Limpiemos Madrid… pero a fondo

sampedro92-181

Este agujero en el pavimento y la suciedad que le circunda corresponden al centro lujoso de Madrid: confluencia de las calles Goya, Serrano y la Plaza de Colón. El selecto y conservador barrio de Salamanca. A mis espaldas hay una tienda que por uno de los trajes puede llegar a cobrar -y alguien lo paga- 3.000 euros.

He salido a pasear con la cámara de fotos después de leer que el Ayuntamiento de Madrid ha aprobado, con la mayoría absoluta del PP, la nueva ordenanza municipal de limpieza. Ésa que castigará a partir de ahora a quien hurgue en las basuras para comer con 750 euros. La misma cantidad habrá de pagar quien tire migas a los patos en el parque o cigarrillos al suelo.

sampedro92-141
Desde la misma puerta de mi casa, y durante todo el trayecto, he visto el pavimento resquebrado o apedazado visible y antiestéticamente, las marcas del suelo sin repasar de pintura durante lustros -o esa es su apariencia-.

Los edificios atesoran mierda a raudales. Todos. Grandes almacenes, bancos, tiendas de postín y no postín, hasta la sede del PP en Génova. Madrid parece una ciudad industrial. Por la contaminación, seguramente. 16.000 peronas mueren, cada año en España por esta causa, según el informe de Ecologistas en Acción. La mitad de los españoles respira agentes peligrosos. En Madrid, la comunidad más afectada, lo hacemos el 80% de los ciudadanos. Y a eso no se le pone remedio.

sampedro92-143

Me he llegado hasta el Paseo de Rosales, uno de los lugares más hermosos de Madrid, con sus edificios señoriales, el Parque del Oeste y el Templo de Debod. Al margen de los abundantes desconchados y agujeros, el pavimento no conoce la existencia del jabón y los desinfectantes.

sampedro92-174

Por aquí pasean las mamás con sus bebés en cochecitos, sorteando basura -que las 12,30 de la mañana ya habría sido hora para que pasara un empleado-. Corren los deportistas. Se sientan los abuelos. Comtemplando roña y cochambre. Pero es que ya ni la miramos, como no nos pongamos a ello.

sampedro92-154

He elegido en mi visita lo más granado de Madrid, para que no se me acuse de mal intencionada. Huelga pensar como está la periferia. Un informe de la OCU afirma que la suciedad ha aumentado de forma alarmante en España en los últimos 6 años, con excepciones como Oviedo y las tres provincias vascas. Los Ayuntamientos destinan un promedio de 35 euros por habitante y año a la recogida de residuos. Y 41 para limpieza. Nos cobran 65 a cada hogar por estos servicios.

sampedro92-144

¿La prioridad era separar bien las basuras -mediando multa de 750 euros-  cuando los responsables las recogen mal, como se ha demostrado? ¿Multar con 750 euros a los pobres que buscan algo para comer? ¿Hacer lo propio con quienes dan migas a los patos o tiran un cigarrillo al suelo, dado que no hay ceniceros? ¿Qué hacemos con el Paseo de Rosales pongo por caso? ¿Multamos a las palomas por defecar? ¿Talaremos los árboles para que no aniden las aves? ¿Mandamos con fregona a los dueños de los perros para que quiten las marcas del suelo? ¿Les ponemos un tapón en el recto a los animales? ¿Pavimentamos las calles también? ¿Pintamos las señales en nuestras horas libres? ¿Lavamos fachadas?

Siempre he dicho que Madrid es la mejor representación de España, el mayor de sus pueblos, el más genuino. Nuevos ricos sin pulir, apariencia. Hay ciudades en nuestro país mucho más bonitas y con más clase -Barcelona, San Sebastián, Salamanca, Toledo, Santiago de Compostela, Granada y muchas más-. Pero Madrid -con algunas escasas zonas de valor estético- nos encarna. Para bien y para mal.

sampedro92-177

¿Es ésta la capital de la octava potencia mundial? Cualquiera puede comprobar que, en sus entrañas, se genera la mugre, el pringue, la porquería, la caspa. Grandes males que nos asolan en la simple vida cotidiana. Limpiemos Madrid, pero a fondo. Mandando a casa a concejalas, alcaldes y presidentas clasistas e ineptos. Y un consejo: abrid los ojos cuando caminéis para no emponzoñaros.

Entrada anterior
Entrada siguiente

3 comentarios

  1. Lecaun

     /  28 febrero 2009

    Pues yo voy a dejar mi pequeño comentario, un tanto localista. Vivo en Madrid desde desde que yo veintitantos años y recuerdo, cosas de un pasado no tan lejano, cuando había la operación asfalto cada verano. recuerdos las obras interminables, cuando Madrid iba a ser la capital cultural de Europa y nos prometían una ciudad como los chorros del oro. Recuerdo que tan memorable evento – por lo menos desde el punto de vista propagandístico – no nos libró de las obras.
    De unos pocos años a esta parte, la ciudad es una cochambre, a mi parecer, por dos razones: por el incivismo de sus habitantes – que no ciudadanos – y por la desidia del municipio que se ha gastado los recursos en la “faraónica” y horizontal obra de la M 30. Si a esto se añade el previsible endeudamiento por el empeño alcaldil en hacernos sede de los juegos olímpicos del 2016 (que ójala no), no nos queda más que aguantar siendo el más amplio basureso de España y en soportar nuevos impuestos para para los fastos con los que nos amenazan.
    En cuanto al localismo, Pamplona no le va a la zaga a ninguna de las ciudades hermosas y limpias de España. Yo voy con frecuencia, Navarra es mi patria chica, y no tiene que envidiar a ninguna ciudad europea.
    Eso sí, las calles de la capital del reino son un buen campo de entrenamiento de carrera de obstáculos. A lo mejor, por eso es lo de ser ciudad olímpica…

  2. Pedro

     /  2 marzo 2009

    Pues si así está el centro donde se gastan toda la pasta y viven las clases pudientes, imaginad cómo están los barrios, donde la inversión es ínfima y casi no existen para el ayuntamiento.

  3. Deotra

     /  22 septiembre 2009

    Servidor es madrileño de toda la vida, y lo que ha podido comprobar es que los madrileños somos unos cerdos y unos maleducados.

    Añadámosle un Gallardón que nos mata a obras durante todo el año, y que nos cobra cada vez más por todos los frentes posibles (multas, aparcamiento, basuras, tasas municipales, todo lo que se le ocurra…) para tapar el agujero del fracaso de la M-30, que lo único que ha conseguido es enterrar los atascos. Porque los atascos los sigue habiendo, peores que antes de que entrara (por mucho que prometa).

    Añadámosle una Espe que nos endeuda también para extender el metro a donde no hace falta, dando concesiones a empresas extranjeras, mientras el metro del centro se cae a pedazos y los usuarios sufren avería tras avería sin ninguna explicación.

    Sí, los madrileños somos unos cerdos y unos maleducados, pero es que también los dos inútiles que elegimos desde hace ya unas cuantas elecciones, supongo que porque lo que ponen delante tiene peor imagen, hacen que vivamos de una mala hostia que pa qué.

    Disfruten de lo votado, señores.

A %d blogueros les gusta esto: