¿Y si costara este esfuerzo?

Forges.Eskup.El País

(Visto en Eskup)

Entrada anterior

4 comentarios

  1. Es muy bueno jajajajajaja
    Qué suerte que me haya encontrado con esto.
    No soy fumador, pero la situación en sí me produce regocijo y risa a la vez. Es como por fin sentirse bien cuando algo no está del todo bien.

    Saludos.

  2. Recuerdo mi estancia en Cuba. Quedé muy gratamente impresionado y enamorado de sus gentes,paisajes,músicas, cultura…etc…;pero también quedé muy impresionado de la primera frase que escuché en la casa particular donde me hospedé-tras tres días obligatorios en un hotel-. Era mi primer viaje y no conocía otras formas de eludir este trámite-…”por favor, no hable de política en esta casa”.

    Pasados unos días,fui comprendiendo el motivo de la misma. En cada manzana de cada barrio, existen tres-repito 3- controles humanos asociados, para saber que hace cada mortal que pueda dañar su revolución. Resumiendo…la delación en estado puro.

    Quien no desea colaborar en esta forma de vida, es sabedor de que será denunciado por sus propios vecinos por partida triple. Parece ser-tras escuchar a la Sra.Pajín, que por cierto hace unos meses visitó esta maravillosa isla-; algo se le quedó,supuestamente hablando, de esta peculiar forma de controlar el libre albedrío.

    Tras leer mi bola de naranja-en mi tierra las usamos así-; antes de las Fallas,habrá cambios en esta ley anti fumadores-otra incongruencia, ya que se permite su venta legalmente-. Al tiempo. Digo esto, ya que se acercan elecciones y al final,los votos son los que mandan.

    Los decretazos sin consensos,suelen acabar muy mal. Nunca me gustaron las dictaduras-sean de la posición geográfica que fuesen-. Una cosa es educar y concienciar a los ciudadanos y otra muy diferente, utilizar métodos quirúrgicos represivos. Me pongo en la piel de los propietarios de locales donde acudimos para nuestro solaz relajo,en donde elpropietarios y/o sus empleados, tienen que atender a los clientes, vigilar que no fumen y hasta delatar al supuesto transgresor que no desea apagar su cigarrillo o puro, con el fin de que no lo puedan multar. ¡La cuadratura del círculo!.

    Apoyo a los no fumadores, faltaría mas…pero, ¿no puede haber un consenso mas racional para que cada quien se reúna con cada cual en locales con o sin humo?. Es que las lían pardas.

    Al final, me barrunto que todo esto no es mas que otro “humo que ciega los ojos” de los graves problemas de este País, que no saben o no pueden resolver. Vamos,digo yo.:

  3. rosa maría artal

     /  4 enero 2011

    Rafael, me tienes fascinada con tus músicas de “cierre”. buenos días.

  4. Muchas gracias Rosa. Son como una rúbrica personalizada a lo que escribo.

    Al fin y a la postre…uno es lo que vive.

    P.D.: Sin peloteos…cada día escribes mejor.

A %d blogueros les gusta esto: