Merkel y Rajoy, señores de las tinieblas

rajoy.merkel.apostol

Imagina que eres extraterrestre, imagina que despiertas de un prolongado sueño, imagina que eres una persona racional, coherente y ética. Entonces te topas con esta foto en la que se ve al presidente del gobierno de España en la penumbra, con expresión de sátiro, hacer como que abraza con mano meliflua (la del anillo) a una imagen de madera. En el ángulo izquierdo, abajo, como debe ser, una mujer contempla la escena con expresión que mezcla miedo y una cierta entrega, abducción. No sabemos si será quemada en la hoguera o encenderá la mecha. Es Angela Merkel, la dirigente alemana que por sus reales ovarios manda en Europa. ¿Qué harías si, como digo, fueras extraterrestre, despertaras de un coma, o fueras una persona lúcida y decente, al ver esto?

Parece de una película de terror, de santeros, medieval. Pero la realidad es que esta gente tenebrosa tiene mucho poder. Se han reunido en Santiago de Compostela, a costa del erario, para, en realidad, hacer sus negocios personales. Él ve avalados todos sus atropellos, incluso sus trapicheos.  A ella le está bajando la economía de su país, dado que no resulta empobrecer a los países y a los ciudadanos y luego pretender exportar. Ella deja sentado quién manda en Europa, porque sí, porque ella lo vale, porque para eso nació alemana e hija de un presbiteriano del este comunista. Pero, ante la duda, siempre se precisan apoyos y Rajoy se los da.

En el terreno práctico, Rajoy ha ido a la suyo, como es habitual, buscado colocar a sus amigos del PP De Guindos y Cañete (a éste contra viento y machismo). Y ya está, dice la seria corresponsal de la SER en Bruselas, Griselda Pastor, que incluso #homocañetus va a lograr poltrona. A de Guindos ya se la concedió en Santiago la jefa de Europa. Quien pide a cambio, más tijera para los españoles. Rajoy se lo concede encantado, no puede estar más de acuerdo. Más tajo donde sacar.

¿Cómo se denomina este reparto de intereses entre los miembros de la organización? ¿Quién, diablos, es Angela Merkel para ejercer ese poder y qué peleles andan en puestos europeos para seguir consintiendo esto?

En la imagen faltan quizás, como digo, las hogueras al fondo para quemar herejes. La peligrosa secta que la razón logró vencer hace ya algunas centurias ha vuelto para aposentarse a lomos del dinero y de la mayor desfachatez. Legiones de idiotas, indecentes cómplices, secundan esta tropelía que va a acabar con todos. Desnuda quiénes son realmente. Sin piedad repíteles que la gran estafa es gracias a ellos, que sus hijos y sus nietos seguirán pagándola. Que son tan culpables como esos siniestros mandatarios que se fotografían con el santo que dicen nunca existió.

Los hay. Muchos en la prensa y gracias a eso abducen a las mentes más débiles. Ved lo que ha publicado ABC, según alerta de Stéphane M. Grueso. Se estudia dejarlo de reliquia junto al Santo. 

abc.merkel.queso

 

Basta mirar la foto de la visita al santo, lo que implica. Si fueras una persona normal, sin más, con un cerebro que funcione algo y una dosis aceptable de ética ¿dejarías el gobierno de España y Europa en manos de estos?

Los ajetreados veranos de ABC

Más de un siglo, toda una vida, hablando de los ajetreados veranos de los poderosos. El tiempo no pasa por el diario conservador. Hasta ese ser sufrido, honesto donde los haya, volcado en servir a los intereses de la sociedad  y apasionado por el deber y el trabajo que preside el gobierno de España, merece su espacio. Los lectores del periódico se sentirán muy reconfortados al verse en tan buenas manos.

Porque atendamos a lo que dice ABC del ajetreado verano de Rajoy. Coge el pobre vacaciones el 1 de Agosto, se va a Doñana “donde el presidente del Gobierno ha podido relajarse con su familia y salir a pasear por la naturaleza”, y tiene que cogerse un avión hacia Mallorca para hablar con el Rey. Ahora retoma sus vacaciones para pasar todo el mes en “una modesta casa rural en la localidad pontevedresa de Ribadumia, donde ya se ha alojado en otros descansos estivales y cuya discreción  y tranquilidad atraen especialmente a Rajoy y su familia”, dice ABC.

Pero ese sinvivir aún tiene otra dura obligación pendiente: recibir a la canciller alemana Angela Merkel que acudirá a comerse unos marisquitos y apuntalar al edificante gobierno del PP, todo transparencia y honestidad. ABC traza un paralelismo de ambos líderes donde uno no sabe cuál es mejor en medio de la excelencia suprema de ambos.

Hubo un verano, hace muchos años, que fue pizca más ajetreado. ABC, en sus dos ediciones de Madrid y Sevilla, lo atendió con pulcritud.

abcmadrid36

abc.madrid1936

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Guillermo Zapata escribe en eldiario.es un artículo que me ha interesado especialmente: ¿El bipartidismo? ¡Nunca ha estado mejor! Habla, sí, del poder tradicional que con tanto fervor preservan los medios a su servicio. Pero atended a unas frases que diagnostican a la perfección la realidad:

“El discurso se tambalea. Los datos, por desgracia, no terminar de mentir tan bien como solían mentir hasta ahora”.

“El ejercicio de la escucha y el ejercicio del poder son dos ejercicios que, históricamente, no han ido de la mano. Ni a derecha ni a izquierda. Allí arriba hay demasiado ruido para escuchar algo de lo que sucede aquí abajo”.

“Esa es la forma de la organización social en el siglo XXI y solo estáis empezando a ver los primeros retazos de sus formas de articulación política. No habéis sabido verlo porque teníais el control absoluto de los aparatos de producción de realidad y no os habéis dado cuenta de que la realidad ya no estaba allí”.

El control absoluto de los aparatos de producción de la realidad ¿a que es genial?

No sé si alguien se come ya lo de los ajetreados veranos de los poderosos (que menudo lo lleva Obama, el Nóbel de Paz, por poner un caso), lo que sí es cierto es que algo ha cambiado y mucho. Siguen sin enterarse, ojalá empiecen a comprenderlo en el retiro. Los políticos. En cuanto a los medios, si sobreviven (que mal camino llevan), podríamos llegar a ver al ABC hablándonos del ajetreado verano de Pablo Iglesias, o Ada Colau, sin el menor problema. El cronista se diría eso sí: para lo que hemos quedado.

 

Paisaje de la recuperación de Rajoy

cierre1

En apenas dos manzanas del Barrio de la Concepción de Madrid, barrio obrero y de lo que fue clase media antes de la guadaña neoliberal, he encontrado varias persianas echadas. No por agosto, para siempre.

cierre2

Las oficinas de prensa y propaganda del PP, mal llamadas periódicos de información, nos venden el mensaje de la recuperación. Este viernes el mentiroso mayor del reino tiene función estelar y la buena publicidad -los voceros del PP- prepara el mercado.

cierre3

Unas cifras macroeconómicas que no repercuten en absoluto en las personas. Un modelo de país basado en la brutal devaluación interna, con menos trabajo, menores sueldos,  disminución notable del nivel de vida y merma de derechos. Solo en eso y en el turismo que ya registraba notables descensos hasta que los conflictos en el norte de África retornaron las visitas. ¿Para siempre? La investigación y la ciencia han sufrido también los recortes de ese depredador sin escrúpulos. Y los negocios de autónomos y PYMES, a quienes embaucó especialmente, llevan esta vida: el cierre de muchas de ellos.

Y mientras, las familias del régimen (los Pujol no son los únicos) robando como si no hubiera mañana.

Torpe el que no vea la profunda relación entre una cosa y otra.

 

 

 

Mariano Rajoy, récord histórico en demolión de un Estado Social

Autor: Artsenal

Autor: Artsenal

Quienes acusan a Mariano Rajoy de ser tonto, decir insensateces o “no haber tomado la medicación”, confunden conceptos con tierna ingenuidad. Se puede ser mediocre, acumular muy escasa cultura y curiosidad intelectual, poseer incluso poco criterio en asuntos generales y tener muy claro el objetivo de sus esfuerzos. Existen numerosos ejemplos de este tipo de personalidad, en la historia de España en particular. Mariano Rajoy sabe perfectamente lo que hace: lo que se propuso, ha conseguido destruir el Estado social y el modelo de convivencia que teníamos, en apenas dos años y medio. Un maestro con la piqueta. Va quedando menos tiempo y como, a tenor de sus actuaciones, el Parlamento le sobra, ha comenzado a esprintar.

 En el último Consejo de Ministros, el 5 de Julio, el gobierno llegó al colmo del abuso del Decreto Ley al aprobar de golpe decenas de medidas sin pasar por el Congreso. El Decreto Ley está previsto, según la Constitución, solo para casos de “extraordinaria y urgente necesidad”. Ni siquiera existe en los países con gran tradición democrática, y, cuando como Obama estos días se utiliza, piden excusas. Pero el equipo de Rajoy lo ha usado con profusión hasta llegar a este macropaquete de 172 páginas del BOE, como si hubiéramos sufrido el impacto de un meteorito de monumentales proporciones y hubiera que hacer frente a graves emergencias. Entre el sinfín de medidas, hay algunas de tan extrema y perentoria necesidad como privatizar el Registro Civil. Y de paso privatizar nuestros datos para que el Libre Mercado, o quien sea, tenga una sólida base de información. Y casi nadie se ha inmutado, eso es más alarmante aún. Algunos sí, calificando los hechos de “ escándalo democrático”. Lo es. Luego, a lo largo del martes, la oposición se plantó exigiendo al gobierno que tramite esas leyes -26- por el procedimiento ordinario. Veremos.

Curiosamente, mientras leía esta noticia, los informativos irrumpieron con la vomitona propagandística de Rajoy en FAES que los medios compraban sin rechistar. Vivimos, con su gestión, en el mejor de los mundos. La sanidad es hoy más universal que nunca. No ha acabado con el Estado del Bienestar, sino que lo ha potenciado. Más aún, en España, gracias a él, disponemos de uno como no lo tiene casi nadie en el mundo. A Rajoy no le importa pasar ni por tonto ni por mentiroso -lo revierte  a su favor-, sabe a quién dirige sus palabras. Con asegurar los votos precisos para ganar, el resto no cuenta. Nada, ni nadie cuentan, solo sus fines y los de los suyos. Y eso lo viene cumpliendo con la máxima eficacia. Inigualable.

La demolición del sistema social en el que vivíamos ha sido sistemática, programada e inapelable. La primera gran andanada se produjo en febrero de 2012, apenas iniciada la gestión, con la Reforma Laboral. Un año después 691.700 personas habían engrosado el paro y se habían destruido 850.500 puestos de trabajo, según la Encuesta de Población Activa (EPA). El número de personas ocupadas se había precipitado a mínimos, al nivel de 2002. Y así siguió.

 Todavía padecemos hoy más paro que cuando Rajoy llegó al poder, pero el gran objetivo se ha cumplido: todo el trabajo en España se ha degradado y ya es  “competitivo”, ya proporciona los beneficios necesarios a quien los tiene que tener. Somos la mano de obra barata, tirada, que ya ha descendido a rivalizar con la de los países en desarrollo. Es suprimir derechos laborales, regalar el despido y rebajar los sueldos como no suele tolerarse. Por mucho que quieran creer a Rajoy, todos cuantos hoy cobran menos que hace 4 ó 5 años mantendrán siquiera alguna duda. Un titular encantador resumía la paradoja: “Los salarios vuelven a bajar en el primer trimestre [2014] pese ala recuperación”. Sí, y los ricos son cada vez más ricos, sorprendente ¿eh?

 Rajoy, de la mano de Fátima Báñez, ha convertido en basura el empleo en España. Hemos llegado a la profunda anormalidad de que los contratos indefinidos y a tiempo completo ya no sean mayoría, como lo eran. Temporales y por horas ¿quién organiza así su vida? Trabajar ya no da para vivir, ya no saca de la pobreza. Por algo nos encontramos con la aberración de tener a un tercio de los niños españoles con necesidades incluso alimenticias. Hablamos de desnutrición (la de los niños) y de hambre (de los padres por quitárselo ellos para dar de comer a sus hijos) ¿Cómo se atreve a presumir de nada Rajoy? ¿Cómo se atreven a amparar los medios sus mentiras no aportando los datos completos? Esa indiferencia ante el daño causado aumenta el agravio.

 El siguiente paso fue empezar a desmontar la sanidad y la educación públicas. Con enorme prisa, con decisión. No les tembló la mano, no. Los prepuestos de 2013 -presentados en Abril de 2012 para no perjudicarse en las elecciones andaluzas- les daban fuertes tajos a ambos conceptos. Pero es que 6 días más tarde, añadieron 10.000 millones de merma. 28.500 empleos ha perdido la sanidad española. 24.000 profesores en los colegios, 8.000 en las universidades públicas.  Cifras récord, desconocidas en España, y solo entendibles si nos hubieran caído encima miles de obuses.  Así ha sido. Rajoy dice mantener en España un Estado del Bienestar como pocos. Siempre muy modesto, solía situarse 6 o 7 puntos por debajo de la media europea, a años luz de los países nórdicos, Francia o Alemania. Zapatero lo incrementó ligeramente, ahora no quedan ni los restos y menos dejarán si pueden.

El copago en dependencia crece un 68%… desde la crisis, nos vuelve a contar una noticia. No, todos los repagos parten de Ana Mato, otra de las ejecutoras de Rajoy. Los mismos que han llevado a pensionistas y parados a tener serios problemas para re-pagar medicamentos y por tanto se ven privados de elementos esenciales para su salud. Para dos años y medio de labor, no se puede pedir más.

 El PP que comanda Rajoy reúne una explosiva amalgama: derecha aguda e integrismo religioso, una falta de escrúpulos de dejar atónitos, ultraliberales en lo económico y con acentuadas dosis de populismo y manipulación. Son los perfectos representas del “padre estricto”, autoritario y paternalista, que definía George Lakoff en “No pienses en un elefante”. Él, ellos, saben lo que hacen. Reconstruir lo devastado por Rajoy será muy costoso. Añadamos las privatizaciones y ventas de saldo de cuanto era nuestro o el insostenible palo asestado a la investigación, al futuro, al modelo de país. Épica labor… si llega la ocasión. Porque ¿cuánto tardará en decir que la democracia ha alcanzado con él la cota del ideal soñado? ¿Se atreverá a alguna “reforma” más para que nadie, a través de “sorpresas” en las elecciones, tuerza la misión que parece creer le ha reservado la Historia?

*Publicado en eldiario.es

Jenaro García, Gowex y la querencia del PP por los “emprendedores”

jenarocastro

Se llama Jenaro García, tiene 45 años y es el último exponente del pelotazo y la chapuza Marca España (del PP). La empresa de la que era Consejero Delegado, Gowex S.A, ha  presentado concurso de acreedores este domingo tras saberse que el 90% de sus ingresos eran falsos, no existían.

Gowex operaba, según su propia web, “en el sector de las telecomunicaciones y -decía- actualmente lidera la creación de Ciudades WiFi prestando conectividad WiFi Gratis y Premium en calles, parques y plazas, comercios y medios de transporte. El área de cobertura de la compañía se extiende en estos momentos a más de 80 ciudades a escala nacional e internacional, gracias a los acuerdos Público-Privados con Administraciones Públicas, franquicias, asociaciones y empresas de transporte”.

En efecto su principal fuente de ingresos en España han sido administraciones públicas. En particular Madrid, con organismos públicos, el Ayuntamiento, la Comunidad y la empresa de transporte público EMT.

El emplasto se ha descubierto gracias a un informe de la consultora norteamericana Gotham City Research LLC.  Tras cuatro años de sospechas acerca de Gowex -es decir, desde que las irregularidades se produjeron- ha concluido que las acciones de la compañía no tienen ningún valor, cero, y que el 90% de los ingresos del grupo “no existen”. Jenaro García ha admitido ante la justicia que es cierto, que lleva 4 años falseando las cuentas, y que va a colaborar. Le han pillado y ya está. Ha pedido perdón y todo. Se lleva en España.

Precisamente aquí tenemos a Ana Botella con Jenaro, esta misma semana, cuando ya los rumores se materializaban en una estrepitosa caída de la compañía en bolsa. Oportuna y quijota, anunció incentivos para “emprendedores” como el susodicho.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, con Jenaro García, consejero delegado de la fraudulenta Gowex

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, con Jenaro García, consejero delegado de la fraudulenta Gowex

Gowex decía solo hace unos días que facturaba 182,6 millones de euros, tenía recursos propios por valor de 94,4 millones y un nivel de caja de 54,8 millones. Todo mentira.

Jenaro García estaba tan en la créme que hasta el hoy Rey se fotografió con  él. Hay que mirar un poquito que bandejas sirve el PP.

Felipe VI con Jenaro García

Felipe VI con Jenaro García

Y es que Jenaro era -puede que lo siga siendo en ciertos ambientes a no tardar- un valor emergente. La generación de Felipe VI nada menos, según contaba El Mundo.

jenaro.generaciónfelipe

Es de temer que el fiasco, como siempre, lo pagaremos nosotros.  Véase Bankia. Los principales acreedores de Gowex son organismos públicos. El principal, el Instituto Oficial de Crédito (ICO), según eldiario.es. Hasta finales de 2013, el ICO le había concedido créditos por valor de 8,92 millones de euros. Otros créditos blandos por valor de 4,8 millones procedían del Ministerio de Industria. También recibió ayudas del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y del Fondo Europeo de Inversiones.

Elvira Rodriguez, presidenta CNMV apostó por Jenaro García y en contra de la  autora del informe

Elvira Rodriguez, presidenta CNMV apostó por Jenaro García y en contra de la autora del informe

Elvira Rodríguez, Pta de CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores)  por ser del PP, se puso al lado de la empresa e investigó al denunciante, a la empresa norteamericana. Elvira era asidua tertuliana de la TDT Party antes de llegar a tan altos destinos. Ahora habrá de responder por su gestión en este caso. Suponemos que no se irá de rositas también.

Jenaro García recibió muchos premios. Uno se lo dio ese gran visionario Mariano Rajoy quién dijo: “Una sociedad necesita referentes emprendedores como ustedes y por eso son tan merecidos estos premios”. A su lado, De Guindos que va para alto cargo europeo, asentía sonriente.

Rajoy con Jenaro García

Rajoy con Jenaro García

Parece una nueva novela del pelotazo nacional. eterna, patética, a erradicar, que siempre se nutre de la complacencia y colaboración del poder. Pero es una realidad y exige responsabilidades, políticas también.Todos damos con determinadas relaciones por afinidad, hasta las manchas coincidin con obstinada frecuencia sobre nuestros vestidos.  El PP parece tener una especial querencia por “emprendedores” del tipo Correa o este Jenaro García que en realidad ha resultado ser, según su confesión, un timador profesional. Querencia… como poco.

 

La responsabilidad de esta debacle va contigo

La primera en la frente. El diario.es abre con esta noticia: Interior releva al comisario jefe de los policías que investigan al PP. El elegido para dirigir ahora la Brigada Anticorrupción es un comisario de la total confianza de la cúpula policial. José Manuel García Catalán ocupará el puesto del veterano José Luis Gudiña solo un año después de haber ascendido. Es el tercer cambio en los puestos de mando sobre los policías del caso Bárcenas en lo que va de legislatura.

¿Qué sociedad tolera esto? ¿Qué oposición política se calla o agita levemente los tiernos puñitos sin eficacia alguna? Día tras día, el ministerio del beato Fernández Díez, busca sin el menor disimulo cauces de impunidad. Porque ¿qué otro objetivo puede tener este baile de cargos continuo? Se diría que ninguno “les gusta” dado que no paran de encontrar indicios de corrupción en el partido que gobierna España.

Recordemos que la justicia da por hecho que existe una contabilidad B, de dinero negro, en el PP con distintas “sucursales” regionales. Y la sociedad no solo traga sino que parece dispuesta a seguir votando este estado de cosas.

La encuesta del CIS tiene “cocina”, es mucho presuponer a estas alturas una intención de voto sobre lo que dice el voto directo, pero lo que sí está claro es que el PSOE de Rubalcaba y Valenciano se precipita al abismo electoral, más aún que la empresa de Rajoy y Cañete que ya es decir.  Y eso no se puede consentir. Las “gentes de bien”, los poderes fácticos (mediáticos en cabeza) quieren bipartidismo sin fisuras. Y cada vez cobra más fuerza una coalición PP-PSOE que propician distintas “personalidades” y medios. Un futuro desolador… que aún podemos remediar.

pais.bipartidismo

¿Entramos en detalles menudos? Se preparan para subirnos la luz de nuevo. 

El caos de la administración española llega al punto de subcontratar de tercera mano y encima no pagar a los empleados.

Los datos del paro registrado reflejan un aumento del empleo y de la afiliación, contradiciendo a la EPA que sigue mostrando destrucción de empleo. Ni un organismo internacional prevé una reducción del paro en España a corto plazo. El 91% de los contratos suscritos son temporales y a tiempo parcial, en el exiguo 9% de indefinidos también hay fuerte predominio de los parciales. Rajoy ha creado un millón de parados, pero, eso sí, ha precarizado todo el trabajo. De forma que algunos sujetos del régimen no tienen ni pudor en proclamar que, encima, tenemos que dar las gracias.

Un parado sin ayudas no puede ponerse exquisito“, dice el presidente de la patronal valenciana. O este otro:

gracias,trabajo

Cada uno de nosotros somos responsables de las mermas en la sanidad que ocasionan ya víctimas. De que se haya cercenado la educación y el futuro de niños y jóvenes. De la precariedad consentida de los trabajadores. Del… espectacular aumento de la riqueza de unos pocos desde que gobierna Rajoy.  De una corrupción de tal magnitud y tan soez que ni un país de medio pelo la toleraría.

¿Y quién más lo es? ¿Quién fundamentalmente? Acudo hoy a lo que argumenta un colega. Guillermo López García.  En concreto a la parte de su análisis que se refiere a la responsabilidad de los medios informativos (decisiva en mi opinión):

“El segundo punto fuerte es mediático. Por resumir mucho el asunto, en los últimos dos años el PP ha logrado controlar, directa o indirectamente, casi todos los grandes grupos de comunicación (los que aún no controlaba, quiero decir). Y, sobre todo, ha desactivado a los grupos tradicionalmente afines al PSOE. El primero, Público-La Sexta, desapareció como tal hace dos años, y hoy La Sexta es propiedad de Planeta. Como Antena 3 y como La Razón. El segundo, el grupo Prisa, sobrevive gracias al apoyo de Telefónica y de la banca española y vive desde entonces una notoria luna de miel con Mariano Rajoy.

Un control mediático de esta envergadura, que abarca casi todas las televisiones, radios y periódicos impresos, es crucial para vender, nunca mejor dicho, la historia de la recuperación, que es por el momento una recuperación etérea, que los ciudadanos no ven. O ven, más bien, lo contrario. Que no está ahí aún, pero estará. No es que sea un soporte discursivo muy sólido contra las evidencias en sentido contrario que, día tras día, podemos percibir los ciudadanos, pero con menos se han montado exitosas religiones.

Además, si las religiones pueden aportar milagros, el Gobierno, medios de comunicación mediante, puede aportar encuestas, que acreditan que los españoles se están convenciendo a marchas forzadas del milagro de la recuperación, aunque aún no lo noten; y que, en definitiva, irán en masa a votar al PP, como siempre. ¡O aún más, que con un par de semanas más de encuestas exitosas el PP se planta en un 50%! Claro está que luego uno mira los datos de intención directa de voto (o los sorprendentes saltos, siempre favorables al PP, en apenas unas semanas) y las cuentas no salen, pero eso es porque los votantes son tímidos, o aún no saben que acabarán votando al PP, que también puede ser”.

Por eso asistimos a la manipulación y propagan de los medios grandes, más sutil -y más dañina por tanto dado que se agazapa en una presunta progresía- o totalmente a trasero descubierto.

razon.111.

abc.111.

A ver,  someterse al poder, la “compra” de la prensa,  sucede en otros países. En Francia la respuesta ha sido diferente a la española que apenas se oye un ruido (aunque sean las lentejas para hoy y la calle para mañana). En Le Monde sus redactores jefes han reaccionado: han dimitido. En su texto reivindican el papel crítico de la prensa que, según ellos, se ha perdido en su periódico. Crítico. Aquí ya vemos qué hay.

¿Y cada uno de nosotros qué podemos hacer ante esta catástrofe continua? ¿Seguir enchufados a los medios que nos venden las “verdades” del gobierno y alimentando sus estrategias y cuentas corrientes? ¿No hay nada más que podamos hacer? Se trata de ser cómplices de todo esto… o apagar ciertos programas de televisión, periódicos impresos e incluso páginas web. Una significativa merma de audiencias, operaría algún cambio. Hay precedentes. A esta gente le interesa más el dinero que nada.

La diferencia es esencial. Siempre se puede hacer algo. Cada gesto cuenta. Lo último -si se aspira a tener una mínima decencia- es permanecer ajenos a problemas tan graves, colaborando en realidad a su gestación y mantenimiento.

Obama pidió a Rajoy ampliar la presencia de su ejército en España

Ya sabemos por qué Obama recibió a Rajoy. EEUU ha pedido prorrogar y ampliar sus fuerzas en la Base de Morón de la Frontera (Sevilla). El Pentágono quiere elevar en al menos un 50% la llamada Fuerza de Respuesta para Crisis en África formada por 500 marines. Y extender un año más su presencia “temporal” en la base militar española. Según El País, esta petición norteamericana figuró en el encuentro de Obama con Rajoy.

El Consejo de Ministros aprobó el 19 de abril un acuerdo por el que autorizaba el despliegue “de una fuerza compuesta por 500 infantes de Marina y ocho aeronaves” (dos aviones de reabastecimiento en vuelo KC-130 y seis aviones V-22 Osprey, que pueden operar como aeronaves de ala fija o helicópteros) “en el marco de operaciones de respuesta a situaciones de crisis en África para proteger ciudadanos, instalaciones y personal designado de este país”, añade El País.

La duda que se plantea ahora si para una presencia extranjera “temporal” de un mínimo de dos años se precisa la aprobación del Parlamento. Daría igual, el PP tiene allí su apisonadora absoluta. Y Rajoy ya tiene su foto.

Las visitas de los presidentes españoles al “jefe” estadounidense nos suelen salir caras. En este caso parecen conllevar la vuelta del fantasma de las Bases Americanas, si alguna vez se fueron. Rajoy, fiel a su línea, metió la pata cuanto pudo en su estancia en la Casa Blanca. Hasta responder con un ¿Eh? a lo que no entendía en inglés. El presidente norteamericano elogió la política de Rajoy y su “gran liderazgo”. Ya sabemos por qué. Eso sí le regaló chocolatinas en lugar de incunables para, probablemente, marcar las diferencias.

El 26 de octubre de 1953 la España franquista firmó con Estados Unidos el Convenio Defensivo de Mutua Defensa y Ayuda Económica que suponía de facto el fin del tímido aislamiento internacional por haber dado un golpe de Estado y mantener un régimen totalitario. Por él se implantaron en nuestro país bases americanas en Zaragoza, Torrejón, Morón y Rota. En Zaragoza, en mi tierra, por eso las conozco bien.

“Los americanos” –como tan magistralmente contó Berlanga en Bienvenido Mr. Marshall”- traían el maná al país subdesarrollado que de alguna forma ocupaban. Obsequiaban con queso amarillo y leche en polvo a los niños de los colegios pobres –que eran casi todos-. Con el tiempo, trajeron sus coches enormes y sus costumbres. Llegó con ellos hasta la música vibrante de su patria –en su edad de oro-, y con ella grandes dosis de modernidad –eso hay que admitirlo-. Los pantalones vaqueros que se “conseguían” casi de estraperlo. Otros acentos al menos en la España tan cerrada.

La contestación progresista a las Bases Americanas llenó páginas de protesta. Era una reivindicación constante, inapelable, sobre todo en los tiempos de la impopular guerra de Vietnam que levantó al mundo contra EEUU. Y así acabaron en ser llamadas “de utilización conjunta”. Los mandos eran americanos. Luego han sido empleadas como parte de todo el entramado de la OTAN.

Hay un amargor inquietante en saber que otra vez los marines sientan sus reales en suelo español, si el suelo español es algo. Máxime –dicen- para defenderse de esa África que nos envía a sus hijos en patera o atravesando vallas con cuchillas. Algo huele a podrido en el sur de Europa. En el mundo en realidad.

Aireémoslo, si se puede, con una de las grandes singers de los 50´ Ante todo ser positivos…

Obama, bonito, lávate la boca

forges.rajoy.obama

El presidente que no cerró Guantánamo. El presidente que no controló a los poderes financieros ni a los lobbys. El que ejecuta sin juicio y manda espiar a ciudadanos de todo el mundo. El que, aún sacando adelante una reforma sanitaria y estimulando algo el crecimiento frente a la austeridad neoliberal europea, tanto nos ha decepcionado, ha recibido a Rajoy. Estados Unidos sigue siendo –con el permiso ya de China- el país más poderoso de la tierra. Por eso, entre las obligaciones de su jerarca está la de recibir a presidentes extranjeros y darles su bendición o ponerles tarea. Una cosa así como el Papa de la política. Ahora le ha tocado recibir al casposo presidente de España. Y es literal, nos lo muestra incluso, uno de los órganos oficiales del Partido Popular: el ABC.

abc.rajoy.obama

Por cierto, como El Mundo, las emisoras de radio catalanas y la Cadena Ser -la radio más escuchada de España- han sido malos, los controladores del régimen de Rajoy no les dejaron entrar en la rueda de prensa. Hay poco espacio y ellos tienen sus predilecciones. Objetivas.

Pues bien, Obama ha elogiado “los avances económicos” y el “gran liderazgo” del dirigente español en una “época sumamente difícil”. Le ha dicho también que “el gran desafío” es reducir las cifras de desempleo. De Guindos salió ayer apoyando la jugada: la economía española ha crecido un 0,3% en el último trimestre. La macroeconómica. Y creen que podrán reducir el paro en 2014 hasta el 25%. Ánimo, ya falta menos para llegar al 22,85% con el que cogió Rajoy el gobierno al cierre de 2011. Solo se trataba de abaratar los sueldos, la seguridad y las condiciones laborales de los españoles. Eso sí lo ha conseguido. Y lo que queda. Y aún así siguen pegando tajos a todos nuestros servicios públicos. Obama, bonito, lávate la boca con jabón.

Infantas y capos de toda condición para alumbrar el día. Desde la cama, escucho en la SER de Madrid, que la inepta alcaldesa Ana Botella ha mandado hurgar en nuestras basuras. En contenedores y bolsa por bolsa a ver si reciclamos bien. Sigue en vigor su ordenanza que clava hasta con 750.000 euros lo que la señora estime menester. A una vecina le han puesto, dicen, 250.000 euros de multa por dejar una bolsa de papel al lado de los contenedores. Alega ella que estaban llenos, que no los recogen. No hay personal, solo para diseccionar y oler la basura. Una imagen muy gráfica de la España que vivimos. Menos mal que, en Burgos, en Gamonal, están ventilando las cloacas. Aunque cueste.

ferranmartin.gamonal

El poder y la condición humana o Mariano y un señor de Murcia

rajoy.señormurcia

Foto. Marcial Guillén. EFE.

La foto está firmada por un anodino EFE, Agencia EFE, pero su autor -que ha resultado ser Marcial Guillén- ha encontrado el alma de los personajes y hasta de la condición humana. Como un Goya de la era masificada y tecnológica. Mariano y un señor de Murcia la ha titulado en un twit la revista Jot Down Magazine -donde lo he visto-, pero va más allá.

De un lado tenemos a un simpatizante del Partido Popular que consigue ver de cerca a su ídolo, Mariano Rajoy. El presidente del Gobierno ha ido a Murcia a un acto electoral. Lo que no ha impedido por cierto que eso se convirtiera en noticia: un acto electoral de un partido. El simpatizante -vestido de forma muy modesta- no piensa en los recortes y subidas de precios. Ni en Bárcenas, ni en Blesa. No piensa, de hecho; siente. Está al lado de alguien a quien admira profundamente. Y tiene oportunidad de estrecharle entre sus brazos. Y, como si fuera el amor de su vida, cierra los ojos en un arrullo.

Un muchacho de la organización, algún NNGG, sonríe al contemplar la escena. Con superioridad, sabiendo que él posee el privilegio de estar cerca del presidente, de forma más habitual. Él se ha ganado ese derecho.

La mujer, también del PP, también de la organización a la vista del cordel que parece indicar está acreditada, muestra expresión condescendiente, de una cierta ternura: pobrecillo, ha podido abrazarle ¡a él! Este gesto por cierto es característico de quien se sitúa cerca de un poderoso. Se encuentra prácticamente en todas las fotos de alguien “importante”.

Detrás de Mariano parece haber o un guardaespaldas, o alguna otra autoridad que no se conmueve por estas familiaridades.

Finalmente, está él: Mariano Rajoy. Poniendo prácticamente cara de asco y llevando a un lado el beso que aborta. Falta total de empatía. Y eso que lleva ¡coderas!, lo han vestido para la ocasión, para rozarse con el vulgo, con el vulgo del PP naturalmente.

Una familia ha muerto en Alcalá de Guadaira (Sevilla) por intoxicación al haber ingerido, presuntamente, comida caducada, como ya era su costumbre. ¿Alguien cree que esta gente de la foto hará algo por ellos y todos los que son como ellos? ¿Piensa alguien que lamentan lo que están causando? Todos ellos, hasta el señor del pantalón de pana y la chaquetilla raída. Basta repasar esta instantánea para entender por qué.

La izquierda indigente cultural y los mercados no gilipollas

“Izquierda indigente cultural”. La definición procede de un empresario de derechas. Su preclaro autor dirige una concesionaria de autopistas deficitarias, mal planificadas pero mucho mejor estructuradas contractualmente para que sus fiascos los pague el Estado. Se diría que este señor le concedió una entrevista a Jordi Évole, emitida este domingo, sólo para poder decir paladeando cada sílaba: la izquierda indigente cultural. Es que la izquierda no sabe leer la Ley del Suelo de Aznar/Rato en el 98 por la que declararon prácticamente todo el suelo urbanizable. Una decisión que llevaría a astronómicos aumentos del precio de la vivienda y al inflado de la burbuja inmobiliaria. El empresario pertenece a la derecha culta, eficiente y ejemplar de este país. Los que sí saben leer y hacer contratos.

De esa misma derecha, pulida, audaz, brillante, sutil, ha salido el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Como todo el resto del Gobierno, de munícipes y presidentes de CCAA. Montoro acredita una gestión eficaz donde las haya en los impuestos para las grandes fortunas que han triplicado el número de SICAV, y, además, es una persona prolija en declaraciones afortunadas. Ahora acaba de brindarnos una nueva frase de enjundia, de mesura, de profundidad sin límites: «El PP volverá a ganar las elecciones porque “los mercados no son gilipollas”». No, él sabe que los gilipollas son los ciudadanos. Algunos, muchos, ciudadanos.

Rajoy habla para El País y cinco diarios internacionales. Foto: Ricardo Gutiérrez

Rajoy habla para El País y cinco diarios internacionales. Foto: Ricardo Gutiérrez

Nos hubiéramos quedado huérfanos de sabiduría, de democracia genuina, sin embargo, si no hubiera hablado también Mariano Rajoy, el máximo representante hoy de esa derecha extraordinaria, patrón y guía que todo pueblo merece. Tanto es así que el presidente ha sido coronado en su foto por un aura eléctrica. Seis grandes medios internacionales han estado pendientes de su lúcido y elaborado discurso lleno de ideas tan agudas como: “Tener un déficit público elevado y una deuda pública elevada no es bueno y ese es el mensaje que he transmitido a los españoles”. Por más que haya subido ambos, sobre todo la deuda, a récords históricos. Hemos podido leerlo apenas repuestos de este gran hallazgo intelectual: “Creo que hay mucha gente que ha perdido su puesto de trabajo en los últimos años. Lógicamente esas personas tienen más dificultades…”.

Pero lo que realmente el presidente del Gobierno español –o eso creíamos– quería comunicar era que él está para lo que está, nada más: “Lo que más me preocupa es que Alemania tenga claro adónde vamos”. Pobre, lo suyo es ofrecer al mundo su peculiar versión de la realidad, tan deformada día tras día, que se diría padece delirios de mentira compulsiva o… tiene la cara de cemento. Para negar que recibe sueldos en B de una contabilidad B de la que el juez Ruz ve indicios claros, aunque sí admite sobresueldos en A, “como en todas partes” y porque ellos lo valen. Está, sobre todo, para dictar leyes represoras que están causando estupor en Europa, como si no conocieran a la derecha española, reserva inquisitorial del mundo desde los tiempos de Torquemada.

El gobierno de España se lo deja a Merkel, echando un rezo o un puro para que acierte. De momento no lo ha hecho y mucho menos su delegado en la colonia española del sur, Mariano Rajoy. Aunque, según se mire, porque hay gente realmente contenta con la gestión, como hemos ido viendo.

Los mercados no son gilipollas; la izquierda, sí, indigente cultural, de hecho, y la sociedad completa, sojuzgada, cretina de manual, a juzgar por los resultados. Todos los ciudadanos, sí, capaces de mantener una situación que se hace insostenible por todos los flancos y todos lo días. Debería dar qué pensar algo más que España sea hoy el sexto país de Europa con mayor número de ultrarricos. Superando incluso a Suiza. Éstos jamás entraron en la UVI –esa de la que se llena la boca el Gobierno–. En la misma puerta del fiasco financiero, les metieron una transfusión multimillonaria de la sangre que se restó y resta al conjunto de la población, aunque nos dejen exhaustos. El récord de ganancias de los mercados no gilipollas coincide con la pérdida de ingresos netos y de poder adquisitivo del común de los ciudadanos.

Al paso que vamos, haría falta más de un cuarto de siglo para que Rajoy lograra dejar el número de parados tan sólo en el punto en el que se lo encontró cuando accedió al Gobierno. El cuarto trimestre de 2011 se cerró con 5.273.600 personas desempleadas y hoy son 5.904,700, según el INE, y, en similar proporción, el resto de los indicadores. Sólo que todavía es más drástica la reducción de la población activa: 17.807,500 eran los ocupados en 2011 y 16.823,200 ahora. Quien puede, se va. El roto hecho por el PP al trabajo es desgarrador y, encima, lejos de asumirlo, presumen de él.

Depende de para quién se gobierne, desde luego. Porque el empleo ya se desarrolla con las condiciones requeridas: inestable, con sueldos míseros, despido prácticamente gratuito y ninguna garantía laboral. Con miedo y sometimiento por la precariedad. Sólo eso ha cambiado. Es decir, ayuno para la anemia de una sociedad basada en el consumo, y hoy aniquilada.

¿Han podido hacerlo mejor los Montoro, Báñez, Rajoy y toda la representación actual de la derecha española de toda la vida? Para los mercados no gilipollas, imposible. La sociedad es quien ha perdido. La izquierda no es indigente cultural sólo, es vergonzante en ética, miserable en dignidad, más tonta que un higo al menos. Porque esta derecha esperpéntica e inane está cambiando el país de arriba abajo con toda tranquilidad. Una derecha capaz de ir al funeral de Mandela mientras coloca cuchillas para rechazar emigrantes. Tozudas circunstancias que concurren cuando, precisamente, una sociedad elude ser dueña de su destino, capitana de su alma. Todo va a juego.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 824 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: