Los asesinos de este niño sirio tienen nombre y apellidos

Foto EFE

Foto EFE

De todas la terribles imágenes que está dejando el drama de los refugiados, ésta supera -si cabe- al resto. Varios niños sirios han acabado así hoy, como cada día. Esta criatura que precisaba una cuna para dormir, un calor para vivir, ha acabado de bruces en la arena de una playa turca. Muerto. Se llamaba Aylan Kurdi y tenía 3 años. Cuesta verla sin estremecerse, pero igual ayuda a buscar salidas.

En muy poco rato, desde la publicación de esta foto, varias noticias iban surgiendo, de las que hablan de esto y no de cualqjuier chuminada que entretiene a los que no quieren salir del recreo.

Todo lo que Aylan vio fue guerra, huidas, persecuciones, daño… Pero seguro que tuvo también mucho amor, el de unos padres que pretendieron darle un futuro mejor arrostrando las dificultades. Mientas, los verdugos comían caliente, orondos en sus sofás.

Habremos de luchar porque un día los malnacidos que han propiciado, que cada día propician con sus políticas, estas atrocidades carezcan de toda capacidad de decisión. Que sus alumnos que no salen del recreo reaccionen antes de ver a sus propios descendientes en esa tesitura. Que cuantos justifican todo esto y distraen de la realidad, tengan que buscar el sustento picando piedra porque nadie contrate ni escuche a los indecentes.

Así era Aylan Kurdi según la foto difundida por el escritor, Michael Weiss, colaborador de CNN y NYT

Así era Aylan Kurdi según la foto difundida por el escritor, Michael Weiss, colaborador de CNN y NYT

Que las lágrimas por ti, pequeño, sean el río definitivo que barra la codicia y la impunidad.

A %d blogueros les gusta esto: