Negación, censura y ventilador

Tres reacciones llaman la atención en las nuevas revelaciones sobre el caso PP.

 La primera no sorprende en absoluto: lo niegan todo. Es asombroso, eso sí, que cualquier persona acusada de un grave delito o daño –desde la corrupción a cualquier tipo de crimen- pretenda que se crea su palabra. Que alguien no deduzca que pueda mentir cuando se le acusa de hacer daños mayores. Dicho esto como reflexión general. Pero hoy no hablábamos de rumores: hay papeles y la confirmación de uno de los “anotados” Pío García Escudero de que sí pidió un crédito al partido de 5 millones de pesetas y sí lo devolvió. El resto es mentira, dice Cospedal. ¿De no haber respondido afirmativamente a preguntas de El Pais el presidente del Senado también hubiera sido mentira para la secretaria general?

Muy interesante la reflexión de Pedro J. Ramírez, director de El Mundo que fue el primero en publicar lo de los sobres, sin aportar las pruebas que sí ha conseguido El País.

 Pedro J. Ramirez ‏@pedroj_ramirez  Sabía que si pedía prisión provisional para Bárcenas, los papeles se los daría a otro que lo tratara mejor. ¿Qué habríais hecho vosotros?

Le he comentado: Así que la historia os la contó Bárcenas. ¿Y por qué? No ha contestado.

Segunda: intentar coartar o anular el derecho a la información. Dice Cospedal que van a emprender acciones legales contra todo aquél que reproduzca o difunda las informaciones publicadas por El País. Pueden empezar pues por la prensa internacional, y seguir por “media España”, o el 90% de ella, que se está haciendo eco del asunto. Como no podía ser de otra forma. ¿En qué tiempos cree o desea vivir la secretaria general del PP para amedrentar con castigos por la difusión de noticias?

 Y tercera: la sociedad. La indignación ya se corta. Por todas partes que uno vaya la misma conversación. Pero hay un sector de “apolíticos” peperos que está difundiendo el lema “todos son iguales”. Esta mañana entrevistaban en la SER a una quiosquera, a la que se le llevaban El País de las manos, diciendo que estaba harta “Tanto de un partido como del otro”. Hoy. Como si que otro robe –si fuera el caso- represente algún eximente.

 Todo esto ya no va de comparecencias, declaraciones o auditorias internas. Ha de actuar la Justicia de forma urgente y extremadamente rápida. Como habréis visto –también en la prensa internacional que enlazo- este escándalo está hundiendo el país.

Actualización:

Algo está cambiando. La petición de change.org para que dimita la cúpula del PP ha batido todos los récords de la organización. Mundiales incluso. Por ejemplo, el de rápido crecimiento. Ha logrado 300.000 adhesiones en menos de 24 horas y sigue en ascenso. Puedes firmar tú también: Aquí.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 827 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: