España: la mala educación

cumple2009-074

¿Para qué me voy a molestar en aparcar en el espacio reservado? Quien venga detrás que espabile… o que se fastidie. Es al volante de un coche cuando el español retrata mejor su mala educación: no piensa en los otros, no busca el bien común, y ése es el fondo de una formación integral. Esta manera de aparcar es tan frecuente que me bastó salir con la cámara para encontrar varios ejemplos. (Atendamos a otro detalle: suelo agrietado, marcas difusas sin pintar en mucho tiempo ¿es propio de la capital de una potencia mundial que se ha endeudado en actuaciones accesorias? Aquí todos andamos a juego).

Luego está dejar el vehículo en doble fila, esto no sucede en casi ningún país del mundo que yo conozca. Escuché a Javier del Pino, corresponsal de la SER en Washington, decir que para los -¿maleducados?- norteamericanos es una actitud impensable.

O abandonarlo tapando la salida de un garaje, porque es “un momentito”, mientras voy al banco o saco una película en el videoclub. Es algo que a mí me sucede casi a diario, cuando quiero salir de casa. Si pitas, se enfadan. Tampo hay que hacer sonar tanto el cláxon, cietamente, sólo lo hacen los paises subdesarrollados. 

O no ceder el paso al ver que otro quiere acceder a una vía principal o desaparcar. También contribuyen los poderes públicos: en Madrid tenemos, entre otros muchas, una vía de circunvalación, la M30, diseñada al parecer con la parte del cuerpo que uno utiliza para sentarse. Se hace preciso atravesar dos y tres carriles en un brevísimo espacio para incorporarse al centro, que a su vez es la única forma de llegar adonde uno se propone. También dispone de vías de salida e incorporación que se cruzan entre sí. Pues bien, a veces no hay forma de lograr el objetivo porque lo impide la velocidad de los demás coches que no facilitan la maniobra. Un taxista me explicó que este trazado no era intencional, resultaba más barato simplemente. Se lo contó un ingeniero municipal a quien llevó en su automóvil. Decidida a ser cívica, ahora facilito siempre las maniobras de los demás y he comprobado que se pierden exactamente dos segundos al frenar para que el otro pase. Recibo saludos y muestras de gratitud, asombradas, y muy reconfortantes. “Vd. quiere provocar un accidente”, me comentó otro taxista, este oyente de la COPE.

El tráfico constituye uno de los principales reflejos de la mala educación de algunos españoles, de su primaria vanidad y egoísmo. Pere Navarro, Director General de Tráfico, lo resumió así, a mis preguntas, en un reportaje de Informe Semanal: “en otros países se conduce pensando en los demás, aquí somos algo más egoístas y más individualistas”.

No prodigamos dar las gracias, y pedir las cosas “por favor” sale con fórceps. Cosechamos un notable fracaso escolar y la educación de los adultos es muy precaria. Unos pocos ejemplos:

Antes de la crisis de la prensa de papel, los periódicos apenas vendían 100 ejemplares por cada 1.000 habitantes en España. Justo la cifra que la UNESCO marca en el umbral del desarrollo, y que supone menos de la mitad de la media europea. Finlandia y Suecia alcanzan, por ejemplo, más de 400 ejemplares por 1.000 habitantes. Y sólo Portugal, Grecia e Italia, como siempre, están a la par o por debajo de nosotros.

Un estudio de la agencia de medios “Initiative” – que es una reconocida marca internacional de consultores comerciales y estrategas de imagen-, analiza nuestro primer consumo de ocio: la televisión. Y asegura que, en España, 5.200.000 personas sólo ven programas de corazón, y que ése es su único entretenimiento. Mujeres de edad madura, amas de casa -más de entornos rurales-, forman el núcleo principal de este sector. Y otro grupo, de 3.100.000 teleadictos, ven todo lo que les pongan, cualquier cosa. También la mayoría son mujeres, aunque más jóvenes.

Parece obvio tener que repetir que la falta de información hace más vulnerables a los ciudadanos ante los mensajes dirigidos intencionadamente. Es preciso saber, para tener opinión y decidir. Frente al “que me den lo que quieran”, 5 millones de personas buscan información, en cambio, por varios medios. Son hombres y mujeres jóvenes, adultos informados, que ven menos televisión, visitan con asiduidad Internet y leen páginas de noticias, finanzas y ocio. La formación marca profundas diferencias, que no se resolverán en el sofá engullendo programas adocenadores. De cualquier forma, según el EGM (Estudio General de Medios) el consumo de televisión ha descendido en los últimos diez años 2 puntos, mientras crecía de forma espectacular el de Internet que ha pasado de un 0,9 en 1997, a un 27,2%.

Sería exhaustivo señalar todos los puntos que reflejan la mala educación española y, también, las profundas diferencias que se crean al tener mayor o menor instrucción, o mayor o menor interés . Ya lo he tratado, además, en otras entradas y artículos. Sólo la educación nos salvará, es la raíz de todos nuestros problemas.

Un país atrasado hasta el bochorno se rebeló votando en las urnas otro sistema: la república y lo que llevaba aparejado en aquel momento. Y el experimento -que posiblemente tuvo errores- cayó sofocado por las armas, para consagrar un retraso social histórico. Un comentario del portal meneamé.net, dio un certero diagnóstico hace unos días: “la guerra civil la perdieron los maestros y la ganaron los curas“. Y ahí seguimos. Cuando nos quejamos de que nuestro país no cuenta internacionalmente, deberíamos preguntarnos -insisto un día más- si no será culpa también de la sociedad española.

Un último ejemplo. Alguien ve mal que se fume en los wáteres y quiere ponerle remedio. ¡Bien! Lo hace…. ensuciando la puerta.

cumple2009-066

 

PD. Hoy cumple tres meses el blog. Muchas gracias por el impresionante número de visitas, por las ayudas, citas y reproducciones, y por los inteligentes comentarios.

Entrada siguiente

8 comentarios

  1. No Lector

     /  5 abril 2009

    En Madrid (y en España) conducimos con el culo, somos los más agresivos, y encima los taxistas y los buseros son los más chulos.

    También es cierto, sin embargo, que el fracaso absoluto de este ayuntamiento para disipar los atascos (a Gallardón no le importan porque a su coche oficial le abren paso), la multitud de obras, el desastre de la M-30, y lo bien que le viene la recaudación por los 1000 tipos de multa distintos de circulación y aparcamiento hacen que la cosa empeore. También el que a trafico se la sude nuestro bienestar y se dedique a encargar campañas audiovisuales que no sirven de nada y a poner radares donde más se recauda y no donde realmente hacen falta.

    Al señor Pere Navarro le pillan en su coche (con chófer) conduciendo por encima de los límites y ni por esas dimite. ¿Qué va a funcionar en este país con tan poca ética?. Nada. Y así nos va.

    Enhorabuena por el blog. Se ha convertido rápidamente en un habitual, y das en el clavo en todo lo que escribes. Sigue así, Rosa María.

  2. juanjo

     /  5 abril 2009

    Pues no sé, no sé. Estando de acuerdo con el fondo, no sé si la ilustración es la adecuada. Vista la foto, da la impresión de que el espacio a la izquierda de la línea azul no da para un coche y, según mi interpretación, lo que hace el conductor es situarse en esa zona perdida para aprovechar mejor el sitio. No sé, a lo mejor es un efecto óptico. Pero vamos, si no es el de la foto, puede ser otro. Haberlos hailos.

  3. Alberto

     /  5 abril 2009

    Hola,

    yo te leo desde hace un mes y pico más o menos, llegué hasta aquí por una reseña en escolar.net. Me quedé en paro hace unos días precisamente por una filtración que hice a la prensa, y me pillaron, aunque sin pruebas. Por eso no ha habido discusión, ha sido improcedente. Bueno, no deja de ser una oportunidad para intentar dedicarme a lo que realmente me gusta, la fotografía. En todo caso el objeto del comentario no es contarte mi vida sino darte la enhorabuena por tus post y animarte a seguir día a día contándonos tu particular (y muy compartida) visión de la sociedad que nos rodea.

    Un fuerte abrazo y ánimo.

  4. Viator

     /  5 abril 2009

    Casi me da vergüenza tener que hablar bien, aunque sólo sea un poquito, de los conductores. Puede ser que eso se deba a que yo me conformo con poquita cosa.
    Como peatón, me encuentro con frecuencia con que los conductores me ceden el paso en los pasos “cebra” y, como conductor, alguna vez me facilitan el tránsito.
    Todavía recuerdo aquella mañana que un conductor estuvo a punto de atropellarme en el semáforo que está junto a la mezquita de la M 30. El hombre se bajó del coche, vino hacia mí y me pidió disculpas. Nos dimos la mano. Me quedé tan desconcertado por su gesto que sólo pude darle las gracias.

  5. Puede que haya cosas que sólo se vean aquí, pero España no es el país donde peor se conduce. En Alemania y en Italia también se ven auténticas barbaridades.

  6. Jota

     /  6 abril 2009

    Aquí en Valencia también hay mucha gente conduciendo como si fueran los últimos 5 minutos de su vida (en algunos casos, se vuelve literal).

    Por ejemplo, la autovía V-25 (salida norte) siempre presenta el mismo panorama:
    – El carril derecho: la gente a 100 y manteniendo las distancias.
    – El carril izquierda: Schumacher, Kimi y Alonso compitiendo por los 10 puntos de la victoria, cogiendo rebufo (algunos ponen intermitente, ¿querrán hacer un cambio de sentido?)
    Se diría que han reservado el carril izquierdo a los buenos conductores y el derecho a los kamikazes.

    Y por dentro de la ciudad hay de todo, aunque hay que reconocer que imperan las prisas, el acelerar con el semáforo en ámbar, y el no respetar los pasos de cebra. En mi opinión, es una cuestión de entorno. Un amigo, recién salido de la autoescuela conducía bien. Con el tiempo su forma de conducir ha empeorado y lo achaco al entorno en el que ha evolucionado como conductor. Si su entorno no hubiera sido una jungla probablemente conduciría mejor. Al menos esa es la impresión que tengo, la gente que aprende a conducir en los pueblos parece que no va tan alocada.

    Un saludo Rosa, y ¡Felicidades por los tres meses de blog!

  7. MACGO

     /  12 abril 2009

    Enhorabuena.
    Cambia a los italianos por los españoles y tendrás un resumen de tu artículo
    http://www.infonegocio.com/xeron/bruno/italy.html

  8. Nadie quiere darse cuenta, porque en realidad todos tenemos parte de culpa, pero vamos de mal en peor. Los valores se han perdido y los alumnos ya no necesitan esforzarse por nada.

    Hasta van a hacer un Trivial Pursuit con preguntas más fáciles para la siguiente generación de españoles. Te invito a leer el artículo.

    http://www.terceraopinion.net/2009/06/28/trivial-edicion-loe/

    Un saludo.

A %d blogueros les gusta esto: