Goldman Sachs ¿Inicio de control o nueva crisis mundial?

Las autoridades de EE UU acusan a Goldman Sachs de fraude. El SEC, el regulador de su mercado de valores, considera que el banco creó y vendió, a sabiendas, derivados de las hipotecas ‘subprime’, detonantes de la crisis en la que actualmente aún nos encontramos. Bajan las acciones del Banco, y las sensibles Bolsas se han teñido de rojo.

   El secreto a voces ha llegado a oídos de las autoridades norteamericanas -oh, milagro-, pero lo realmente novedoso es que se han decidido a actuar. ¿Es el comienzo de la cordura que ponga fin a tantos desmanes? ¿O estamos ante una nueva crisis precisamente por la reacción de los implicados?

Haced apuestas. (Estoy de regreso a Madrid desde Granada)

Mas información:

http://www.expansion.com/2010/04/16/inversion/1271430214.html

http://www.nytimes.com/2010/04/17/business/17goldman.html?ref=global-home

Entrada siguiente

15 comentarios

  1. No sé si seré la primera, pero apuesto por la misma solución que con la crisis en la que estamos: Inyección de dinero público -de todos-, a quienes apuestan con nuestros dineros; es decir, que provocar una crisis no solo les sale regalado, sino con premios multimillonarios, mientras los curritos de siempre pagan el pato.

    Una segunda apuesta es que si vuelven a hacer lo mismo, la sociedad no se va a quedar callada -o no debería-.

    Un saludo

  2. Es posible que el Estado esté comenzando a hacer los deberes que dejó aparcados durante la era Bush. Aún así, si lo que le está pasando a Goldman Sanchs le ocurriese a cualquier país, las consecuencias no sólo se traducirían en pérdidas, sino en obligaciones muy duras. Si el banco quebrara, que no creo que sea el caso, el capital humano pasaría a ser responsabilidad del Estado. Si Grecia quiebra, ahí se las arreglen, que la UE está para lo que está, proteger a la banca germana.

  3. Galgo de Casalarreina

     /  17 abril 2010

    Por lo menos ya hablamos, ya habla nuestro gobierno de crisis, que en realidad es una recesión brutal y que para mí significa el agotamiento real de un modelo basado en el consumo histérico, es decir fabricar por fabricar, crear necesidades que no son necesarias y hacer una burbuja de tal calibre, que ahí tenemos sus consecuencias, que por desgracia, a nivel de empleo, serán largas, dramáticamente largas.
    Fabricar y consumir con un coste energético y medioambiental insostenible, como lo es el de China o India. Hemos globalizado un modelo que ha fracasado, y del que culpa tenemos todos, por no ser capaces de vivir en la economía real, sino de vivir en un mundo fantástico e inagotable, basado en el crédito fácil y en plusvalías infinitas.
    En España lo tenemos más crudo, la construcción fue un motor absurdo, con recorrido corto, donde la especulación era la gasolina y la corrupción el motor de explosión, y a reventado.
    Las soluciones del gobierno, y de la oposición, son vacías, improvisadas, basadas en lo mismo. Ahora el motor son la renovables, otra burbuja subvencionada, que está dando mucho dinero a cuatro, que cuesta mucho al erario público, y que implotará sino se controla.
    Los del auto descubren el motor eléctrico, algo inventado hace más de un siglo, y con ello más subvenciones.
    Las subvenciones para el ferrocaril, menos coches, menos autopistas, más trenes, más transporte colectivo.
    Renovables sí, pero que cada empresa se las pague, que luego los beneficios y las plusvalías no retornan al contribuyente, como las de los poceros.

  4. apajerabierta

     /  17 abril 2010

    En estos momentos en los que la CEOE, el Banco de España…etc hablan de que la solución a la crisis pasa por el recorte de los salarios la reducción de prestaciones al desempleo, la flexibilidad laboral t el recorte de pensiones, por ejemplo, no viene mal esta noticia. Nos recuerda, quiénes han causado realmente esta crisis y quienes la volveran a causar en el futuro.
    De tanto ocurrir ya no llama la atención la piratería bancaria, las crisis que produce y que los culpables de todo ésto sean los mismos saqueados.
    Los gobiernos, a pesar de la recesión global, (que no sólo se manifiesta por el mal aspecto de unos índices , sino sobre todo por multitud de dramas humanos) ,producida por estos impresentables, no ha tomado medidas para garantizar que en el futuro esto no vuelva a ocurrir. Todo lo contrario.
    El sistema se basa en la codicia -a todos los niveles- y la codicia sól se apaga, como el fuego, cuando consume toda la leña.
    Conviene seguir de cerca la evolución de precio del petróleo. Recordemos que previamente a esta crisis, el precio del petróleo y de las materias primas se disparó por moviemientos especulativos. De momento ya esta a 85 $ y subiendo. Si la economía mundial se reactiva, posiblemente la oferta no sea capaz de seguir a la demanda y los especuladores vuelvan a disparar el precio, lastrando el despegue. Cosas de la sacrosanta econmía de mercado, la desregularización…

  5. Galgo de Casalarreina

     /  17 abril 2010

    La CEOE no creo que represente a los empresarios, es un club privado de cuatro amiguetes que les sirve de trampolín para hacer relaciones, todas de negocios, y de paso pillar alguna subvención, para sus empresas, del gobierno.
    El presidente de la CEOE está absolutamente desligitimado en la sociedad, en el mundo empresarial y hasta en su casa, como para siquiera atreverse a abrir la boca. Es un jeta y un vividor, una especie de mal político en una asociación que no ha cambiado su discurso desde que se creó.
    Los sindicatos tampoco dan la talla, siguen con lo mismo de lo mismo: más salario y menos horas, y de ahí no hay quien los saque.
    Así que con estos mimbres: agujero seguro en el cesto, más paro y más justos cada fin de mes.
    Hace falta más imaginación, más romperse la cabeza y menos repetir el eslogán de siempre.
    Las grandes empresas pasan de la CEOE y las pequeñas se buscan la vida como pueden.
    De los autónomos no se acuerda ni Blas.
    Y en las fábricas cada Comité se busca las castañas, pasando de los Méndez y los Txoxo.

  6. Víctor

     /  17 abril 2010

    Esta corta entrada merece una profunda reflexión. Como dice bien Apajerabierta tenemos un sistema económico mundial fundamentado en dos valores: codicia y desregulación. Los dos van cogidos de la mano. Para que la primera sea absoluta necesita que la segunda alcance todo su significado. Eso es lo que se llama economía libre de mercado.
    El continuo aumento del mercado financiero, consiguiendo acaparar cada vez más cotas de poder (entendiendo el poder como la capacidad de conseguir imponer su voluntad en contra de los intereses mayoritarios), es la consecuencia palpable de esos dos valores. La eliminación de cualquier regulación que frene los abusos del poder financiero ha conseguido que sea mucho más rentable, por tanto más apetecible a los codiciosos, jugar con divisas, bienes intangibles, fondos exóticos, que fabricar cualquier producto. Este tipo de sistema especulativo ha impregnado toda la economía real. Los accionistas de las empresas son fondos financieros, sin ningún interés por los productos que fabrican, sólo jugando a la próxima subida o bajada de acciones.
    Si leemos con atención la noticia, no existe la menor crítica por parte del SEC al paradigma del mercado libre financiero. Como es de esperar, su crítica se centra en aspectos colaterales: Un vicepresidente de Goldman Sachs no da información completa a los inversores y, a su vez, hacen un doble juego con Paulson para sacar tajada. Habría que preguntarse si en este mercadeo vertiginoso en que impera sólo la codicia, si los inversores requieren más información que la que establezca su posible rentabilidad y si los propios inversores no establecen ese mismo juego con los que, a su vez, les compran a ellos tan brillantes productos.
    Esperar que esta actuación signifique algún cambio en las reglas que imperan es esperar que las ranas críen pelo. No seamos ingenuos, los cambios no van a venir por ese lado jamás.

  7. Tanto soñar con las excelencias del libre mercado y mira los monstruos que nos han crecido. Tanto laissez faire, laissez passer y resulta que la mano que mecía la cuna era la de un trilero de luxe.

    Yo, ahora que todo es libre mercado, no sé, la verdad, cómo hay que ponerle el cascabel al gato. En realidad está grande como un león el minino y gastan zarpas de mucho calibre los Soros del mundo… pero poner límites al coto de la ambición desmedida de estos personajes es una necesidad que tenemos los ciudadanos del planete. Quizá una tasa especial (para las entidades financieras) que en caso de necesidad sirviese para financiar sus descalabros, quizá verdaderos organismos de control y regulación que no hagan la vista gorda. También la aplicación del código penal sin paliativos sería útil en este tipo de situaciones. En España, además, ya convendría que nos miráramos mejor lo de las SICAV.

  8. Víctor

     /  18 abril 2010

    Una alegre noticia que nos trae El Pais este domingo
    Europa renuncia a poner una tasa a los bancos que provocaron la crisis y que han recibido ciento de miles de millones de euros de ayudas públicas para salvar sus balances y seguir obteniendo beneficios multimillonarios.
    En un cinismo increíble, Trichet dice que “una excesiva acumulación de regulaciones y de nuevas tasas pueden dañar la recuperación económica”. Esta noticia apenas tiene visibilidad ante la crisis de las cenizas.
    http://www.elpais.com/articulo/economia/Europa/libra/banca/tasa/anticrisis/elpepueco/20100418elpepieco_1/Tes

  9. rosa maría artal

     /  18 abril 2010

    Europa es azul, Víctor. Es lo que votan los pacientes sufridores de la crisis.

  10. Víctor

     /  18 abril 2010

    Lo que me jode (perdón por el exabrupto, pero no veo otra forma de expresar mi cabreo) es que llevamos dos años con la crisis, aguantando a todo político que se precie sus peroratas para que aceptemos medidas durísimas para las clases populares, haciendo malabares para llegar a fin de mes, harto de tanto cinismo. Y una noticia tan salvaje (no tiene desperdicio desde el primer párrafo hasta el último) pase de puntillas, lejos no ya de un mínimo debate, sino aunque sea una pequeña información. Llevo tres días aguantando telediarios en que las tres cuartas partes de su tiempo (el resto fútbol) se dedican a ir de un aeropuerto a otro, sin nada de información relevante. La labor de un periodista es denunciar algo así a gritos, incomodar, abrir debates ¿dónde están?
    Como decías el otro día, cada vez tengo más ganas de salir con un bidón de gasolina.

  11. No consuela que los electos paladines políticos del libre mercado -que según hemos visto es en realidad un mercado en manos de ambiciosas fieras (cuyo lema es to pa mí, to pa mí) sean los que dictan la norma en Europa. Hay gente para todo en todas partes. En España, hace un par de siglos, la gente salió a la calle para gritar “Vivan las cadenas” y defender al sinvergüenza tirano. También nos honra el “que inventen ellos” o letrillas simpáticas como ésta:

    …Soy un novio de la muerte
    que va a unirse en lazo fuerte
    con tal leal compañera…

    Así que lo mejor será hacerles caso, abaratar el despido y acabar de privatizarlo todo todo y todo y, el que no pueda tirar adelante, que se vaya a vivir debajo de un puente.

    El anarcocapitalismo es el ideal de estos libeggales. Como dice un avezado pensador del instituto Juan de Mariana:

    El anarco-capitalismo según sus proponentes es un sistema en el que todos los servicios son provistos por el mercado, no hay impuestos sino precios que se pagan voluntariamente, y nadie detenta el monopolio de la fuerza en un determinado territorio. Pero en muchas áreas de Somalia no hay empresas de protección compitiendo entre ellas por clientes sino señores de la guerra con monopolios locales y con capacidad para cargar ciertos tributos. En una sociedad anarco-capitalista la ley es un bien de mercado y su contenido obedece a la demanda de los consumidores.

    La cita no es un fake, que conste

  12. Voy a ponerlo en negritas, para decirlo más alto:

    En una sociedad anarco-capitalista la ley es un bien de mercado y su contenido obedece a la demanda de los consumidores

    Sin complejos y comme il faut.

  13. Víctor

     /  19 abril 2010

    Una pequeña aclaración Pati_Difusa. Estos paladines del libre mercado no tienen nada de electos. Al señor Trichet nadie lo ha elegido en función de un programa previo, como a ninguno de los presidentes de los Bangos Centrales nacionales, ídem Durao Barroso, lo mismo los altos representantes del FMI, Banco Mundial, OCDE, OMC, etc… Yendo más lejos, es bastante cuestionable quien ha decido que exista un G-20 para que decida todo sobre la forma de afrontar la crisis.
    Dentro de la noticia hay algo que produce especial vergüenza. La vicepresidenta económica de un gobierno socialista asegura que la Unión reiterará su petición de que “las cuotas y los votos representen el peso de las economías de cada país” en la próxima reforma del FMI. Siempre pensé que existía un voto por persona, no que los votos de los más ricos tuvieran más valor.

  14. Bien Víctor. Pero la ministra Salgado pertenece a un gobierno electo al igual que son cargos electos el resto de ministros de economía de la UE y, del mismo modo, que son electos todos los eurodiputados, ésos que prefieren definir criterios en función de las directrices que marcan los amos de todo, responsables, por otro lado, de la porquería económica en la que estamos inmersos: los bancos.

    Lo de Durao Barroso me deja perpleja: no me cabe en la cabeza cómo después de la vergonzante foto de Las Azores, semejante personaje continúa en la palestra (y aún sabiendo la procedencia de los votos con los que fue elegido). Azul, vamos.

  15. ¿La foto de las Azores acaso sirvió para cambiar de política? Sólo cambiaron las caras, la política exterior bien poco ha variado desde entonces; a mí no me sorprende en absoluto la permanencia de Barroso si los sucesores de los otros en discordia no están haciendo sino continuar el programa supuestamente acordado entonces. Crisis mundial debería denominarse cuando nos afectase a todos, no cuando lo que tiene lugar es un vuelco monetario una vez más hacia el lado ya de por sí más boyante.

A %d blogueros les gusta esto: