No es preciso vivir debajo de un puente para ser de izquierdas

jrmora.larazon.florenpeligo

En un verano cuajado de noticias densas y trascendentales, la derecha española ha logrado crear una polémica con las vacaciones de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Capitaneados por Francisco Marhuenda al mando de La Razón y sus infectas mentiras habituales, se discute si una persona de izquierdas tiene derecho a disfrutar de una escapada estival de una semana, inviertiendo 600 euros –de su dinero-  en el alquiler de una casa compartida. Con 71 años y 50 años de profesión en la que ha sido una jueza de gran prestigio.

Políticos (de los oficiales y de los ejecutan esa labor en medios y dicen ser periodistas) ven normal que la anterior alcaldesa dedicase algo más de esa cantidad, en este caso por noche, en el Penha Longa Hotel Golf Resort de Portugal en viaje privado también, aunque dejara en la capital española la grave crisis del Madrid Arena con cinco jóvenes muertas por la incompetencia. Ana Botella puede porque es de derechas. Los despilfarros oficiales llegaron a llamar la atención hasta de prensa extranjera como Der Spiegel. Y, tras su relevo, vamos conociendo muchos más.

El ‘debate’  de las vacaciones de Carmena llena horas y horas de televisión. Han llegado a equiparar las vacaiones de la alcaldesa con la invitación de un empresario en duda a un par de ministros, como publicó eldiario.es,  o con las que disfruta a todo yate el privilegiado imputado Rodrigo Rato. Solo por las preferentes o por sacar a bolsa una caja quebrada –con lo que ha supuesto- parece que debería reembolsarnos algunos dineros antes de darse sus chapuzones.

El gran tema latente es que la derecha española y sus fieles becerros entienden que para ser de izquierdas hay que vivir debajo de un puente.  Con habilitarse espacio en una chabola levantada en la ribera, uno ya es un rico propietario y ha de ser de derechas para “conservar” sus pertenencias. Si has firmado un fascal de letras con un banco y habitas en la casa que aún les pertenece para lo que gusten mandar, entonces ya te has convertido en un potentado que no puede sino votar al PP o en su caso a Ciudadanos.  Partidos que cuidan amorosamente de nuestros servicios, pensiones y futuro manteniéndolos alejados de los recortes y la especulación. Ese es el conjunto de la idea que quieren inculcar. Con éxito, siquiera sea por la machacona insistencia del mensaje. De este modo excluyen de cualquier compromiso social serio a cuantos tienen los mínimos medios de subsistencia. A los gestores de estas falsas tramas les guía una clara y sucia intencionalidad política, pero la mayoría lo piensa realmente, aunque pueda parecer increíble.

Pasó desapercibida esta joya que firmó en ABC en Marzo, de 2015, del siglo XXI, Marcos Sueiro, con el expresivo título de Carolina Bescansa, la ‘oveja negra’ de una dinastía gallega y que no tiene desperdicio de principio a fin. “Carolina Bescansa -escribía dolido el autor- nació en una de las familias patricias de Santiago de Compostela. La cofundadora de Podemos es descendiente de uno de los clanes que han dado color a la vida local”.  Carolina destacaba por su inteligencia superior a la de varios de sus hermanos, dice, pero todo se truncó: “En una familia tan extensa siempre hay pequeñas decepciones, pero la menor de las Bescansa superó casi todas las expectativas”.

¿Qué hizo Carolina? Tras relatar las virtudes que adornan a su familia y las amistades que atesoran, Sueiro concluye con una reflexión que es todo un tratado del pensamiento conservador español. La irrupción de Bescansa en un partido de izquierda ha provocado un daño que abochorna a su linaje con el peor de los lamparones:  “… la fuerza de su apellido ha replegado a todos los componentes de la saga, que evitan contestar a preguntas sobre el compromiso revolucionario de su sobrina. En las reuniones entre las dinastías médicas y universitarias en la residencia Bescansa de la isla de la Toja se evitan las preguntas ‘innecesarias e incómodas’. El tiempo dirá qué lugar ocupará en la vida española y si su éxito radicará en seguir cuestionando el lugar de donde procede”.

En las reuniones entre las dinastías médicas y universitarias en la residencia Bescansa de la isla de la Toja se evitan las preguntas ‘innecesarias e incómodas’. El tiempo dirá qué lugar ocupará en la vida española y si su éxito radicará en seguir cuestionando el lugar de donde procede, señala ABC

Ser de izquierdas no es una religión, no implica sacerdocio ni voto de pobreza. Por el contrario estas condiciones sí se exigen en la religión católica a la que se apresta con fervor de boquilla, preferentemente la derecha,y basta ver el cómo lo cumplen. Los Evangelios están llenos de esa doctrina que rechaza la usura, la avaricia y el egoísmo y propicia la generosidad. En estos momentos cuentan con un Papa que parece tratar de reconducir el catolicismo a su espíritu original. La gran diferencia es que la derecha opta –como mucho- por la caridad que les hace sentir superiores, y la izquierda por la justicia. Los resultados de la justicia son más sólidos y más dignos. Se trata de hacer políticas que disminuyan las desigualdades y que brinden oportunidades a todos, no de hacer tabla rasa en la precariedad.

La derecha, según se deduce, aplaude el brutal aumento de la desigualdad social que ha propiciado el Gobierno de Rajoy  –como demuestran datos unánimes, no manipulados-.  Y todas sus secuelas.  Fiel seguidor de lo que hoy manda en Europa: el liberalismo que, como describen con profusión sus profetas televisivos, consiste en, a la manera del viejo Oeste americano, llegar, plantar la tienda, cuidarse de uno mismo y a los demás que les zurzan.  Unos lo consiguen, otros no. Los débiles sobran. Estamos viendo atestar las fronteras a las víctimas más acuciantes de esta ideología fanática. Y de los hipócritas que se lucran con el negocio de las armas, cerrando los ojos a sus consecuencias.  Y salen neofascistas de debajo de las piedras, sin rubor alguno. Tienen claro que estas personas, refugiados y emigrantes, están de más. ¿Qué hacemos con ellas? ¿Las dejamos morir? ¿Las gaseamos mejor que ya probó su eficacia? No se van a evaporar. Aumentarán, porque viene implícito en las políticas que se aplican.

macedonia.refugiados

Todo esto está apoyando la derecha en la práctica, incluidos los no tan ingenuos seguidores de las consignas manipuladoras. En España con el regalo añadido de una corrupción descomunal. Si los políticos conservadores pueden gastar lo que les plazca, propio y ajeno, y robar con total impunidad, sus votantes sustentan la Ley del Gran Embudo, aparcando todo escrúpulo.  Esta gente muestra un desahogo patológico en elegir de la moral lo que les conviene.

En definitiva, se han apañado una vida de derechos, prerrogativas y hasta desmanes a imponer. Sin contrapartida alguna que sí exigen a los demás. La izquierda es la que se preocupa de molestas bagatelas como la equidad o los derechos de las personas y punto. Alguien habrá de hacerlo porque esta situación es insostenible y augura días muy negros –aún más negros-.

En su infinita ignorancia, gran parte de quienes apoyan estas políticas son como aquel gallo jactancioso del cuento que, creyendo ser invitado en la boda, acabó en la cazuela para servir de manjar en el convite.

*Publicado en eldiario@es

#MarcaEspaña: Matan a tiros a un toro y les aplican la Ley Mordaza

toro.sanjuandecoria.cáceres

La noticia nos habla de que se ha aplicado la “Ley Mordaza” a un festejo taurino. Ha sido en Coria (Cáceres), un municipio de unos 12.000 habitantes que celebra las fiestas de San Juan.

“Tras hora y media de encierro, el toro Guapetón, en estado de agonía y agotamiento, fue abatido por un festero que le disparó con una escopeta”, recoge el documento elaborado por el instituto armado, al que ha tenido acceso EL PAÍS, leo, copio y pego.

Hora y media de tortura para disfrute de los vecinos, repito: hora y media de tortura para que vecinos se diviertan y cuando ya se encuentra “en estado de agonía y agotamiento”, un festero le dispara con una escopeta. Espero fuera por piedad, al menos.

Lo grandioso es que la denuncia, dentro de la “Ley Mordaza”, no se ha producido por eso sino por haber usado un arma. Así lo cuenta El País:

“El 146.2, que considera “ilícito, en general, el usar armas en establecimientos públicos y lugares de reunión, concentración, recreo o esparcimiento”; y el 149.1, que fija que “solo podrán llevarse armas reglamentadas en las vías y lugares públicos urbanos si están desmontadas o van dentro de sus cajas o fundas”.

Los interesados pueden consultar en el enlace otros extremos, opiniones del personal y hasta un vídeo de la “hazaña”.

Soy partidaria de afrontar la reconstrucción de los edificios en ruina desde los cimientos. Algo se consigue reparando ventanas o cañerías, pero lo esencial es la raíz que provoca el deterioro y en su caso el derrumbe. Están sucediendo cosas terribles, un nuevo naufragio con refugiados cuyas vidas se han tragado el Mediterráneo y la codicia. En España andan cantando el Viva la Madre Superiora a unos presupuestos y una gestión nefasta para la sociedad que sin embargo satisface a grupos privilegiados. Y el efecto de la propaganda y la manipulación hacen mella: los telediarios de RTVE no hablan de la trama Púnica de corrupción vinculada en un 99% al PP, y medios escritos –incluido El País-  no lo llevan a portada.  El CIS interpreta que hay un repunte del bipartidismo. Muy tibio, según  la intención de voto directo. Pero ayuda a la profecía autocumplida. Y sin embargo ni siquiera esto explica lo que ocurre en España.

Nos cuentan que ha aumentado el fraude eléctrico. No el que aparente y presuntamente perpetran las compañías contra los usuarios con el beneplácito del gobierno. No, el de los usuarios. Y a la cabeza están fábricas, hoteles y urbanizaciones: se enganchan y roban luz. Lo que dice mucho de España.  Mientras el resto pagamos, además. Y mucho. En exceso.

Y que alcaldes del PP de Madrid montaron una red de venta de ropa usada destinada a personas necesitadas. Los de Moraleja de En medio –implicado también en la Púnica- y Serranillos del Valle. Sin palabras deja su acción.

Todo #MarcaEspaña la que escandaliza fuera de aquí porque sobrepasa toda la basura propia.  Y que tiene, como consecuencia, otros exponentes:

marcaespaña.estudios

Pero quizás el fondo está mucho más adentro, en los seres que habitan este país entre los que hay algunos como los vecinos de Coria que apoyan y participan de estos entretenimientos. Capaces de tener a otro ser vivo hora y media sujeto a torturas hasta llevarle a la agonía y muerte, y pasarlo así en grande. Qué heroicidad. Y hay quien convive con ellos.

Me contaron en un reportaje sobre todo esto –el último que hice a mi iniciativa en Informe Semanal y Televisión Española-  que todo viene por el atávico deseo de superar y humillar al toro… dado que tiene unos enormes genitales. Uno de los animales más torpes que existen, tiene esa característica. Extendida la creencia y afición en la Antigüedad, apenas solo en España permanece. En esos individuos que, en tantos puntos de nuestra geografía, se divierten maltratando y matando. Hay que ser de una pasta muy especial para tener el cuajo de hacerlo. Y en España existen aún estos ejemplares. Quien es capaz de disfrutar con tamaña crueldad, es capaz de cualquier cosa.

*Mil gracias a mi amigo José Antonio Troyano por esta alerta. Y a Gonzalo Semprún por varias de las otras.

Trabajando para que nada cambie

El paquete incluye elementos altamente tóxicos, pero todo vale cuando se persigue un fin deseado, como definía Maquiavelo. Estamos inmersos en un tórrido verano electoral donde cualquier trampa vale para conseguir el objetivo. Algunos se están dejando en el empeño hasta el prestigio. La meta –buscada o sobrevenida- es que nada cambie en esta España récord en desigualdad y despropósitos que, sin embargo, tanto gusta a lo que llaman “el dinero”.

La trama Púnica del PP nos demuestra que no se cortaron ni un ápice con las macrocausas de corrupción previas como la Gürtel: ese mismo fangal está acreditado hasta las recientes elecciones municipales, y se sospecha llega hasta hoy mismo.

En resumen, han entrado en las arcas públicas a saco, llenando sus bolsillos de todo lo que fuera susceptible de ser afanado. Bolsillos, cuentas corrientes, zulos y maletas para Suiza. Andan de por medio jueces, empresas públicas, medios. Han mentido, extorsionado, robado y quién sabe qué más. Presuntamente. Las manzanas podridas del PP, nos dicen sus portavoces, dejan impoluto el cesto y les llenan de bochorno (no tanto como a nosotros). Pero, sin duda, harían caer gobiernos y partidos en cualquier país serio, con una sociedad decente. Aquí, Salvador Victoria, alto cargo del PP de Madrid, sentencia la frase definitiva: “ Esto se ha hecho toda la vida y nunca ha pasado nada”. Y no le falta razón. Esto es España.

Conocemos estos días con detalle, cómo el dictador Francisco Franco –tras ganar la guerra desencadenada por su golpe de Estado- destrozó la ciencia. Enseñanza, ciencia e ideología en España (1890-1950)  relata esa trágica labor que desmanteló pilares fundamentales del conocimiento para sustituirlos por la ignorancia y el fanatismo religioso. Muerte y exilio para gran número de docentes. Recordemos el escarnio al que se sometió también a las maestras de la República. Y varias generaciones de españoles educados en la irracionalidad y el oscurantismo.  No fue inocuo, y ese legado permanece de alguna manera. Cuarenta años es casi una vida. Y venía de atrás, de siglos de atraso.

Gran parte de la derecha española es hija aún de esos postulados. La asignatura de Educación para la Ciudadanía que Rajoy suprimió nada más llegar a la Moncloa, llegó a estudiarse -tras ser implantada por el gobierno del PSOE- con remiendos intolerables. El texto más difundido cuestionaba las teorías de Darwin sobre la evolución, reivindicaba la creación del estatuto del embrión –entidad humana desde el mismo instante de la concepción- y rechazaba la filosofía que interpreta el mundo sin la religión católica. Llamaba asimismo a la rebelión cívica en el caso de que España avanzara hacia un Estado laico y no consideraba posible ser “patriota” sin “amar, además del territorio, la religión”. Lo detallaba la periodista Manuela Prades en 2007. Ni que decir tiene que las nuevas leyes vienen impregnadas de ese espíritu ultraconservador. Y que los mismos adalides de esta ideología están sentados en el pleno de las corrupciones y que siguen en activo. Es inaudito ver a la presidenta de ese PP de Madrid que “les abochorna”, Esperanza Aguirre, no solo en política, incluso dictando doctrina a otros.

Y esto es lo que no solo políticos sino numerosos medios y periodistas se afanan en conservar y proteger, a juzgar por su nada disimuladas campañas. Con todas las mutilaciones de lo esencial y unos datos económicos preocupantes, como el brutal aumento de la Deuda Pública, que contradice la aireada recuperación. Son una maquinaria engrasada y eficaz, como una gota malaya.

 El PSOE aunque acierta al desmarcarse de algunas intolerables propuestas del PP como el cambio de la ley electoral, no parece ser consciente de su situación. Y no debería escuchar los cantos de sirena demoscópicos. La realidad es que ha seguido perdiendo votos aunque haya ganado poder municipal y autonómico. Y le condiciona la errática tendencia de la socialdemocracia europea en la que se inscribe de pleno: acaba de firmar con los conservadores europeos el informe del TTIP que consagra el poder de las empresas sobre la democracia de los países. Y, si ahondamos en lo pequeño pero nada nimio, tenemos a la Federación de Madrid con su Carmona y su Simancas (al que colaron el Tamayazo) avanzando que la alcaldesa Manuela Carmena no les acaba de gustar, dentro de una campaña infame de acoso y derribo por numerosos flancos a la edil de Madrid. Parece una forma muy poco sutil de anticipar cambios que les aúpen tras las generales. Igual no se limitan a la capital. Este punto habrá de quedar muy claro. Para hacerlo cuentan con decidido apoyo mediático, pero todavía es la ciudadanía quien vota.

 Entretanto, la locura parece haber impregnado a la izquierda, presa de una actividad febril. Está reeditando con creces sus viejas equivocaciones, egos, odios, descalificaciones, empecinamiento en el error. Sin darse cuenta de que la sociedad ha cambiado y que ya no le conmueven ni los “abajofirmantes”.  Es otra, condicionada por sus propias sensaciones de atropello y por una propaganda muy intencionada y la disuasión de los valores. Hay quien se preocupa por ellos. Existen personas luchando por los ciudadanos, numerosas, por mucho que ensucien su trabajo.

Pablo Iglesias y Podemos han cometido fallos. Como los demás. Pero se diría que la nueva unidad de la izquierda se basa en apear, precisamente, a Pablo Iglesias que -con la frialdad de la evidencia- es quien canalizó el malestar social. Otros no lo lograron. El rival no es él, ni Podemos. Es el PP y cuanto conlleva, son los verdugos de Grecia, los motores de la desigualdad. Abochorna ver cuantas fuerzas empujan a su favor, para que nada cambie.

La izquierda exquisita de siempre, la que, dentro de IU, la dinamitó y perdió todos los dientes en sus batallas internas no desaprovecha ocasión de meter palos en  la rueda de Iglesias, a ver si acaba de bruces en el suelo como el dios de la vieja izquierda manda. La que vio perder varios trenes, numerosas bicicletas y todos los dentistas. Si la confluencia sería deseable, se produce en un escenario de heridas abiertas y egos desbordados.

El escenario es inquietante por todo ello. La teoría da un mensaje claro: lo primero es el bien la ciudadanía, aparcando vanidades y verborreas varias. Y revisar esas listas en las que se cuelan los expertos en el trepe y el trinque, amén de alguna bajeza más.  Tanto en Cataluña –que ofrece inauditos compañeros de viaje- como en España. Ver si es posible una confluencia pero sobre todo provocar un cambio real.  Y sin perder el horizonte. La práctica es otra: que mejor es el suelo y sus cloacas que asaltar el cielo.

Un Agosto para superar la irracionalidad…  y el asco. Lo cierto es que este país disuade. Hay tiempo, ya poco, para enmendar. Pero lo hay.

*Publicado en eldiario.es

Construyendo, destruyendo, construyendo mundos

“Los edificios expresan orgullo, ira, ignorancia, amor, todo lo que los humanos son capaces de expresar”.  Lo dice el fotógrafo alemán Thomas Struth, uno de los 18 que ha reunido una exposición excepcional que se presenta en el Museo ICO de Madrid: Construyendo mundos. Fotografía y arquitectura en la era moderna. Es un recorrido de 100 años a través de 250 fotografías realizadas por esos 18 artistas, acreditados entre los mejores.

No sé si los edificios expresan todo lo que afirma Struth pero sí que terminan definiendo a las sociedades que habitan las ciudades en las que se levantan. De forma contundente.

Berenice Abbott, otra de las pioneras de la fotografía,  abre el recorrido mostrando el Nueva York exultante y glamuroso de los tempranos años 30 del siglo XX cuando todavía no le llegaba el fantasma de la Gran Depresión.  Y, sin duda, el de los brutales contrastes que atrapan ayer, hoy y siempre,  el nacimiento de los rascacielos que irían fijando el skyline para configurar la arquitectura genuina del siglo XX.

Berenice Abbot. Brodway

Berenice Abbot. Brodway

Walker Evans precisamente se encargaría de llevarnos a ese amargo fantasma que sacudió América y el mundo tras el crack del 29. Y que plasma casi de forma documental. Fue el primer fotógrafo que expuso en el MOMA de Nueva York.

walker.evans.atlanta

Tras la Guerra, se produce una explosión de optimismo en la fotografía nos dicen y se evidencia en el color de las obras.  Sin embargo también se advierte que, muy tocado, los mundos volvieron a reconstruirse como se intenta hacer una y otra vez. Y que, cuando se puede, se ponen ganas y empeño en la tarea.

Hay un recorrido emocional de la exposición. Rememorando paisajes conocidos personalmente o en el cine. Unos años 70 que fueron de mirar y tirar hacia adelante. De esa época y algo posterior es la Italia de fuera de los catálogos del turismo que fotografió Luigi Ghirri.

Luigi Ghirri

Luigi Ghirri

Vuelvo a Thomas Struth, a sus panorámicas profundas que impulsan la búsqueda del horizonte.

Thomas Struth. Londres. 1977

Thomas Struth. Londres. 1977

Iremos avanzando en el tiempo, en la búsqueda de contenidos, enfoques, técnicas y creatividad, para ir hacia otros mundos. Dice el suráfricano Guy Tillin que no retrata “las historias fracasadas de los estados coloniales africanos” sino “un recorrido por las avenidas de los sueños”. Es lo que el arte logra. Con la realidad.  Catálogo de ruinas que se transforma en edificios, en lucha, en hechos.

Guy Tillin. Beira. Monzambique

Guy Tillin. Beira. Monzambique

Impresionante la serie de Iwan Baan sobre “Torre David”, el iba a ser el Centro Financiero de Caracas, Venezuela, y que se quedó en monumento al fracaso cuando en 1994 se produce la crisis bancaria.  Bajo mandato de Rafael Caldera y en herencia de sus predecesores, el país asiste al ya clásico derrumbe por insolvencia de los bancos y al apoyo económico del gobierno que ahonda la miseria de los ciudadanos. “Torre David” sería posteriormente “okupada”,  hasta convertirse en la gran favela vertical de Latinoamérica como ha sido llamada. Leo que la desalojan de vez en cuando.

Iwan Baam. Torre David. Venezuela

Iwan Baam. Torre David. Venezuela

Y ahí seguimos construyendo, destruyendo y volviendo a construir. El nigeriano Simon Norfolk nos acerca a las ruinas fotografiadas con crítica y con amor, con extraordinaria belleza. Esto quedó del “Palacio de cultura” de Kabul durante la ocupación soviética de Afganistán. El país al que unos y otros no dejan madurar por su importancia estratégica.

Simon Norfolk. Palacio de cultura. Kabul.

Simon Norfolk. Palacio de cultura. Kabul.

Nadav Kander ocupa la portada del catálogo. Un picnic dominical en China. Con aires de impresionismo francés. Mundos que se abren paso, que vuelven atrás y se proyectan al futuro.

Nadav Kander. Sunday Picnic.

Nadav Kander. Sunday Picnic.

Mucho más en la exposición. La casa, segunda piel; la ciudad, tercera. Y los humanos a la intemperie buscando caminos. Que sean por las avenidas de los sueños…

*Museo ICO. c/ Zorrilla, 3. Madrid. Hasta el 6 de Septiembre.

Europa: en qué manos estamos

Eurogrupo con Wolfgang Schaeuble, ministro alemán de finanzas en el centro

Eurogrupo con Wolfgang Schaeuble, ministro alemán de finanzas en el centro

Cuesta creer que pueda darse un cúmulo de mecanismos capaces de suscribir el escandaloso pacto de la UE con Grecia. Y que Europa, sus instituciones, medios y ciudadanos puedan seguir su marcha como si nada hubiera pasado. Cuando lo ocurrido lo cambia todo y nos sitúa en un escenario en el que sólidos valores se resquebrajan. El suelo de la democracia se hunde bajo nuestros pies. Y queda patente la ineficacia demostrada y la dudosa calidad de unos líderes a los que una persona sensata no dejaría ni al cuidado de una olla en el fuego.

El hecho definitivo es que Alemania propuso endurecer las condiciones del rescate a Grecia solo porque el gobierno de Tsipras había decidido consultar a sus ciudadanos sobre recortes que les afectaban y encima osaron votar No. Y que el resto de los países secundaron la voluntad alemana, pese a que nadie creía que la elegida fuera la solución. Y pasando por alto lo injusto de la medida.

La idea parte de Wolfgang Schäuble, el estricto ministro de finanzas democristiano alemán.  Cada vez se ve más claro que ofreció a Tsipras unas condiciones inasumibles para que se fuera del euro como defiende, pese a que ahora lo niegue. Dado que el club no prevé la expulsión de un socio, se le acribilla para que tome por sí mismo la decisión de irse. Es preciso insistir: los requisitos son mucho más duros que los rechazados por Syriza y no tiene lógica alguna, entra en otro terreno.

Los líderes europeos, de nuestros respectivos países, van y “toman la decisión por consenso” dice Schäuble. Y es cierto que fue así. De Guindos andaba presionando a ver qué había “de lo suyo” para presidir el Eurogrupo, incluso al Ministro de economía griego, recién estrenado y con un duro entuerto que resolver. Los demás llevaban muchas horas de reunión, había que acabar. Así se toman las decisiones sobre la vida de las personas en esta Unión Europea.  Estaban reduciendo las miserables pensiones de los jubilados griegos, elevando los precios al pasar el IVA del 13% al 23% en un país depauperado o agudizando la precariedad de sus servicios que –como en el caso de la sanidad-  tiene víctimas palpables. Mandando vender lo poco que ya queda del patrimonio griego. Pero eran muchas horas de reunión y lo que plantea Alemania es incuestionable. Desde su Olimpo, aprietan el botón y a casa.

Las diferencias evidenciadas entre Schäuble y Merkel pueden indicar la rebelión de un Ministro de Finanzas –en ascenso de popularidad entre los alemanes- que tomaba decisiones políticas cuando se le exigía un trabajo técnico. Y lo sigue haciendo al culpar –en diatriba con el Nobel Paul Krugman al que como todo prepotente neoliberal menosprecia- al actual gobierno griego de los problemas de su país. Se atreve a decir que “hace medio año Grecia se estaba preparando para salir a los mercados de capital, hoy está arruinada”. Olvida mencionar que su candidato, Samarás, se había comprometido a más recortes para la población. Si se destina la mayor parte de los recursos al pago a los bancos –ése es el fin- se sale a los mercados y a la plaza pública y a alta mar si se tercia. Es lo que está haciendo Rajoy, andamos en la primera fase: acumulación de deuda y recortes. Draghi entretanto realiza su papel –político- cortando el grifo a Grecia y apoyando a países como España en el mismo día.

A Tsipras lo acorralaron, no le permitían ni irse y tenía antes que aceptar el menú preparado por el cónclave. No debió hacerlo, bajo ningún concepto. Debió volver a salir a denunciar cómo se las gasta esta UE. En el Parlamento griego después, no fue el pueblo quien votó  aceptar la claudicación, el pueblo griego hacía dicho No a las duras condiciones de Bruselas ¿cómo iba a querer redoblarlas acompañadas de fuertes dosis de humillación y venganza… de irracionalidad como fondo? Es muy probable que Tsipras salga del gobierno más pronto que tarde. Pero nada cambiará para los griegos si no es a peor.

Lo terrible, pues, es cómo llegaron a esas decisiones y quiénes lo hicieron. Con qué soberbia y falta de humanidad. Con qué desconcierto y frivolidad. De nuevo nos situamos ante ese engendro que ha creado la UE. Se diría que a Juncker, como antes a Barroso, los tienen como representación y para gestionar sus cosas, pero la Comisión, el gobierno, no posee suficiente poder. Aún otorgan otra presidencia semestral por países. Luxemburgo la ostenta ahora, heredada de Letonia. No pintan nada pero queda muy decorativo y “plural”. Los que mandan son los jefes de Estado y de Gobierno, es decir el Consejo Europeo. Y no por igual, prima lo que dice Alemania y la jerarquía va en degradación hasta llegar a la irrelevancia de varios países –muy en precario ahora la de España-. En la práctica el trabajo lo elabora el Eurogrupo –los ministros de Economía y Finanzas-, un órgano “informal” de inaudito poder decisorio. Ahí Schäuble ha tomado el mando. Deberían explicitar que votar a Rajoy, por ejemplo, es votar a Schäuble y a Merkel. Votar a Rajoy… y a muchos otros.

Técnicos del FMI afirman que este nuevo rescate no funcionará. Cualquier economista o político sensato e independiente lo sabe y lo dice. Pero ya se ha creado la cortina de humo, lacra de nuestro tiempo, en el que editoriales y tertulias, periodistas llamados a crear opinión, defienden la bondad de este pacto ominoso. Ya se ha olvidado el disparatado endurecimiento de las condiciones, como castigo o listón a elevar para resultar intolerable. Es igual, hacen sus cábalas y pronósticos. Al margen de la realidad. En defensa de sus intereses políticos. No hay más que mirar los resultados: el yugo de la austeridad alemana no ha funcionado, cada día son mayores sus destrozos, hasta el norte europeo está tocado como explica Paul Krugman. Pero todo forma parte de lo mismo, hasta nuestros más diminutos asuntos locales están contaminados de esa inmundicia. Las personas reales no importan. No importa su dolor y frustración que es lo único que se va a sacar de esto, al margen de dar satisfacción a la soberbia alemana.

Creíamos pasados los tiempos de las aristocracias absolutistas, del poder omnímodo y arbitrario que ha dominado la humanidad durante siglos. Todos estos delegados –son eso- responden sin embargo a un principio democrático de  sufragio universal. No puede estar pasando lo que vemos y sufrimos. No podemos consentirlo. Es intolerable sentenciar y redoblar la pena por haber invocado la democracia. ¿Qué nos espera con esta gente, con toda ella en Europa y en nuestros países? ¿Qué más serán capaces de hacer? Millones de ciudadanos nos encontramos en estas manos  cuando menos irresponsables. Alguien de todos ellos debería salir y deshacer el fiasco. Y ya tarda.

*Publicado en eldiario.es

La Web de Carmena y otras hipocresías del periodismo oficial español

carmena,boyero

La columna la firma en El País el crítico cinematográfico Carlos Boyero. El mismo periódico que hoy da certificados de radicalidad y “centralidad” y que nos lleva a diario de zozobra en zozobra a quienes un día lo admiramos como ejemplo. Al ABC lo tenemos lanzando portadas de esta guisa, en total impunidad.

abc.derrocar

Su director es opinante fijo en RTVE.

Su colega Marhuenda no sale tampoco de las tertulias de opinión.

De esta guisa vienen hoy los principales diarios escritos:

kiosko.19dejulio

Y sin embargo la bronca de la semana es que el Ayuntamiento de Madrid ha creado una web para desmentir noticias que considera falsas, aportando pruebas que las rebatan. En privado, periodistas serios no ven objección alguna, de hecho esas páginas existen en varios países y organismos, hasta la UE dispone de una. Lo que ocurre es que públicamente se manifiestan menos. Miguel Ángel Aguilar sí, preguntaba a las Asociaciones de Periodistas su opinión sobre RTVE.

Y es que tanto la FAPE, Federación de Asociaciones de la Prensa de España, como la APM de Madrid han cargado a fondo contra “la Web de Carmena”. Le ven “un halo de censura”   al igual que toda la caspa que publica -no confundamos con periodismo todo lo que se publica-. Listas negras de periodistas, dicen. ¿De periodistas? pregunto yo. De mentirosos, manipuladores y partidistas igual cuadraba más. El asunto es tratado hasta haciendo gracietas por ese otro sector de la banalidad que también se ha insertado en nuestra profesión.

“El papel del periodista es ejercer ese contrapoder imprescindible en la sociedad y que garantiza a la ciudadanía el derecho a recibir información libre”, declara Elsa González presidenta de la FAPE. Exacto, ese debería ser el papel aunque no parece serlo mucho últimamente sino todo lo contrario. Contrapoder dice.

larazon_reconquista

¿Y el PP? El PP ha salido en tromba. Con esa gran adalid de la libertad de expresión que es Esperanza Aguirre o con sus portavoces Hernando y Casado. Esto es propio de “regímenes totalitarios”, dicen. Con un par.

Como digo, son pocos los periodistas que se manifiestan públicamente -y es bien sintomático del clima que vivimos- acerca del ataque político a Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid… mientras le aguante el cuerpo ante el acoso sistemático de la prensa “independiente”. Que una cosa es crítica al poder -consustancial al periodismo- y otra esta locura.

Escuchaba a un periodista argumentar que la web no tiene espacio para comentarios que rebatan lo expuesto. Lo decía en una radio. Pues ahí tienes tu altavoz, en tu radio, como otros en sus periodicos y televisiones. Un total despropósito. En unos casos por simple corporativismo, en otras con bastante peor intención. Es de locos pensar que el periodismo puede publicar informaciones falsas y que haya que aguantarse. O utilizar, como decía la presidenta de la APM los mecanismos que ya existen. Sí, quizás la publicación en página impar y abajo de una nota tras meses de dilación.

Juan Tortosa se muestra enfurecido en su blog de Público y en Twitter. En particular con esas asociaciones de periodistas tan discretas criticando al poder o al periodismo manipulador. Tantas fotos y actitudes lo demuestran…

Juan Tortosa en Público

Juan Tortosa en Público

Infolibre trae hoy una jugosa información sobre La red de “periódicos fantasma” de la trama Púnica vinculada esencialmente a ayuntamientos del PP y al del PSOE de Parla (Madrid) y en el que está implicado -y en prisión- el que fuera número 2 de Aguirre y tertuliano de pro, Francisco Granados. Hay gente  “trabajando” en las redes a favor de políticos.

punica.red

Comunidad Valenciana, Madrid, León y Murcia, “cuando el alcalde pagaba 2.000 euros tenía derecho a un redactor” que, por entre 200 y 400 euros al mes, le manipulaba una información negativa o le creaba otras que la contrarrestaran.  Pero la red tenía, según la información de Infolibre, más clientes de postín.

punica.infolibre.fragmento

¿Dónde están la FAPE y la APM para comentar todo esto? Es de gran entidad, dado que se disfrazaban o se inventaban los hechos.

La verdad, lo confieso, es que he pensado otra cosa al leerlo: que poca falta hacía pagar para lavar la cara de los políticos amigos o cargarse a los enemigos, a la vista de lo que se está publicando ampliamente. Es así de triste.

También he meditado si realmente merece la pena siquiera denunciarlo. Todo seguirá igual. Mecanismos de disuasión, borrado y olvido. Hay gente ahora mismo, en festivo y en verano de ola de calor cobrando por eso. Una miseria o mucho más. Pensemos que sí, pensemos en cuando el periodismo, la información, han logrado y logran aportar datos a la sociedad para contribuir a un criterio más sólido.

Periodismo: cómplice del poder o al servicio de la sociedad

Es una constante: las grandes tribulaciones que está padeciendo la sociedad remiten una y otra vez al papel de los medios que en muchas ocasiones se convierten en instrumentos de manipulación masiva, y no de información. Creo que en todos mis últimos libros o capítulos de libros he llamado la atención sobre ello.

Cuando se estudie el tenebroso periodo que estamos viviendo, se verá el papel decisivo que los medios de comunicación tuvieron en la consolidación de un sistema que cada día añade mayores injusticias y mayor corrupción de sus ejecutores, en endulzar la estafa para hacerla tragar. (ReaccionaDos 2015) Porque es cierto que la gran diferencia con otras épocas de la historia es que ahora la comunicación es global y puede lanzar mensajes idénticos como bombas expansivas.

Maruja Torres en su artículo de este jueves para eldiario.es se fija también en este hecho. Se diría que el asalto neoliberal disparó la táctica. Se lanzaron al abordaje, sin dar ni tiempo a respirar tras la caída del Muro de Berlín dado que el Consenso de Washington se promulgó el mismo mes de Noviembre de 1989.

Esto dice Maruja Torres:

He tardado en leer al joven y emblemático periodista de izquierdas británico Owen Jones, y al principio de su segundo libro, El Establishment, la casta al desnudo, cuenta por qué se produjo el éxito del thatcherismo, de qué modo trabajaron las fuerzas conservadoras para recuperar un poder que creían haber perdido a partir de una posguerra en la que se abrió mano a los derechos de las clases consideradas como inferiores. La idea de que la revolución conservadora era inevitable, y de que también lo era poner en su sitio a sindicatos y trabajadores para asegurar el bienestar del país, fue penetrando la malla social gracias al trabajo de numerosos think tank de derechas y a un montón de dinero que fue invertido en colocar en puestos clave de los organismos de manipulación de masas a jóvenes despiadados y ambiciosos. Fue una operación lenta pero brutalmente eficaz que condujo a la desregulación de los mercados y la corrupción que finalmente ha sido descubierta en todos los países que se entregaron al neoliberalismo inaugurado oficialmente por Thatcher y su compinche Reagan: incluido el nuestro. Leed el libro, si no lo habéis hecho ya, vale la pena.

Recalquemos: “un montón de dinero que fue invertido en colocar en puestos clave de los organismos de manipulación de masas a jóvenes despiadados y ambiciosos”. Y coló, cómo no iba a hacerlo.

La ejecución de Grecia como castigo ejemplar a navegantes que pretendan intentar otra cosa, una política para la ciudadanía, nos ha vuelto a mostrar a qué extremos puede llegar el poder para defender su… negocio. Se obliga a comprar armamento a Alemania, se cortan pensiones, sí o sí, y encima se les humilla con recochineo. Como no haría un animal, sino un ser de los que caminan a dos patas.

grecia.eurogrupo.Dijsselbloem

Lo de Grecia es un escándalo. Tanto políticamente como en su tratamiento informativo. Acudo ahora a Íñigo Sáenz de Ugarte  que comienza así su, de nuevo, excelente artículo.

Primero, fueron los líderes de la eurozona en la noche del martes y a partir de ahora serán los demás los que señalen con el dedo a Grecia y a su Gobierno. No se toma una decisión de consecuencias tan dramáticas e imprevisibles como la expulsión de un país de la eurozona sin preocuparse antes de que no aparezcan tus huellas dactilares en la escena del crimen y de armar un relato en el que las culpas vayan dirigidas a la víctima.

Finalmente os remito al economista Juan Torres López que, mira por dónde no es llamado prácticamente nunca a las pizarras del espectáculo informativo. De su documentada reflexión ( La Europa totalitaria en evidencia) destaco estas ideas:

 Al pueblo heleno no le van a perdonar que haya tirado de la manta para poner en evidencia a la Europa totalitaria que con palabrería vacía gobierna en contra de lo que quiere la mayoría de los europeos.

Las autoridades europeas y los economistas que defienden las políticas que se vienen imponiendo en Europa en los últimos años se empeñan en presentar las cosas como resultado de una disyuntiva: o se hace lo que dicen ellos, o vendrá el caos. Basta oírlos día a día en los medios de comunicación, donde aparecen sin descanso.

Por un lado, se presentan ellos y sus propuestas sensatas y cargadas siempre de una lógica que a primera vista suena como indiscutible: hay que moderar los salarios y eliminar derechos laborales —aunque a esto lo llaman flexibilizar— para que se creen puestos de trabajo, hay que reducir los gastos del Estado en servicios públicos o en pensiones porque suponen una carga que no nos podemos permitir, los impuestos son innecesarios y es mejor bajarlos, hay que privatizar las empresas y servicios públicos porque los privados funcionan mejor y todo eso es todavía más imprescindible ahora porque hemos de reducir la deuda por encima de todo… En ese bando están Merkel o Rajoy y los economistas que los acompañan con su fundamentalismo ideológico para justificar estas medidas que a la postre solo están beneficiando a las grandes empresas y patrimonios. En el otro lado estamos todos los demás, los que no sabemos nada —según dicen—, los que solo vamos a traer el caos y la pobreza, los que con nuestras propuestas haremos que salgan capitales a montones, los que arruinaremos a los pensionistas y haremos que el paro se multiplique. Ahí están ahora, Syriza o Varoufakis.

Da igual que junto a estos últimos se encuentren premios Nobel de Economía como Krugman o Stiglitz y muchos más como ellos, de primera fila y de valía reconocida desde hace años en las instituciones académicas más rigurosas del mundo. Da igual que los datos demuestren sin ningún tipo de dudas lo que es evidente: que quienes dicen que no saben nada han sido los que supieron predecir lo que ocurrió, mientras que quienes han producido una crisis gigantesca, millones de desempleados, quiebras bancarias, huida de capitales, destrucción de cientos de miles de empresas, la ruina de pensionistas y de millones de familias son los que ahora se presentan como los únicos sabios capaces de solucionar los problemas que tenemos. Y da igual que las hemerotecas demuestren sin lugar a dudas que todos ellos se equivocaron, que negaron la crisis o dijeron que sería pasajera o sin importancia, y que no supieron prever lo que iba a suceder. Ahora, los que más erraron en sus predicciones se empeñan en decirnos que saben lo que hay que hacer para afrontar con éxito el futuro”.

Sí, da igual. Porque siempre habrá una “noticia” o tertuliano que siembra la duda, o que entretenga lo suficiente para distraer la atención. Un político, como el nuevo portavoz del PP, que utilice una información de atracos en Grecia durante el gobierno de Samarás para decir que Syriza es un caos y que donde esté su partido no hay color. Y no se puede competir. Ni ya desde las redes sociales apenas.

Ando hablando con algunos compañeros de RTVE. Estamos preocupados por la salud de un gran realizador y la charla se va a otras inquietudes. Convenimos que nunca la televisión pública estatal ha vivido una etapa peor. Nunca. Porque durante toda su trayectoria hubo profesionales que no se conformaron. Informe Semanal nació en 1974. Vivo aún Franco. Yendo siempre un poco más allá de lo admitido por la censura. El esperpento que hoy se sigue emitiendo con el mismo nombre da idea de lo que estamos hablando.

Es cierto que ahora las empresas periodísticas, quebradas o en el borde del precipicio por sus muchos errores (empresariales y de los otros), parecen un téntaculo más del poder, de ese poder que está aprisionando a los ciudadanos ya hasta sin disimulos. También resulta evidente que en ese maravilloso mundo que nos vendieron desde Thatcher, el paro se ha agudizado. Y que comer es una necesidad perentoria, incluso para los pensionistas griegos hoy sacrificados. Este gobierno que aspira a repetir y que contará con medios de “información” que le ayuden a conseguirlo nos ha atizado hasta leyes y códigos mordaza. Pero sí se puede. Que nadie crea que no entrañaba riesgos informar en tiempos pasados. Siempre ocurre en mayor o menor medida. Es que el periodismo es, entre otras cosas, informar de lo que el poder no quiere que se sepa. Y por algo no quiere.

Se ven portadas, editoriales, titulares que sonrojan. Se escuchan y se ven auténticas barbaridades sembradas para hacer un daño devastador. Y luego hasta les quitan a algunos el plato de lentejas por el que se han vendido. Les he visto bajar la cerviz y besarles los pies  y… salir luego despedidos en un ERE. De los de una mano delante y otra detrás, los duros.

Siempre se puede ir más allá. Hay que elegir, ésa es la clave. Entre ser cómplices de un poder cuyas acciones avergüenzan a poco que se tenga un atisbo de ética, o informar verazmente como servicio a la sociedad. Todos nos jugamos mucho en ello. Otro periodismo, el periodismo en realidad, asiste a un momento brillante en Internet, eso es cierto. Los caminos existen. Y quien quiera puede saber lo que ocurre.

Pero la auténtica disyuntiva es por qué camino opta el periodista o el lector: manipular o informar. A quién sirve, a la codicia y sus trampas o a la verdad.

fontdevila.malentendido.grecia

España, líder mundial del incremento de millonarios y otros datos de la estafa

La Caverna mediática -que cada vez es más grande y encauza a más medios a su interior- les llama “Podemos y afines”, y entra en el saco pues todo lo que no es derecha o extremo centro. Lo cierto es que se emplean a fondo para anularlos y desprestigiarlos. Cómo será que este miércoles un Mariano Rajoy, auténticamente descompuesto de ira, ha acusado a Pedro Sánchez de estar traicionando la voluntad demócratica de los españoles al pactar con los partidos de extrema izquierda radical que hacen lo que manda Venezuela y que esta enorme desgracia es culpa suya. Del líder del PSOE.

Vamos a ver unos asuntos de los que se habla menos:

Lo que llamaron y llaman “crisis” ha sido extraordinariamente rentable para un selecto grupo de personas. Los multimillonarios -aquellos que poseen activos disponibles por valor de más de un millón de dólares (al margen de sus valores inmuebles)- no paran de crecer. En el último año han sido casi un millón más, según datos del nuevo Informe Anual de la Riqueza de la consultora Capgemini y RBC Wealth Management. O sea unos señores americanos del norte de total credibilidad para las gentes de bien como Mariano Rajoy y los suyos.

Observamos que Europa no es el continente más favorecido con esa lluvia de dinero… salvo España. En nuestro país los ricos de solemnidad han crecido un 40% desde el inicio de… la estafa (2008), 50.900 personas. Es significativo que en 2014, este privilegiado sector se incrementó en un 10% aquí, mientras en el conjunto de Europa lo hacía un 4%, y en el mundo el 7%.  Rumboso que es el PP de Mariano Rajoy con los suyos.  Por desgracia, eso se logra a cambio de meter a más personas en la bolsa de la pobreza. España lidera, como sabemos, el aumento de la desigualdad en Europa en esta legistatura. Con especial incidencia en el incremento de la pobreza infantil.  Y no tienen suficiente: El FMI y el Banco de España han pedido más iVA, ás “reforma” fiscal para exprimir mejor a los asalariados, y más recortes en sanidad y educación (del manual neoliberal, decretado en el Consenso de ·Washington en 1989, tras caer el Muro).

El presidente de la CEOE o ese afortunado gestor, Francisco Gónzalez, que un día se vio presidente del BBVA con el regalo de una A de Argentaria que era Banca Pública, están tan preocupados como Rajoy, su PP, y  varios directores de medios, de que se acabe este chollo. Y andan dictando doctrina allá donde se les abre la puerta. Que es en todas partes casi, con RTVE a la cabeza.

Hay gente muy aplicada que repite ya: estos nuevos son radicales, violentos, y no saben de política, no gestionarán bien las cosas de los ciudadanos. Los anteriores gestionaron divinamente las de…  los ciudadanos Ana Botella y su retoño José  María Aznar Botella, que sepamos. Entre otros muchos, la gran familia del PP está muy unida para estos afanes.

Buscando,  nos enteramos de que el 60% de los desahucios en Madrid es a inquilinos de viviendas públicas que el Ayuntamiento de Ana Botellla vendió a “fondos buitre”. No es de extrañar que anden rastreando miles de twits y expedientes atrasados, actividades que para Mariano Rajoy están siendo un lamentable espectáculo. Los de los nuevos. Las hazañas de Botella o de Barberá en Valnecia, en este asunto, están muy bien. A Rita Maestre, la portavoz de Madrid, la fiscalía le ha pedido de repente, ayer, tras 4 años desde los hechos cárcel de un año. Por lo que explicaba ABC de un modo que casi resultaba jocoso:

abc.ritamaestre.profanar

Es decir, se levanta una por la mañana y dice: me voy “a profanar” iglesias para cumplir mi programa. Rita Maestre y su “caso” son  bastante distintos a la caricatura malintencionada que pinta la derecha, como nos resume Angels Martínez Castells Y también es bastente diferente lo que contiene el programa de las asociaciones ciudadanas y mareas que han tenido tan brillante reesultado en las elecciones. Tanto, tanto, que tienen al presidente del gobierno ciego de rabia lo que no deja de ser un peligro con la inminente entrada en vigor de la Ley y el Código Mordaza de las que el PP se ha pertrechado con astuta previsión. Para que luego digan que Rajoy es “tonto”.

Mucha gente preocupada por esto. Y más con lo que estamos evidenciando, estos datos para una estafa de manual.

En la Comunidad de Madrid no van a tener ese problema. Los chicos de Ciudadanos, los de el cambio sensato, han acordado ya apoyar a Cristina Cifuentes para que sea presidenta. La que mandaba los antidisturbios para detener y aporrear a quienes pretendían detener los desahucios auspiciados por su correligionaria Ana Botella. Todo quedaba en casa. Y vuelve a quedar ahora en casa. Privatizará aún más la sanidad, ya lo anunció. Mal asunto, con el deterioro que se advierte ya. Uno de los PP más corruptos  del país  nos deja Ciudadanos. Con la falta que hacía abrir cajones y airear los sótanos.

artsenal.pp.ciudadanos1

Y de la Gürtel/PP/Bárcenas pues eso, que dos magistrados son PP hasta la médula, de los que han hecho carrera con el PP. Y el tercero conservador sin más.

vergara.indepencia

Porque hay una estafa internacional y otra naciona y varias autonómicas, como las matrioskas. Pero temen que se les trunque a pesar de todo. La ciudadanía está tomando la palabra.  Y sigue en pie pese a tanto chantaje.

Fusilar al Concejal Zapata

guillermo.zapata

Se produce un cambio político drástico en el mapa territorial de España pero apenas unas horas después todos hablan de otra cosa: de un concejal de Madrid y sus tuits escritos hace 4 años como ejemplos en un contexto de crítica a la censura del humor. Con ser improcedente –y mucho-  su contenido, no es ni mínimamente proporcional que las andanzas del concejal Zapata hayan eclipsado a Manuela Carmena, Ada Colau, todos los nuevos regidores y la constitución de los Ayuntamientos en sí. Es demasiada casualidad la precisión con la que surgió el hallazgo, tras rastrear 50.000 tuits. Jalones públicos de una trayectoria, por otro lado, que  marca claramente el rechazo a la violencia de Zapata. 4 años a la edad de este guionista y novelista, además, son un largo tiempo. Todo ello era lo de menos lanzada la operación.

 Tampoco parece equitativo que esas muestras de un humor desafortunado –inscrito en el tópico español- adquieran superior dimensión a los SMS del presidente del gobierno español a su tesorero encarcelado por presunta corrupción. O los insultos –muy serios- a las víctimas del franquismo esparcidas por las cunetas de Rafael Hernando, que sería ascendido tras ellas aportacoz del PP, o de otro de sus baluartes y rostros: Pablo Casado.

  Por no hablar de los diarios desatinos de una larga lista de apasionados practicantes de la verborrea ofensiva. El rosario de improperios van desde pedir el tiro en la nuca para Pablo Iglesias de un concejal del PP, al “catalanes de mierda”, premiado con un cargo de relumbre en el extranjero y todo del catálogo de la miseria humana. Han insultado a los enfermos, adultos y niños. Aún sigue en su escaño la diputada popular que mando “joderse” a los parados. Víctimas del intolerable acoso de lenguas viperinas como Pilar Manjón o el Dr. Montes se saldaron sin que los bienpensantes del sistema abrieran la boca para exigir dimisiones.

 Más aún, una alcaldesa del PP de Madrid precisamente, Mariola Vargas, ha llegado al puesto en Collado Villalba diciendo que no era “ un perro judío”.  Y nada ha ocurrido. Ni siquiera le dio importancia la prensa internacional, como en el caso de Zapata.

 Y ya no tiene parangón alguno, si nos ponemos  a sopesar en la balanza –que debemos- las palabras de unos y los hechos de otros que llenan pesadas bolsas de latrocinio y hasta de víctimas mortales por políticas desalmadas. Ésas que se ejercen contra la ciudadanía y a favor de unos pocos e incluso de bolsillos propios.

 Siempre han sido un misterio las motivaciones que llevaban a la chusma del circo romano a pedir la cabeza del gladiador. O las de los espectadores de degüellos, lapidaciones, desollamientos e incineraciones en vivo de aquellos que el poder consideraba culpables con motivo o no. Pero allí estaba el populacho en su miseria disfrutando el espectáculo. Consolándose, tal vez en algunos casos, con la prudencia de su servilismo que no le situaba en semejantes tesituras.

 Hubo tiempos de avances en la razón. Períodos en los que -ejerciendo los mecanismos básicos del entendimiento- se intentaba juzgar con mesura los hechos. Los agravios o crímenes entre ellos. La composición y matices que llevan a considerar un delito mayor matar que insultar, o robar que escribir. Y no al revés como sucede ahora en la práctica.

 Pero algo ha vuelto a ocurrir. Proponía precisamente Manuela Carmena en su toma de posesión como objetivo deseable en los colegios: aprender a aprender y aprender a vivir. Lo necesitamos niños y adultos. Esa pretensión humanista a la que la España eternamente medieval  quiso cerrar la puerta pero que ha sido llama latente en la España de las luces a la que regresar. La razón, la cultura y la educación como mejor revolución, como única llave en realidad. Por eso lo temen tanto.

 La vieja caspa española ha encontrado indispensable aliado en la comunicación masiva y su propensión a infantilizar a la sociedad para venderle mejor productos o ideas. Una gota malaya -usando un estudiado léxico con los verbos y sujetos pecisos- que termina por surtir algún efecto. La gran debilidad de la ciudadanía acribillada es haber aceptado lo accesorio como si fuera fundamental. No alcanza a ver cuánto le perjudica.

 Hoy es el concejal Zapata, como lo fue una política por ser la novia del enemigo a abatir, los cobros del uno, los contratos del otro. Mañana será el resto, uno por uno. La causa apenas importa en realidad.  A quien colocan en la diana, puede darse por muerto. Agarran la pieza con los dientes y no paran hasta extinguirla. Son cazadores.  Ellos sí que no conocen la reinserción. La turba que deja su cerebro en el asiento salta a los estímulos, se indigna y camina hacia donde le mandan. Sin querer saber que periodismo es difundir todas las tropelías, vengan de donde vengan. Y en su justa proporción. Y sin hurtar cuestiones relacionadas. Y sin maniobras de distracción emboscadas en el mismo paquete.

 Una vez imbuida la idea, sin más datos, antecedentes o comprobaciones, es como la bala que ha salido del cañón sin marcha atrás. Cogida con alfileres ya es verdad inapelable. No se busca más, queda fijada con pegamento indeleble. Se pelearán, insultarán, matarán por ella. Sin preguntarse ni por un segundo quién la difunde y qué gana con ello. Hay un abismo entre la legítima indignación y convertirse en tonto útil.

 Estamos dejando un rastro impagable para los verdugos de la libertad que son por, pura paradoja, personas que llevan de continuo esa palabra en la boca. Sus errores no cuentan porque tienen muy bien educado al personal y disponen de colaboradores decisivos. Producen auténtica vergüenza las voces airadas por este caso que tienen la garganta distendida de tanto tragar otros de mucha mayor envergadura sin esgrimir una queja. O lecciones de moral desde el prototipo más sucio de corrupción y malas artes. Y es demasiada casualidad que los tuits de Guillermo Zapata emerjan del pasado para ocultar lo que comienza y perjudica intereses muy concretos del PP y aquellos a los que representa. Vamos, que de casualidad nada, de proporción menos, de complicidad toda.

 La operación ha sido un éxito. Arrestar al concejal Zapata, mandarlo a galeras, destituirlo, no calmará sin embargo a la jauría lanzada a la caza: no quieren con las manos libres a ninguno. Se juegan mucho en ello y de momento no cesan de cobrarse piezas. Indemnes ellos a sus trampas.  Pero ni es ése el problema. El cambio producido en España lleva a iniciar una etapa para primar lo esencial sobre lo accesorio. El valor social, aprender a pensar, aprender a vivir. Como que se va a permitir ese futuro cuando están en juego tantos beneficios y prebendas. Por mi parte, no comparto la lección de vida que representa ceder a trampas y coacciones. Nunca fue muy práctico.

Echamos al escritor que recoge chistes impropios y dejamos que campen a sus anchas ladrones y toda clase de forajidos.  Caer, caerán las víctimas, pero el espectáculo es mucho más divertido.

*Publicado en eldiario.es

España, un nuevo poder territorial que solivianta al PP y a su Corte

El objetivo es aprender a aprender y aprender a vivir.  Cuando escuché a Manuela Carmena decirlo y que no se trataba de tener colegios y guarderías donde se aparquen niños, visualicé el cambio. El saber, la cultura, la razón son la mejor revolución, la más peligrosa para los poderes que han traído la debacle en la que vivimos. Puede cambiar, está cambiando, aunque se resistirán con uñas y dientes. Ada Colau en Barcelona, Santisteve en Zaragoza, las Mareas Gallegas, Compromís y el PSOE en la Comunidad valenciana, son algunos de los exponentes de un tiempo que se abre y que querrán abortar por cualquier método.

urna.madrid

La democracia del PP es esta urna casi inaccesible ante la que aúpa la inefable Aguirre y todo el que quiera expresar su voluntad en un voto. Expertos en la materia, el viejo régimen ya se cobró un triunfo el mismo día de la constitución de los ayuntamientos, tras laborioso trabajo: un concejal había puesto tuits ofensivos hace 4 años. Y ya está en las portadas de el sistema. Y sobre todo desviando la atención. Con la estimable colaboración de quienes prefieren seguir directrices emocionales que pensar por sí mismos. La historia la relata con precisión Íñigo Sáenz de Ugarte. Gentes de mucho peso que tragan a diario el escándalo de la política oficial española contra la ciudadanía se alzaron ya en la misma noche de domingo pidiendo el cese del concejal. Hoy, poner Manuela Carmena en Twitter es haber borrado toda la corporación. Solo existe el concejal y manipulado. Es la guerra e irán a por todos, con razón o no.

Lo cierto es que España ha dado un vuelco. El PP, pese a ser el partido más votado y conservar mucho poder, ha perdido el municipal de forma decisiva. Solo conserva Málaga entre las grandes capitales. Aunque asombra que todavía mantenga ese nivel de apoyo con todo lo que ha hecho.

mapa.elecciones.2011y2015

Los Ciudadanos de Albert Rivera le han ayudado a conciencia, dando también su apoyo autonómico al PSOE más dudoso y conservador: el andaluz.

ciudadanos.ayuntamientos

El PP se revolvía con un comunicado increíble en un partido de un país democrático. Insultos de grueso calibre a Pedro Sánchez y la milonga de la lista más votada que inclumplió la propia Rita Barberá para ser elegida alcaldesa de Valencia. Se fue, por cierto, dando un portazo. El xenófobo Albiol saludando desde el balcón y aferrado a la barandilla. Otro conocido racista, Maroto, también se ha quedado sin la silla municipal en Vitoria. Todo Marca PP como estos otros, desde León de La Riva en Valladolid a Teofila Martínez que se ha visto obligada a dejar Cádiz.

No sólo no están respetando el principio democrático de respeto a la lista más votada, que tanto han reclamado los socialistas para sí en el caso de Andalucía, sino que se han lanzado a una carrera desenfrenada de acuerdos con partidos radicales y extremistas sin más objetivo que impedir el gobierno de los candidatos del Partido Popular.

El PSOE, que hace tiempo fue la formación política alternativa al Partido Popular, hoy se presenta ante los ciudadanos como una triste sombra de sí mismo: dispuesto a ceder el gobierno a cualquier grupo radical, extremista, populista o independentista , con el único fin de impedir el gobierno de la lista más votada si ésta es del PP.

(…)

Con esta decisión, el secretario general socialista, Pedro Sánchez, se desautoriza a sí mismo como líder de un partido nacional. Hace semanas dijo que no pactaría ni con PP ni con Bildu, una declaración de intenciones que ya resultó indigna de un dirigente político democrático; hoy vemos que sus hechos han resultado ser aún peores: ha preferido pactar con Bildu si es para excluir al Partido Popular.

Sánchez tiene que explicar a todos los españoles que pacta con Bildu para echar al PP. Muchos socialistas se sentirán ofendidos por la decisión de su secretario general y por su sectarismo, que no tiene límite.

Otros aguantaron el tipo. Con estas caras.

botella.gallardon.pleno

Le dejan a Carmena 5.900 millones de deuda, unos planes urbanísticos en los que se han jugado muchos euros, contratos atados por años y un PP en el gobierno de España que se dispone a no pasar una en el cumplimiento de la ley del déficit que se pertrecharon con Zapatero y que ellos se han saltado con pértiga.

Y a los demás ayuntamientos igual. Artur Mas, muy paternal, aconsejó a Ada Colau que se preocupara de mirar la financiación del Ayuntamiento. El telediario de TVE lo destacó.

Foto: Encric Catalá

Foto: Encric Catalá

Es reconfortante ver en las instituciones a gente como la que conocemos en la vida cotidiana. Con ganas de hacer cosas por los demás. Con acreditadas trayectorias que lo demuestran como Ada Colau y los demás. Solo con constatar la venta de viviendas públicas a fondos buitre y relacionados con su hijo de Ana Botella se puede apreciar la diferencia de objetivos. Este de hoy es el triunfo de la razón y el compromiso.

Habrá que estar muy vigilantes sin embargo. Un poder con demostradas tácticas similares a la mafia se ha puesto en marcha. No toleran se les arrebate lo que creen les corresponde por derecho. De pernada. Y tienen cómplices en los lugares que menos se imaginan los menos avisados. En algunos casos, duele personalmente por lo que fueron. Por eso es tan fundamental aprender a aprender y aprender a vivir.

Ya lo decía Manel Fontdevila. Solo que, como no es cierto, habrán de ir aprendiendo la realidad.

fontdevila.pataleta

*José Manuel Lorenzana, nuestro @zanalord es ya alcalde de La Pola, por IU. Con el apoyo del PSOE. Enhorabuena.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 907 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: