El Parlamento en los platós de televisión

“Tiene más carisma que Rajoy, más credibilidad que Pablo Iglesias y liga más que Pedro Sánchez”. “El pequeño Nicolás con tan solo 20 añitos, le moja la oreja a la mayoría de los políticos de nuestro país”. Opiniones de este tenor, vertidas en la red, demuestran lo que los programas llamados de Debate suponen en nuestra sociedad. Los personajes son intercambiables: políticos de cualquier ideología, periodistas, diferentes vividores –con mayores o menores problemas psicológicos-, lo que cuenta es el espectáculo. El que siempre pide más. En los circos ambulantes de la anterior miseria española –en la larga posguerra- ofertaban en cada nueva gira algo más sorprendente: la mujer barbuda o la cabra de dos cabezas, el más difícil todavía. A ver, qué es lo siguiente para mantener la atención.

 Los programas de opinión se han enseñoreado de la programación audiovisual. De la mañana a la noche, todos los días de todas las semanas y todos los meses. Se diría –se ha dicho- que han  sustituido de alguna manera al Parlamento en discusiones básicas, dado que la apisonadora del PP lo ha convertido en un órgano inútil en la práctica. Hace tiempo que de hecho lo es legislando por medio de Decretos-Ley y al imperar, además, la disciplina de voto. Pero ya ni se escenifica la simulación.

Miles de personas se congregan, pues, ante el televisor para ver qué opinan otros sobre temas que les interesan. No tantas tampoco. Salvo que pesquen una buena pieza –que entonces sí se disparan las audiencias-, la cifra habitual se sitúa en torno al millón de espectadores. Mucho menos que un partido de fútbol o una película con cierto gancho. En el caso de los debates, eso sí, amplificados por las redes sociales. Por Twitter con mayor precisión que se convierte en una carrera de hashtags.

¿El Parlamento se ha traslado a los platós de televisión? Dejemos sentado que una tertulia sería la que cuenta con varios participantes fijos o asiduos que comentan la actualidad desde sus puntos de vista, y un debate el que confronta ideas, preferiblemente con especialistas. Aquí hablamos de programas de entretenimiento. De lucha por la audiencia. No hay representatividad social como en Congreso o Senado. La dirección del espacio elige a sus contertulios o entrevistados en función del juego que van a darle para lograr su objetivo: la audiencia y cuanto conlleva.  En un Parlamento no ocurre así, por supuesto.

 En teoría, se ofrece pluralidad con personas de distintos partidos. Es evidente que en algunos casos son las propias formaciones quienes  designan a sus representantes lo que choca con lo que debe ser un programa destinado a informar. Luego están los periodistas afines al PP –cuyos postulados defienden la mayoría de ellos como lo haría cualquier empleado del partido-, y los considerados progresistas en los que se aprecia recientemente una mayor variedad. Con notable presencia de socialistas, por ese flanco se ha roto el bipartidismo y hay más voces. También se han habilitado sillas para miembros de la extrema derecha mediática y desprestigiados esperpentos que viven una renacida edad de oro que nunca soñaron volver a repetir. Garantizan la gresca.

 La audiencia suele saber qué van a decir, especialmente personas que repiten a diario en varias tertulias. Y cuándo gesticularán como si fuera la primera ven su vida que escuchan la misma crítica exacta. Todos los días, de la mañana a la noche. Es el rito de todo espectáculo. Pero el truco no está ahí y merece la pena reflexionar sobre el por qué del éxito –momentáneo, al menos- de los programas de debate.

 A las personas nos gusta hablar con otros y saber más. Las redes sociales han venido a llenar ese espacio y han fomentado la participación, el protagonismo de cada uno. La televisión ofrece la oportunidad de intervenir casi de la misma forma. Si un contertulio ofrece datos y razonamientos interesantes puede quedarse con ellos y serle útil, pero en general muchos espectadores lo que prefieren es apostar en el combate. Ver si gana el suyo o si él cree que gana el suyo. Si tumba al contrario. Poder opinar también, criticar y, según el perfil del tuitero, insultar.

 En un país presidido por un señor que habla a través de un plasma y que huye de los periodistas a la carrera por los pasillos del Senado, la oportunidad de ver bajar al ruedo a políticos también suele atraer a personas interesadas en la información. Solo que alguna carta queda marcada con la selección de preguntadores o periodistas y con el entrenamiento del político por sus colaboradores para que no se salgan del guión. Véase el caso –patético- de José Antonio Monago y sus viajes “de trabajo” a unas islas Canarias que se reducen a Tenerife y solo cuando tiene allí la novia.

 Los dirigentes de Podemos, y en particular Pablo Iglesias, aprovecharon con gran astucia el sistema. Últimamente, todos los debates tenían a alguien de Podemos. Hasta estragar (todos los excesos cansan). Lo hubiera dicho la semana pasada de haber escrito este artículo como llevaba idea, ahora se han replegado. No ha sido de la forma más airosa, en eso tienen razón algunos colegas. Pero si a estas alturas de la historia queda alguien en este país que no haya oído preguntar y responder a Pablo Iglesias sobre la renta básica y lo que cuesta, la derecha o la izquierda, o su relación con el nudo geoestratégico mundial que para el periodismo conservador español se ubica en un país de América del Sur llamado Venezuela, es que ha estado en coma. Profundo.

 Pablo Iglesias desborda las audiencias allí donde va. Pero, mira por donde, da plantón, se le sustituye por el pequeño Nicolás y Mariló Montero, y petan tanto o más. Y encima los adeptos pueden comparar y opinar entre el surtido ofertado. Y repartir -tan campantes-, carisma, credibilidad y atractivo. De “pelazo” no se sí hablaron, se lleva mucho. O decidir sobre esta trascendental cuestión: ¿Miente o no miente el pequeño Nicolás? En el país de pandereta que vivimos, se le coló hasta a la Casa Real en el día grande para Felipe VI de su Coronación. Estas cosas ocurren cuando en una sociedad todo anda manga por hombro. Y eso es lo que habría que explicar.

 Los debates fructíferos, los que aportan elementos de juicio, deben ahondar en los razonamientos, a partir de datos y hechos ciertos y constatables. Clarificar, construir, con bases sólidas. Alguno hay, pero pocos. “La Clave” de José Luis Balbín, en tiempos difíciles (1976/1985), puso el listón muy alto.

Se están viendo tantos plumeros sucios que se atisba la putrefacción. Eso apenas entra en los debates (siendo generosos con el “apenas”) cuando es factor determinante. Críticas tan furibundas que dejan en cueros las intenciones que las alumbran, la ley del embudo como parámetro visible.  Pizarras reservadas, siempre, invariablemente, a la economía neoliberal que nos ha traído hasta aquí. La que sustenta este sistema destinado a trabajar para unos pocos a costa del resto, de una inmensa mayoría.

Puede que los programas de entretenimiento con debates terminen siendo una moda finita por saturación. Empieza a costar atender a tanta opinión, hasta atreverse a formularla. En un momento crucial: nos han diseñado un futuro de seguir temblando. Y, en su defensa, hay más cómplices de lo que parece.

*Publicado en eldiario.es

España, año IV de la era mariana

Nuestro presente…

soraya.fdezdiez

El futuro para el que trabajan todas las fuerzas del sistema. Con ahínco.

soraya.vanguardiaCon esto..

monago.comparecencia

Y, con esto, naturalmente…

caceriapunica

Pablo Iglesias está cansado, alerta ágil la prensa, vaya por dios. Solo ha ido a tropecientas entrevistas. En alguna para hacer de sparring, a ver si entrenan los colegas.

pabloiglesias.cansado

Es decir, la pareja de Tania en el punto de mira. Ah, calla, no, es al revés. Tania, dirigente de IU, siempre es “la pareja” de él para el periodismo español…

tania.pareja

Tranquilos, compañeros, tenemos nuevo sujeto para la carnaza y promete dar muchísimo juego. Arrasa en los comentarios de las cafeterías ya a la hora del desayuno.  Hagan su turno…

mundo.nicolas

Hubo otra mujer, Duquesa naturalmente, y de Alba, por supuesto, que también fue rebelde y adelantada a su tiempo. Esas cosas que tiene la aristocracia. Nos lo cuenta ABC que la ofrece, Goya dios mediante, vestida, como debe ser…

Maja_vestida_(Prado)--644x362

Obama es acusado en EEUU de abuso de poder, por legislar por con UN decreto Ley, nuestro gobierno, nuestro presente y nuestro futuro lo hacen con fruición, es su forma de gestión, para qué consultar y hacer paripés democráticos si esos queridos once millones de españoles les dieron la apisonadora…

obama.abusodepoder

Carmen, 85 años. Este viernes la desahuciaron de su casa en Vallecas. El gobierno envió a un porrón de sus fuerzas. Activistas intentaron impedirlo, les caerá la del pulpo. Esto es así. Que nadie lo mueva. Los beneficiarios del sistema luchan porque así sea con toda la intensidad de la que son capaces.

desahucio.carmen

Malditos sean todos cuantos han provocado este dolor, por acción, omisión o las distintas formas de complicidad. Malditos mil veces.

 

“Como inversor, con todos estos conflictos regionales en el mundo, eso no puede ser malo”

La frase es de Ronald Epstein, analista del Bank of America y nos lo cuenta Iñígo Saénz de Ugarte en un impagable artículo. Enseguida vamos a él, pero antes una aclaración:

Yo comprendo que esto es una minucia al lado de la existencia de Pablo Iglesias, el líder de Podemos y el propio nuevo partido. Y Venezuela, por dios, Venezuela es el corazón geostratégico mundial, y, por tanto, el quid de nuestra vida. ¿No lo creéis? Esta mañana lucía así la web de El País, el periódico español más prestigioso internacionalmente. Cómo será que en el primer pronto he pensado que, mientras dormía, se había producido el desembarco de Podemos en las costas del Norte. Y ya liderábamos el aumento de la desigualdad en Europa con algún otro pringado. Se habían sumado 800.000 niños a las carencias alimenticias para engrosar esos tres millones de niños que ya hay inmersos en la pobreza. Que la corrupción política nos salía por las orejas y que nos mentían como bellacos. Incluso me ha pasado por la cabeza que Pablo Iglesias había mandado a sus huestes embestir a una lancha de pacifistas de Greeenpeace para defender los intereses de una empresa privada que va a perforar las islas Canarias. ¿Quién no piensa algo así de Podemos cuando se encuentra de sopetón esta portada?

pais,podemos

 

Pero vamos a lo que nos contaba Sáenz de Ugarte. Son las peculiaridades del sistema que con tanta pasión y ahínco defienden tantos,  periodistas incluidos, desde la princesa altiva a la que pesca en un ruin barca, y sus equivalente masculinos. Copio y pego, además de enlazar su blog Guerraeterna:

El bonus de ISIS en favor de la industria de armamento

ataque isis

En Fortune hacen un breve repaso a las empresas norteamericanas del sector de la defensa que más se van a beneficiar de la guerra contra ISIS. Se refieren a las necesidades inmediatas de la Fuerza Aérea en forma de aviones, drones y la munición correspondiente. A ello habría que sumar las ventas a países de la región, clientes habituales de esas compañías.

La campaña aérea contra los yihadistas está costando al Pentágono no menos de 7,5 millones de dólares diarios. Dado que los mandos militares han dicho que las operaciones durarán probablemente años, podemos suponer que la factura continuará aumentando a un ritmo superior. Una vez que se abre el grifo de los fondos públicos, es muy difícil pararlo. El relato de las amenazas ya está hecho. Sólo queda rellenar la cartera de pedidos.

Lo mejor del artículo es la frase final de un tal Ronald Epstein, analista del Bank of America. Te lo imaginas sonriente y haciendo números: “Veamos cómo está el mundo ahora. Tienes a los europeos preocupados por lo que los rusos están haciendo en su patio trasero. Nosotros estamos muy ocupados ahora en Irak. Tienes a los israelíes muy ocupados en su zona. Y luego tienes a los chinos y japoneses en el Mar del Sur de China. Como inversor, con todos estos conflictos regionales en el mundo, eso no puede ser malo”.

Si los fabricantes de armamento estaban preocupados por el fin de las operaciones militares a gran escala en Irak y Afganistán, no se puede negar que la aparición del ISIS les ha supuesto una fantástica noticia, una de esas que aseguran la cuenta de resultados durante toda una década. En el negocio de las armas, el concepto de recesión es casi desconocido”.

Mal están las cosas con la formación de Podemos, lo comprendo, ese desasosiego de los grandes servidores del sistema en España es comprensible. Pero, si hasta a los sanguinarios de ISIS le encuentran las buenas gentes que con tanto esmero nos cuidan una oportunidad estupenda, malo será que no hallemos una solución también aquí. Lo dice el bueno de Epstein:  “Como inversor, con todos estos conflictos regionales en el mundo, eso no puede ser malo”.

El PP denuncia el «intento de manipulación informativa» para alarmar a la población

Es la primera actuación del gabinete de crisis del Ébola que preside la vicepresidenta del gobierno. En una línea bien efectiva. ¿Acallar bocas?

pp.ebola.manipulación

Los propios profesionales se quejan de los fallos del protocolo y van a presentar una demanda. Así dieron “el master” en colocarse el traje, además de una charla de 20 minutos.

ebola.masterentraje

Este es el kit de protección

Fotos de los propios profesionales

Fotos de los propios profesionales

Y ahora veamos hacía qué lado han manipulado los medios.

A TVE le pareció mejor poner fotos de un hospital alemán como si fueran del Carlos III en España.

tve.ebola.aleman

La insistencia en que Teresa se tocó la cara proceden de esto que rescató Fernando Berlín.

enferma.titular

Y ahora un pequeño surtido de otros medios…

abc.ebola.claridad

abc.enfermeraculpable

larazon.ebola

telemadrid.ebola

Hay un problema: esta gente es muy previsora, y ha dedicado su tiempo a pertrecharse de normas y leyes que permiten disuadir críticas a través de multas o cárcel. De profesionales de la sanidad o del auténtico periodismo. Claro que eso lo haría un gobierno no democrático y que le preocupara más la población (su salud en este caso) que mantenerse en el poder.

Botín, la prensa oficial española se postra ante el líder fallecido

Columna publicada en El Mundo

Columna publicada en El Mundo

El infecto comentarista no hace sino resumir lo que siente hoy buena parte de la prensa española. La turba intercambiable no cuenta para unos medios de comunicación volcados en adorar al líder.

La portada de El País en la web de la mañana era la plaza pública del capitalismo.

pais.plazacapitalismo

Hasta con consignas. Igual se ha muerto por estas preocupaciones.

pais.botin.podemos

abc.botin

“Emilio Botín muere, la saga continúa”, titula, casi monárquico, El Mundo en blanco y negro en contraste con el rojo que hoy domina las portadas, el rojo del banco del jefe.

elmundo.botin

 

Y da espacio a su número dos Alfredo Saénz, el banquero corrupto al que indultó Zapatero. “Era un hombre caballeroso, educado y exquisito en sus relaciones con todos”, dice.

Lo que más interesa a los españoles hoy es el reto de si Ana Patricia Botín, la nueva presidenta del Santander, logrará aumentar beneficios. Estamos en un sinvivir por la incertidumbre.

Maruja Torres escribe, en eldiario.es naturalmente que es donde recalan algun@s periodistas díscol@s… y libres, “Emilio Botín era –y sus herederos siguen siéndolo– acreedor devenido en accionista del diario en el que antaño pernocté”. ¿A que va a estar ahí la explicación?

Maruja Torres rinde el “Último adiós de los “sinbanco” al que me sumo. Otros como Sostres y una buena pandilla de desgraciados tampoco tienen banco pero aspiran a recoger alguna migaja si se emplean a fondo, más aún, en lamer al poder.

A lo que iba, me quedo con lo que dice Maruja:

“Habituada a recordar a los prescindibles, a los desechados por estas gentes, ignoro en qué consiste la loa a esos hombres que supieron construir un imperio y llevar el nombre de España más allá de nuestras fronteras –Suiza, por ejemplo– y que, no contentos con ello, siempre echaron una mano a los medios de comunicación endeudados, a los exmandatarios que iban por ahí dándose cabezazos como topos, en busca de una puerta giratoria, a ese hoy doliente don Isidoro de El Corte Inglés, al que compró nuestras tarjetas de compra a crédito para que no se viera en la miseria. Un hombre, don Botín, al que no le dolían prendas para arrancar el indulto de Alfredo Sáez. En fin, tantas obras y tanto bien, un mecenazgo el suyo de tal altura, que una no se siente a la ídem, ni puede imaginarse pergeñándole una necro en condiciones.

¿Qué podemos hacer nosotros, los sinbanco, en homenaje a este hombre que repartía su generosidad a bolsas llenas, y que nunca pedía nada a cambio, posiblemente ni morirse? ¿Comprarle una corona colectiva? Poco me parece”.

 

Los ajetreados veranos de ABC

Más de un siglo, toda una vida, hablando de los ajetreados veranos de los poderosos. El tiempo no pasa por el diario conservador. Hasta ese ser sufrido, honesto donde los haya, volcado en servir a los intereses de la sociedad  y apasionado por el deber y el trabajo que preside el gobierno de España, merece su espacio. Los lectores del periódico se sentirán muy reconfortados al verse en tan buenas manos.

Porque atendamos a lo que dice ABC del ajetreado verano de Rajoy. Coge el pobre vacaciones el 1 de Agosto, se va a Doñana “donde el presidente del Gobierno ha podido relajarse con su familia y salir a pasear por la naturaleza”, y tiene que cogerse un avión hacia Mallorca para hablar con el Rey. Ahora retoma sus vacaciones para pasar todo el mes en “una modesta casa rural en la localidad pontevedresa de Ribadumia, donde ya se ha alojado en otros descansos estivales y cuya discreción  y tranquilidad atraen especialmente a Rajoy y su familia”, dice ABC.

Pero ese sinvivir aún tiene otra dura obligación pendiente: recibir a la canciller alemana Angela Merkel que acudirá a comerse unos marisquitos y apuntalar al edificante gobierno del PP, todo transparencia y honestidad. ABC traza un paralelismo de ambos líderes donde uno no sabe cuál es mejor en medio de la excelencia suprema de ambos.

Hubo un verano, hace muchos años, que fue pizca más ajetreado. ABC, en sus dos ediciones de Madrid y Sevilla, lo atendió con pulcritud.

abcmadrid36

abc.madrid1936

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Guillermo Zapata escribe en eldiario.es un artículo que me ha interesado especialmente: ¿El bipartidismo? ¡Nunca ha estado mejor! Habla, sí, del poder tradicional que con tanto fervor preservan los medios a su servicio. Pero atended a unas frases que diagnostican a la perfección la realidad:

“El discurso se tambalea. Los datos, por desgracia, no terminar de mentir tan bien como solían mentir hasta ahora”.

“El ejercicio de la escucha y el ejercicio del poder son dos ejercicios que, históricamente, no han ido de la mano. Ni a derecha ni a izquierda. Allí arriba hay demasiado ruido para escuchar algo de lo que sucede aquí abajo”.

“Esa es la forma de la organización social en el siglo XXI y solo estáis empezando a ver los primeros retazos de sus formas de articulación política. No habéis sabido verlo porque teníais el control absoluto de los aparatos de producción de realidad y no os habéis dado cuenta de que la realidad ya no estaba allí”.

El control absoluto de los aparatos de producción de la realidad ¿a que es genial?

No sé si alguien se come ya lo de los ajetreados veranos de los poderosos (que menudo lo lleva Obama, el Nóbel de Paz, por poner un caso), lo que sí es cierto es que algo ha cambiado y mucho. Siguen sin enterarse, ojalá empiecen a comprenderlo en el retiro. Los políticos. En cuanto a los medios, si sobreviven (que mal camino llevan), podríamos llegar a ver al ABC hablándonos del ajetreado verano de Pablo Iglesias, o Ada Colau, sin el menor problema. El cronista se diría eso sí: para lo que hemos quedado.

 

Todavía hay 349.300 parados más que cuando Rajoy llegó al poder

pais.epa,junio.2014

La noticia es tan importante que, El País, el periódico cuyos principales accionistas son ahora Liberty y Morgan Stanley, le dedica todas las columnas de su portada en la web. El resto de los medios muestran similar júbilo.

Nada leo de la precariedad de los contratos, consagrados ya los que son a tiempo parcial y temporales como los mayoritarios. Ni cómo están remunerados, dado que la reforma laboral ha supuesto una bajada generalizada de sueldos. Hoy me contaba una periodista en Twitter el caso de un contrato de un día, 9 horas trabajadas por 30 euros. Pero tampoco reseñan los datos esenciales de cuando Mariano Rajoy llegó al poder. Una gestión se mide en la distancia, en su trayectoria. Las noticias suelen necesitar sus antecedentes.

Veamos:

La EPA del cuarto trimestre de 2011 recogía la escandalosa cifra de 5.273.600 parados, un 22,85% de tasa sobre la población activa. Tomo la reseña oficial del mismo periódico que hoy estalla en columnas de alborozo.

Hoy, tras dos años y medio de gobierno, el PP tiene el número de desempleados en 5.622.900 (curiosamente El País señala que es “el más bajo desde el cuarto trimestre de 2011″ pero, vaya por dios, olvida poner la cifra de entonces). Y la tasa de paro en el 24,47%.

Es que ahora los medios grandes de información (en caída libre de lectores) se han vuelto muy positivos. Quieren animar a la gente, y desterrar recuerdos que podrían enturbiar el gozo que disfrutamos.

Hoy, a pesar de la gran “movilidad exterior”, como ellos la llaman, hay 349.300 parados más que cuando Rajoy fue elegido presidente ¿No debería preguntarse algún medio qué diablos ha hecho para aumentar el paro y además la precariedad? ¿No es una cuestión imprescindible? ¿Cómo se puede elogiar a un gobierno que tiene mayor desempleo del que encontró? ¿Que nos están vendiendo todos ellos?

 

Gráfica elaborada por ABC en la que se ve claramente que con Rajoy subió el paro más aún que con Zapatero

Gráfica elaborada por ABC en la que se ve claramente que con Rajoy subió el paro más aún que con Zapatero

 

El empacho monárquico

Es como si, tras darse un auténtico atracón en la fiesta, las sobras siguieran en la nevera prestas a saltar en cuanto entreabramos la puerta. Es tal la abundancia, que se desparrama el merengue revenido sobre la pizza de anchoas seca y los chorretones de miel se deslizan por los bordes de los yogures (caducados, naturalmente). Todo está pringado. Hasta en el cajón de las lechugas se ha colado el sirope de bote. Un cierto olor a vinagre y ácido. Dios, qué empacho.

Han terminado las clases en los colegios. Un tercio de los niños españoles pasan hambre y allí tenían algo que comer. Da mala imagen mantenerlos abiertos dicen los gestores del asunto, casi todos del PP. El asunto es la educación. Y el nivel de vida consecuente con el trabajo devaluado, con los recortes y repagos que aumentan el problema. ¿Y la sanidad? ¿Qué ángeles de la muerte cruzaron nuestra tierra para haberla así arrasado? ¿Y la democracia? ¿Qué ha pasado con ella que no se puede ni disentir del autoritarismo? ¿Qué desaprensivos nos trajeron esta peste y ahora miran para otro lado?

Reina la felicidad en la casa de quienes dirigen el emplasto. Reina la hipocresía en los medios. La búsqueda de la mejor hamaca para arrimarse al sol que hoy más calienta. La irrealidad que interesadamente atesoran. Reina la contradicción inmensa. Teórica, la verdad casi siempre es una.

19j.rouco

Como una losa pesa en nuestros estómagos la tralla orgánica convertida ya en empacho. Hay gente con dolor y muerte que sufre mucho, no podemos quejarnos, pero esas toneladas de mugre con guindas de colores impiden moverse con soltura.  Cuánta tristeza nos han escupido con tanta involución. Habrá que remontar una vez más. Como el salmón. Quitándose de encima la nata ácida, el bizcocho revenido, la crema agria, nos haremos paso otra vez si acaso. A ver si nos quedan fuerzas.

¿La Razón es un periódico?

larazon.desgobierno

Ésta es la portada del domingo 1 de Junio. Podría firmarla The New York Times ¿a que sí? El director de La Razón, en los ratos libres que le deja su permanente presencia en las tertulias de televisión, la acompaña de un editorial en el que asegura: El bipartidismo se rompe por la izquierda.  Y en él concluye alertando de los graves peligros que nos atenazan por la debacle del PSOE, él y solo él (nada que ver con la abultada pérdida de votos del PP) es el culpable:

El carácter de formaciones antisistema de IU, Podemos y Equo se comprueba con la lectura de sus respectivos programas, los planteamientos de sus dirigentes y el apoyo que han mostrado a movimientos radicales como el 15-M o los okupas. No se trata de provocar el miedo, sino de constatar la realidad a que conducirían a uno de los países más desarrollados del mundo si consiguieran gobernar o condicionar al Gobierno. Al igual que surge preocupación en Europa por el auge de las formaciones de ultraderecha o ultranacionalistas debería producirse la misma reacción con lo sucedido en España con el éxito de la izquierda radical. La Europa del progreso es incompatible con los planteamientos de estas formaciones. Por ello, la recuperación del PSOE es muy importante. Firma Francisco Marhuenda.

Según el EGM, Estudio General de Medios, La Razón tiene 341.000 lectores y ha perdido el 10% en un año. Es el octavo periódico en ventas y le sobrepasan hasta varios locales: La Vanguardia -si puede considerarse local-, el Periódico, La Voz de Galicia y el Correo.

El gobierno del PP le trata muy bien con las regalías que le permite distribuir el estar en el poder. Sin datos globales, baste de ejemplo la publicidad que le proporciona el Ministerio de Sanidad: 7 veces más a La Razón que a otros medios con mucha más difusión. 

Menos mal que tenemos a ese caballero prudente, arrojado, trabajador, honesto como pocos que jamás dijo una mentira, solidario en permanente búsqueda del bien de los ciudadanos, un hombre de Estado en una palabra, frente a esa chusma que se desmembrana en un collage y encima se ríe (menos un par de ellos, Pablo Iglesias y Ada Colau, lo más peligrosos). Todos unos antisistema, unos desgraciados que pretenden alterar el idílico momento que vivimos en España de la mano de Rajoy.

Este hombre que queda así cuando él se deja ver tal como es, al lado de sus amigos y protegidos, tan natural…

rajoy.cañete.

Ama a los políticos como a ti mismo

La noticia nos sobrecogió en la tarde de este lunes: habían matado a tiros a la presidenta del PP y la Diputación de León. Un hecho insólito en España. Tenía que salir y comprobé un discreto pero amplio despliegue policial en Madrid. En Madrid cuando el ataque se había producido en León. ¿Toda España en alerta? Luego ha resultado que pistas contundentes apuntan a una vendetta entre miembros del mismo partido. La hija de la presunta asesina, presunta coautora, se presentó en las listas del PP de Astorga (León), ambas -madre e hija- militaban en el partido. Mediaba una indemnización por su despido de la entidad que presidía la fallecida. De vómito. Y bien lamentable, aspiramos a vivir en paz. Libre de toda violencia, también de la ostensible violencia física.

Los primeros comentarios de periodistas –digamos periodistas para no entrar en detalles- de la derecha o directamente de la caverna antes de conocer los datos culpaban a los escraches.

Lo grave, más grave aún, es que editoriales de hoy apuntan a la misma línea. Incluso a las redes sociales. La culpa es de la desafección política. De esa manía que nos ha entrado a los ciudadanos por estar infinitamente enfadados con los políticos, nuestros representantes, por el profundo daño que han causado a nuestro modo de vivir. Crea mal ambiente que los ciudadanos se quejen, su obligación es tragar y callarse.

¿Sabe toda esta gente que los políticos son representantes de los ciudadanos y que tienen derecho no solo a crítica sino a relevarles del cargo? Creo que no, igual que desconocen la función esencial del periodismo de control del poder. Por el contrario nos encontramos, por ejemplo, al ABC con este inicio de editorial:

 La deslegitimación de los políticos se ha puesto de moda y ha extendido el argumento subliminal de que todo vale contra ellos, desde un insulto a través de las redes sociales a un acoso a domicilio.

LAS especulaciones inmediatas sobre el asesinato de la presidenta de la Diputación Provincial de León, Isabel Carrasco, se disiparon a las pocas horas con la detención…

Suscríbete para leer la noticia completa, añade. Pues verá no, bastante dinero del contribuyente, de mi dinero, le regala el gobierno para escribir basura, no añado ni un euro más.

En El Mundo, ese sujeto que se apellida Sostres firma un artículo digno de cárcel, tanto para él como para quien dirige el panfleto. En él culpa del asesinato de presuntamente dos mujeres del PP a otra del PP… ¡A Ada Colau!

Si Ada Colau pudo, en el Congreso y sin que nada le ocurriera, llamar «criminal» al representante de la Asociación Española de Banca, es fácil imaginar que el siguiente paso sea dejarse de adjetivos y pasar a los hechos.

Sólo quien dispara es culpable de los disparos. Pero en España cunde el peligroso caldo de cultivo del desprecio a la política. El sistema es francamente mejorable, pero el caos es el primer enemigo del orden, la libertad y la vida.

El editorial de El Mundo afirma esa postura de culpabilización de la sociedad y sus democráticas protestas:

Embedded image permalink

No, si combatir cualquier disidencia -tan sumamente pacíficas hasta ahora- ya lo hace el gobierno con sus innumerables cambios de leyes. De tal sesgo que ha llegado a preocupar a demócratas de Europa. Por ejemplo, al Consejo de Europa.

Al paso que vamos decretarán amar a los políticos por ley, hagan lo que hagan. El respeto a distintas formas de autoridad ya ha sido legislada también por el PP. Argumentos y diálogo ninguno, solo el “porque lo mando yo”.

Este sector pernicioso de la prensa española -absolutamente mayoritario- ha perdido una oportunidad de oro para reflexionar sobre quién enrarece el clima de convivencia. Sobre el ejercicio de la democracia que no parece ser práctica de su especial aprecio. Y, especialmente y una vez más, para atender estrictamente a los hechos, a la verdad. El asesinato de Isabel Carrasco ha sido, por los primeros e intensos indicios, una venganza entre colegas rivales en un partido muy poco edificante como ejemplo. Ya no sé qué más le falta a esta organización que el asesinato entre sus propios miembros. Hasta rematando a la víctima en el suelo como en las ejecuciones mafiosas. ABC, El País y El Mundo ni siquiera mencionan la militancia en el PP de las presuntas asesinas de la presidenta de su partido en León. Y es un dato relevante. Definitivo.

Y ya está bien de la sucia práctica de utilizar también tan lamentable suceso para cargar contra la sufrida sociedad de este país que no merece tanta porquería.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 828 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: