por alguien del PP? En mi opinión, sí, sin duda. Pero no todo se expone a las claras. Veremos qué viene tras la armonía de los contactos. Algunos de los implicados en el proceso preparan sus estrategias no necesariamente limpias. El plan a estas horas sería gobierno PSOE en solitario o con Ciudadanos y abstención del PP. En el caso de que los populares aceptaran semejante ofensa del que llaman “pacto de perdedores” sería con un fin a su favor: dejar colgado a Sánchez e ir a ganar en nuevas elecciones. Podemos puede jugar la baza de retirar su apoyo al PSOE en ayuntamientos y comunidades autónomas, ocasionando notables convulsiones. Y, entre tanto, Susana Díaz en espera, si bien no goza de aceptación fuera de Andalucía salvo en los fieles al partido. Pedro Sánchez no tiene nada asegurado. Y los recambios suenan peor.

Movimientos para formar gobierno, con la sensación de no conocer todos los puntos dónde están situados los mandos y las minas.  Adónde nos llevan. Por qué. Para qué. Quiénes en realidad. Qué papel juegan los actores. Quiénes son políticos o periodistas y quienes trileros. Las presas a atrapar, ya las conocemos.

*Publicado en eldiario.es

Actualización:

pedro.conpabloyalbert

Pedro Sánchez se ha reunido con Pablo Iglesias como lo hizo, primero, con Albert Rivera, con las vestimentas ajustadas para la ocasión, según ha sido observado.

Sale Pablo Iglesias diciendo que ve buenas perspectivas para un pacto progresista. En “buen tono”, que tan valorado es por la vieja política y el viejo periodismo. Y asegurando que ese pacto no puede incluir a Ciudadanos. Es lo mismo que ha dicho Ciudadanos respecto a ellos,  que además insiste en que no hay pacto sin PP. Es decir, Ciudadanos -y sus 40 diputados- no quiere nada con Podemos y sí con el PP.

Comparece entonces Pedro Sánchez criticando la “exigencia” de Podemos, pero no la de Ciudadanos. Y le mete una coz histórica a Pablo Iglesias. Lo suaviza en un twit. Así:

sanchez.podemos.excluyente

PSOE y afines calientan el ambiente, hasta de “pinza” hablan ya. Y casi nada cómo vendrá la prensa afín:

psoe.podemos.comentario.jpg

O es una estrategia para sortear obstáculos -que no me parece lo más verosimil visto el desarrollo- o las trampas de las que avisaba en el artículo han pasado a otra categoría.  Permanezcamos atentos, muy atentos, que el terreno es pantanoso.

Pedro Sánchez, candidato a la investidura

vergara.marmota

Rajoy volvió a rechazar someterse a la investidura para la presidencia del gobierno mientras no tuviera apoyos suficientes (de PSOE y Ciudadanos) y el Rey Felipe VI se lo encargó a Pedro Sánchez. El candidato del PSOE salió a contarlo, sonriente y muy suelto, con un discurso casi programático que sonaba a socialista, empleo, desigualdad, corrupción, entre las principales prioridades. Hablará con todos, dice. La mayoría apunta que principalmente con Ciudadanos. Suman 130 diputados, muy lejos de la mayoría necesaria. Por si las tentaciones (de izquierdas), la prensa de la mañana toma posturas: es el fin del mundo. Solo por eso, la apuesta por Sánchez sería una buena opción. ¿Lo conseguirá? No se lo van a poner fácil. Nada.

elmundo.sanchez.aladesperada

razon.imposible.sanchez

abc.gobiernoperdedores

 

El que fuera candidato a las primarias, José Antonio Pérez Tapias, alerta sobre qué es lo que se dilucida, en este artículo: O poderes que someten o Podemos con PSOE. Destaco éstas ideas:

…y entonces, ya sin rodeos, la pregunta que cabe formular es: los que se oponen al pacto de izquierda, ¿quieren un PSOE destinado a permanecer sometido a las directrices de unos poderes que han conllevado el sometimiento de la política a la economía, del Estado al mercado, de la democracia al capitalismo?

Esa es la cuestión de fondo que se deja ver entre los dimes y diretes del Partido Socialista, con los llamados barones y baronesas en señalados casos obstruyendo los esfuerzos del secretario general por conseguir una alianza por la izquierda. Por lo que toca a todos, la cuestión crucial, la que se vislumbra entre los marrulleros juegos de salón en los que los partidos parecen enfrascarse para desespero de una ciudadanía que tiene sus expectativas tan lejos de la teoría de juegos como de los Juegos de Tronos, es: ¿dejamos que nos aprisionen en un orden donde la desigualdad campee a sus anchas o apostamos en serio por una sociedad justa?

A Pablo Iglesias y a Podemos la prensa no le quiere nada, ni pesos pesados del PSOE.  Este lunes seguían viendo insolencias sin fin y destacaban la afirmación de Iglesias de que Podemos y Ciudadanos no pueden ir en el mismo gobierno. Rivera también lo dice, pero es el niño de sus ojos.

De momento la camarilla privilegiada -PP, PSOE y Ciudadanos- les mantienen en el altillo del Congreso. El hacedor de consensos del gusto de los que mandan, Albert Rivera, dice que no es cuestión de sillas. Él no ha rechazado estar en primera fila, cuando con 40 escaños no le corresponde. Para mí tiene una simbología enorme. Es, además, empezar en sucio.

Escribe Ignacio Escolar:

El candidato socialista tiene tres posibles opciones vencedoras. Tres balas, nada más, y ninguna de ellas tiene garantizada la diana.

La primera: un Gobierno en solitario con el voto de Podemos y la abstención de Ciudadanos. Es la opción preferida por Pedro Sánchez porque no tendría que lograr la abstención de los independentistas y le dejaría las manos libres para, más adelante, poder romper con Podemos sin perder el Gobierno, si las condiciones de Pablo Iglesias se vuelven demasiado exigentes. Por eso dejará para el final las conversaciones con Iglesias, hablará antes “con todos”, y pondrá el “programa, programa, programa” por delante de los sillones; para forzar a Podemos a pasar por ese aro, y que tenga que elegir entre papá o mamá, entre Rajoy y Sánchez. Y si no sale, y se repiten las elecciones, decir que la culpa ha sido de Podemos.

Por parecidas razones, esta es la opción que menos gusta a Pablo Iglesias, que no se fía nada ni del PSOE ni del líder socialista y teme que, si le da la investidura sin entrar en Gobierno a cambio de un pacto programático, luego le deje arrinconado.

(..)

La segunda: un Gobierno de coalición con Podemos e IU, con la abstención de los independentistas y el voto a favor del PNV y Coalición Canaria. Es la oferta que ha puesto Pablo Iglesias sobre la mesa precisamente para no entregar un cheque en blanco al PSOE. La principal dificultad para el líder socialista, sin embargo, no es tanto el acuerdo de gobierno con Podemos, que no es imposible, sino el papel de los independentistas: una línea roja que su partido, y especialmente Susana Díaz, exige que no se pise.

(…)

La tercera: ganar tiempo, hacer un bonito discurso de investidura y al menos volver a presentarse como candidato cuando se repitan las elecciones.

Aquí el artículo completo.

Los “editorialistas” gráficos también nos cuentan cómo andan las cosas.

Enlace permanente de imagen incrustada

 

La envidia del villano

Publico en ctxt.es este artículo que quisiera ser más reflexivo que el apresurado comentario de noticias…

cristina.ctxt

Horrach ha perdido frente a Castro. El fiscal del Caso Nóos que se dilucida en Palma acaba de ver derrotadas las tesis que le enfrentan al juez: la infanta Cristina seguirá sentada en el banquillo de los acusados por delito fiscal.

Asistimos en España a una serie de duelos que nos afectan. Un solo duelo, quizás. Al estatus vigente le han nacido incómodos rivales y se defiende agrio. Síntoma de que algo está realmente cambiando. La pugna se representa en varios escenarios destacados por los que, de alguna manera, brilla el eterno mito de la envida del villano. Del que llega a serlo, al ver irrumpir en su estabilidad a alguien que, aparentemente, solo aparentemente, logra sin esfuerzo aquello por lo que él tanto ha luchado.

Cuentan las crónicas serias que Salieri no fue el ruin envidioso que se esforzaba en poner palos en el camino de Mozart. No tanto. La música del Siglo XVIII y de toda la posteridad se enriqueció con el pique entre ellos. Lo cierto es que su relación sirve de paradigma de los casos que nos ocupan: un profesional asentado, docente, compositor y maestro de capilla de la Corte de Viena, en cuya apacible vida irrumpe otro músico dotado por el genio, cuyas obras trascenderán la historia. La competencia es un estímulo, el peligro se plantea cuando se convierte en rivalidad y ésta en un asunto personal que lleva a querer la aniquilación del otro. Más o menos simbólica. Parece que Salieri, en contra de la leyenda, cuidó a un Mozart que murió en la pobreza con solo 35 años. Pero el prototipo es muy gráfico y se mantiene en diferentes versiones.

El fiscal Pedro Horrach y el juez José Castro trabajaron durante años formando equipo en el archipiélago balear. De su pericia emergió uno de los grandes nidos de corrupción vinculados al PP, junto a Madrid y Valencia. El caso Palma Arena, por posibles prácticas corruptas en la construcción del velódromo de la capital mallorquina, va a aportar sorpresas. Precisamente Horrach será quien encuentre el hilo que les conduce al Instituto Nóos del yerno del rey Juan Carlos, Iñaki Urdangarin. Sobre su imputación, no dudan. El fiscal discrepa de llevar a juicio a su mujer y socia: la infanta Cristina.

Todo en este proceso ha venido siendo singular. Partiendo de la ardorosa actuación del fiscal Anticorrupción Horrach, volcado en exonerar a Cristina de Borbón, sin pasar siquiera por el banquillo.  Imputaciones y desimputaciones. La Abogacía del Estado que también defiende a la implicada y el Ministerio de Montoro nos hacen saber que “Hacienda somos todos” es solo una frase publicitaria. Ni siquiera ocultaron que han admitido facturas falsas de los Urdangarin para desgravar. El propio Horrach argumenta en defensa de la Infanta que, aunque “Aizoon era una sociedad instrumental utilizada por su cónyuge para presuntamente apoderarse de fondos públicos, ¿por qué tenía que conocer que era una sociedad instrumental para defraudar a la Hacienda pública?”. Estimó también que llevarla a juicio oral en esas circunstancias la conducía “a la indefensión”. Criada con privilegios muy superiores a la mayoría de los ciudadanos, Cristina supo de sirvientes contratados en negro, pero no, aseguran sus defensores, de las actividades de la empresa familiar. Y, así, la Infanta ha contado a su favor con quienes deberían velar por resarcir el daño público que se infiere por la evasión de impuestos.

El juez Castro se mantuvo firme pese a las innumerables presiones de todo tipo que ha venido sufriendo. Entre otras muchas, llamadas, amenazas, vergonzantes portadas de los diarios afines al poder o dejarle excrementos en la puerta de su casa. Esas prácticas que en cualquier país democrático serían consideradas mafiosas y por tanto castigadas. En los autos judiciales que cruzaron Horrach y Castro, el fiscal llegó al terreno personal. Le acusó de hacer un “juicio de valor”, de investigar a la hija del Rey de manera “inquisitiva” o de estar contaminado. De hacer mal la instrucción, en suma. Al punto de que el juez le retó a presentar denuncia por prevaricación. Cosa que Horrach no hizo. Tampoco nadie la ha interpuesto contra él, contra el fiscal. Algo quedó en el camino: la imputación por blanqueo de capitales de la que se exoneró a Cristina de Borbón.

Coincidentes en varias características –prestigio profesional, una gran capacidad y entrega al trabajo, pasión por las motos de gran cilindrada–, Castro y Horrach concluyeron en ruptura. Su desavenencia, pública, es también la de quienes creen que todos los ciudadanos somos iguales ante la ley (y ante Hacienda) y quienes de alguna manera estiman que una Infanta de España forma parte de “los pilares del Estado de Derecho”. Fue una frase empleada por Castro: no creía estar quebrantándolos, le dijo al fiscal, por llamar a declarar en juicio a la hija del Rey. Es la lucha por quedarse quieto o cambiar. Es la virulencia de quien ve relegada o en peligro su idea, su posición, o su silla.

Esperanza Aguirre, aún alto cargo del PP, protagoniza otro enfrentamiento: una intensa hostilidad con Manuela Carmena, la actual alcaldesa de Madrid llegada con las Mareas del Cambio. Magistrada, relatora por los Derechos Humanos de Naciones Unidas, comprometida y con un gran prestigio, está siendo víctima de una intolerable campaña de acoso desde que es regidora del ayuntamiento de la capital. A Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid, le apetecía ahora ser alcaldesa, pero no obtuvo los votos suficientes para lograrlo y nadie le prestó ni uno para que lo consiguiera. Esperanza languidece en bilis cuando ve a Manuela que se mueve, como ajena, a las zancadillas. Todo en ella molesta a Aguirre y a la derecha aguda y tramposa que representa. El traje….

*Para seguir leyendo y, además, llegar a la conclusión -porque hay más villanos-, aquí… 

¿Interfiere el derecho a la información la prensa oficial?

El Rey se encuentra en plena segunda ronda de contactos para buscar un candidato que se someta a la investidura como presidente del gobierno. Rajoy, el del partido más votado pero no con mayoría, va a negarse por segunda vez a aceptar el encargo, en situación insólita para la democracia. Pero no es eso lo que más ocupa a la prensa oficial española. Se encuentran en plena campaña para forzar un gobierno de su gusto -del gusto de los intereses económicos y políticos que parecen representar- o anticipando influencias por si hubieran de convocarse nuevas elecciones.  Lo que se está viendo estos días va más allá de provocar vergüenza ajena, es un puro bochorno.

El domingo, las portadas se resumían en:  Sánchez  Sánchez traslada,utiliza,reta, consigue. Susana fuerza. Podemos, malo.Ciudadanos, bueno. ¿Corrupción PP?¿Cómo?

kiosko.domingo.31enero.sanchez

No entré más a fondo. Alo largo del día se hizo popular el editorial de EL País, con este párrafo como nudo gordiano:

pais.editoria.contrasanzchez

Casualmente, para las elecciones alemanas dijeron todo lo contrario sobre la consulta a la militancia.

pais.2013.eleccionesalemanas

Hoy el que fuera periódico de referencia español en la prensa internacional arrecia:

El PSOE, entre dos males

La política, la economía y las reformas sufrirán si hay que volver a las urnas.

¿La suya? ¿Su economía prioritariamente? Un párrafo de ese editorial:

Por lo demás, si el ego desmadrado y las ambiciones pueriles de los líderes lleva finalmente a la convocatoria de nuevas elecciones, el calendario previsible indica que no serían en ningún caso antes de mediados de junio, con lo que en el mejor de los mundos hasta finales de julio, o agosto, no habría aún nuevo Gobierno. Hasta entonces, y desde octubre del año pasado, España habría estado gobernada —es un decir— por un ejecutivo en funciones, sin capacidad de iniciativa legislativa, con un presupuesto que recusa la UE y aprobado a propuesta de un Gobierno agonizante y por un Parlamento no destinado a vigilar su ejecución. A partir de ahí —y entre otras cosas— el nuevo ejecutivo tendrá que revisar el presupuesto recusado por la Comisión Europea y elaborar uno nuevo para 2017 antes del 1 de octubre. No son buenas noticias para que los agentes económicos tomen las decisiones que les competen.

El Mundo no se queda atrás, ni mucho menos. Va varias leguas más allá:

Rajoy y Sánchez deben apartarse por el bien de España

¿De España? Vamos a ver:

Ha quedado claro, por activa y por pasiva, que Sánchez no está dispuesto a llegar a un acuerdo con el PP pese a que este partido fue el más que más escaños obtuvo con un amplia ventaja sobre el PSOE y pese a los gestos de Rajoy de tender la mano a una negociación sin ‘líneas rojas’. También el líder socialista se ha convertido en un obstáculo para los intereses del país y debería marcharse, aceptando el pobre resultado electoral y la realidad de que el pacto que busca sólo daría inestabilidad al país.

Lo realmente importante en estos momentos no son las personas sino el proyecto político que permitiría articular un Gobierno de coalición formado por el PP, PSOE y Ciudadanos, unido en torno a un programa de reformas y un calendario legislativo. Este Ejecutivo contaría con una amplia mayoría parlamentaria y dispondría de la estabilidad y la fuerza que necesitamos para responder a retos como el desafío del independentismo catalán, que ha decidido proseguir su hoja de ruta, la consolidación del crecimiento económico o la amenaza del terrorismo islámico. Los españoles hemos avanzado cuando hemos buscado soluciones juntos, aunque nuestros políticos parezcan haberlo olvidado. Es hora de volver a poner los intereses de los ciudadanos por encima de todo lo demás.

En el Hoy por Hoy de la SER -que me sigue pareciendo muy decente para los tiempos que corren- uno de sus colaboradores, Patiño, ha citado esta mañana a Isabel San Sebastián como una de las cuatro columnistas que, en ABC,  desechaban el gobierno que pretende Sánchez. A Isabel San Sebastián, repito.

Apartarse Pedro Sánchez, el secretario general ¿Por qué? En la lucha entre las baronías del PSOE la prensa oficial apuesta con todas su flota por la derecha con distintas sombras de Susana Díaz (Andalucía) y de García Page (Castilla-La Mancha) y Fernández Vara (Extremadura). Con alguno o bastantes más. La corrupción que sigue aflorando en el PP y que nos está anegando, ni se menciona. Pongamos la nota de humor mordaz que anticipaba hace días Bernardo Vergara en eldiario.es

vergara.arropandoallider

Por cierto, La Razón de Marhuenda y su staff anda con sus porcentajes imposibles, pero añade esta guinda en portada. Impunemente. Con la misma impunidad que Federico Jiménez Losantos incitó a la violencia contra miembros de Podemos, sin que ninguna instancia judicial haya intervenido. Y La Razón con ETA, otra vez ETA para asustar a sus acríticos lectores.

razon.podemos.eta

Lo que son las cosas, desde ERC en Catalunya les dicen esto a los que la prensa oficial tacha de rompedores de España. Toda una paradoja. Diario Público.

tarda.psoe.podemos

Podemos sigue colgado en los altillos del Congreso, también afectará a las comisiones. Infolibre nos revela que la Mesa del Congreso goza de algunas… mamandurrias.

mesa.congreso.infolibre

Ay, la recuperación. Como El País, con grandes profesionales aún dentro, trae también noticias, informa de este vergonzante récord que no tienen en cuenta los editoriales de todos los medios que impelen a seguir con la sonrojante derecha española.

Los contratos precarios alcanzan su máximo histórico

Los contratos temporales alcanzaron el récord de 17,07 millones en 2015 y los de por horas marcaron 6,4 millones

La guinda la pone Bruselas, con recochineo. ¿Por qué será que pasa esto tan imprevisible?

bruselas.pobreza.recuperaiciòn

Pedro Sánchez está demostrando una habilidad que no era notoria cuando fue elegido. Van a por él. Los “históricos” del PSOE afima otro titular, ay.  Caballo de Troya, dicen. ¡Pues no pretende hacer políticas algo más socialdemócratas¡¡

psoe.historicos.caballo

… Y toda esta prensa que ya ni disimula su campaña. Es la guerra. Y en toda guerra una de las primeras víctimas es la verdad y, por tanto, el derecho a la información.

 

 

 

 

 

 

Felipe González, último rugido

felipe.gonzalez.elpais

Irrumpe Felipe González en las deliberaciones para el nuevo gobierno, pretendiendo sentar cátedra, pero no ha conseguido sino certificar los estertores de un tiempo caduco. El presidente socialista –de alguna forma lo pareció en su día, socialista-  comparece en una entrevista para El País con un furibundo discurso “anti Podemos” para pedir al PSOE de Pedro Sánchez que deje gobernar al PP. La apremiante urgencia de salvar el estatus vigente, le ha hecho coincidir en su campaña con José María Aznar, en mensajes casi textuales. El desprestigiado expresidente de gobiernos del PP, de la mano de González. Dos, por el precio de uno. Confluir, tras ancestrales enfrentamientos. Ambos ven al Podemos que las políticas de sus partidos llamaron a gritos, “un peligro para la democracia”. Temible la democracia de la desigualdad y de las arbitrariedades que nos venden ambos ex mandatarios.

Al shock por el cúmulo de furias y desatinos desplegados por González –lo delLeninismo 3.0 ya es la guinda-, siguió, casi de inmediato, la burla de una sociedad que da ambos por amortizados. Seguirán en la brecha los medios a su servicio, al servicio de que nada cambie, pero la ciudadanía ya camina por otra senda. Una buena parte.  En realidad, hablan para esa otra que se deja conducir con la vara del pastor y que traga lo que le echen. Pero hasta ésa terminará sospechando de las taras del trigo que les sirven.

Todavía hay, dicen, socialistas de viejo cuño que valoran las palabras de Felipe González. Muchos comparten la idea de que Podemos no puede estar prácticamente en las instituciones. De ahí la pueril maniobra de mandar al partido de Iglesias al gallinero del Congreso o no darle un espacio físico para reunirse en el Senado. Pueril pero nada inocente. Mezquino y torpe, símbolo de cómo pretenden llevar la legislatura el bipartidismo y sus apéndices. De seguir esta legislatura aún no comenzada, sin recurrir a nuevas elecciones.

Resulta casi trágico ver cómo Felipe González ha destruido su propio legado. Suresnes aparte, el líder socialista llegó al gobierno en 1982 alado por ventanas que se abrían al progreso – así lo sugería el excelente spot electoral-. “Tenemos derecho a la esperanza, a recuperar el gusto por el trabajo bien hecho”, dijo en su última alocución antes de las elecciones. 202 diputados, récord jamás superado. Las calles se llenaron de banderas y abrazos entre sus votantes. Los análisis más serios certificaron que con la llegada del PSOE a la Moncloa acababa el peligro de una Transición abortada. Felipe González venía con otra estética y otro lenguaje, dominando con brillantez la cámara y el discurso. La Caverna alertó contra él.  “Por el cambio”, venía. A desterrar a un Adolfo Suárez que hoy se reivindica como modernidad, ahora con más brillantina y aroma Varon Dandy, aunque venga en frasco de Armani

Quien quiera entender lo que Felipe supuso entonces no tiene más que leer su progresista discurso de investidura. “La dignidad de una nación se mide por el trato a los sectores marginados”, dijo entre otras cosas. De su mano entramos en la Europa, CEE, que nos había cerrado continuamente las puertas (entonces los fascismos estaban muy mal vistos en la dirección de Bruselas). Y a través de luces y sombras, se extendió la sanidad y la educación gratuita y universal. Pilares esenciales del Bienestar, de la dignidad, hoy cercenados.

Resulta casi trágico ver cómo Felipe González ha destruido su propio legado

El Gobierno de González se tambaleó por el De entrada, no que fue sí (en referencia a su cambio de opinión sobre la permanencia de España en la OTAN), por las durísimas reconversiones, la turbia lucha antiterrorista y, sobre todo, los escándalos de corrupción. Mientras, a lomos de gatos blancos y negros, descubría la adaptación del régimen chino al capitalismo salvaje. Los veinte años posteriores a su salida del Gobierno han conocido las puertas giratorias, la asesoría de Gas Natural, el cambio de pareja – nada casual – surgido entre los círculos de la jet set. El Felipe González de hoy aparece con un rostro torrado por el sol de los yates que terminaron por hundir su mito, si para algún progresista se mantenía. Poniendo de ejemplo al Pinochet de las carnicerías humanas frente a Venezuela. Valorado también por Aznar que así lo expresó en un terrible artículo, en el que llegó a culpar a los chilenos de “las desventuras” que se hubieran evitado de “haber cumplido con su deber” de no votar a la izquierda de Allende. Ahora forman tándem ante Podemos. La desmesura y desproporción desplegadas tienen un fin, el mismo de los medios que les asisten: mantener los privilegios que han consolidado las políticas del PP, sin ceder ni una migaja de las que caen al suelo en el abusivo reparto de la tarta. El clan es peligroso si se contrarían sus objetivos: mantiene gran poder de control y daño. A estas alturas de la historia, son tales los excesos de la campaña contra Podemos que sus propios integrantes deben estar atónitos del terror que despiertan.

¿Alguien ha escuchado a Felipe González, tan preocupado por la pobre Venezuela, criticar el récord de venta de armas de España a Arabia Saudí?  Pues esa dictadura, ésta sí lo es, ejecuta opositores y los decapita. Y existen fundadas sospechas de que financia el yihadismo más extremista, el que acaba cometiendo atentados o expulsando a seres humanos de sus casas. ¿Le hemos oído algo de esos mismos refugiados que produce la barbarie, a los que encierran, marcan, confiscan sus bienes, o dejan morir de hambre y de frío en Europa?

¿Ha criticado siquiera una vez Felipe González las brutales desigualdades que ha creado el PP, los 14 millones de españoles en el umbral de la pobreza, el tercio de los niños que ya viven en la precariedad, los que solo hacen una comida decente en el colegio? No, pide que se le deje seguir gobernando.

¿Ha dicho media palabra al menos de los desahuciados de sus casas, de los parados, del trabajo miseria que crea la Reforma Laboral del PP, de los recortes tan precisos en ideología neoliberal, de la merma de libertades, del autoritarismo? ¿Ha pedido se deroguen las leyes Mordaza? No, quiere que siga el PP con la abstención de su propio partido.

¿Y de la corrupción? ¿Ha expresado algún resquemor Felipe González por mandar que siga gobernando un PP con estos mimbres?

¿Ha mencionado la soberbia gestión económica del PP con el mayor aumento de Deuda Pública en un siglo? ¿Nos ha alertado de que la UE, ahora, dice que es un gravísimo problema y hay que hacer ajustes fiscales que es como llaman a la tijera? ¿Algo sobre el saqueo a la hucha de las pensiones?

¿Ni siquiera piensa González en las presiones a las que están sometiendo al secretario general de su partido, Pedro Sánchez, víctima también del tratamiento de acoso al que ponga en cuestión siquiera las políticas que el PP representa? Hasta otro cadáver político como Rajoy aprovecha su aliento para  echar sobre Sánchez las “culpas” de no mantenerlo en la Moncloa.

Una España sobrecogida por la corrupción, una Europa que se dirige ciegamente al fascismo y al más descarnado egoísmo, distrae su atención con las maniobras de Felipe González. Pero no tanto como esperaba. Hay otra España más instruida -que probablemente sus políticas contribuyeron a formar-, que prescinde de él por completo.

Felipe fue muy querido, casi venerado. Hoy parece rugir desde una jaula de oro en la que voluntariamente entró. Tan alejada de la sociedad que ni le oyen. Sin duda, le compensan sus beneficios. Ha dejado tanto prestigio aparcado, que muchos deben ser.

*Publicado en eldiario.es

El inadmisible reparto de sitios en el Congreso

congreso.irrejon

Esta imagen de cómo han organizado el Congreso, sin atenerse a los escaños logrados, la ha facilitado Íñigo Errejón, nº 2 de Podemos. No hace falta siquiera comentarlo. Basta ver los votos recibidos y dónde ha colocado la mesa de la Cámara a los diputados de cada partido. PP, PSOE, Ciudadanos en primera fila, partidos minoritarios después y en el gallinero -literalmente- a los 69 representantes de Podemos y las Mareas de Confluencia.

congreso.recreado

Luego ha habido varias “recreaciones”, ésta más aséptica y fidedigna. y las de primera hora que añadían la composición a un mapa de la noche electoral para cotejar los votos obtenidos. Algunos por cierto han variado: un diputado del PP investigado por corrupción se ha pasado al Grupo mixto. Lo que varía en este la ubicación de PNV a quien, en la realidad, colocan en lugar preferente.  Lo de menos por supuesto es quién ha hecho el mapa más bonito pero a ese nivel estamos en España.

congreso.mesa

Sólo decir que la Mesa del Congreso, a quien compete decidir esta composición y muchos asuntos fundamentales, está compuesta -debido al pacto entre PP,PSOE y C´s- por estas personas que, todavía, no han explicado su cacicada:

congreso.mesa.composición. jpg

De no tratarse de un error, es una declaración de guerra y una humillación  -ésta sí- a más de 5 millones de votantes.  Un indicio clarísimo de por dónde va a ir el gobierno y la legislatura, a menos que la diferentes ambiciones arrojen otro resultado. A estas alturas de la tarde, por cierto, ya sabemos que no se han equivocado, el Portacoz del PP, Hernando, le ha dicho a Patxi López, Presidente del Congreso, que no se asombre que es lo que habían pactado. Como acusan a la vicepresidenta Celia Lobos de ser la ideóloga, Hernando afirma que el diseño no es del PP, sino del Psoe y Ç´s y que Patxi López lo sabía. Este ha hecho declaraciones en el Congreso, molesto con la medida, y diciendo que hubiera preferido otro reparto. Luego, todos saben que han hecho algo incorrecto.  Pero no han hablado de corregirlo. Podemos ha recurrido.

Pueril hazaña también en su desproporción. Resulta alarmante que la Mesa del Congreso esté en esas manos. Ya no se trata de partidos, es que no tiene lógica. Personalmente, me inquieta que no sea un clamor que esto no es de recibo, fuera cual fuera el partido represaliado por esa Mesa. Simboliza una actitud. La de las hordas de fanatizados, cómplices de la desvergüenza social que vivimos añade desazón por el futuro que nos espera. Como país.

Muy preocupante que se hayan atrevido a semejante arbitrariedad. No se puede admitir.

 

 

*PD al margen: este miércoles tengo previsto ir a Mañanas Cuatro.

 

Pedro Sánchez: la presidencia del gobierno o “La ruperta”

sanchez.viejas.glorias

Se juegan asuntos de enorme trascendencia en estos momentos en España con la formación de un nuevo gobierno, pero el espectáculo que nos están sirviendo políticos y prensa se asemeja más a un concurso de televisión. Como en el mítico “1,2,3”, el candidato a quién le ha correspondido participar en la subasta, Pedro Sánchez, debe elegir, desechar, apostar, para llevarse… la presidencia del gobierno o una calabaza.

pedripol.iglesias.oferta

Pedripol en CTXT

Pablo Iglesias, el líder de Podemos, tercera fuerza en el Congreso, lanzó el viernes un órdago brillante que, una vez más, convulsionó a la anquilosada política tradicional y a su prensa de apoyo. Seguro que debió llamar previamente a Pedro Sánchez antes de lanzar su propuesta de gobierno en rueda de prensa. Pero, en su estilo, buscaba un golpe de efecto y lo logró. Al punto de retirar a Mariano Rajoy de la investidura, en ese sí pero no que al presidente en funciones le caracteriza. Pedro Sánchez que, al principio, tomó la oferta de buen grado aunque como otro “macho alfa”, según comentó un compañero, ha cambiado de actitud –lo dicen hasta en Le Monde– y se ha sumado a la corriente que califica la oferta de Podemos de “chantaje”.

Los acontecimientos se precipitan sin pausa. Hay mucho que hablar. Vamos a ver si señalamos algunos puntos claves.

Portada de Infolibre el viernes por la noche, al final de la densa jornada de entrevistas con el rey.

psoe.barones.opinan

Tras el aquelarre en el que se convirtió La Sexta Noche este sábado, con los Inda y Marhuenda lanzando espumarajos, según se comentaba en las redes sociales, los diarios amanecen con “encuestas”. La de El País para Metroscopia nos dice que los ciudadanos prefieren un pacto sin Rajoy y sin Sánchez. Curiosamente, ante la incesante repetición del mensaje, esto quedará fijado. Como el siguiente: el líder más valorado es Albert Rivera. Añaden, por supuesto, que Rajoy y Pedro Sánchez bajan, muchísimo, y que suben, oh, maravilla, Susana Díaz y Eduardo Madina. Curioso el fenómeno de Madina, es un socialista serio, maltratado por Sánchez, cuyas actitud ahora no me cuadra. Pero sí, según El País y Metrocospia, los españoles aman a Rivera. Debe ser en la intimidad porque no le votan a pesar del despliegue publicitario.

pais.rivera.valorado

Rivera y todos sus Ciudadanos se crecen emocionados. Y dicen que no apoyarán un gobierno de Sánchez. Y se añaden estas significativas sentencias que recoge El Mundo.

Pedro Sánchez llama a Albert Rivera para abrir una vía de diálogo

Rivera se ofrece al Rey para “desencallar la guerra fría” de PP y PSOE

Ciudadanos no descarta que el Rey pueda proponer a Rivera para la Presidencia, pero no les parecería “lógico ni normal”.

40 diputados tienen.

Volviendo a las encuestas, la del ABC es más delirante.

abc.encuesta,enero

La Razón, sin quererlo nos da una clave: Felipe González. Luego comentamos eso.

larazon.gonzalez

El Mundo entra fuerte por la escuadra con De Guindos.

elmundo.deguindos

Y los mercados de nuestros amores.

mundo.davos.impaciencia

El que apremia, ay, es Schäuble,  el ministro de Finanzas alemán que se cargó a Grecia este verano. Yo creo que también a la UE de paso. Gerardo Tecé escribió este artículo memorable entonces. 

El viernes nos traería otra novedad. La Casa Real emite un comunicado diciendo que Marino Rajoy declina someterse a la investidura. De pasmo: la Casa Real, portavoz de Rajoy. Y sale él, entre muecas pero con una soberbia increíble, diciendo que no renuncia a nada, que simplemente lo aplaza hasta que tenga apoyos, dado que ahora carece de los suficientes. Ahí ya amenaza a un nuevo gobierno de izquierdas con su mayoría absoluta en el Senado.  Hubo gente que no votó a la Cámara Alta al creerla irrelevante. Cunde la preocupación por el uso que Rajoy hace de todas las instituciones: ahora también de la Monarquía. Esto dice,y comparto, Jesús Maraña.

maraña.rajoy.rey

Hay gente que sigue creyendo que el PP de Rajoy ha recuperado la economía. Sí, la de los más ricos que adquieren Ferraris como quien compra una ración de gambas. Además de una gran pereza mental y, a veces, pocos escrúpulos, la clave está en la información. Esta foto la tomé en un centro comercial de Villaverde, uno de los barrios obreros de Madrid.

larazon.señorico.leyendo

El problema grave lo tiene el PSOE. A quien el choque de ambiciones pueden agujerearle el suelo. Con el peor resultado de su historia, actúan como si hubieran ganado las elecciones. Es que Pablo Iglesias les “humilló” repiten ¿Cómo? Vuelve a mi cabeza la imagen de la subasta del 1,2,3, no fijarse en lo esencial. Y es que en el PSOE conviven personas muy conservadoras -varias baronías entre ellos- y gente que quiere cambios aunque no sé con cuánta convicción.

Lo esencial nos lo cuenta mi querida compañera en eldiario.es -y de mucho antes- Ana Cañil, en “Los 60+60 del PSOE y Susana son las balas de plata del PP“:

Son 60+60 porque tienen más de 60 años e ingresan más de 60.000 euros al año. Es más, 60.000 euros es una propina para varios de los exministros de Felipe González y algunos de los de Zapatero.

Con una jugada maestra, Iglesias ha reventado la negociación. La pinza de los barones por un lado y Podemos por otro. Y podrá echar la culpa al PSOE. De paso, calienta a los barones y a la vieja guardia para la reunión del lunes y el Comité del día 30.

Si presidentes autonómicos y “mayores” quieren dejar que gobierne el PP que lo digan alto y claro. Incluso si buscan la “Gran Coalición invertida”. El acoso a Pedro Sánchez le refuerza entre la militancia y simpatizantes.

 

Ana Cañil da muchas más claves, recomiendo su artículo completo, pero ved, por ejemplo:

Además de la amenazante “declaración explosiva de Felipe”, se esperaban también “revelaciones en el discurso de investidura de Rajoy, que van a dejar congelada la sonrisa de Pedro Sánchez. Eso nos lo dicen los populares, sin añadir más”, cuenta una diputada del PSOE. La huida del presidente en funciones ante una investidura que iba a ser imposible y un calvario, aparca esos temores. De momento. Esperan que Sánchez e Iglesias se maten entre sí, y que la caldera socialista estalle.

 ¿Tendrá más porquería Interior o los servicios secretos para lanzar contra los de Podemos? ¿Es un discurso de investidura el lugar para que Rajoy ensucie con datos y revelaciones de tipo periodístico, obtenidos desde su posición de fuerza, como jefe del Gobierno en funciones? De pronto, que el PP sea un partido imputado ha quedado opacado por el espectáculo político.

Pedro Sánchez pues podría ser presidente del gobierno, pese a su resultado electoral, o quedarse sin nada, como quieren quienes le hacen la cama a diario y se aprestan a sustituirle.

 

 

 

 

 

 

La recuperación del PP y el burro que casi aprende a no comer

Acabada la primera ronda de entrevistas con el Rey, no hay candidato para la investidura. Rajoy ha dicho que, de momento, no tiene los apoyos y pasa.  Un “de momento” que me parece abre ciertas incertidumbres.  Grandes movimientos en el conjunto y numerosos resquemores. Hablaremos de ello. De momento, os dejo el artículo de eldiario.es porque el fondo que se dilucida creo que sigue siendo éste. 

eneko.rico.orondo

Viñeta de Eneko. Una forma gráfica de ver lo que llaman Recuperación.

España ha de formar gobierno con urgencia para acabar con la inestabilidad y seguir la senda de la recuperación que es hoy orgullo del neoliberalismo. Así están apremiando los grandes portavoces de esta doctrina económica -desde el FMI a la Comisión Europea por boca del presidente Juncker- a que los políticos electos tomen una decisión que otros países en nuestras circunstancias meditaron mucho más tiempo. El gobierno que desean –y se han cansado de sugerirlo- es el que mantenga al PP en el poder, con el apéndice de Ciudadanos, y -como la mala suerte ha querido que ni con la suma de ambos los votos den de sí- con la abstención positiva del PSOE. Y parece que el actual candidato del partido socialista no está por la labor.

Semejante contratiempo encuentra al sistema a las puertas de otra grave crisis. Esta vez no se atreven a decir que es porque “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, dada la saña con la que las han podado. En la anterior, 2008, tampoco fue esa la razón. Ahora es que el gran experimento chino de capitalismo salvaje con represión dictatorial se les está yendo a pique, el petróleo ya no es oro negro, las bolsas se despeñan y en las altas cumbres se estremecen por la ‘incertidumbre del crecimiento’

De entrada, debe seguir la recuperación propiciada por las políticas de Rajoy y todos sus colaboradores en todas las esferas del poder. Es algo que han visto claro 7.200.000 votantes del PP, y alguno que percibió  cuánto de centrista tenía Ciudadanos.  A mí –y a las cifras de la realidad- nos salen otras cuentas.

Lo que realmente se ha recuperado con Rajoy ha sido la gran banca. A falta de cerrar el balance anual, vemos que, hasta septiembre, aumentaron sus beneficios un 48% respecto a 2014, una gloria. Ni en el mejor de los mundos soñados lograrían una posición tan ventajosa. Esa banca que tan cara nos costó y nos está costando. Las empresas del IBEX en su conjunto se embolsaron un 22% más que el año anterior.

La gente rica se ha recuperado mucho en España esta legislatura, esa es la verdad. Pletórica anda. Despilfarran su dinero comprando y sus gastos suntuarios elevan las cifras del consumo para que Rajoy – y sus portavoces- puedan presumir ante las visitas. Los pisos caros, el lujo, son sectores en alza. Las ventas de vehículos como Porsche, Lexus, Jaguar, Ferrari, se han disparado en España por encima de la media europea, como detallan en el diario bez.es. Y, mientras algunos conciudadanos nuestros pagaban hasta 120.00 euros por un Porsche 911el coche de moda entre ellos esta temporada, el parque automovilístico añadía años a su vejez hasta llegar a los 11,6 como media. Una antigüedad excesiva para circular con seguridad. Hace una década solo el 35% de los vehículos que circulaban por nuestras carreteras tenían más de 10 años. Y ya se citaba como riesgo acreditado de accidente. Pero son cosas que la macroeconomía no tiene en cuenta. Contabiliza en euros, no en vidas.

Todos los datos ahondan en el mismo contraste: el aumento de las desigualdades en España, hasta liderarlas en Europa, junto a Chipre. “Durante la crisis” dicen, pero con un marcadísima acentuación con el PP.  El último en acreditarlo ha sido el informe de Oxfam, pero todos los índices, todos, certifican esta realidad. Con cuanto implica. Casi 14 millones de personas, el 30% de la población, en riesgo de exclusión social, por ejemplo. Estos no se han recuperado nada con Rajoy, han entrado en barrena. Como tantos otros a quienes les han mermado las condiciones de subsistencia.

Lo que realmente se ha recuperado con Rajoy ha sido la gran banca. A falta de cerrar el balance anual, vemos que, hasta septiembre, aumentaron sus beneficios un 48% respecto a 2014, una gloria

No estaría de más pues ensayar otras fórmulas de recuperación, que igual también les sirven a sociedades aquejadas del mismo virus. En Europa y en China, sin duda. Imaginemos que los ajustes se hacen al revés, pondrían el grito el cielo . Ya lo ponen solo por el temor de perder una pizca de su poder y oportunidades de lucro.

Se trataría de tender al equilibrio reduciendo el poder adquisitivo de las grandes fortunas -y sus servidores en la política y en la prensa- un 10% como ha sucedido con las de los asalariados. E invertir ese dinero en el bien común, vía redistribución, ese concepto casi olvidado.

De que echaran a sus espaldas el 85% de la carga fiscal española, como soportamos el resto de los ciudadanos. Para que ellos se vayan a “invertir”, como se escribió, un 2.000% más en paraísos fiscales el año pasado.  En todo caso, sería exigible que pagaran sus impuestos de forma proporcional a sus ingresos, como manda la Constitución, y como hacemos los demás.

Si los sueldos y las condiciones de trabajo han disminuido para la mayoría, podíamos probar ahora a rebajar los márgenes de beneficio empresarial. Tantear a modo de experimentación cómo viven algunas grandes fortunas sin ningún ingreso, que es el caso de casi la mitad de los parados de larga duración.  Y cómo lo hacen con 426€ al mes, que es lo que reciben un número mínimo -600.000- de los casi 14 millones de pobres. Un mes de ponerse en la piel de los demás. Destinar las ayudas públicas y las ventajas fiscales que se han dado a los bancos a todos los demás a ver si logramos ganar hasta un 48% más, igual que ellos.

Retirar las subvenciones a sus empresas –periodísticas, constructoras, concesionarias, la CEOE como tal y muchas otras- y que las reciban quienes las necesitan. Atar corto las mamandurrias entre poderes varios y atemperar los privilegios. Que devuelvan lo robado los corruptos, esos que se nos desparraman encima a diario y que lo mismo trincan de colegios de niños a los que tienen en barracones, que de todo tipo de licitaciones y contratos públicos. Y que se estudie qué responsabilidad y reparación cabe por el escandaloso aumento de la Deuda Pública alcanzado por este Gobierno.

Y sin duda establecer como sueldo de Christine Lagarde, Mario Draghi, y todos los mandos del neoliberalismo 4.000 euros al mes, que tampoco es para pasar hambre. Al menos replantear su remuneración: la directora del FMI firmó 467.940 dólares libres de impuestos de sueldo anual más 83.760 dólares en dietas libres de impuestos y gastos aparte. Su labor es muy rentable al capitalismo, pero nos recupera poco al resto. Como la de su antecesor Rodrigo Rato que encima se volvió a España a hacer lo que hizo.

Es solo un ejercicio retórico. Si algunas de estas medidas u otras similares se pusieran en marcha, se abrirían las entrañas de la Tierra y se organizaría el mayor escándalo que jamás haya conocido el planeta. Por eso es tan extraordinariamente asombroso que sea vea como normal cuanto se ha perpetrado contra los ciudadanos. Todos esos recortes y repagos. Sin que la mayoría vea el atropello que representa cargar siempre  sobre las mismas espaldas la “recuperación” de estas mimadas  élites. Han llegado a tal nivel de abuso que solo resulta comprensible la aceptación o el aplauso en mentes poco despiertas o con fuerte vocación de siervos. Cierto que las campañas emprendidas sin asomo de pudor para mantener en pie el tinglado deben influir, pero en quien estime muy poco su nivel intelectual. Se llega a niveles impensables de descrédito del periodismo, como en el caso de la “exclusiva” que enlazo aquí porque no merece más espacio. La única gravedad del tema es lo que están haciendo algunos con el derecho a la información. Sus intenciones.

Y lo más delirante y procaz: que nos vendan esta recuperación, la de las desigualdades flagrantes, la de los injustos recortes e impuestos, como un aval para el PP. Y aseguren en todos los tonos que lo más sensato para el país sea repetir con ellos, como no nos casamos de oír y leer. Y como si querer recuperar, además, la honestidad, los derechos recortados, la información, la dignidad, no importara.

 Tras tanto batacazo, secular y que se acelera al mismo nivel que el aumento de la codicia, ¿no habría que ensayar otras fórmulas? Igual si la mayoría viviera con algo menos de estrechez, sí se producía un crecimiento para todos con mayor justicia social.

Para entendernos, millones de personas ya están aprendiendo la dieta suministrada por la recuperación de los PP del mundo: no comer, en sentido metafórico. Ni bocado. La balanza de ingresos y gastos se recupera una barbaridad así. Pero la experiencia ha demostrado en los burros de carga que a la larga no resulta.

burro.famélico

La “exclusiva” de Antena 3 sobre Podemos y #nosvanadarperobien

portadas.bancosantander

Hace un año justo, todas las portadas de los principales diarios españoles aparecieron con la misma portada: Un anuncio del Banco de Santander.  La entidad había comprado ese espacio estelar en todos los diarios. Marcó un antes y un después. La “exclusiva” de Antena 3 parece enmarcarse en ese mismo tipo de campaña que se desata casi al unisono en la prensa española.  Y así El Mundo lleva hoy a los anales de la historia esta portada que puede poner en su nutrida galería de los horrores, como si no fuese capaz o no quisiera cambiar su trayectoria de la conspiranoia.

elmundo.exclusivaA3

 

Venezuela, Podemos, Cup, y el suegro del jefe de Eta. Se ve que la  sabiniana  “Teta disecada de Agustina de Aragón” no les cabe en tan amplio titular.

Antena 3 expande su basura ahora mismo, mientras escribo este texto. En el plató de una de las Reinas de la Mañana, Susana Griso, se sienta hasta la nariz de El Perfume: Pilar Cernuda. Las entrevistas, políticas. Y así todo. Por la causa.

susanagriso.exclusiva

La “exclusiva” de Antena 3 tiene tanto de exclusiva que una de las asistentes al encuentro de Caracas, Anna Gabriel, de la CUP, lo publicó con todo detalle cuando se produjo el viaje, como explica en todos sus extremos La Marea. Aquí esta su texto. De hace un año. Nadie se escondió.   No era una reunión de Maduro con unos cuantos españoles, como inducen a creer estos medios. Lo llamaron Encuentro de la red de intelectuales, artistas y movimientos sociales en defensa de la humanidad (La Red) y estaban invitadas más de 300 personas. De izquierdas, sin duda. Pero esa circunstancia, todavía no está penada por ley alguna, salvo en las dictaduras de derechas como la que tuvimos 40 años en España.

aznar.chaves

Ciertamente, a nuestras máximas autoridades también las invitaron a la Venezuela de Chaves.

EL REY JUAN CARLOS VISITA ARABIA SAUDÍ

Y a otros países -hay numerosas fotos de un buen montón de ellos, pasados y presentes-  adonde acuden encantados con la cartera y la pluma de firmar contratos. No sabemos si asistirán a ejecuciones de disidentes políticos como ocurre en Arabia Saudí. Desde luego Antena 3, el Mundo o La Razón, no lo cuentan. Porque este último periódico llega a afirmar en portada que “Iglesias dio “formación ideológica” a los chavistas para traer el régimen a España”.

razon.exclusivaA3

Lo peor es que toda esta chusma llenará los debates de espectáculo político que emiten con profusión las televisiones y desplazará a temas serios. Muy serio es, muy preocupante, la bancarrota moral de buena parte del periodismo oficial español.

Pocos se apuntan a aclarar con seriedad lo ocurrido en este caso concreto. Esta mañana el que yo llamo “El Ojo Derecho” de la SER -en contraposición al Izquierdo, D. José María- ha contado la “exclusiva” con cierto tono jocoso, sí, pero sin aportar datos esenciales que permitieran saber la verdad, y diciendo que era un encuentro para la “autodeterminación”.

El estado kafkiano en el que vivimos lleva al Ministro del Interior en funciones a decir que ve “muy grave” el viaje y tiene “base suficiente como para ser investigado”.  en declaraciones a Griso, naturalmente.  Que alguien pueda seguir apoyando a este gobierno es digno de estudio.

El de Justicia, Catalá, ha salido en el Telediario hablando de partidos subvencionados por dictaduras como la Venezuela e Irán. Produce mucha vergüenza ajena, desgarro, ver a un ministro y de Justicia en estas lides.  Cuando habla de la dictadura de Irán -que lo es- ser refiere a esto:

iran.margallo

Están muy nerviosos. La posibilidad de que se abra una brecha en el tinglado les inquieta y descargan toda su artillería. El derecho a la información es secundario. Lo patético -y evidente- es cómo los presentadores de la “exclusiva” de Antena 3 en su informativo de la noche, se mofaron de su propia noticia, según recoge una grabación. Al punto de decir: “Nos van a dar pero bien”. Mostrando un cierto pundonor del que otros carecen por completo. Y, no, no les “han dado” mucho, hay demasiados miembros en esa gran familia mediática.

 

 

 

 

Una nueva oportunidad: Política real o la de Villa y Corte

Hace un par de siglos, el año 1816 no tuvo verano según cuentan las crónicas. El tiempo se alteró por una violenta erupción volcánica, explican. Napoleón languidecía en la isla de Santa Elena. Dicen que el frío, precisamente, frenó varias veces su carrera imperial. En España teníamos de vuelta al rey, Borbón, Fernando VII.  Aquí  también patinaron los ejércitos napoleónicos, gracias a la labores entre otros de Juan Martín Díez, El Empecinado, a quien el rey felón terminaría ajusticiando por su coherencia y dignidad. Fernando VII había derogado ya la Constitución de Cádiz y el Trienio liberal dio pasó a la Década Ominosa, con la restauración del Absolutismo. Reciente aún la Revolución Francesa, habían crecido – sobre las brasas de la libertad- los Bonaparte. Y se llegaron hasta España. La reacción popular a esa invasión, también derivaría hacia ese Borbón que fue símbolo de involución como pocos. Hay algo en la España actual que evoca de alguna manera esos tránsitos diabólicos que sacuden a esta sociedad de cuando en cuando.

En los últimos años, el hartazgo de la política, del ejercicio de la ‘Política’, de las secuelas económicas que dejaron los errores y trampas, llegó al límite. Y hubo una movilización social –marcadamente pacífica- y algo cambió.  Se visualizó en los ayuntamientos nacidos en 2015 y, en estos días, en el nuevo Congreso de los Diputados. La Cámara que representa a la soberanía nacional, empieza a parecerse algo más al pueblo que la ostenta –aunque tantos lo olviden-. Pero el viejo régimen, su esencia más genuina, no se conforma. Todo lo contrario: rabia. Hasta arrojando bilis por la boca. Y, por ejemplo, convierte en tema de debate nacional el que una diputada acudiera a la sesión que inauguraba la legislatura con su hijo en brazos. Los graves problemas que aquejan a esta sociedad quedan aparcados ante tamaño acontecimiento, que ni siquiera es la primera ni la única vez que ha sucedido. Teniendo allí mismo, en el hemiciclo, a un diputado del partido del Gobierno en funciones investigado por presunta pertenencia a organización criminal en la cuestión habitual de la ‘mangancia’ y la corrupción. Los cronistas palaciegos tienen gran parte de responsabilidad en ello.

Una a manera de bonapartismo influye en la vida de Europa también ahora.  El imperio buscado es económico. Y mandan afilar la tijera porque conviene a las arcas del poder y porque, aquí, las cuentas no se hicieron como cuentan que se hicieron. Que una boyante economía casa mal con deber más de un 1 billón de euros – tras su increíble y rápido engrosamiento-, y, sobre todo, con casi un 30% de pobres ya, más de 4 millones de parados, unos salarios reformados que no alcanzan a pagar las facturas de muchos trabajadores y una emigración que no ve cómo volver.

En las altas esferas de la Corte –léase en sentido prioritariamente metafórico-  ocurren escenas de vodevil, si no fueran tan serias en sus resultados.  Tenemos al territorio del noreste dirigido por un amplio sector que quiere independizarse y, al no tener porcentaje de votos suficiente, ha elegido un atajo que no le han dado las urnas. Hay urnas ahora, a veces se duda de si sirven cuanto debieran, por una serie de factores.  El presidente saliente así lo dice: han corregido las urnas con un pacto. La nueva parte contratante firma un texto en el que se le obliga a pública confesión de sus errores, en acto de contrición;  a echar a un par de personas  y a prestar a dos más para que voten con el titular. Y se muestran encantados. Y tan increíble actitud no se comenta de forma especial en las crónicas de la Corte.

El Rey, en esta ocasión de forma textual, decide no recibir a la presidenta del Parlamento que inicia, con estas premisas, su desconexión a 18 meses vista. Y, tanto él como el Gobierno, despiden al presidente saliente con un cese en el BOE sin agradecerle los servicios prestados como suele suceder. Así se hizo con otros presidentes  -Cospedal, Fabra, Monago- pero es de entender que estos sí prestaron servicios. De hecho, Artur Mas también, pero al final se malogró un poco.

Pendientes de la formación de gobierno en España, sin mayorías absolutas, las gacetas palaciegas eligen composición. Viejo Régimen, Napoleones, Fernandos genuinamente VII, al gusto de las campañas europeas y de sus propios intereses. Y uno de los principales cronistas de la Corte decreta quién y cómo se debe gobernar y que, si acaso, el Rey que reina pero no gobierna, gobierne. O, peor aún, influya en que el plan salga como debe, sin interferencias. Básicamente, se refieren todos ellos a Podemos y las Mareas. A la izquierda. A los que han acudido nuevos al Congreso, en bici, en ropa sencilla, rastas que espantan a la laca de los cerebros, con mochila, banda de música, o niño en brazos.  No convienen. Y los tratan como intrusos, cuando son muchos de ellos los que están quedando fosilizados en las paredes. Cierto que la política no ha nacido estos días, pero que no tengan la menor duda de que si a sus señorías de siempre no les gusta lo que le ven, es porque ellos mismos se lo han buscado.

Este folklore nos pilla pendientes de un juicio por delitos fiscales –al menos- de la hermana del Rey. Y nos topamos con que la Fiscalía –la ¡Fiscalía!-, la abogacía del Estado, y Hacienda trabajan con ahínco para liberar a la infanta del proceso. Se admitieron facturas falsas. Se sabe de feos abusos –hasta utilizando a niños discapacitados para evadir dinero– por parte del marido y socio de la aludida, pero esa misma Administración de Tributos nos dice que “Hacienda somos todos”, solo era una eslogan publicitario.

Todo esto está pasando y se concatena para describir ese escenario de tapices roídos y mucha porquería, aunque lo vaporicen con perfume caro. Como ese gobierno que se apremia a formar desde fuera de la política -porque el periodismo o los empresarios no se presentan a las elecciones- y que implica retornar a Luis VI y María Antonieta, al Napoleón que llamaron temerosos de la libertad, al Fernando VII que volvió al Absolutismo o simplemente al PP de los últimos 4 años. Con apéndices Ciudadanos. Existe ese riesgo. No ganó la suma de la derecha en las urnas y, de entrada,  así figura en la composición de las mesas del Congreso y el Senado. En la Cámara Alta, la decisión del PSOE de ceder una plaza al PNV (con 7 senadores) negándosela a Podemos que es la terecera fuerza allí es demasiado evidente. Los hechos desmienten la búsqueda del acuerdo que dicen ofertar los socialistas. Queda mucho por ver, sin embargo. El PSOE es un partido que juega con pistolas de ruleta rusa en su propio seno y sus errores pueden resultar dramáticos. Es quien más tiene que ganar y quién más tiene que perder.

España anda enzarzada, sin embargo, con el niño de Bescansa, las rastas, los olores, el ruido dirigido que suele utilizarse para distraer. A quienes se dejan distraer, naturalmente

La gente ha recibido bocanadas de cambio. La política real, la auténtica, sin miriñaques y pelucas. Sin el hedor de los afeites y perfumes, sin jabón. Sin las máscaras para el carnaval de intereses. Algunos ciudadanos, asustados, ya empiezan a susurrar “Vivan las Caenas”, como hicieron sus ancestros con Fernando VII, porque hay personas a las que el aire libre les da miedo. O lo harán pronto porque la maquinaria de la propaganda funciona a jornada completa. Otros temen volver a ver cómo se desvanecen las esperanzas. Muchos grados de madurez y decencia en las cúspides ayudarían.

Hubo verano el año pasado. Parecía que no habría invierno, pero ya ha llegado el frío. Puede detener y derrotar la regresión o helarnos el alma.

viñeta.congreso.2016,jpg

*Publicado en eldiario.es

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 935 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: