La dificultad de informar para detener la estafa

He estado este sábado con Lourdes Lucía en A vivir, el matinal de la SER para los fines de semana. Una auténtica deferencia -que agradezco mucho- porque nuestra presencia se debía a la publicación de ReaccionaDos, ese libro que como, certeramente describió Zana, “no quieren que leas”. Lo de menos es ya el libro, con sinceridad, porque el problema es que “no quieren que leas, ni que reacciones, ni que cambies nada”. Los que están como dios en esta situación trabajan con ahínco para que sea así, disuadiendo de cualquier iniciativa a quienes sí sufren las consecuencias.

A vivir es una isla (no la única, menos mal) en los grandes medios. Esta misma semana hablábamos aquí de la extraordinaria tertulia de Política con mayúsculas que mantuvieron Ada Colau, Manuela Carmena, Villarejo, Monedero y Ángel Gabilondo. Con ideas.  Hoy los términos en los que planteaba la intervención Lourdes Lancho, al frente del programa, eran en ese nivel. La diferencia ha radicado en que en la mesa estaban también tres corresponsales de prensa, “de ida y vuelta” les llaman. Dado que dos trabajan en España para medios de fuera – el alemán Hans-Günter Kellner y el francés Pyerre Cayrol– y uno fue corresponsal de ABC en Washington: Pedro Rodríguez.

A mí empieza a resultarme agotador explicar que soy periodista y que, como tal, me siento interpelada por una realidad trágica que no todos los medios reflejan. Por eso insisto en al menos contar y difundir noticias. Todo mi capítulo del libro está dedicado a “Periodismo, sucedáneos y sucesores”, donde trato de profundizar en estos conceptos.  Lancho ha sacado precisamente el tema de cómo los escándalos y atropellos a los que nos estamos viendo sometidos se superponen unos a otros anulándose. Es inconcebible que, con todo lo que está ocurriendo en este país (y en otros), se produzca tan escasa reacción social. Siquiera de espantarse. Por eso insisto.

Una de las causas de que ya no haya “Watergates” que tumben gobiernos es, sí, la velocidad a la que surgen las noticias, que se tapan unas a otras, y que algunos medios principales (hasta su sangría de lectores) no dan la prelación que debieran a los temas que realmente influyen en las personas. A que prima el espectáculo (para vender) -añado una vez más- sobre la información.

El alemán ha saltado enseguida, coreado por los otros dos (aunque una charla posterior con el francés lo ha matizado), un “¡ya estamos, a matar al mensajero””. ¡Yo!, al mensajero no, todo lo contrario, pero al manipulador, desenmascararlo sí. Porque traiciona el periodismo, precisamente. He procurado añadir que existen medios digitales que informan y programas y espacios que también, hay que buscarlos, eso sí. Y es en lo que después me ha dado la razón Pierre Cayrol.

El colmo ha llegado con el tal Pedro Rodríguez que, cuando ya Lourdes Lancho, despedía el programa y decía no, con gestos, a más intervenciones, ha logrado hablar para acusarnos a nosotras dos, a Lourdes Lucía y a mí, no sé al libro, de parecer un Tea Party. Sí, el movimiento ultraconservador del Partido Republicano estadounidense. Y no es un error, él, tras 20 años de corresponsal allí lo conoce bien. Una bajeza marca de la casa, de ABC, y sus bochornosas portadas e informaciones. Ayer mismo plantaba unas mujeres jóvenes y en bikini en una playa para exaltar lo bien que, a su juicio, va España.

abc.bañosemanasanta

Dulcificado el humor en estos días de gloria, porque nos tiene acostumbrados a cosas mucho peores. Sin buscar mucho, ni recurrir a aquella degradante “La mirada del asesino” colgada a un inocente, ésta es de las jocosas:

abc.cercocorrupcion

El alemán, ya fuera del estudio, ha respondido a un intento de suavizar el tema por mi parte sacando a colación mis reportajes en Alemania, como la primicia de la apertura del Muro de su Berlín: no tengo ningún interés en saberlo, no me aporta nada.

Soy una persona “muy activa en las redes sociales”, sí, he escrito más de una docena de libros de todo tipo, hasta de amor, también pero sobre todo soy periodista, con mucho trabajo en temas internacionales e incluso, qué cosas, en la corresponsalía de TVE en Londres. ReaccionaDos tiene la firma -como ha señalado Lourdes Lancho y el resto ha ignorado- de personas muy valiosas. Desde Federico Mayor Zaragoza o Baltasar Garzón, solo para empezar a leer. ¿El Tea Party? qué valor. ¿Matar al mensajero? Qué ignorancia. ¿No me aporta nada? qué soberbia, qué heladora frialdad. Tengo la impresión de que muchos periodistas, en particular algunos de los que opinan en medios, deberían al menos bajar a la calle y ver que allí hay personas que hasta huelen distinto. Mejor, sin duda.

Contar esa realidad abrumadora que se olvida por saturación es periodismo, según yo lo entiendo. Es el periodismo que yo entiendo. No es política, salvo que la realidad lo sea. Lo que sí es política -y muy definida- es la puñalada trapera de un tipo que insulta intentando que la idea de que somos el Tea Party quede ahí de final, invalidante, sin respuesta. Y pasa por ser periodismo. Y el sujeto, según he escuchado en la presentación, hasta da clases de la materia.

Aquí tenéis el enlace del programa para que juzguéis por vosotros mismos.

Ahora bien, cada día ya me pregunto si merece la pena. Esta gente que se emociona con el flagelo de la Semana Santa no tiene inconveniente ninguno en atizar a quién se interponga en su camino, en el camino de que todo siga igual. Los puristas de la objetividad.. desequilibrada, también. Todos cuantos siembran desde distintos sectores como si fueran juiciosas personas sin otro interés. No, no, cambiar tiene muchos riesgos, podemos perder la piedra para sentarnos debajo del puente.

sinriesgos

Si lo miramos, nadie me obliga a hacer nada -ni informar siquiera, que menudo vicio tengo-  por quienes prefieren seguir debajo del puente y arrastrando a los demás. Ni les obliga a ninguno de los que, desde la información libre o la política,  lo intentan. Ganas de aguantar tanto envite.

Me había llevado unas ideas del libro, de ReaccionaDos por si venía bien sacarlas. Con ellas acabo:

“Las decisiones tomadas para salir de la crisis están siendo aprovechadas para “salvaguardar los privilegios de quienes la han provocado”.  Juan Torres.

“Si subimos los impuestos, el capital se escapará del país”. Falso y no solo porque hay impuestos que no se pueden eludir, “Es como si dijeran que para evitar robos, hay que legalizar el hurto”. Ignacio Escolar.

“Nos venden de forma muy convincente y atractiva, la maravillosa sensación de que disfrutamos de un abanico ilimitado de posibilidades, pero no son más que ofertas en las que nosotros somos el producto en venta. Así actúa la hegemonía, consigue que creamos que no hay más salida que la que nos ofrece, que no hay más realidad que la suya, que no hay forma más correcta de pensar que el pensamiento único, que no hay más universo que el que ves”, Javier Gállego, Crudo.

“Con las políticas actuales, España está  secando un prometedor árbol de la ciencia que estaba ya empezando a dar abundantes frutos”, Carlos Martínez-A y Javier López Facal.

 “Invertir en cultura y educación, es tirar el dinero, algo irracional y por tanto implanteable”. Javier Pérez de Albéniz en su capítulo “Educación, cultura, PP: la tormenta perfecta”.

“Toca reaccionar para no confundir  solidaridad  con caridad, y recuperar las palabras que permiten cruzar las corrientes para llegar al otro lado,  y  que se enseñe en las escuelas a ser libres y felices. (…) Es difícil imaginar que ninguna persona demócrata, solidaria y consecuente, pueda conformarse con menos”, Ángels Martínez Castells.

“Cuando damos esperanza a la gente, empieza a diluirse esa imposibilidad absoluta”. Lawrence Lessing. el abogado creador de la Licencia Creative Commons. Una cita de mi capítulo en su contexto.

“Cuando se empieza a tragar, no se para”.

 

Anuncios

10 comentarios

  1. Francisco Molina

     /  4 abril 2015

    Muy bien, Rosa, muy bien!
    Leña al mono hasta que hable inglés

  2. paco

     /  4 abril 2015

    Desgraciadamente hay “periodistas empotrados en el sistema” como los corresponsales que han llevado hoy (DRAE; empotrar: Meter algo en la pared o en el suelo, generalmente asegurándolo con fábrica). Comen del sistema, del acriticismo, de la adulación, de la mentira. No pueden salirse del sistema porque peligra su “modus vivendi”.
    En las guerras se “empotran” en el ejércitto de EEUU y solamente ven lo que les dejan ver. (Vargas LLOsa e hija)
    ¡Ánimo Rosa María!

  3. Miguel Luque

     /  4 abril 2015

    Me preocupa que personas como tú, que sois fundamentales, os podáis acabar cansando.
    Entiendo que la pelea es agotadora, pero os necesitamos. Fuerza, valor y a mantener la dignidad!!!

  4. A mi también a veces me da por pensar: “para que seguir pensando que esto puede cambiar y mejorar”. Luego entro en Facebook y me sales tú y otras páginas y blogs por los que puedo enterarme que realmente hay otros mundos de pensamiento, y que realmente, otro mundo es posible, y dejo de sentirme tan decaído.
    En este país hay mucha gente que no somos tan borregos (que me perdonen los animales del mismo nombre. Nunca me han gustado los parecidos con animales, tan injustos hacia ellos por no tener culpa alguna de las tonterías que cometemos los seres humanos) como para seguir a quien solo les interesamos para su beneficio.

  5. Desde hace tiempo creo que la informacion en los medios cada vez lo es menos. Me gusta que haya gente que sigue defendiendo un periodismo activo, critico y sin influencias de los grandes grupos editoriales y medios de comunicación que tienen un interes partidista mas alla de su labor informativa. Me gusta la cita de Javier Gallego, al que he seguido desde la decision de RN3 de no continuar su emisión, y aplaudo su labor, creo que necesitamos que siga habiendo un periodismo libre. Animo, que no te hagan dudar unos cuantos “colegas” como estos, porque los lectores con cierto criterio, sabemos tambien distinguir quien es profesional y quien cuenta lo que le conviene.

  6. Dany

     /  4 abril 2015

    Te he escuchado en directo por la radio, Rosa María, y tu intervención ha sido correcta y muy clara. Pedro Rodríguez no te ha hecho daño solamente a ti, sino a todos los que no desfilamos bajo su palio del pensamiento único.

    Hace mucho que te admiro, y no me explico que sobrevivas en esta selva, querida, lo tuyo es sobre-humano y te felicito de todo corazón. Gracias, gracias de verdad. Un abrazo,

  7. 7

     /  5 abril 2015

    Reblogueó esto en Raciozinando.

  8. Patricio

     /  5 abril 2015

    Patricio.
    Rosa, la inmensa mayoría de los medios de comunicación sean escritos , emisoras de radio , televisiones etc , etc están controlados por los bancos , poderes financieros etc, etc.
    Solamente se salvan algunos medios de comunicación independientes , es decir, grandes profesionales y excelentes periodistas rebotados y expulsados de los medios “tradicionales” , que se están buscando la vida haciendo muy buenas revistas, periódicos ,blogs etc que hacen buenos reportajes y que nos reconcilian a los lectores con el buen periodismo.
    Nos están vendiendo la moto en todos los medios , de que estamos saliendo de la crisis y por desgracia es una GRAN MENTIRA , pero hay mucha gente en mi entorno que se lo cree. Se agarran a un clavo ardiendo y no piensan. (no quieren pensar , es más fácil).
    Este Gobierno mentiroso utiliza la técnica que utilizaba el ministro de propaganda nazi Joseph Goebbels . una ” mentira” repetida mil veces se convierte en “verdad”.
    Buenas tardes a todos.

  9. Reblogueó esto en El Día a Diarioy comentado:
    Como todo lo de Rosa María Artal, imprescindible.
    Apenas una frase para abrir boca: “Si subimos los impuestos, el capital se escapará del país”. Falso y no solo porque hay impuestos que no se pueden eludir, “Es como si dijeran que para evitar robos, hay que legalizar el hurto”. Ignacio Escolar.

  10. rosa maría artal

     /  7 abril 2015

    Muchas gracias, tu comentario había quedado en un limbo. Lo siento.

A %d blogueros les gusta esto: