¿Son los mercados los culpables? ¿O son… ?

Buscando raíces

Una contempla estupefacta cómo nos acosan los mercados, examinan, mandan hacer deberes, subastan países enteros con personas dentro, se deprimen (“son bipolares” escuché a un experto economista, pobrecitos), mandan en definitiva, y se pregunta ¿son los mercados los culpables de nuestros males? No. Una gran parte de responsabilidad recae en los políticos. Los elegimos de entre nosotros porque no cabemos todos en los Parlamentos y gobiernos pero fue y es para que obraran a favor de los intereses de la mayoría y no de minorías de poder. Y hay formas de controlarlas.

Si seguimos mirando, vemos cómo nos asolan corrupciones, injusticias, despilfarros públicos, errores en gestión, y todo ello parece quedar impune. ¿Toda la culpa es de la política ineficaz? Hoy el Foro Económico Mundial dice que en buena medida: considera un “riesgo global”… los malos gobiernos. Pero los políticos proceden de una sociedad que tampoco atraviesa uno de sus mejores momentos de madurez.

Se extiende la pueril explicación de que “el hombre es malo por naturaleza”, una argumentación moral que no dejaría de ser más que una más de las corrientes filosóficas en las que podemos encontrar incluso la contraria. Ahí tenemos a Russeau, asegurando que “el hombre es bueno”… también “por naturaleza”, pero, por si acaso, sentando las bases del Contrato Social. Porque, aunque fuese “malo”, para sus “desviaciones” delictivas está la justicia. El Banco Mundial ha dicho esta madrugada que la inestabilidad del Euro vuelve a poner en peligro la economía mundial. Pues señor, si hace un año ahora que un grupito de Hedge Funds, decidieron hundir la moneda europea porque daba “grandes oportunidades de negocio”. Ellos, y sus secuaces de “Bruselas” han hecho el resto. Y no hay síntoma alguno de que vayan a cambiar, todo lo contrario. ¿Cómo no lo recuerdan los medios a diario?

¿Es la sociedad la que falla? Sin duda, porque es la que elige a esos políticos que no atajan los abusos, no implementan medidas para que funcione la justicia, no se atan los cabos a ellos mismos. Pero para que una sociedad funcione precisa dos pilares básicos que son los que forman y mantienen el pensamiento crítico: la educación y la información. Ambos se disuaden hoy con ahínco. Aquí mismo, gobierno y comunidades autónomas (que son quienes la gestionan en un 80%) van a ahorrar 1.800 millones de euros en educación, en lugar de quitarse ellos mismos canapés, viajes, móviles (California acaba de actuar en ese sentido) y demás prebendas. En un país con gravísimas carencias en esa materia.

Y llegamos a los medios de comunicación. Diseñados para informar, formar y entretener, se dedican con pasión a esto último, desfigurando además groseramente sus dos primeros cometidos. Las revelaciones de wikileaks –un tanto ya adormecidas por la trivialización, el acoso a sus divulgadores, y las escasas consecuencias que se han derivado aún para los culpables de atropellos- revelaron que el periodismo hoy no realiza su misión. Ya no es tiempo de “watergates”, suelo decir. Los más graves hechos, como que una ex candidata a la presidencia de los EEUU señale con dianas los objetivos a abatir, en un país cargado de armas y de fácil acceso a descerebrados, se diluyen en «opiniones«. Esta energúmena es capaz incluso de salir atacando a quienes la acusan. O aquí mismo, un Camps que se burla de los periodistas sin responder a sus preguntas, por sus reales huevos de codorniz, enmarcados por ciudadanos a juego. Todo hoy es opinable, todo se diluye en la maraña, sin desencadenar consecuencias. No es tiempo de “watergates”.

El periodismo culpable forma parte del problema en los grandes medios, “mercados” en sí mismos, que sólo parecen buscar cuantiosos beneficios como fin primordial. Y lo es en la legión de periodistillas mediocres y sin alma a los que mueven como peones, sin que siquiera den la impresión de enterarse. Mal pagados, sí, como tantos otros, con temor a perder el empleo, como la mayoría de los asalariados hoy, pero sin un átomo de sangre periodística en sus venas. Buscando siempre «modelos de negocio» y la trascendental y sublime ecuación entre «web y papel«.

Pero, si el periodismo es parte del problema, también lo es de su solución. La crítica a los poderes está en sus genes. Enfréntense a sus redactores jefes, atruenen a la sociedad con las denuncias de lo que está ocurriendo, vibren –eso es lo más importante-, y vuelvan a derribar presidentes y… mercados. Formen e informen a la sociedad para que despierte y vuelva a tener o adquiera criterio.

Algunos medios son irrecuperables, pura bazofia. Una sociedad formada les haría caer por inanición. Pero para otros hay esperanza. La televisión pública debería poner el reportaje sobre la obsolescencia programada –la deliberadamente limitada vida de objetos de consumo para que sigamos, comprando, tirando, y comprando, si no lo habéis visto, no os lo perdáis-, en la primera cadena y en “prime time”, y sus telediarios más vistos deberían ser realmente informativos y no poco más que programas de entretenimiento. Los del fin de semana se acercan más al criterio correcto. Y déjense todos de enseñarnos casas de millonarios como una meta, o la vida de los españoles en el mundo, sin ahondar en nada, o amarillos comandos vergonzantes. ¿Dónde están los periodistas en activo que lo reclamen y lo fuercen? Nunca fue fácil.

Y hay esperanza en firmas individuales que cada día sirven de azogue, siquiera desde rincones con escasa audiencia. Dénsela los ciudadanos no anestesiados. Yo encuentro información a diario, y nueva, no repetitiva, y elaborada. Búsquedas. Y cada día, también, me regocijo con la crítica inteligente y repaso y repaso o descubro a alguien, incluso muy joven, con savia periodística en sus conductos. Hay esperanza. Pero solo en un periodismo que, desde la vocación, la veracidad y el compromiso, sirva a los ciudadanos. Es su responsabilidad.

Un comentario de Trancos, hace casi un año nos daba cuenta de qué piensa el Departamento de Estado EEUU (ojalá dejara practicarlo) sobre lo que es el periodismo:

. La primera obligación del periodismo es decir la verdad.

• Su primera lealtad es para con los ciudadanos.

• Su esencia es una disciplina de verificación.

• Quienes lo practican deben mantener su independencia con respecto a las personas sobre las cuales escriben.

• El periodista debe ser independiente como observador del poder.

• El periodismo debe ofrecer un foro para la crítica y la participación del público.

• Se debe esforzar por hacer que lo significativo resulte interesante

y relevante.

• Debe tratar de que las noticias sean completas y no desproporcionadas.

• Se debe permitir que quienes lo practican apliquen su conciencia personal.

(Esto es para vosotros que me permitís existir):

27 comentarios

  1. Buenos días Rosa.

    Totalmente de acuerdo con la connivencia entre unos y otros para perpetuar un stablishment y un sistema que nos ha timado a todos y que nos sigue timando (por cierto, no perderse esta canción del nuevo disco de Carlos Ann, que por fin vuelve a la música de baile con letras atípicas: http://www.youtube.com/watch?v=0UMlu92hqf4).

    Y no nos olvidemos de la perversa línea que une la educación con el periodismo (debería poner esas palabras en mayúsculas en unos tiempos como los de hoy?). Porque cuando se ven ciertas cosas en los medios una no puede menos que preguntarse: qué coño os están enseñando/os enseñaron en la Uni?

    Y es que parece ser que mucha gente se metió corriendo en una carrera que no debería ser de risa por salir en la tele y hacerse famosa. Sobre todo después de ver el éxito de personajes como Karmele Marchante y los que vinieron luego.

    Creo que ahí es donde empezó todo a torcerse. Y de esto hace ya… 15 o 20 años?

  2. eliecer

     /  13 enero 2011

    Este punto me encanta:

    «Se debe esforzar por hacer que lo significativo resulte interesante
    y relevante.»

    Y se pasan la vida haciendo justo lo contrario, que puto coñazo con la ley del tabaco. Y que poquito se habla de lo ridículo que resulta el gobierno elgido democraticamente frente a los dueños del capital.

    Saludos.

  3. Buenos días. Habría que poner algún gagdget a un lado de los artículos, billetes, entrevistas o post de los periodistas profesionales o amateurs que permitiera puntuar en función de esos criterios: verdad, lealtad para con los ciudadanos, verificación, independencia en relación al poder, fomento de la participación crítica, etc. Hay poco de eso en España y no sólo en el campo político. La mayor parte de lo que se escribe o divulga sobre deportes o corazón (también son periodistas quienes lo hacen) avergüenzan la dignidad o la inteligencia… y por los insterticios de la comunicación acaban contaminando el que se considera periodismo «serio». Y el periodismo «serio», con dignísimas excepciones, sirve antes intereses partidarios o económicos que la verdad, pero tampoco hay que culparles en especial. Si tenemos demasiados ejemplos de que lo hacen científicos de bata blanca (en el caso de los transgénicos, por ejemplo) o altos cargos al servicio público que se afanan a traspasar la puerta giratoria de la empresa privada en menos de un segundo ¿por qué vamos a pedirles una inviolabilidad ética superior a los periodistas?

    El problema radica en todos nosotros, que hemos dejado que nos convirtieran en una sociedad anestesiada, estupidizada, que ha rebajado su capacidad de empatía a una o dos madres de oro solteras que lanzan frases salvajes y que, en la degradación absoluta de proyectos e ideales, juegan a acabar convirtiéndose en programas politicos. Pero, ¿por qué no? Si los corruptos han llevado tan lejos sus contaminados tentáculos que tienen asegurada su reelección ¿no es lógico pensar que haya más verdad en la visceralidad de un elemental amor de madre, o el más atávico todavía recelo al vecino de otra cultura, de otro color, de otro idioma? En nuestro primitivismo autista encontramos algo en lo que nos podemos reconocer más que en una evolución colectiva que nos ha conducido a la corrupción, la hipocresía, la elaborada destrucción de nuestro semejante… Es el lamentable camino de regreso de la civilización a las cavernas con mensajes de móvil de última generación y politonos que nos sumergen en la hipnosis colectiva.

    La regeneración –y tu, Rosa, sabes bien de que hablo– es tan urgente como títanica. Y conseguir levantar el listón de la verdad que se comunica con éxito por encima de reacciones viscerales de supervivencia (un ejemplo de lo contrario: la substitución de CNN+ por GH), una empresa tan urgente y necesaria como –a lo que parece– interesadamente imposible.

    (No estoy muy optimista hoy. Depresión post-gripal, quizás…)

  4. candela

     /  13 enero 2011

    Rosa sigo tu blog desde hace unos meses y me parece muy acertado todo lo que dices.
    Respecto a la culpa de los mercados, yo, que no juego en bolsa ni soy especuladora ni rica, ni empresaria, solo trabajadora puedo decir que la culpa es de los mercados y de todos esos que señalas, pero yo diría en mi caso y en el caso de los trabajadores son los representantes sindicales. Me explico, más que nunca necesitamos sindicalistas que muevan con palabras sabias y determinaciones justas a los que dependemos de ellos para la defensa de nuestros derechos.
    Errores de bulto de los sindicatos: no apoyar a los trabajadores griegos desde el mismo momento que se les condena a sufrir las consecuencias de las mercados, somos europeos, hermanos en la unión sindical y hemos olvidado a los nuestros, así lo mismo con Irlanda etc.
    El siguiente error de bulto son el No ataque a los bancos desde las instituciones sindicales, sin discurso, sin alternativa, sin movilización dejando a los trabajadores en el peor de los sitios que podemos estar en la IGNORANCIA.
    Por eso creo que los sindicatos deberían rectificar sus posiciones y no seguir pidiéndonos más sacrificios.
    ¿Por qué nadie ataca a la banca en el mismo centro?
    ¿Por qué los sindicatos no movilizan contra los mercados?.
    Es hora de plantearnos construir nuestra propia banca, mover a los nuestros y autogestionar nuestros bancos, seamos claros, o los especuladores o los movimientos sociales dejando de lado al sistema más repúgnate que existe.
    Utopia… puede, pero hay que salir, por nuestro bien y de los nuestros.
    Estudiemos la Banca Etica como alternativa.
    Y gracias por tu espacio y ser como eres.

  5. apajerabierta

     /  13 enero 2011

    Eso de que elegimos a nuestros políticos, es más bien broma. Se eligen entre ellos,(vaya Ud a saber con qué impresentables razones) y de esos que han sido elegidos por ellos, nosotros mediante un sistema muy, pero que muy perfeccionable, los votamos. Y a callar. De este modo conseguimos que la soberanía popular permanezca secuestrada indefinidamente y ellos actuando para defender los intereses de los poderes financieros, que son los que en realidad controlan.
    ¿Los medios?¿A quien pertenecen?Pues contestando la pregunta se entiende porque hay tanta bazofía.
    Hay gente que se queja de la presencia de símbolos religiosos a nivel de instituciones pública. De acuerdo.Pero nadie se queja de la invasión en nuestra casa a cualquier hora de los símbolos de la nueva religión de la que todos somos más o menos devotos: El consumo.
    La sociedad está siendo «educada» por la TV. En los centros de enseñanza se mal forma intelectualmente. El «Gran Educador» es la TV que permanentemente nos reafirma nuestro egoísmo, nuestra bajas tendencias, niuestra insolidaridad, y de paso nos dice que tenemos que comprar para ser felices. Con esos «valores» no es muy difícil conseguir que la sociedad cada x tiempo vote lo que «hay que» votar.
    Me acuerdo, cuando perdió Rajoy las elecciones, (en España se pierden, no se ganan), aquel deseo de :»Zapatero no nos falles!!!».
    Cuando pierda ahora el PSOE, (porque el registrador no puede ganar), mi grito será: Mariano no nos f….s!!!. Y no hará caso…

  6. Muy buen análisis sobre los mercados y sobre la culpa que, en parte, tenemos todos. Ya está bien de culpar a los demás sin darnos cuenta de que nosotros hemos elegido a «los demás» (en el ámbito políticos) y perpetuamos roles y clichés en los medios de comunicación que tampoco nos llevan a ningún sitio. Ahora bien, la sociedad (y aquí no hablo de las personas de a pie, hablo de todo el mundo, incluidos políticos y demás mandatarios, banqueros, etc) no sólo tiene la culpa de elegir mal o de mantener unos ideas y un sistema de medios de comunicación como el actual. Los mercados nos enrolaron en su bucle de ganancia por ganancia sin mirar el riesgo que también es importante destacar. La parte financiero-económica de la crisis no se puede dejar a un lado. Es la parte negativa de vivir en el presente sin mirar al futuro y sin nisiquiera intuír las consecuencias de lo que hacemos hoy.

    Me he permitido enlazar esta entrada y he citado una parte de la misma en una entrada de mi blog.

    Un saludo.

  7. Enhorabuena por tu blog, Rosa, muchos nos sentimos muy identificados con tus reflexiones, más aún cuando hemos ejercido como periodistas con vocación tanto en Madrid como en provincias, donde la situación -si cabe- es todavía más lacerante… La maraña de intereses cruzados -vía subvención, vía convenio- ha generados un periodismo sumiso y adocenado, donde sólo importa atiborrar a la audiencia de vino y verbenas infinitas. Los últimos quince años han sido muy reveladores respecto a la decadencia de sus objetivos y principios. Un abrazo.

  8. ¡Formar para transformar!. Siguiendo esa premisa que hace tiempo les comento a mis amistades, podemos lograr una Sociedad Cívica informada, con personalidad, coraje y decisión.

    Tu artículo me sigue demostrando que eres una de las mejores periodistas de esta llamada «piel de toro», que se ha convertido en una piel de «vaca loca».

    Los mercados son la esencia de los males. Pero, imbuída en esa esencia…los políticos de vuelo raso, los periodistas que solo velan por las órdenes de la «voz de su amo» atados a sus cadenas de oro interesadas y una Sociedad que consume-no digo asimila- todo lo que dicen que «mola», nos da como resultante una Sociedad alienada y sedada….¡Así nos va!.

    Es lo que una bella y extraordinaria cantante resume como…»Le mal de vivre».:

  9. Sería muy interesante, Rosa María, que los periodistas fueran como dices, todos los agradeceríamos pero seamos un poco serios: Hoy día los medios de comunicación con proyección nacional, aquellos que «crean opinión» son parte de grandes corporaciones que cotizan en Bolsa y algunos de ellos incluso en el Ibex-35… ¿A quién creéis entonces que van a defender? Algunos hacen el paripé de dejar algún que otro espacio a los disidentes del sistema como, por ejemplo, «El País» con tus artículos pero no son más que una gota dentro del océano de su linea editorial para la cual las contrarreformas del actual gobierno se quedan cortas por insuficientes o por tardías… y eso en el periódico de referencia de la izquierda, leer los de la derecha ya es pura propaganda del «Tea Party» o sus imitadores nacionales.
    ¿Entonces? Sólo queda Internet pero esto es una auténtica barahúnda, un cajón de sastre en el cual cabe de todo y es muy difícil encontrar lo que se busca para quien no está interesado muy especialmente en lo que sucede a su alrededor, quizás por eso tengan tanto éxito las redes sociales, al fin sólo se encuentra lo que se busca.
    Y, al final, la gente elegirá entre Zapatero o Rajoy, no entre dos programas sino entre dos personas olvidándose, en líneas generales, de otras varias propuestas… al fin son ellos quienes salen en los telediarios mientras los demás están ausentes una vez terminadas las campañas electorales.

  10. Me permito dejar aquí-con el permiso de Rosa Maria-, un vídeo en donde un genio simpático, e iluminado; detalla a la perfección y de forma sencilla pero profunda, el origen primario de los males de esta llamada Sociedad.Me reitero…¡Formar para transformar!.:

  11. Trancos

     /  13 enero 2011

    «¿Es la sociedad la que falla? Sin duda, porque es la que elige a esos políticos…»

    ¿De verdad elegimos a nuestros políticos? ¿De verdad se puede presentar cualquiera a unas elecciones, sin un respaldo mediático y financiero? ¿De verdad son los mejores de cada partido los que encabezan las listas electorales? ¿Pueden la inmensa mayoría de los militantes de un partido decir mucho más que «Te alabamos, señor» cuando los líderes dicen «palabra de dios»?

    La democracia liberal (encima con listas cerradas) no es como un restaurante a la carta, donde puedes elegir entre un amplio surtido de platos y hacerte tú tu menú. Es más bien un restaurante de «menú del día» con 3 primeros, 3 segundos, vino con casera y postre o café. Generalmente eliges no lo que más te gusta, sino lo que menos te disgusta. O sea, que «son lentejas…» y la alternativa a comerlas es dejarlas (no votar) y no elegir otro plato.

  12. zana

     /  13 enero 2011

    Hola personas,
    los mercados tienen nombre y apellidos, son personas. Un periodista no debería decir «los Mercados» o «el Sistema» debería poner los nombres y sus apellidos. Investigar y publicarlos. Pero con ello correría dos peligros: 1) Irse a la cola del paro, y 2) buscarse un buen abogado y una buena fianza, ,porque el señor Mercado le va a hundir en la miseria. (Recuerdo aquí al alcalde de Seseña y una frase que dice: ni agradecido ni pagado), así que mi querida RMA, a los periodistas no se les puede pedir nada, lo único que no vayan por ahí dándoselas de Periodistas, son rellena columnas, algo en lo que les hemos convertido.
    Ya no hay Watergate, porque tampoco hay recompensa. Nadie dimite, todo es efímero, tú lo has dicho con el tema del wikileaks (un tanto ya adormecidas por la trivialización), en mayo vendrán las elecciones, verás esos periodistas pedir el voto para los mismos de siempre…así que, sarna con gusto no pica

  13. Soto

     /  13 enero 2011

    Hola Rosa y amigos contertulios:
    Leo tu Post ,leo los comentarios de mis amigos contertulios y una desesperanza de fondo»anida » en nosotros.Me parece discernir,que a pesar de la rabieta interior por lograr «zafarse» de la «cuerda invisible que nos ata «,no lo logramos porque estamos»atadisimos» por la avaricia del mercado ,el cual tiene «inyectada su sabia «en el mismisimo corazón de la sociedad y no hay forma de «resarcirse de esa exclavitud programada»».
    Escribe Rosa ,con mucha razón , que es necesario buscar información buena ,atrevida ,independiente;auque minoritaria la hay .Si,Rosa ,puede haberla,pero reconoceremos que personas como tu y yo y más (pero minoritarias) podemos buscarla y encontrarla,pero nosotros estamos en una edad prejubilada «o tocando los 65,yo».y podemos disponer de tiempo.¿cuanta gente en plena ocupación laboral dispone de tiempo y tranquilidad para dedicarse a estos imprescindibles menestres?¿cuanta gente tiene esa «quiscolleante» inquietud de buscar una sociedad solidaria ,humana y autoindependiente en su vertiente intelectual?¿porque no la tiene?¿porque «impera » la de los mercados y «en el foro interno» acepatda por muchisimas capas de la sociedad?¿porque ?…¿y porq

  14. Soto

     /  13 enero 2011

    termino…..¿porqué?.
    Apertas agarimosas

  15. andres

     /  13 enero 2011

    ¡¡¡¡ OK ¡¡¡¡

  16. Víctor

     /  13 enero 2011

    Extraordinario artículo e interesantísimos comentarios. Extraigo alguna pequeña conclusión. Los famosos y malditos mercados no son consecuencia de una infeliz casualidad, ni se deben a una deriva natural. El capitalismo suprafinanciero que hoy nos tiraniza es consecuencia de decisiones políticas que llevan más de 40 años produciéndose. Los políticos, particularmente en esta decadente Europa, han dirigido, con sus directivas y reglamentos, el triunfo de las corporaciones financieras sobre la idea de una sociedad democrática y con un sentido igualitario. Estos políticos tienen nombre y apellidos. Por ejemplo, oír hoy ahora a Felipe González escandalizarse por la preponderancia de los llamados mercados, cuando tanto colaboró para que sucediera esto (recordemos el Tratado de Maastricht), me produce estupefacción.
    El periodismo, en una sociedad tan degradada como la nuestra, sometida a esta dictadura financiera, cumple su triste misión. En una perversión de sus principios, no pretende informa, formar y crear un conciencia crítica. Justamente pretende lo contrario: desinformar y atontar cualquier atisbo de pensamiento autónomo. Existen resquicios para la minoría, pero en una sociedad de masas en que solo interesa la opinión de la mayoría, la mayoría permanece en la absoluta inopia. No se debe olvidar lo que supone la sustitución de CNN+ por GH. Toda una parábola de los tiempos. Una decisión propia de la entrada de la corporación Liberty, dominada por ahora por Goldman Sachs, como máximo accionista de Prisa. Una más de las empresas de capital riesgo que hoy dominan la economía occidental. Empresas que le trae al pairo la calidad de la información, el trabajo bien hecho,…y lo que es peor, desprecian el que exista una sociedad inconformista, comprometida, adulta y crítica…pues esa existencia podría ser una molestia para su único objetivo, la obtención de los máximos beneficios en el más corto espacio de tiempo posible.

  17. Buenas tardes a tod@s:

    Los bipolares serán ellos, no te fastidia.
    Un saludo para la postgripada Angels, la gripe esta es inclasificable.
    A los políticos les votamos, luego a los de los poderes financieros, que yo sepa, no dan una lista.Están en el anonimáto más tenebroso.Pero, por lo visto cautivan a nuestros políticos, que no a tod@s, y les indican el camino a seguir.Es más, nos están tomando el pelo cosa fina.Por aquí , en cualquier bar o cafetería , tele5 es la estrella.
    En Valencia, no se menta la bicha, nada de nada.Si acaso en el periódico Levante, de cuando en vez.Quería ver que pasaba con Antoni Asunción y la guerra contra el PSPV. Su pasado era impecable, y hubo esperanzas entre los antigüos pesoístas valencianos de que volviera.Pero, de momento, ha ganado Alarte, candidato a la generalitat por Pspv , y en cierto modo Camps, ya que han descubierto que su empresa, la de Asunción, había quebrado, estaba lleno de deudas y que presuntamente,quería hacer una maniobra torticera junto a PP y Camps.
    Aún no está claro, y aún no ha salido Asunción para desmentirlo.Pero es curioso que este ex ministro de interior, con un bagaje detrás en cuanto a tratamiento de aguas, recordado por sus colaboradores y funcionarios de prisiones con cariño y respeto, ecologista, haya aceptado participar en intereconomía. Ojalá y me equivoque, o sea uno de tantos descéditos hacia personas con honor.de todas formas , aquí van a ganar los del PP, por costumbre y porque no ha habido, hasta ahora, ningún político con las narices de plantar cara, excepto Asunción, claro.
    Las reacciones son lentas.Yo siempre tengo millones de preguntas, pero, las dejaré para mejor ocasión.

  18. Soto

     /  13 enero 2011

    Virginia:Asi que Asunción a Interconomia…..uF..uF….¿A este que le pasó?…….!Un placer leerte ,Victor!
    Apertas agarimosas

  19. ¿Te permitimos existir? Te ROGAMOS que existas, querida 😉

  20. Soto, Victor, igualmente.No se lo que le ha pasado ni a él, ni a nadie.Mutis por el foro.

  21. Trancos

     /  13 enero 2011

    ¡Hombre! ¡A veces hay un militante que se atreve a decir lo que piensa de su partido:

    http://www.europasur.es/article/andalucia/878880/diputado/socialista/vaticina/batacazo/monumental/psoe.html

    Veremos a ver por donde le sale la broma si no se la envaina

  22. NoEsMiDía

     /  15 enero 2011

    Buenos días Rosa y foreros, ante todo os agradezco este oasis de sensatez y objetividad!!!!
    Me da que los culpables han sido los mercados, perooooo… por que les hemos dejado… la izquierda no actuando como tal por culpa nuestra al hacer/dejar que gobiernen siendo torpedeados de forma continua, la derecha gracias al lavado de cerebro a muchos millones que han aceptado las maravillas neoliberales, sin entender que son curritos aunque lleven corbata y estén sentados en una oficina; igual abren lo ojos cuando vean que el supositorio de Teparty que nos va caer desde cualquier lado (y que tanto alababan), les afecta de igual manera, y la patronal, las pymes y algunas grandes (todas las que dependan del consumo interno), cuando comprendan que mermar el poder adquisitivo de sus clientes quizás no sea la mejor opción… y descubran el caso que les van a hacer sus angelicales mercados;-)… esperemos que el sentido común prevalezca, o esto puede derivar derivar en momentos de tensión de los que nos costará recuperarnos. Os pido disculpas si me he pasado de pesimista, no tengo un buen día… animadme diciendo que estoy absolutamente equivocado! De nuevo, gracias.

  23. NoEsMiDía

     /  15 enero 2011

    .. se me olvidaba, y los periodistas bailándole el agua a los dueños mercados y partidos, por ejemplo, acabo de alucinar con el «análisis» que hace hoy el país acerca de las teorías de economistas objetivos, cuando el objetivo del mismo es básicamente justificar el tema de ampliar la edad de jubilación hasta los 67. Al llegar a este punto, básicamente dice el gurú de turno que otros países (Francia, Inglaterra, Alemania…) ya lo han realizado y son mejores que nosotros; pero se le olvida comentar nada más en este punto, y me surgen algunas dudas:

    ¿qué edad queda finalmente en cada uno de ellos?
    ¿cuantos años mínimos para el derecho a pensión de ellos?
    ¿incremento de restricciones para no tener acceso a las mismas en cada uno de ellos?
    ¿Computan en ellos los años dedicados a formación?
    ¿Cual es su pensión?….

    y en general, todo aquello que un análisis objetivo debería incluir… si no esta dictado, claro :-O

    Disculpad el rollo!. Os dejo el enlace: http://www.elpais.com/articulo/espana/65/67/razones/solidas/elpepiesp/20110115elpepinac_9/Tes

    Saludos

  24. A toro pasado, hoy me llega un vídeo de uno des mis pocos héroes vivos. Se trata de Jose Luis Sampedro. Espero que os guste:

  1. Tweets that mention ¿Son los mercados los culpables? ¿O son… ? « El Periscopio -- Topsy.com
A %d blogueros les gusta esto: