¿Quiere la SGAE matar la música?

Se presentó un miembro de la SGAE en una peluquería catalana y les dijo que tenían que pagar un canon por la música que sonaba en el establecimiento a través de ¡la radio! La medida es general. Se les exige pagar seis euros mensuales a los salones pequeños (de menos de 50 metros cuadrados) y doce euros a los grandes (hasta los de 100 metros cuadrados), para proteger los derechos de autor de los creadores de música españoles. Los escritores no vivimos de los libros, apenas los más grandes, muy pocos, los del “lalariro” sí.

La reacción de los peluqueros ha sido hábil y práctica. Han advertido a sus clientes :  si quiere música ¡tráigasela Vd! Así, para amenizar el peinado o llevan su mp3 o les acompaña el silencio. No nos han contado si alguien usa un tambor, castañuelas, una flauta, para avanzar improvisaciones que no suenen a nada conocido.

Mejor sería el silencio que alentar a ese privilegiado club para quien el gobierno va a poner en marcha un portal antidescargas, en el que va a invertir 1,5 millones de euros. ¿No hay mayores prioridades de gasto en nuestro país?

Hay una serie de “creadores” españoles a quienes no escucho jamás y me hacen cambiar el dial o salir del establecimiento donde suenan. Textual. Me ocurre concretamente con la reina del desafine, una que pertenecía a Presuntos Implicados y cuyo nombre no recuerdo. Pero, dadas las circunstancias, creo que puedo privarme de la media docena escasa de autores españoles a quien solía atender con gusto. Al menos, hasta que se imponga la cordura, si es que tal cosa sucede.

Me pregunto si la SGAE quiere matar la música. Si prefiere hacerse el harakiri antes que perder la oportunidad de sacar a la ciudadanía algún euro. Pero, como la música es un arte universal –que adoro por cierto-, ahí va una joya sueca que descubrí hace poco: Nils Landgren. Además de cantar -de ensueño- toca el trombón.

O el viejo Chet Baker

O esta versión de Las hojas muertas de Iggy Pop

Iggy Pop – Les Feuilles Mortes

O el tradicional Elvis

Elvis Presley – Are You Lonesome Tonight?

Y para cargar pilas Canned Heat

Canned Heat – On the Road Again

O Richard Cheese, versión irreverente de El Muro de Pink Floid

Richard Cheese – Another Brick In The Wall

Y para final, los largos caminos hasta llegar a la meta:

Joe Webster – It’s A Long Way To Tipperary , Pack Up Your Troubles , Roll Out The Barrel , The Happy Wanderer , Hey Look Me Over

6 comentarios

  1. Ya pusieron en marcha el famoso portal anti-p2p. Es esta “cosa”.

    http://www.elportaldemusica.es/

    Como dato curioso decir que no posee infraestructuras propias sino que parasita otros sitios como YouTube, Spotify, iTunes, etc. Para ver a que me refiero pulsar sobre “Comprar”.

    Me dedico a esto y te se decir con absoluta seguridad que una página así no vale ni 300€, mucho menos 1,5 millones. Es más está tan fatalmente hecha que no creo que una empresa seria la aceptara.

    Se rien de nosotros.

  2. Y que encima van esos, los que se llaman músicos (como Rosario Flores que le viene la fama de su madre pero no sabe cantar, el loquillo que va de intelectual y dudo que sepa lo que es un Mi menor o el cantante de Ketama que dijo que a su mujer le habían hecho una coreografía, cuando esa estaba embarazada; entre otros… de Ramoncín ya no recuerdo ni el sabor de su pollo frito), y se manifiestan reclamando justicia… o más bien reclamando su derecho a seguir manteniendo sus mansiones en Miami.

    Si, esos que ahora venden su música en lujosos DVDs al mismo precio que vendían los CDs, y pretenden penalizar la cultura… o algo parecido, y me pregunto si esa cultura quedará en el tiempo… dudo que de aquí unos años alguien hable de David Bisbal. Por fortuna la música está más allá de canones, de SGAE y de chalecitos en Marbella.

    Desde Bach hasta la misma Nils Landgren tenemos mucho para oir, sin decretos, ni chupópteros como los Srs. de la SGAE.

    Y mientras muchos de los buenos músicos siguen trabajando muy duro, quien sabe si para algún día vivir de su arte.

    Gracias por compartir esas piezas, tenemos gustos parecidos…será que nos gusta la MÚSICA (si, con mayúsculas)

    Salut

  3. perdón dije la misma Nils… el mismo quise decir (ya voy cambiando el género, debería leer lo que escribo) y por cierto el guitarrista es nada menos que Pat Metheny…

  4. Luis A.

     /  20 enero 2010

    Pues no está mal, que un ministerio les monte una tienda a los músicos. Ahora tendrán que montar otra a los fabricantes de zapatos (para combatir la competencia de china), a los distribuidores de frutos secos (para combatir la competencia de oriente medio), a los fabricantes de géneros de punto, a los …. porque si no, el ministerio está fomentando el agravio comparativo.
    O a lo peor es que esas cosas no se pueden descargar de internet… claro. Por eso será: es que los afectados no arman bulla ni salen en los medios de comunicación.

  5. Artal no se confunda: SGAE recuada los derechos de los autores extranjeros en España.

  6. Estos autores que han sabido constiuirse como cuña social me están fastidiando un poquito.

    Yo, desde luego, no discuto los derechos de autor sino el abuso que hacen no pocos organismos que hacen las veces de grupo de presión en nombre de los autores… y sobre todo los musicales. SGAE y compañía.

    El abuso lo hacen a cuenta de los derechos de explotación derivados de la autoría. Son pretensiones desmedidas que enriquecen de forma desproporcionada a la SGAE que se está dedicando, entre otras cosas, a comprar espacios por aquí y por allá; el último, el cine Coliséum de Madrid por 80 millones de euros + 40 pisos + 1 joyería y todo ello sin ánimo de lucro… sin ánimo de lucro porque, como todo el mundo sabe, el día en que, realmente, quieran lucrarse, nos amenazarán con… ¿el infierno? Porque los métodos (sin ánimo de lucro) de SGAE se están pareciendo demasiado a los de la poltrona española del clero.

A %d blogueros les gusta esto: