Crónica sobre la presentación de Derribar los Muros. “La gran frustración de la gente está trayendo el ascenso de los fascismos”

La periodista Rosa María Artal estaba en el puente de Bornholmer, en Berlín del Este, cuando en 1989 se abrió el muro. Recuerda la lluvia y el frío, y que sintió que el mundo sería diferente a partir de entonces. 30 años después, ha presentado este lunes un libro en el que relata, junto a otros autores, las claves de lo que ha ocurrido en estas tres décadas. Derribar los muros, de Roca Editorial, analiza “los nuevos muros levantados”: “Es un libro que habla del presente, pero hay que saber cómo hemos llegado hasta aquí y los caminos que se escriben ahora para saber adónde iremos”.

“Yo estuve ahí, era la única periodista con un equipo de Informe Semanal, de Televisión Española”, ha recordado Artal, que es colaboradora de eldiario.es. La coordinadora de la publicación ha compartido un panel con algunos de los autores de la obra este lunes en Fnac Callao, en Madrid, ante unas 80 personas.

La editora Blanca Rosa Roca ha presentado la publicación, que cuenta con textos de Violeta Assiego, Pablo Bustinduy, Pedro de Alzaga, Lourdes Lucía, Àngels Martínez Castells, Javier Pérez de Albéniz, José Antonio Pérez Tapias, Javier Valenzuela y Carmen Madorrán, y con prólogo de Federico Mayor Zaragoza, analiza los cambios más significativos de las últimas tres década. “Drásticos, buena parte de ellos; algunos vertiginosos; otros, impensables”, afirma en el primer capítulo Artal. 30 años después describe una sociedad con “desencanto y apatía”: “La gran frustración de la gente está trayendo el ascenso de los fascismos”.

Portada del libro 'Derribar los muros', de Roca Editorial
Portada del libro ‘Derribar los muros’, de Roca Editorial

“Había más libertad en los años 80, en España y en el mundo, que ahora. Si aceptamos recortes de derechos y libertados, creamos el terreno para los fascismos 2.0, que vienen a decir lo mismo que los de años 30”, ha reflexionado Javier Valenzuela, que en esos años era corresponsal de El País en Oriente Próximo. Para el autor, lo que triunfó en 1989 fueron “el capitalismo salvaje y el neoliberalismo”. “Hoy tenemos un mundo en el que si eres pobre es por tu culpa”, ha destacado y señalado: “Somos pocos divididos, ellos son muchos y unidos. Tenemos que ser listos y empezar a tejer nuestras redes de resistencia”.

El periodista Pedro de Alzaga ha recordado en su intervención que en aquellos años comenzaba a existir la web, “la herramienta más poderosa, un monstruo maravilloso”. “Los medios estaban bastante bien. Pero justo en ese noviembre del 89 había un ingeniero informático en un laboratorio de suiza que estaba creando la web. Nacía esa plataforma y empezaban a producirse una serie de cambios que nos han traídos hasta aquí”, ha explicado de Alzaga.

“En 1989 había 15 muros”, ha apuntado la abogada y editora Lourdes Lucía. “Ahora hay 70”, ha incidido. “El peor muro es el muro de la xenofobia, del igual, del que viene afuera y crees que te puede quitar el puesto de trabajo”, ha explicado. “Creo que la esperanza puede vencer al medio. Esto es una muestra de que algo está cambiando”, ha dicho y señalado al panel, compuesto en su mayoría por mujeres.

“La conquista de derechos que hemos tenido las mujeres en estas tres décadas no se hubiera podido producir sin la lucha de las mujeres que vinieron de todas las partes del mundo”, ha destacado la abogada Violeta Assiego. “De todas las mujeres: pobres, académicas, transexuales, bolleras”, ha precisado. La autora, sin embargo, ha advertido: “El debate sobre nuestros cuerpos y decisiones, con quien queremos tener hijos, si los queremos tener, sigue levantando muros. Es una de las armas usadas por las derechas y fundamentalismos ideológicos y religiosos para dividirnos”. Assiego ha expuesto un desafío para el presente: “Hay que pasar del feminismo a los feminismos. Tenemos que tener en cuenta que la consecución es muy desigual”.

Es uno de los “puentes” que se han tendido más allá de los muros, según ha señalado Artal. Otro tiene que ver con la “conciencia” ante la emergencia climática. Carmen Madorra, que nació después de la caída del muro de Berlín, ha puesto el foco allí. “Sería miope no preguntarse qué ha pasado en estos 30 años para que ahora estemos hablando de emergencia climática”, ha reflexionado. “Algo pasa con el planeta y tiene mucho que ver con nosotros. Hay que buscar formas de modificar nuestra presencia en el planeta. Tenemos que cambiarlo prácticamente todo”, ha zanjado.

El libro, de 232 páginas, se presentará próximamente en Barcelona y Zaragoza, los días 28 y 29 de octubre, respectivamente. Antes de terminar Artal ha leído la dedicatoria del libro: “Para quienes creen que otro mundo es posible, porque este así se va a pique”.

Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: