¡Necesitan un globo!

 Medio mundo ha estado pendiente de un niño de 6 años de Colorado, EEUU, que -nos dijeron- se había subido a un globo seguido por las cámaras y retransmitido en directo durante horas. Cadenas españolas cortaron el telediario para conectar con el espectáculo. La criatura ha aparecida sana y salva en casa, ni siquiera llegó a estar en el globo.

imagen_globo_forma_platillo_facilitada_CNN

 6 millones de niños mueren de hambre cada año.  Podíamos subirlos en 6 millones de globos, en muchos más millones de globos a los desnutridos, como nubes sobre nuestras conciencias… y las de los medios informativos.

niñoafricano

La gran mascarada, la gran paradoja, llega cuando sabemos que fue el padre quien soltó el globo, sin niño norteamericano dentro. La familia había participado ya un reallity show de intercambio de madres: quieren ser famosos. Lo han conseguido. ¿Quién pagará el gasto ocasionado en el rescate del falso accidente? helicópteros, múltiples efectivos de seguridad. ¿Quién el timo que nos sirvieron los medios informativos occidentales que engulleron el anzuelo? No importa, la rueda del sistema gira y gira sin fin. ¿Quién salvará al niño no perdido y a los otros dos que ha engendrado esta pareja? ¿Quién los librará de sus padres?… Pero sigue estando claro, 6.000.000 de globos con niños a punto de expirar porque no tienen qué comer, que alguno escupa sangre antes de expirar, un vómito, una diarrea de esas que matan a millón y medio de niños anualmente, dado que no disponen de medios para una elemental medicina que la corte. Que los patrocine -los globos- alguna firma comercial.

   En el vídeo de msnbc.com, las pruebas, el padre suelta el globo y no el niño. El niño se esconde en la casa, por orden de su progenitor. Es un juego. Caro. Grave.  Delante, claro está, un anuncio:

http://www.msnbc.msn.com/id/21134540/vp/33342538#33342538

8 comentarios

  1. Soto

     /  15 octubre 2009

    Hola Rosa Maria y amigos bloqueros:
    Desde luego,es una buena y oportunisima comparación la simbologia de las dos fotografias.;no tenemos perdón de Dios……estamos indiferentes ante un drama que debia llevarnos “a la caldera del Infierno” si esistiese……¿para que extenderme más y justificarme?
    Apertas agarimosas

  2. El calor que está aumentando hará que falte más el agua, que es lo que les pasa a ellos, y entonces nos pasará a nosotros, creo que falta ya poco para que le toque pasar sed y hambre al primer mundo.

    Sólo espero que para cuando eso llegue, no estallen conflictos al respecto y lo que provoque sea unión y medidas que resuelvan problemas…

    Soto, en mi opinión nuestra merecida caldera del infierno existe, aquí mismo, en la Tierra, nosotros seremos nuestros verdugos.

    Por último, decir que espero de todo corazón estar equivocado, espero que lo el cambio climático sea más leve de que lo que dicen, espero que los países desmantelen sus arsenales nucleares, que el sol mueva los vehículos, que los libros sean electrónicos y gratis, en fin…

  3. apajerabierta

     /  16 octubre 2009

    El problema de esos 6.000.000 ( con los ceros se da uno cuenta mejor de la magnitud) de niños que mueren (¿¿o debríamos decir que dejamos morir o matamos??) al cabo del año, es que SON ESPECTÁCULO MEDIATICO.
    Además son de “razas inferiores” no pertenecen a nuetra aséptica sociedad. Son sucios… en fin que no nos importa que mueran.
    Pero no le echemos la culpa a nuestros gobernantes (impresentables, por cierto). Nosotros, todos los días, colaboramos en que no pongan los medios para solucionar el problema cada vez que priorizamos la satisfacción del más estúpido e innecesario capricho de nuestro ego.

  4. apajerabierta

     /  16 octubre 2009

    Quería decir QUE NO SON ESPECTÁCULO MEDIATICO

  5. navegante

     /  16 octubre 2009

    Si bien es interesante la comparación, y no voy a negar que tengas parte de razón, no me vale.

    Yo seguí lo sucedido con el niño del globo, por Internet vía stream y comentando con conocidos online. La gracia del asunto era ver el globo como se estrellaba contra el suelo. El morbo. Quien lo viera, por poco que fuera, y niegue que fue por eso, por morbo, se está mintiendo a si mismo. Los humanos somos así.

    Con el niño africano no hay morbo y por eso giramos la vista. Todos, o la mayoría, queremos que eso no pase, pero no es algo que una sola persona pueda solucionar así que esperamos que otros lo hagan. Simple teoría de masas. Además elevar el nivel de vida de toda la población mundial a un nivel similar al de occidente es algo simplemente inviable, así que mientras el mundo esté masivamente sobre-poblado, tampoco se podrá solucionar completamente este asunto. Y como el modelo socio-económico que tenemos se basa en el crecimiento continuo de la población y por lo tanto de los mercados (disminución de la población = crisis), no se solucionará. Pero en fin, eso ya es otra historia y podríamos discutir muchos temas.

    Resumiendo: Creo que esta comparación es una crítica muy fácil y barata que no viene a aportar nada.

  6. Nos faltan siglos para ser una especie digna. Mientras tanto pan y circo para unos pocos. Para los demás miseria.

  7. profano

     /  20 octubre 2009

    Solo deseaba responder a navegante, pero tranquilo, no es indignación lo que siento por tus palabras. Es cierto lo que dices, pero tu conclusión, además de un poquito injusta, es bastante cínica, en el sentido clásico (griego) de la palabra.

    Solo quería puntualizar que Rosa María también muesta algo, que aunque tópico y repetido hasta la saciedad no deja de ser cierto. Y es de las pocas cosas que no cambian. Me refiero a la hipocresía que existe, a esa supuesta filantropía que tantos muestran en cuanto tienen oportunidad y que en realidad es un bajo instinto de maruja, que no es otro que el morbo, y que se mistifica hasta el punto de que se quedan solo con el sentimiento para renombrarlo y llamarlo humanidad. La gente se miente a sí misma haciendo eso.

    Por lo demás, y puesto que esto es así, te reconozco que si esta es la realidad, 6 millones de globos no solucionarían nada, puesto que la solución al problema sería que estos despertaran humanidad en la gente, pero como solo despiertan la emoción del ser espectador de algo desde el anonimato, entonces se vería nuestra verdadera cara. “EL hombre es un lobo para el hombre”. Otra cosa es autoengañarse.

    Saludos

    P. D. No recuerdo quién dijo que cuando una beata (religiosa o no, ya se me entiende) da una limosna a un mendigo, lo que ha hecho inmediatamente antes ha sido comprobar si alguien estaba mirándola, porque más le dolería no poder hinchar su ego gritando su humanitaria compasión a sus iguales a que el desarrapado se gastase la limosna en un vino que ella misma podía haberse tomado.

  1. Las penas del Agente Smith » Globos
A %d blogueros les gusta esto: