La raza de los pobres autóctonos (Crónica agosteña)

fontdevila.superpobres

Ando de pausa, pero la viñeta de Manel Fontdevila en eldiario.es me retintinea. Las jerarquías se afanan en España en aprobar presupuestos que no se sabe aún quién gestionará pero suponen una oportudidad de oro para que el PP haga campaña electoral en Agosto. Y vea si constriñe a su modo al ejecutivo que salga de las urnas en Diciembre, parece que será en Diciembre porque la Congregación de Notables así lo ha decidido. Los palmeros mediáticos del PP (que son cada día más porque hay prebendas que repartir) escriben análisis de poner los pelos de punta.

“Las cuentas públicas se ven beneficiadas por la recuperación, la caída del paro y la reducción de los intereses de la deuda”,  escribe  El País sin firma. Me fío bastante más de la información de Belén Carreño, por ejemplo. Austeridad. Que no falte. Con un capítulo para pagar intereses de la deuda que Rajoy ha disparado a la estratosfera y que otros colegas obvian para decir en cambio que “cae” el costo de lo que debemos.

Como muestra de por dónde camina la realidad: El presupuesto de sanidad recupera un 3,6% tras haber perdido un 34% en 2014. En esto el PP es experto. Lo viene haciendo en los distintos ministerios.

En estos días, Albert Rivera, el líder del  Cambio Sensato, ha declarado que va a proponer un pacto PP, PSOE y Ciudadanos para regenerar España. Lo previsto. Lo anticipé por cierto en Febrero. Cuando buscaron en la despensa a ver qué partido de repeinados de derechas tenían para entre todos anular a Podemos o las candidaturas ciudadanas.

Mal pinta. Son demasiados a apoyar que nada cambie. Diría que incluso puede ir a peor. Tres partidos y gran parte de los medios de comunicación y la docilidad española ¿Hay quien dé más?

Otro juez, el de la Púnica, ha dicho que el asunto le huele a financiación ilegal del PP. Otro más. Financiación ilegal para añadir a las atrocidades que se conocen – hasta por grabaciones – que habrían perpetrado los Púnicos, con Granados a la cabeza.  A Wert lo tenemos enviado a París con un puestazo de embajador ante la OCDE  que incluye piso en una zona de ensueño, coche oficial, servicio y hasta 11 asistentes. Y el sueldo: 10.000 euros mensuales.Y el de su nueva esposa que es la causa del apaño que le han hecho al peor ministro del Gobierno -y mira que era difícil llevarse el galardón-. Ella ya está allí y también con una magnífica remuneración. Reagrupación familiar, qué sensibilidad.

Pues bien, esto es lo que quieren mantener. Reformado. Es decir, que también se apunten a la fiesta los Ciudadanos Sensatos.

La viñeta de Fontdevila. Es así. Se me parte el alma al ver llegar emigrantes y refugiados políticos y ver el trato que reciben de la Europa que los expolió. En cabeza Gran Bretaña, y hay pruebas sobradas de ello, al menos en los museos. Se llevaron mucho más: los recursos. Pues bien, Cameron, el presidente británico, ha pertrechado una ley por la que son reos de cárcel los patronos que alojen a emigrantes sin papeles. Han de sacarlos a la calle. También anuncia que les echará los perros a los que quieren llegar a sus costas por la via francesa del puerto de Calais. Yo creo que esto se parece mucho al nazismo.

Aquí han salido los “no racistas pero…” habituales. A todos ellos, a los culos gordos de tanto sentarse en la poltrona y los beneficios de todo tipo y a los “no racistas” que ven un “problema complejo” en la emigración, les iría mejor que a ellos por justicia el tratamiento que aplica Cameron sin ir más lejos. Porque en esta terrible Europa las cosas van más bien por ahí. El problema complejo es el crecimiento del fascismo y la insolidaridad.

La cretinez también. Esos empleos tan jaleados les daría yo a todos los miembros del gobierno y sus palmeros.

Fontdevila lo expresa con claridad: a los pobres extranjeros ni agua, palos, muerte -es muerte lo que implican algunas medidas-, a los nuestros, a los asalariados, precariedad y limosna. Igual Wert tiene algo que echarles. O cualqueira de ellos.  De momento, nos cargan con demasiadas mentiras. Tragarlas y aplaudir es propio de “La raza de los pobres idiotas”.

borregos

Trabajando para que nada cambie

El paquete incluye elementos altamente tóxicos, pero todo vale cuando se persigue un fin deseado, como definía Maquiavelo. Estamos inmersos en un tórrido verano electoral donde cualquier trampa vale para conseguir el objetivo. Algunos se están dejando en el empeño hasta el prestigio. La meta –buscada o sobrevenida- es que nada cambie en esta España récord en desigualdad y despropósitos que, sin embargo, tanto gusta a lo que llaman “el dinero”.

La trama Púnica del PP nos demuestra que no se cortaron ni un ápice con las macrocausas de corrupción previas como la Gürtel: ese mismo fangal está acreditado hasta las recientes elecciones municipales, y se sospecha llega hasta hoy mismo.

En resumen, han entrado en las arcas públicas a saco, llenando sus bolsillos de todo lo que fuera susceptible de ser afanado. Bolsillos, cuentas corrientes, zulos y maletas para Suiza. Andan de por medio jueces, empresas públicas, medios. Han mentido, extorsionado, robado y quién sabe qué más. Presuntamente. Las manzanas podridas del PP, nos dicen sus portavoces, dejan impoluto el cesto y les llenan de bochorno (no tanto como a nosotros). Pero, sin duda, harían caer gobiernos y partidos en cualquier país serio, con una sociedad decente. Aquí, Salvador Victoria, alto cargo del PP de Madrid, sentencia la frase definitiva: “ Esto se ha hecho toda la vida y nunca ha pasado nada”. Y no le falta razón. Esto es España.

Conocemos estos días con detalle, cómo el dictador Francisco Franco –tras ganar la guerra desencadenada por su golpe de Estado- destrozó la ciencia. Enseñanza, ciencia e ideología en España (1890-1950)  relata esa trágica labor que desmanteló pilares fundamentales del conocimiento para sustituirlos por la ignorancia y el fanatismo religioso. Muerte y exilio para gran número de docentes. Recordemos el escarnio al que se sometió también a las maestras de la República. Y varias generaciones de españoles educados en la irracionalidad y el oscurantismo.  No fue inocuo, y ese legado permanece de alguna manera. Cuarenta años es casi una vida. Y venía de atrás, de siglos de atraso.

Gran parte de la derecha española es hija aún de esos postulados. La asignatura de Educación para la Ciudadanía que Rajoy suprimió nada más llegar a la Moncloa, llegó a estudiarse -tras ser implantada por el gobierno del PSOE- con remiendos intolerables. El texto más difundido cuestionaba las teorías de Darwin sobre la evolución, reivindicaba la creación del estatuto del embrión –entidad humana desde el mismo instante de la concepción- y rechazaba la filosofía que interpreta el mundo sin la religión católica. Llamaba asimismo a la rebelión cívica en el caso de que España avanzara hacia un Estado laico y no consideraba posible ser “patriota” sin “amar, además del territorio, la religión”. Lo detallaba la periodista Manuela Prades en 2007. Ni que decir tiene que las nuevas leyes vienen impregnadas de ese espíritu ultraconservador. Y que los mismos adalides de esta ideología están sentados en el pleno de las corrupciones y que siguen en activo. Es inaudito ver a la presidenta de ese PP de Madrid que “les abochorna”, Esperanza Aguirre, no solo en política, incluso dictando doctrina a otros.

Y esto es lo que no solo políticos sino numerosos medios y periodistas se afanan en conservar y proteger, a juzgar por su nada disimuladas campañas. Con todas las mutilaciones de lo esencial y unos datos económicos preocupantes, como el brutal aumento de la Deuda Pública, que contradice la aireada recuperación. Son una maquinaria engrasada y eficaz, como una gota malaya.

 El PSOE aunque acierta al desmarcarse de algunas intolerables propuestas del PP como el cambio de la ley electoral, no parece ser consciente de su situación. Y no debería escuchar los cantos de sirena demoscópicos. La realidad es que ha seguido perdiendo votos aunque haya ganado poder municipal y autonómico. Y le condiciona la errática tendencia de la socialdemocracia europea en la que se inscribe de pleno: acaba de firmar con los conservadores europeos el informe del TTIP que consagra el poder de las empresas sobre la democracia de los países. Y, si ahondamos en lo pequeño pero nada nimio, tenemos a la Federación de Madrid con su Carmona y su Simancas (al que colaron el Tamayazo) avanzando que la alcaldesa Manuela Carmena no les acaba de gustar, dentro de una campaña infame de acoso y derribo por numerosos flancos a la edil de Madrid. Parece una forma muy poco sutil de anticipar cambios que les aúpen tras las generales. Igual no se limitan a la capital. Este punto habrá de quedar muy claro. Para hacerlo cuentan con decidido apoyo mediático, pero todavía es la ciudadanía quien vota.

 Entretanto, la locura parece haber impregnado a la izquierda, presa de una actividad febril. Está reeditando con creces sus viejas equivocaciones, egos, odios, descalificaciones, empecinamiento en el error. Sin darse cuenta de que la sociedad ha cambiado y que ya no le conmueven ni los “abajofirmantes”.  Es otra, condicionada por sus propias sensaciones de atropello y por una propaganda muy intencionada y la disuasión de los valores. Hay quien se preocupa por ellos. Existen personas luchando por los ciudadanos, numerosas, por mucho que ensucien su trabajo.

Pablo Iglesias y Podemos han cometido fallos. Como los demás. Pero se diría que la nueva unidad de la izquierda se basa en apear, precisamente, a Pablo Iglesias que -con la frialdad de la evidencia- es quien canalizó el malestar social. Otros no lo lograron. El rival no es él, ni Podemos. Es el PP y cuanto conlleva, son los verdugos de Grecia, los motores de la desigualdad. Abochorna ver cuantas fuerzas empujan a su favor, para que nada cambie.

La izquierda exquisita de siempre, la que, dentro de IU, la dinamitó y perdió todos los dientes en sus batallas internas no desaprovecha ocasión de meter palos en  la rueda de Iglesias, a ver si acaba de bruces en el suelo como el dios de la vieja izquierda manda. La que vio perder varios trenes, numerosas bicicletas y todos los dentistas. Si la confluencia sería deseable, se produce en un escenario de heridas abiertas y egos desbordados.

El escenario es inquietante por todo ello. La teoría da un mensaje claro: lo primero es el bien la ciudadanía, aparcando vanidades y verborreas varias. Y revisar esas listas en las que se cuelan los expertos en el trepe y el trinque, amén de alguna bajeza más.  Tanto en Cataluña –que ofrece inauditos compañeros de viaje- como en España. Ver si es posible una confluencia pero sobre todo provocar un cambio real.  Y sin perder el horizonte. La práctica es otra: que mejor es el suelo y sus cloacas que asaltar el cielo.

Un Agosto para superar la irracionalidad…  y el asco. Lo cierto es que este país disuade. Hay tiempo, ya poco, para enmendar. Pero lo hay.

*Publicado en eldiario.es

Vuelve a aumentar la mortalidad… y el número de millonarios

Hace 2 años escribí este artículo con algunos indicadores sociales que, por lo que ahora se demuestra, iban a marcar el gobierno de Rajoy. Había aumentado muy significativamente la mortalidad:

“Durante el año 2012 fallecieron en España 405.615 personas, lo que supuso un 4,6% más que en el año anterior. Se trata del mayor incremento anual de la década”,dicen los fríos datos del INE.

La tendencia sigue aunque en menor medida. En 2014 han muerto 395.045 personas, un 1,2% más que el año anterior.

Aún así, nos dicen que la esperanza de vida ha aumentado algo respecto a hace 2 años:

En 2012 era de  “82,2 años. En varones alcanzó los 79,3 años y en mujeres los 85,0, lo que supuso que en varones se mantuvo igual y bajó 0,2 años en mujeres”.

Ahora la conjunta es de 82,9. Hombres 80,1. Mujres 85,7

Ha habido más nacimientos, pero sólo un 0,1%. Desde 2008,  se ha reducido la natalidad en España un 18%.

Y el otro dato al margen que es altamente significativo: sigue incrementándose el número de millonarios (más de un millón de dólares disponibles al margen de bienes inmuebles). Como ya comentamos aquí, la ·España de Rajoy ha liderado en 2014 la cosecha de ricos de solemnidad en  Europa (que tuvo un 4%) y en elmundo (un 7%),  Aquí fue un 10% más que el año anterior.

El dibujo de la desigualdad que se infiere de las políticas que se llevan a cabo. Un camino a enderezar. Y antes de llegar a viejo precario.

anciano.caminando

España, líder mundial del incremento de millonarios y otros datos de la estafa

La Caverna mediática -que cada vez es más grande y encauza a más medios a su interior- les llama “Podemos y afines”, y entra en el saco pues todo lo que no es derecha o extremo centro. Lo cierto es que se emplean a fondo para anularlos y desprestigiarlos. Cómo será que este miércoles un Mariano Rajoy, auténticamente descompuesto de ira, ha acusado a Pedro Sánchez de estar traicionando la voluntad demócratica de los españoles al pactar con los partidos de extrema izquierda radical que hacen lo que manda Venezuela y que esta enorme desgracia es culpa suya. Del líder del PSOE.

Vamos a ver unos asuntos de los que se habla menos:

Lo que llamaron y llaman “crisis” ha sido extraordinariamente rentable para un selecto grupo de personas. Los multimillonarios -aquellos que poseen activos disponibles por valor de más de un millón de dólares (al margen de sus valores inmuebles)- no paran de crecer. En el último año han sido casi un millón más, según datos del nuevo Informe Anual de la Riqueza de la consultora Capgemini y RBC Wealth Management. O sea unos señores americanos del norte de total credibilidad para las gentes de bien como Mariano Rajoy y los suyos.

Observamos que Europa no es el continente más favorecido con esa lluvia de dinero… salvo España. En nuestro país los ricos de solemnidad han crecido un 40% desde el inicio de… la estafa (2008), 50.900 personas. Es significativo que en 2014, este privilegiado sector se incrementó en un 10% aquí, mientras en el conjunto de Europa lo hacía un 4%, y en el mundo el 7%.  Rumboso que es el PP de Mariano Rajoy con los suyos.  Por desgracia, eso se logra a cambio de meter a más personas en la bolsa de la pobreza. España lidera, como sabemos, el aumento de la desigualdad en Europa en esta legistatura. Con especial incidencia en el incremento de la pobreza infantil.  Y no tienen suficiente: El FMI y el Banco de España han pedido más iVA, ás “reforma” fiscal para exprimir mejor a los asalariados, y más recortes en sanidad y educación (del manual neoliberal, decretado en el Consenso de ·Washington en 1989, tras caer el Muro).

El presidente de la CEOE o ese afortunado gestor, Francisco Gónzalez, que un día se vio presidente del BBVA con el regalo de una A de Argentaria que era Banca Pública, están tan preocupados como Rajoy, su PP, y  varios directores de medios, de que se acabe este chollo. Y andan dictando doctrina allá donde se les abre la puerta. Que es en todas partes casi, con RTVE a la cabeza.

Hay gente muy aplicada que repite ya: estos nuevos son radicales, violentos, y no saben de política, no gestionarán bien las cosas de los ciudadanos. Los anteriores gestionaron divinamente las de…  los ciudadanos Ana Botella y su retoño José  María Aznar Botella, que sepamos. Entre otros muchos, la gran familia del PP está muy unida para estos afanes.

Buscando,  nos enteramos de que el 60% de los desahucios en Madrid es a inquilinos de viviendas públicas que el Ayuntamiento de Ana Botellla vendió a “fondos buitre”. No es de extrañar que anden rastreando miles de twits y expedientes atrasados, actividades que para Mariano Rajoy están siendo un lamentable espectáculo. Los de los nuevos. Las hazañas de Botella o de Barberá en Valnecia, en este asunto, están muy bien. A Rita Maestre, la portavoz de Madrid, la fiscalía le ha pedido de repente, ayer, tras 4 años desde los hechos cárcel de un año. Por lo que explicaba ABC de un modo que casi resultaba jocoso:

abc.ritamaestre.profanar

Es decir, se levanta una por la mañana y dice: me voy “a profanar” iglesias para cumplir mi programa. Rita Maestre y su “caso” son  bastante distintos a la caricatura malintencionada que pinta la derecha, como nos resume Angels Martínez Castells Y también es bastente diferente lo que contiene el programa de las asociaciones ciudadanas y mareas que han tenido tan brillante reesultado en las elecciones. Tanto, tanto, que tienen al presidente del gobierno ciego de rabia lo que no deja de ser un peligro con la inminente entrada en vigor de la Ley y el Código Mordaza de las que el PP se ha pertrechado con astuta previsión. Para que luego digan que Rajoy es “tonto”.

Mucha gente preocupada por esto. Y más con lo que estamos evidenciando, estos datos para una estafa de manual.

En la Comunidad de Madrid no van a tener ese problema. Los chicos de Ciudadanos, los de el cambio sensato, han acordado ya apoyar a Cristina Cifuentes para que sea presidenta. La que mandaba los antidisturbios para detener y aporrear a quienes pretendían detener los desahucios auspiciados por su correligionaria Ana Botella. Todo quedaba en casa. Y vuelve a quedar ahora en casa. Privatizará aún más la sanidad, ya lo anunció. Mal asunto, con el deterioro que se advierte ya. Uno de los PP más corruptos  del país  nos deja Ciudadanos. Con la falta que hacía abrir cajones y airear los sótanos.

artsenal.pp.ciudadanos1

Y de la Gürtel/PP/Bárcenas pues eso, que dos magistrados son PP hasta la médula, de los que han hecho carrera con el PP. Y el tercero conservador sin más.

vergara.indepencia

Porque hay una estafa internacional y otra naciona y varias autonómicas, como las matrioskas. Pero temen que se les trunque a pesar de todo. La ciudadanía está tomando la palabra.  Y sigue en pie pese a tanto chantaje.

Fusilar al Concejal Zapata

guillermo.zapata

Se produce un cambio político drástico en el mapa territorial de España pero apenas unas horas después todos hablan de otra cosa: de un concejal de Madrid y sus tuits escritos hace 4 años como ejemplos en un contexto de crítica a la censura del humor. Con ser improcedente –y mucho-  su contenido, no es ni mínimamente proporcional que las andanzas del concejal Zapata hayan eclipsado a Manuela Carmena, Ada Colau, todos los nuevos regidores y la constitución de los Ayuntamientos en sí. Es demasiada casualidad la precisión con la que surgió el hallazgo, tras rastrear 50.000 tuits. Jalones públicos de una trayectoria, por otro lado, que  marca claramente el rechazo a la violencia de Zapata. 4 años a la edad de este guionista y novelista, además, son un largo tiempo. Todo ello era lo de menos lanzada la operación.

 Tampoco parece equitativo que esas muestras de un humor desafortunado –inscrito en el tópico español- adquieran superior dimensión a los SMS del presidente del gobierno español a su tesorero encarcelado por presunta corrupción. O los insultos –muy serios- a las víctimas del franquismo esparcidas por las cunetas de Rafael Hernando, que sería ascendido tras ellas aportacoz del PP, o de otro de sus baluartes y rostros: Pablo Casado.

  Por no hablar de los diarios desatinos de una larga lista de apasionados practicantes de la verborrea ofensiva. El rosario de improperios van desde pedir el tiro en la nuca para Pablo Iglesias de un concejal del PP, al “catalanes de mierda”, premiado con un cargo de relumbre en el extranjero y todo del catálogo de la miseria humana. Han insultado a los enfermos, adultos y niños. Aún sigue en su escaño la diputada popular que mando “joderse” a los parados. Víctimas del intolerable acoso de lenguas viperinas como Pilar Manjón o el Dr. Montes se saldaron sin que los bienpensantes del sistema abrieran la boca para exigir dimisiones.

 Más aún, una alcaldesa del PP de Madrid precisamente, Mariola Vargas, ha llegado al puesto en Collado Villalba diciendo que no era “ un perro judío”.  Y nada ha ocurrido. Ni siquiera le dio importancia la prensa internacional, como en el caso de Zapata.

 Y ya no tiene parangón alguno, si nos ponemos  a sopesar en la balanza –que debemos- las palabras de unos y los hechos de otros que llenan pesadas bolsas de latrocinio y hasta de víctimas mortales por políticas desalmadas. Ésas que se ejercen contra la ciudadanía y a favor de unos pocos e incluso de bolsillos propios.

 Siempre han sido un misterio las motivaciones que llevaban a la chusma del circo romano a pedir la cabeza del gladiador. O las de los espectadores de degüellos, lapidaciones, desollamientos e incineraciones en vivo de aquellos que el poder consideraba culpables con motivo o no. Pero allí estaba el populacho en su miseria disfrutando el espectáculo. Consolándose, tal vez en algunos casos, con la prudencia de su servilismo que no le situaba en semejantes tesituras.

 Hubo tiempos de avances en la razón. Períodos en los que -ejerciendo los mecanismos básicos del entendimiento- se intentaba juzgar con mesura los hechos. Los agravios o crímenes entre ellos. La composición y matices que llevan a considerar un delito mayor matar que insultar, o robar que escribir. Y no al revés como sucede ahora en la práctica.

 Pero algo ha vuelto a ocurrir. Proponía precisamente Manuela Carmena en su toma de posesión como objetivo deseable en los colegios: aprender a aprender y aprender a vivir. Lo necesitamos niños y adultos. Esa pretensión humanista a la que la España eternamente medieval  quiso cerrar la puerta pero que ha sido llama latente en la España de las luces a la que regresar. La razón, la cultura y la educación como mejor revolución, como única llave en realidad. Por eso lo temen tanto.

 La vieja caspa española ha encontrado indispensable aliado en la comunicación masiva y su propensión a infantilizar a la sociedad para venderle mejor productos o ideas. Una gota malaya -usando un estudiado léxico con los verbos y sujetos pecisos- que termina por surtir algún efecto. La gran debilidad de la ciudadanía acribillada es haber aceptado lo accesorio como si fuera fundamental. No alcanza a ver cuánto le perjudica.

 Hoy es el concejal Zapata, como lo fue una política por ser la novia del enemigo a abatir, los cobros del uno, los contratos del otro. Mañana será el resto, uno por uno. La causa apenas importa en realidad.  A quien colocan en la diana, puede darse por muerto. Agarran la pieza con los dientes y no paran hasta extinguirla. Son cazadores.  Ellos sí que no conocen la reinserción. La turba que deja su cerebro en el asiento salta a los estímulos, se indigna y camina hacia donde le mandan. Sin querer saber que periodismo es difundir todas las tropelías, vengan de donde vengan. Y en su justa proporción. Y sin hurtar cuestiones relacionadas. Y sin maniobras de distracción emboscadas en el mismo paquete.

 Una vez imbuida la idea, sin más datos, antecedentes o comprobaciones, es como la bala que ha salido del cañón sin marcha atrás. Cogida con alfileres ya es verdad inapelable. No se busca más, queda fijada con pegamento indeleble. Se pelearán, insultarán, matarán por ella. Sin preguntarse ni por un segundo quién la difunde y qué gana con ello. Hay un abismo entre la legítima indignación y convertirse en tonto útil.

 Estamos dejando un rastro impagable para los verdugos de la libertad que son por, pura paradoja, personas que llevan de continuo esa palabra en la boca. Sus errores no cuentan porque tienen muy bien educado al personal y disponen de colaboradores decisivos. Producen auténtica vergüenza las voces airadas por este caso que tienen la garganta distendida de tanto tragar otros de mucha mayor envergadura sin esgrimir una queja. O lecciones de moral desde el prototipo más sucio de corrupción y malas artes. Y es demasiada casualidad que los tuits de Guillermo Zapata emerjan del pasado para ocultar lo que comienza y perjudica intereses muy concretos del PP y aquellos a los que representa. Vamos, que de casualidad nada, de proporción menos, de complicidad toda.

 La operación ha sido un éxito. Arrestar al concejal Zapata, mandarlo a galeras, destituirlo, no calmará sin embargo a la jauría lanzada a la caza: no quieren con las manos libres a ninguno. Se juegan mucho en ello y de momento no cesan de cobrarse piezas. Indemnes ellos a sus trampas.  Pero ni es ése el problema. El cambio producido en España lleva a iniciar una etapa para primar lo esencial sobre lo accesorio. El valor social, aprender a pensar, aprender a vivir. Como que se va a permitir ese futuro cuando están en juego tantos beneficios y prebendas. Por mi parte, no comparto la lección de vida que representa ceder a trampas y coacciones. Nunca fue muy práctico.

Echamos al escritor que recoge chistes impropios y dejamos que campen a sus anchas ladrones y toda clase de forajidos.  Caer, caerán las víctimas, pero el espectáculo es mucho más divertido.

*Publicado en eldiario.es

Y ahora sigamos hablando de la pitada al himno, de miedos y de la centralidad

Rajoy anuncia cifras espectaculares de creación de empleo. Hasta el momento seguimos teniendo casi cinco millones y medio de parados, tras haber alcanzado el pico máximo precisamente con el gobierno actual del PP. Todavía no hemos llegado siquiera a la cifra que se encontró al acceder a la Moncloa.

paro paro.ine

Esta semana trae datos jugosos que permiten hacer un retrato de la situación actual de los españoles. Infolibre nos cuenta una realidad que parece expulsar ya del trabajo a los mayores de 45 años..

El 71% de los parados mayores de 45 años lleva más de un año sin trabajar

  • Casi 1,4 millones de desempleados superan los tres años en el paro, y la mitad de ellos tienen más de 45 años
  • Sólo el 20% de los parados mayores de 55 accede a un convenio especial con la Seguridad Social para seguir cotizando hasta la jubilación

Con un paro juvenil del 53%, que en la etapa de Rajoy se ha incrementado desde el 40 % -sin contar la intensa emigración-, si echamos ya a los de 45 años ¿qué porvenir nos espera como sociedad y como país?

Se está creando empleo por fin. Del mucho destruido, surgen nuevos contratos, mucho peor pagados y apenas sin derechos. El País nos cuenta el caso de azafatas de Air Europa a quienes la empresa acaba de hacer fijas, tras años de temporalidad, con unas condiciones de esas que permiten sustentar una vida: Trabajan 101 días al año en régimen de exclusividad. No pueden emplearse en otra compañía. Están desoladas. Estudian cómo comer, pagar las facturas de luz y energía, colegios, etc… los dos tercios del año que ni trabajn ni cobran. Este tipo de “empleos” se están creando.

En este escenario, y con uno de los mayores índices de desigualdad y de pobreza de Europa, sabemos que sólo llegan ayudas al 35% de los hogares sin ingresos. La cuentía media de esas subvenciones es de 420 euros. Un gran y documentado artículo de Alejandro Bolaños en El País aporta muchos más datos.

Con un fuerte incremento de la pobreza infantil (del 17% al 33%), para los niños, para sus padres, llega ahora el drama del cierre de comedores escolares. Hoy comienza la jornada intensiva. Van a suprimir el servicio en algunos colegios. Zaragoza es un ejemplo entre miles.

Al ABC, a toda la derecha española en realidad, les preocupa que esta recuperación tan fantástica se vaya al traste con la llegada de nuevos partidos.

abc.nuevospartidos

Hay otro dato más, más sútil. El País nos habla de las estrategias de las gasolineras para vender, dado que se ha retraído el consumo ¿pues no atamos ya los perros con longanizas?

pais.gasolineras

Mientras nuestros próceres y familias, siguen mangando, con la connviencia de potentes empresas. Esto es de El Mundo.

elmundo.fcc.pujol

A La Razón le preocupa el himno, los ultrajes, la malvada justicia, las sonrisas  taimadas, los langostinos, y Pablo Iglesias que ahora osa burlarse del -súbitamente- amado Sánchez.

larazon.pitos.ultraje

Ana Cañil nos contaba este domingo en eldiario.es lo preocupados que están los diputados, senadores y demás cargos del PP que se quedan o temen quedarse sin empleo. Una tragedia, amigos.

Es verdad. A pie de pasillo o de mesa de la cafetería las preguntas del tipo ¿qué voy a hacer después de las generales? ¿Con qué voy a pagar los colegios privados de mis hijos? ¿Qué hago, mantengo el curso en Suiza de la niña el año que viene? ¿Le digo al mayor que aparque la idea de comprar el escarabajo descapotable? ¿Reservo en Baqueira para Navidad? estaban a la orden del día, sobre todo entre las mujeres, siempre más prácticas en la vida diaria. Y todo por culpa no solo de los bolivarianos y leninistas de Podemos, sino por la obcecación del jefe Rajoy.

Insoportable. Manda la “centralidad”. En este jocoso, con perdón, análisis de El País me entero de que el PP tiene votantes de centro derecha. El PSOE debe cuidarse de los abrazos de oso de Podemos (único causante nos dicen de que Susana Díaz no esté gobernando en Andalucía) y no debe girar a la izquierda, porque lo suyo es el centro que si no le quitará Ciudadanos. Un partido, Ciudadanos, más bonito que un San Luis. Pablo Iglesias, en cambio, lo tiene todo para ser abominable: disfraces, caretas, hasta puede albergar la malsana la ocurrencia de presentar candidatas con tirón en las elecciones de Noviembre:

  Cuando olvidan ponerse la careta de Olof Palme les salen sus orígenes de izquierda anticapitalista y su estilo populista.

Podemos quiere apropiarse de los resultados en los ayuntamientos de Madrid y Barcelona, en donde han participado como una fuerza más en candidaturas ciudadanas lideradas con personas con mucho tirón popular. Incluso quieren imitar ese nuevo tono político que ha llevado a Manuela Carmena a tener la probabilidad cierta de ser alcaldesa de Madrid. No hay que descartar que inicien una búsqueda de candidatas con tirón para encabezar las listas en todas circunscripciones en noviembre.

Y ahora sigamos hablando de la pitada al himno, del miedo a quienes pretenden cambiar nuestra situación idílica y de la centralidad.

jrmora.español

Crónica personal de un mitin de Ciudadanos

ciudadanos.acto.madrid

O mucho han cambiado los mítines o éste de Ciudadanos en Madrd respondía más al “tranquilo” de su lema que al de “el cambio” que llena su escenario. Aunque alguna cosa ha habido.

Me apetecía verles y tener datos de mi propia apreciación y me he acercado al Teatro que ahora se llama Compac –dios mío- en la Gran Vía de Madrid. Lleno el patio de butacas, dos tercios el anfiteatro arriba. Han dado cifras de 700 asistentes. Personas de distintas edades y variada procedencia social, al menos en la parte de arriba donde me ubican por estar completa la parte de abajo.

ciudadanos.rivera.abajo

Toma la palabra la candidata a la alcaldía, Begoña Villacís, a quién Albert Rivera, el líder de Ciudadanos, conoció en las tertulias de la TDT Party: El gato al agua, etc… No es de ni izquierdas, ni de derechas, ni de centro, declara a Público. Habla con soltura y sin papeles en el que dice es su primer mitin. “Reconoce haber asistido con su tío a fiestas del Partido Comunista, aunque siempre haya votado a Ciudadanos, UPyD y, sí, también al PP, “aunque por herencia familiar“, cuenta también a Público. ¿“Siempre” a Ciudadanos? ¿Dónde?

La han recibido con aplausos y puestos en pie en las primeras filas de abajo.  Se muestra muy ilusionada. Habla mucho de combatir la corrupción y dice “no sentirse representada por partidos de gente con apellidos y coche oficial”. Lo de los apellidos –del PP- parece preocuparle porque lo repite después.  Dice que no se puede estar 20 años viviendo del Estado, lo que resulta curioso en un partido que aspira a gobernar lo público, pero adelgazando las administraciones, como todo neoliberal.

Del Madrid que quiere regenerar le preocupa, además de la corrupción, la suciedad de las aceras y del aire. Y los sueldos millonarios actuales. Cuenta que hay unas 500 personas en el Ayuntamiento con sueldos entre 200.000 euros y 60.000. No dice nada de la sanidad, ni de la educación. Le aplauden sosegadamente.

Envía un saludo grabado el economista Garicano. Saludo tal cual. Muy breve.

ciudadanos.madrid

El candidato a la Comunidad, Ignacio Aguado, con tan sobrio estilista como el resto, tiene más tablas, sabe lo que tiene que decir,  y le aplauden más. Habla de hacer política para las personas, de no llamar gasto a la inversión social (como adelantabamos en Reacciona), y de preservar el Estado del Bienestar y hasta de no privatizar. Asombroso en un partido neoliberal de raíz. Igual, como la candidata dimitida en Mataró, no se ha leído el programa.

Me quedo con ganas de saber cómo. con todo lo que dicen, con su oposición frontal a la corrupción que manifiestan, justificarán sus avales a partidos como el PP que los necesita. Ante eso explican que se basarán en su programa. Vamos que el “pactado” hará el programa de Ciudadanos :)

Una joven a mi lado, no solo aplaude, corea monosílabos finales como hemos visto en las pelis se hace en Los United con los telepredicadores. La tónica, como digo, es sosegada, y hay gente que claramente ha ido a ver y no aplaude, los menos.

Cuando sale Albert Rivera, el presidente de Ciudadanos (los partidos de derechas tienen presidentes y los de izquierdas secretarios generales) la devoción crece. Pero el chico es realmente mesurado, por decirlo de alguna manera. “Si estáis contentos con lo que el PP o el PSOE, votadles”, dice, pero su partido “ha venido para devolver las ciudades y comunidades a los ciudadanos“… “como hemos hecho en Andalucía”, concluye entre aplausos. Y  me quedo perpleja.

ciudadanos.vox

Nada más empezar su intervención, en el anfiteatro, arriba, sacan varios carteles de Vox. Gentes muy fornidas realmente que no dejan ver. Rivera no se inmuta. El auditorio se enfada y la chica a mi lado dice: “Parece mentira siendo de Vox”. Ay.

Como el asunto de bajar los carteles se solventa con cierta energía, decido irme. Me he hecho una idea. Hay gente defenestrada o huída de UPyD en la sala. Puede que varios de estos Ciudadanos desemboquen con éxito en otros partidos tras el rodaje. Vengo a confirmar mi impresión de que no tienen entidad como grupo, pero en esta España nuestra todo es posible, hasta que lleguen al gobierno. Por 4 años, no lo olvidemos.

¿Serán una burbuja demoscópica? Los pactos les pueden pasar factura de aquí a las generales. Si es que hay pactos para entonces.

La campaña electoral está siendo más estomagante que de costumbre, hoy he querido ver con mis propios ojos ese partido al que anuncian como decisivo -ya veremos-. Ha sido como tomarme una infusión. De tila.

Antes, en y después del #15M

  • Antes del #15M

  • En el #15M

Titulé mi crónica presencial: Despertamos. 

Lo vieron antes los medios internacionales que los españoles.

15m.wpost

Aunque muchos supieron que algo importante sucedía…

forges.harturaroto.envejecieron

Verdades como puños, sueños como alas…

15m-chorizo1

15m.dontbelieve15m.soñar.dormir

Tras el #15M, cuatro años después:

ferreres.realacademia

jrmora.aguirre.prensa

soraya.wert.lluviaartsenal.pp.ciudadanos1jrmora.aguirre.perromundo.encuesta24m

Hay situaciones que resulta casi imposible resumir. Han sido someres apuntes.

El futuro. El más cercano pasa por el 24M, cita con las urnas, con la historia, con la dignidad.

Esto sí fue #MarcaEspaña, asombramos al mundo. Salir de la cueva de la caspa y del shock es posible.

Si votas privatización de la sanidad ¿es raro que la privaticen? Si votas corrupción ¿te extraña que nos roben?

cristalesrotos.araña

Es asombroso. Tiras un vaso de cristal al suelo y, normalmente, se rompe. Prendes una cerilla en unos papeles untados de gasolina y se encienden. Si no les echas agua, se queman. Dejas de suministrar comida a un pájaro enjaulado y se muere. Le suprimes las medicinas a un enfermo y también, o al menos se siente mal. Dejas un helado al sol y se derrite. Colocas a 23º bajo cero una merluza y se congela. Abres un grifo en el primer mundo y sin haber privatizado el servicio, y ¡sale agua! Enseñas a pensar por sí mismas a las personas y son capaces de deducir sobre datos previos. Incluso de relacionar hechos con consecuencias.

España es famosa por haber disuadido el pensamiento racional y el pensamiento crítico en sus múltiples planes de educación, buena parte de ellos ideológicos. Algunos fueron más positivos de lo que se dijo, otros serán más negativos aún de lo que se prevé. Con un brutal atraso educativo, propiciado por los distintos prebostes, recuperó en el último tercio del siglo XX el rumbo. Pero la educación en este país ha dependido mucho del maestro que te tocara y de las luces de la familia o de los propios interesados; algo, bien es verdad, en lo que somos excepcionales.

Las personas que utilizan la lógica coligen que alguien que miente y no le pasa factura, difícilmente dejará de hacerlo. Entienden que quien roba y trampea sin consecuencia negativa alguna, continuará en la tarea que tantos réditos le proporciona. Llegan a la conclusión de que aquellos políticos que solo piensan en su beneficio no obrarán por el bien de la sociedad. Y, los más literales, que en una pocilga no crecen plantas sanas. Ni Perogrullo lo diría con mayor simpleza, pero se observa una clara dificultad en muchos ciudadanos de hacer deducciones de este cariz.

Uno debe plantearse una serie de cuestiones elementales antes de tomar decisiones de trascendencia. Atendamos al caso que está contando eldiario.es sobre los papeles de Naseiro como ejemplo:

Según esta documentación, un partido político crea una caja B en la que mete dinero sucio, negro, tiznado, de donaciones no declaradas ni aclarados sus fines, de comisiones y trapicheos. Con ese dinero paga sobresueldos a discreción y campañas electorales de lujo que le colocan en situación de ventaja sobre sus competidores. La pone en marcha desde el momento que se funda el partido. Y pasan las décadas y todo sigue igual. Trabajando por los objetivos previstos.

La ley española no ha castigado la financiación irregular. Sí, el cohecho, pero no es fácil probarlo, especialmente si no se pone mucho empeño en ello. El diseño de la justicia se pergeña deliberadamente politizado al depender de cupos por partidos. Al juez que sale díscolo le caen males diversos. ¿Por casualidad?

Los Gobiernos cuentan con medios económicos (procedentes del erario público que gestionan) para subvencionar a empresas, como las periodísticas, de muy diferentes formas. Apenas ningún medio ha hecho referencia a los graves hechos acreditados por eldiario.es respecto a la financiación en B del PP. ¿Por qué será?

En plena y agobiante campaña electoral ya, se lanzan encuestas como dardos. Y opiniones como si no hubiera mañana. Lo hay, y muy comprometido para todos. Se trata de pescar en el mar revuelto de una sociedad que –según los sondeos– parece mostrar unos vaivenes impropios de una ciudadanía madura y que en puertas de las elecciones mantiene un elevado porcentaje de indecisos. La dificultad de razonar y sacar conclusiones que evidencia un número decisivo de votantes se ve asistida por quienes les digieren los mensajes. Se ven plumeros de todos los colores y en todas partes. Las personas que saben cuestionar, para deducir, los ven. Muchos otros, no.

Múltiples preguntas a hacerse. Si votas privatización de la sanidad, ¿es raro que se privatice la sanidad? Si en estadísticas oficiales se comprueba que dos millones y medio de personas dejan de tomar medicamentos porque eligen comer, ¿no lo trajo el voto que otorgó ese poder para hacerlo? Si en el mapa de los desahucios farmacéuticos se producen más víctimas donde domina el partido que dictó la ley del copago, ¿qué cabe pensar que alberga la cabeza de esas personas?

Si se han destruido en esta legislatura más de un millón de empleos y se crean puestos de trabajo en precario y mal pagados, por horas y fecha de caducidad, si han descendido los sueldos, ¿quién se recupera?

Si se potencia el ladrillo y el turismo y se cercena la ciencia y la investigación,¿será España un país avanzado y con futuro?

Si los recortes en todos los servicios esenciales para un bienestar que nunca alcanzó al de los europeos no han servido para equilibrar la economía y el PP ha aumentado la deuda pública a más de un billón de euros, tras desvalijar también la caja de las pensiones, ¿dónde está el milagro económico? ¿Por qué no se resalta en la prensa?

Si se dictan leyes y códigos mordaza para una sociedad ejemplar en su protesta, ¿qué fin persiguen?

Y hay más, mucho más. Si un partido tiene el mismo programa neoliberal de FAES, es decir, del PP, ¿cabe pensar que hará políticas distintas? ¿Con quién pactará en consecuencia y quién obtendrá el poder? Si ha recolectado candidatos por diferentes partidos y esquinas con la única condición de lucirupper class y repeinados, ¿ofrece solvencia?, ¿qué intereses defenderá?

Hay otros partidos en liza, claro está. Pero no son por completo de la cuerda dominante del “sálvese quien pueda” que ha triunfado en el Reino Unido y tiene visos de ganar también en España, vía pactos, si la lucidez no lo remedia. Que puede aún remediarlo.

El egoísmo se impone como lema. De ahí que el pobre Adam Smith tratara de sistematizarlo para ser usado y abusado casi tres siglos después. La ley de la selva rige para el más fuerte o el más traidor. El más débil sucumbe aunque pague impuestos para que le pisoteen. Y ni siquiera es regla fija que funcione siempre auparse pisando a los demás. Legiones de jóvenes que enarbolan la bandera de una pretendida libertad absoluta (de mercados, de las otras no hablan) precisarían cambios frecuentes de pañal si les cayera a ellos o sus familias una enfermedad “cara” que no pudieran pagar.

Salvo oportunas huidas a diferentes limbos, nos queda el grueso de la campaña electoral. Caminaremos entre plumas, plumones y plumaje. Hay que preverlo. Y que el escorpión siempre mata a la rana en mitad del río… porque en este caso le esperan en una barca para llevarlo a la otra orilla. Los entusiastas del “yo primero” y el “sálvese quien pueda” en política, ¿se han planteado si quienes la proponen y practican van a favorecer los intereses propios o los de los ciudadanos? Es esencial el pensamiento lógico.

Encender con una cerilla papeles empapados de gasolina solía producir fuego y consunción. Corren a apagarlos sin cuartel, mientras siguen vertiendo carburante. El “sálvese quien pueda” empieza en estos casos por uno mismo. Las víctimas no cuentan. Esas se ahogan en el emplasto, voluntariamente en muchos casos.

Pero imaginemos que todos nos apuntásemos a abandonar la lucha por ese modelo de convivencia que el poder actual y sus colaboradores han destruido. Hasta en el “sálvese el que pueda”, el más tonto es el último.

Ni matar al mensajero, ni meterlo en nuestra cama

Podemos debe disolverse. Podemos debe moderarse. Podemos debe esperar. Podemos debe radicalizarse. Podemos debe no poder. La existencia de Podemos retrata a muchos de los que ocupaban el espacio político y también mediático. Se pueden leer sus intenciones como en una radiografía. Demasiados intereses en riesgo de mermar, emociones intensas. Más allá de tradicionales apoyos ideológicos, la prensa entra en el barro de la campaña, y es su mayor contrasentido. No ocurre solo en nuestro país. Pilares sólidos del periodismo se tiznan por diferentes puñados de beneficios.

times.extraimpuesto.laborista.

The Times, un periódico con casi dos siglos y medio de historia, el primero en disponer de corresponsales y enviar periodistas a conflictos armados, acaba de publicar a toda portada un titular tendencioso a sabiendas. Invadiendo la campaña electoral en curso. Lo descubrió nuestro compañero Iker Armentia. No era cierto que los laboristas fueran a cargar con 1.000 libras anuales a las familias, como figuraba a 5 columnas. La propuesta de Miliband es añadir este impuesto a quienes tengan propiedades por un valor superior a dos millones de libras, sueldos elevados, y a grandes empresas, entre ellas las tabaqueras. En la “aclaración” -no con la relevancia del primer titular- se argumenta que el dato de a quiénes afectaba, se incluía al final del artículo. Luego fue absolutamente deliberado. “Algunos de estos impuestos y gravámenes sólo se aplicarán a las empresas, y los demás solo afectarán a una pequeña minoría de las familias, no a “cada familia trabajadora” como se informó”, precisaron. Y punto. Pero es lo que queda. Igual que esas portadas como puñales que se lanzan en España. The Times pertenece hoy a Murdoch.

Si esto ocurre con el Times, es de imaginar cómo andan las cosas en España. Aquí, en el pacífico bienestar del poder, les surgió un grano que se reveló con el tiempo muy peligroso para ellos: Podemos. La campaña de acoso y derribo tiene escasos precedentes, el temor es serio. Si se hubiera dedicado el mismo tiempo y esfuerzo a inquirir, analizar y denunciar al PP, su caja B, sus recortes y manipulaciones, con seguridad no nos veríamos como nos vemos. Se ve que no era lo pretendido.

 Al tiempo, salía de su hibernación catalana Albert Rivera, como  diseñado a propósito. Avanza en paseo triunfal, gozando del favor de los medios. Porque, igualmente, si hoy se empleara el mismo tratamiento para saber cómo se financia Ciudadanos, cuál es su programa real, en qué se inspira, o como recolectan a sus miembros, igual cabía alguna esperanza de regeneración de la derecha. La gran asignatura (o licenciatura) pendiente en España.

 La minuciosidad informativa es necesaria, la crítica imprescindible, pero inexcusablemente debe alcanzar a todos, sin ley del embudo. Huele muy mal de otra forma.

mundo.monedero.sevapais.monedero.seva

A Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos, le escudriñaron  hasta su inscripción en el Registro Civil a tenor de lo que saben de él. El despliegue realizado desde su dimisión sigue reflejando en qué manos estamos informativamente en España.

 Portadas dignas del peor tabloide, con imágenes dramáticas de Pablo Iglesias, y un nivel de comentarios que ni se molestaba en disimular el júbilo, ni el afán de dar el descabello. Tenemos –y disculpas por citarle- a un antiguo periodista de nombre alemán, devenido en fantoche, criticando la sensibilidad de Monedero y su poco aguante. “Se va por cobardía y porque le echan”, firma este macho hispánicus en traje de tirolés que se peleó con una banqueta y le echó la culpa a Wyoming.

Varios periodistas aconsejan la disolución inmediata de Podemos (no del PP con las gravísimas evidencias que le cercan). En todos los tonos. Hasta maternales. “Al final IU resucitará y acogerá a los de Podemos” firmaba una representante de la corriente periodística “con lo bien que estábamos como estábamos”. Ernesto Ekaizer saldría en El País hablando de egos y cultos a la personalidad. Y en la España en la que nos movemos, precisamente en ésta, se refería a los de Iglesias y Monedero.

 Del fuego amigo tampoco se libra Podemos, pero las llamas consumen a la sociedad que conocimos, su nivel de vida y sus derechos. Su futuro. Esperar puede acabar con ella en cenizas.

No todos aguardan. Ni mucho menos. La gestora durante décadas de esa pocilga de corrupción que ha resultado ser el PP de Madrid no solo es candidata por su partido a la alcaldía, su presencia resulta perenne en los medios. Perenne. Como la de su colega para la Comunidad, jefa hasta hace nada de unos durísimos antidisturbios. Se diría que ellas, solo ellas, se presentan a las elecciones y que por tanto serán las que salgan elegidas. También algunas encuestas echan una mano. El embudo se hace cada día más extremo.

 Pasa sin mayores problemas –Aguirre lo confirma- que el PP cobró sobresueldos en B, mientras apretaban el cinturón a los ciudadanos. Se presenta como un éxito la ilusión del gobierno de llegar al final de la legislatura con el mismo paro que encontró. El mismo. Solo que devaluado hasta límites intolerables para impulsar las cifras macroeconómicas que el común de los humanos no tocamos. La sociedad española sufre una precariedad inadmisible salvo en las élites para las que se trabaja. Pero cómo van a querer cambiar nada, con los beneficios que obtienen ambos lados de las puertas giratorias. Lo trágico es esa gente que –voluntariamente o por inducción- ha hecho dejación del uso de pensar ¿Cómo es posible que se estén avalando políticas que son puros atropellos?

 Entonces irrumpe el Ministro de Justicia, Rafael Catalá, e invita a debatir sobre la conveniencia de agregar el bozal a la mordaza de la libertad de información. Y todos, con mucha razón, reaccionamos enérgicamente para impedirlo. Quieren matar al mensajero, al periodista.

 Pero me van a permitir una reflexión muy seria. Matar al mensajero jamás, ni siquiera a los vendedores de contratos de gas a domicilio ni a los Testigos de Jehová que dicen ser mensajeros porque también llaman a las puertas. Pero aprender a distinguirlos, sí. Resulta vital. El periodismo es una profesión con fuerte sentimiento corporativo, aunque en algunos casos yo misma me sienta más próxima a quien expende billetes de tren que a quien publica en medios. Y eso porque tienen un nexo común: el uso del ordenador.

 La objetividad absoluta no existe. Toda selección –en el orden de las noticias y hasta en la selección de las palabras-  se rige por algún grado de subjetividad. El periodista debe aspirar a ser honesto  y guiarse por el interés informativo, el de los ciudadanos. Aportar los datos imprescindibles y todos, sin escamotear ninguno.

 Los lectores, oyentes y televidentes deben tomar una parte activa en el proceso. No pueden pedir lo que no dan. No deben exigir heroicidades a otros cuando ellos se refugian en la inacción y el acatamiento.

 Es duro enfrentarse al momento actual. El poder, tantas veces corrompido, se juega mucho, pero el resto de los ciudadanos también. El periodismo tiene un papel fundamental, muchos lo cumplen y con riesgos. Pero hay que distinguir y evitar confusiones. Hay una gran distancia entre matar al mensajero y meter al vendedor de pianos en nuestra cama.

 *Publicado en eldiario.es

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 907 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: