Muere García Márquez, uno de los más grandes mitos de la literatura

garciamarquez

La gente se muere y bueno es acostumbrarse a esa circunstancia inevitable. Menuda racha, además. Lo que ocurre es que algunas personas dejan una huella imborrable. Hoy se ha ido, a los 87 años, Gabriel García Márquez, el escritor colombiano que llenaría de color nuestras vidas, algunas, muchas vidas, con el realismo mágico latinoamericano. Con aquella obra inmensa, “Cien años de soledad”, que hubimos de leer de un tirón, casi sin comer y desde luego sin dormir, por no poder esperar a cómo transcurría su desarrollo. Luego, la repasamos varias veces a lo largo de la vida para disfrutar de los detalles.

El pelotón de fusilamiento, el hielo, el hielo que quema. Y la soledad. Un siglo. Siempre. Y los Aurelianos y los José Arcadios. Y Úrsula. Y el amor. “Cuando la miró sintió que sus huesos se llenaban de espuma”. Reparé en esa frase hace algunos años pensando en la gloria de experimentar ese sentimiento que no a todos alcanza siquiera alguna vez. Es así, textual. O el otro: “Un amor de cansancio que nadie volvió a cuidar”. Ni a cuidar, lo que pasa con los amores de cansancio. Cien años de reflexión puede llevar entender ese camino.

Para mí “Cien años de soledad” es una de la media docena de obras cumbre de la literatura. A mí me marcó. Me embrujó para llevarme a buscar la imaginación. Y la realidad que late bajo ella.

Muchos artículos excelentes  están saliendo ya y habrá más. También la suya ha sido la “Crónica de una muerte anunciada”. Colega periodista, maestro de cuentistas, Premio Nobel vestido de blanco, ser humano comprometido con su tiempo y la sociedad, irrepetible Gabriel. Los medios internacionales resaltan su influencia… planetaria. Solo quería dejar constancia a esta tardía hora, de la inmensa suerte que hemos tenido al disfrutar de un escritor como él, una persona como él. Macondo siempre estará en la tierra que pisamos en nuestros sueños.

 

#22M, contra los puyazos a la dignidad

El lema no puede estar mejor elegido: Marchas… por la dignidad. Ésa, tan profusamente pisoteada, que llama la atención cómo tantos pueden mantenerse en pie. La dignidad es pieza troncal del ser humano. Desde hace semanas centenares de personas caminan desde distintos puntos de España para confluir este sábado #22M en Madrid. Movimientos sociales, movimientos obreros, víctimas del atropello neoliberal las integran. #milrazones22 pero sobre todo “contra los recortes, por los derechos sociales y contra la corrupción”.

ferranmartin.nolosuficiente

La progresión que denunciamos hace ya tiempo se ha cumplido con creces. Se inició con el ultimátum dado por la UE (y FMI y Obama y toda la parentela) a Zapatero aquel Mayo de 2010 y a la que él sucumbió tan campante. Incluso reformando la Constitución a pachas con Rajoy para que toda nuestra vida se supedite al pago de la deuda tanto a acreedores legítimos, como a especuladores.

No se habían tocado los servicios sociales hasta que llegó -izado en 11 millones de votos- el Partido Popular a imponer su apisonadora. Un gobierno legítimo que se degrada por sus actuaciones. El deterioro sufrido por los españoles lo reflejan todos los índices nacionales e internacionales: ningún país ha empobrecido a su sociedad y ha aumentado de tal forma la desigualdad como el nuestro en manos del PP.

pobre alimenta rico

Algunos ingenuos creyeron que el PP arreglaría la crisis, no utilizaron su cerebro para relacionar datos y ver que se proponían ir “a lo suyo”. Un millón de parados más, el despido y todos los derechos laborales de saldo, el freno a la ciencia y la investigación, a la cultura; el escándalo de los casi tres millones y medio de casas vacías mientras se echa a la calle a familias enteras, los ataques a la justicia, la familia y sus sueldos, la venta al mejor postor de los servicios sociales y nuestro patrimonio, maquillando las cifras para vender una recuperación basada en el abaratamiento del trabajo que nunca es duradera, ni permite el consumo, ni da frutos.

trileros

Trileros de casposos vasos de plástico. La calidad de la democracia ha caído a ese mismo suelo donde se arrastran los que tragan. Cada día, todos y cada uno de los días, parece haber alguien del PP encargado de banderillear la cerviz de los ciudadanos. Todos los días, insisto. Es Ceuta y la bochornosa gestión de los inmigrantes muertos. El engaño constante hasta con las terribles cifras del paro. El pitorreo de los empresarios amparados por el gobierno. El aumento de la deuda (para que se forren esos especuladores de los que hablábamos) a niveles de récord histórico. Su papel en el hundimiento y desprestigio de los grandes medios informativos. La obsesión autoritaria por la seguridad o por “el negocio” que lleva a ascender de categoría porque sí a los vigilantes jurados. Una apisonadora que dicta leyes incluso en contradicción con convenios internacionales. Porque sí.

peppuig.justiciauniversal

El último torero del PP ha sido Ignacio González, el presidente que nos dejó en herencia en Madrid Esperanza Aguirre. El individuo que nunca fue elegido directamente, de esa comunidad que en sus manos y en las de Aguirre está tan profundamente ensombrecida por la Gürtel -aunque miren para otro lado-, el dueño de áticos sospechosos, se ha atrevido a comparar las Marchas por la Dignidad con el nazismo de Amanecer Dorado en Grecia. Sorprende esa confusión porque de ultraderechismo sabe y mucho, por lazos familiares y en primera persona: todas sus declaraciones muestran un auténtico rechazo a la libertad de expresión y manifestación. Hace falta estar muy seguro de los instrumentos de control -lícitos o no- para obrar con esa soberbia.

España-Toro

Uno más que se embute el traje de luces y sale a la plaza de la impunidad a retar al personal o ni siquiera eso: a lanzar puyas y descabellos a una ciudadanía tan noqueada que ya no hace sino bajar la cabeza para que le pinchen. Agarrarse a los machos para ser arrastrado, herido, por el coso.

No todos. Ni mucho menos. Por las carreteras de la mal llamada piel de toro llega a Madrid, la savia viva de la dignidad.

marchas-dignidad2

Adiós a Alain Resnais

El cineasta francés Alain Resnais ha muerto en París a los 91 años.

Su película “Hiroshima, mon amour” me impactó especialmente en su día. Un mito del pacifismo. Y de la belleza. Con guión de la escritora Marguerite Durás, data de 1959 pero fue estrenada muchos años después en España debido, sin duda, a sus desnudos en blanco y negro y sus relaciones “pecaminosas”. No era ése el tema de película.

La guerra como dolor, el amor como salvación de un momento, como nostalgia eterna. Inolvidable el inicio en francés poético…

LUI : Tu n’as rien vu à Hiroshima. Rien.

ELLE : J’ai tout vu. Tout…

(Tú no has visto nada en Hiroshima.  Nada. 

-Lo he visto todo. Todo)

Es sorprendente que, tras años de no recordar a Resnais, solo el viernes asistiera a la presentación del libro del poeta aragonés Adolfo Burriel TIERRA DE SOMBRAS (con un gran Ángel Guinda como introductor) y compartiéramos en el aire los fantasmas. Los hermosos, también. El de Hiroshima, también.

Ah, Hiroshima,

de niebla blanca y negra son tus ojos,

la pérdida del aire, 

la luz sin paz

en las habitaciones del cadalso,

una ciudad que estalla en las arterias,

como los besos, 

                           mon amour,

en una sombra de recuerdos”

*Alain Renais de Adolfo Burriel

Y un trozo de Hiroshima en francés…

El debate

debate.saldaña

Javier Pérez de Albéniz:

Arranca el debate. “No debemos caer en la autocomplacencia”, dice Mariano Rajoy, presidente de un país con un 26% de paro, el 20,7% de ciudadanos por debajo del umbral de la pobrezatres millones de personas sobreviviendo con menos de 307 euros mensuales y las mayores desigualdades de la Comunidad Europea.

Autocomplacencia. Rajoy sonríe, mueve las manos y presume de “defender a los más indefensos de la sociedad”. Y de haber descongelado las pensiones. También asegura que la reforma eléctrica de su ministro Soria busca proteger a los consumidores. Mucha gente ríe las sinvergonzonerías.

¿Corrupción? El hombre que ampara corruptos, más de cien imputados por el casoGürtel, se convierte, cuando aborda este tema, en un monologuista inspirado, en un mago del humor: “Internacionalmente se reconocen los esfuerzos del Gobierno en la lucha contra la corrupción”, afirma sin sonrojarse. Y añade más frases para la historia de la infamia: “Ante las sombras, transparencia, es una cualidad que hemos instaurado en la democracia española”; “La corrupción no ataca a ninguna ideología ni a ningún partido en especial. Ataca a la democracia, socavando su credibilidad”.

Ignacio Escolar, en “Las trampas en el discurso de Rajoy”:

Rajoy: “Los titulares podían ser aparatosos, en algún grado injustos, pero era lo que había”.

Tiene su aquel que un presidente que lee el Marca en un país donde, misteriosamente, han caído los tres directores de los principales diarios de pago en apenas dos meses presuma de lo que mejoran los titulares en los últimos tiempos. Y tanto. Y más que van a mejorar, con la tasa Googleo con ese 24% de aumento en el presupuesto para publicidad institucional. Pero ¿es indicador del buen hacer del Gobierno lo guapo que salga el presidente en los titulares de La Razón o el ABC?

O

Rajoy: “Cuando tantas voces profetizaban el apocalipsis de las pensiones, fuimos capaces de lograr que, de ninguna manera, el sacrificio alcanzara a los que ya no contaban con otro recurso”.

El apocalipsis tiene cifra: está en los propios informes del Gobierno, que calculan en 33.000 millones de euros el recorte en poder adquisitivo de los pensionistas entre 2013 y 2022. Es el resultado de la reforma de las pensiones que aprobó en solitario el PP.

José Luís Pazos: Ni una sola palabra sobre educación ¿Para qué?:

Sólo ha mencionado de pasada la contrarreforma educativa para meterla en un paquete de “reformas” que son las que han propiciado el “milagro” económico que estamos viviendo.

Marisa Soleto: ¿Igualdad? Ni está ni se la espera:

Ni la palabra “igualdad” ni las palabras “mujer” o “mujeres” han sido mencionadas a lo largo de un discurso que ha durado hora y media.

Paula Corroto: ¿Cultura? ¿Qué cultura? 

Pepa Bueno: Rajoy decreta el fin de la crisis.

De tanto gobernar por decreto, a Rajoy se le ha ido la mano y ayer decretó que la crisis ha terminado

o

Una España de la que Rajoy no mencionó a los 15 muertos de la frontera de Ceuta, del aborto habló cinco segundos y a rastras para anunciar que presentará la Ley al Congreso, la corrupción es un problema abstracto y Cataluña no es un problema político.

José María Izquierdo:

Abc. Titular: “Rajoy descoloca a Rubalcaba con una gran rebaja de las cotizaciones”. ¿De verdad vieron ustedes descolocado al líder socialista, todo un discurso sin papeles? Pero es aún más bonito el editorial. Escuchen: “Rajoy da a España la esperanza que Rubalcaba le quita”. Y ahora, La Razón: “La ambición de Rajoy derrota al apocalipsis de Rubalcaba”. Y un poco más: “El presidente evidenció la falta de argumentos del líder del PSOE con un discurso de esperanza”. ¿Cambia el paso El Mundo pospedrojotista? En absoluto: “El líder de la oposición trazó un panorama catastrofista que tampoco induce ninguna esperanza”.

¿Algo que añadir por mi parte?… ASCO. Ah, y la portada de El País:

elpais.rajoyacrisisacabada

Y como colofón nos llega la triste noticia de que ha muerto Paco de Lucía. De un infarto. A los 66 años. Recordaremos siempre toda la trayectoria de aquel joven hermoso y brillante que, desde sus inicios, revolucionó la guitarra española.

 

Bajando a la basura borradores de libros

2014-02-18 10.21.33

Cuando los papeles se la comen a una, lo prudente es operar con la frialdad de un cirujano. La mayor parte de lo que tiremos no vamos a usarlo jamás, pero alguna cosa jugosa he encontrado en ese repaso a bulto del que alguna noticia se desparrama en el momento justo que vas a meterla en la bolsa de la basura. Y solo por eso se acumula más de lo que cabe. ¿Solo? Igual merece la pena.

12 libros llevo escritos, sola o en colaboración. Más un par que no han sido publicados. Solo los borradores ocupan buena parte de un armario. Así que, preparado para bajarlo al contenedor de reciclaje, acabo de incluir dos versiones de mi último trabajo: Salmones contra Percebes. Sin piedad alguna.

Fueron varios meses de todas las horas. Terminas, imprimes, encuadernas con una espiral baratita, lees, corriges. Terminas, vuelves a imprimir, encuadernar, leer, corregir. Publicado en Abril aún se ve en alguna librería lo que es bien raro, después de “tanto tiempo”. Pero nada que ver con lo que “se lleva”.

escritor

Son dos borradores. Uno ha caído donde explico la psicología de los percebes y los salmones. Los primeros inspirados en Mariano Rajoy y su PP que, pillada silla, no se sueltan ni con tempestades. Los salmones somos los que vamos remontando el río y la corriente y dándonos contra los obstáculos.

El otro cuadernillo quedó abierto donde hablo del espíritu gregario de los percebes. Si es que como la piña nada. ¿Quiere ser Usted independiente y encima se queja?

borregos

Lo que será la pasión por escribir y comunicar que me pasa por la cabeza dejarlos al lado del contenedor, no dentro. Por si alguien se los topa de casualidad y tiene, por curiosidad, la tentación de leerlo. Con sus correcciones y todo. Pero creo que Ana Botella, la alcaldesa de Madrid ha dispuesto brigadas de inspección de basuras y pone unas multas tremendas si encuentra un desperdicio fuera de su sitio. No me puedo arriesgar. ¡Fuera sentimentalismos! ¡A la basura! ¡A su cajita! Las cajitas son tan, tan, percebes…

El día que se frustró mi carrera en el Music Hall

Es cierto lo que dicen: “Mi venganza es ser feliz”. Ante tanto atropello por lo menos se ha de preservar esa parcela. Por eso hoy toca tema ligero. Aparentemente.

Escucho a menudo una lista con canciones de Pink Martini. En ella, aparece siempre “El bayón de Anna”. Esa canción es la primera de la banda sonora de mi vida. Mi madre, gran aficionada al cine y con buena voz para cantar, la situaba entre sus favoritas. Solía despertarme primero relatando las noticias del día leídas ya a tan temprana hora en Heraldo de Aragón, pero si la noche anterior había ido con mi padre al cine, también me contaba la película. Anna le encantó y la traía una y otra vez, sobre todo su música. Por tanto, ocupó buena parte de mi niñez.
Anna1951Acabo de mirar la reseña. Y ver el vídeo. Del argumento no recordaba absolutamente nada. Ahora ya sé. Silvana Mangano es una monja que rememora aterrada su pasado… de pecadora. Parece ser que la pervirtieron entre Vittorio Gassman y Raf Vallone, que no está nada mal.

Y lo que más se ha quedado en su mente ha sido el bayón. Igual me pasa a mí.

En el colegio de monjas pidieron que mostráramos nuestras habilidades para organizar alguna fiesta de fin de curso. Y yo, con apenas 5 años, me ofrecí a interpretar el Bayón de Anna. Me esmeré en hacerlo bien, como había aprendido en casa.  Las monjitas me animaban a seguir  pero cuando terminé me dijeron:

-¡Hija mía! ¿quién le ha enseñado eso?

-Mi mamá,  dije, comprendiendo que acababa de hacer algo terrible y que no debía haber delatado a mi inductora. A pesar de estar hablando de una monja, de una pecadora arrepentida, algo que entonces debía saber perfectamente.

Por supuesto, no se incluyó mi pieza en el festejo y mucho me temo que fue el inicio de las desavenencias que culminaron, muchos años después, con mi expulsión del centro. Es curioso como la maldad está, tan frecuentemente, en los ojos de quienes miran. Eso sí, abandoné por completo mis aspiraciones a convertirme en cantante y bailarina.

Hoy que aquella espantosa educación represora vuelve a nuestras vidas, reivindico la venganza de la felicidad y a Anna que está realmente contenta. No consintáis que os destrocen o manipulen, ni os roben -también- los valores más preciados.

El gobierno rebaja el IVA al mercado… del arte

El gobierno ha aprobado este viernes por sorpresa una rebaja desde el 21% al 10% del IVA para… el mercado del Arte. No es la primera vez que este ejecutivo y el propio presidente consideran la cultura exclusivamente una industria, un sistema de consumo más como las judías verdes o el chorizo, o los coches y ladrillos. Así,  la compra venta de objetos artísticos ha merecido la benevolencia del depredador gobierno del PP y conoce una sustancial rebaja.

Dice la vicepresidenta que es una “medida de apoyo” a galeristas, anticuarios, marchantes, algún artista se beneficiará también, pero lo esencial es el negocio, alentar los negocios.

Bienvenida sea cualquier rebaja relacionada con la cultura, sean cuales sean los caminos. Claro que, no es que vayamos a ser mal pensados que no lo somos en absoluto, pero precisamente la compra-venta de objetos de arte es uno de los mecanismos básicos de lavado de dinero negro. El ABC, como los premios de la lotería o así. Que no, que nadie dice que éste sea el caso, pero fijaos qué bien vendría lavar unos cuantos miles -más, unos cuantos miles más- con un IVA algo mas decente. Mil sobre hojuelas ¿a que sí? Porque no deja de ser casualidad que, de todo a cuanto podían rebajar el IVA, sea precisamente al mercado del Arte. Se conoce que hay fuerte demanda social de adquirir antigüedades y cuadros de cotizadas firmas.

Ha dicho Soraya Sáenz de Santamaría que con esta medida se pretende equiparar a España con otros países de la Unión Europea. Con la propia España antes de que llegará el PP sería también. Lo que ocurre es que Europa lo que apoya es la cultura, a libros, música, conciertos, exposiciones, sin mercado explícito de por medio. No tan ostensiblemente.

España soporta ahora -desde que llegaron las huestes de Rajoy- el IVA cultural más caro de Europa, un 21%. Incluso el Portugal -que nos antecede en el calvario y que aplica un 23% a casi todo- reserva el 6% para los libros. Los recortes perpetrados por el PP han supuesto un ataque frontal a cuanto suponga cultura, es como si le tuvieran una especial ojeriza. La ley Wert desprecia en el bachillerato las artes escénicas y restringe la música y la plástica. Ni un solo euro se destina ya a la compra de libros para bibliotecas públicas. Se resienten los museos con importantes mermas, hasta El Prado (“turístico”, “Marca España”) ha visto reducido su presupuesto en un 30%. El Teatro Real de Madrid el 23%. Teatro e igualmente cine, música y festivales asisten a momentos críticos por la tijera. Ni la Convención de la UNESCO DE 2005 que manda proteger y promover las expresiones de la diversidad cultural se tiene en cuenta a pesar de que España la suscribió. España ha pasado a ser  uno de los pocos países que considera, oficialmente, la cultura una mercancía más.

De esa consideración se salvan sin embargo el arte emblemático. ¡Como las fallas de Valencia! arte puro. La reducción del IVA también alcanza a estos festejos de la capital valenciana, así como a las hogueras. La alcaldesa, Rita Barberá, ha convocado una rueda de prensa urgente para cuenta de la buena nueva, según cuenta eldiario.es.

Puestos a defender negocios -con alma dentro al menos- se podría hacer con tino. Venga, ánimo, que no es un libro lleno de peligrosas ideas, ni siquiera una película…

Palacio-Musica_EDIIMA20130330_0160_5

Duele, por ejemplo, ver el emblemático Palacio de la Música, mi primer cine en Madrid cuando la capital parecía un mundo desarrollado, convertido en una tienda de ropa de medio pelo. De ésas que cosen los esclavos del sistema por unos pocos euros. Se confirmaron los temores de eldiario.es. Los más negros. Sutiles sus dueños proyectaron como última película “Antes de que el diablo sepa que has muerto” de Sidney Lumet. Para eso no hay reducción de IVA.

cine-eliseosblog

Antes de que el diablo sepa que ha muerto, Zaragoza mantiene otra joya: el cine Elíseos. Sufre la pátina del tiempo y difícilmente sobrevivirá con media docena de espectadores por sesión. Igual podemos darle un nuevo uso: mercado del arte, mercado. Con tan poca atención que recibe y tan poca gente que lo visita podría prestarse a entrar con sacas y salir con sacos a un IVA reducido. Si fuera el caso que sin duda no lo es, ya digo.

La Revolución Francesa apenas guillotinó a 15.000 personas

Sé que no es normal salir del periodo navideño más largo del mundo civilizado, de tres semanas completas de amor y paz, pensando en guillotinas pero es que cada cambio de cifra en el calendario suele dar por hacer balances y proyectos y, a veces, se cruzan curiosas imágenes.

Las lecturas de tiempo libre y las reuniones familiares también abren muchos horizontes. Y así, un erudito de toda solvencia te cuenta que la Revolución Francesa apenas pasó por la cuchilla a 15.000 personas. Siempre pensé que habían sido muchas más. Ni siquiera fueron todos miembros de la nobleza –que igual ni había tantos, esta gente siempre presenta un número muy inferior a aquellos de los que se aprovechan–. Mucho burgués cómplice entró en el saco de lo que Javier Krahe llama el método chic francés: “la cabeza que cae en el cesto, ojos y lengua de través”. Nadie es partidario de la violencia, claro que no, pero esas 15.000 cabezas encestadas cambiaron la historia de la humanidad. Cierto que, aterrados por la libertad, los franceses llamaron inmediatamente nada menos que a Napoleón, pero la impronta de la revolución marcaría por siglos el devenir de la sociedad. Nada volvió a ser lo mismo. Hasta ahora.

La Inquisición española se volcó –absolutamente– en involucionar el curso de la historia y fue más partidaria de la hoguera. Los guardianes de la fe católica se tiraron tres siglos y medio purificando con ardiente fuego las almas –y, lo que es mucho peor, los cuerpos– de los herejes y asimilados. Preferían añadir la tortura previa al tajo rápido y limpio que ofrece, sin ir más lejos, la guillotina y esto ya es tener muy mala idea. Las cifras más críticas hablan de como poco 31.000 abrasados vivos en nombre del dios que se atribuyen los ultras patrios y de otros 17.000 que ya entonces se fueron por pies del país con enorme prudencia. Se dirá que tampoco son tantos para tanto tiempo pero es que el grueso de los ajusticiamientos se produjo en la primera etapa, cuando andaban por allí los impulsores de la norma: los Reyes Católicos. A la sazón, el emblema y guía de la derecha española que, desde entonces al menos, no ha conocido otra cosa que la impunidad para sus tropelías.

Al progresismo, al solo hecho de pensar o buscar cierta ética en la vida social, lo purgan de continuo. Escasean, en cambio, las llamadas de atención –más o menos expeditivas– a las élites que se aprovechan del conjunto de la población para lucrarse y vivir como en el Versalles prerrevolucionario. Ahora que, cuando la ira estalla, suele hacerlo sin freno. Muchos años sin engrasar las guillotinas las desajustan.

Encaramos un año nuevo, 2014 –estrenado entre lluvias, nubes grises, temporales y frío para no llamar a engaño–, alicaídos por la herencia de dos años de gestión de Rajoy y por la dura travesía que queda por recorrer –dado que, a pesar de los graves escándalos que jalonan a este partido, siguen como si nada ocurriera–. Disfrazados los datos que extienden el empleo precario o el aumento descomunal de la deuda por una prensa oficial entregada o cautiva, de donde parece emanar todo el optimismo. Sonroja leerles en sus patéticas alabanzas al Gobierno y sus consignas. Mientras tanto, el medioevo revive en las desigualdades sociales que se acrecientan. En actitudes vitales.

Reverdece pujante la derecha  más zafia, rancia, inculta y desvergonzada con su escopeta nacional al hombro. El Gobierno –según El País– prepara cerrar el monte público cuando haya cacerías. Cuando los señoritos quieran pegar tiros y matar animales, hacer negocios o realizar todo arte de montería, el populacho no debe molestarles. Lo primero es lo primero, como dios manda.

Una derecha cavernaria que no deja de trabajar en sus objetivos. Los cerebros de nuestros niños van a ser pasados por la ley Wert para –como nos cuenta eldiario.es– interiorizar qué son de verdad los valores éticos: amar a las Fuerzas Armadas y reprobar la objeción de conciencia o la desobediencia civil, porque lo fetén es la legalidad que marca el rodillo de esta derecha. Si vas camino de la herejía por no querer estudiar religión católica, habrás de engullir que los avances científicos y tecnológicos –como, por ejemplo, el uso de células madre– están en entredicho (para la autoridad competente, para el nacionalcatolicismo) porque acarrean –dicen, incluso en libros de texto– “problemas” morales y éticos. Torquemada y sus huestes no lo hubieran expresado mejor. Estamos rodeados, cautivos y desarmados.

Sólo fueron 15.000 víctimas –siempre lamentables– en Francia las que trajeron una nueva era en las relaciones de poder social. Pobrecillos. Los renglones torcidos del hartazgo. Presentes de forma indeleble como hito, sin embargo. 2014 no puede ser una continuación agravada del mal que nos aqueja. Cualquier momento es bueno para pararse o darse la vuelta antes que seguir arrastrados por esta inercia letal. Esta situación irritante trae malas ideas –simples figuras mentales, por supuesto–, incluso en personas de natural serenas y apacibles, decididamente pacíficas. Porque mira que pensar en guillotinas después de los dulces días navideños que hemos vivido y de las esperanzadoras noticias que nos cuentan políticos y medios influyentes.

*Publicado en eldiario.es

Vuelve la escopeta nacional

La escopeta nacional ha vuelto. La gran película de Berlanga que retrató como pocos las miserias del régimen franquista y sus herederos directos, está presta a ser reeditada por el PP.  De momento, el Gobierno está estudiando, a petición de los cazadores, dar prioridad a la caza en los montes públicos sobre otras actividades de ocio como el senderismo o la búsqueda de setas. El simple paseo. El Ministerio de Arias Cañete (que, como es uno de los que menos habla, es de los más valorados) se propone introducir en la futura Ley de Montes la prohibición de acceso al bosque en las zonas y los días en los que se organicen monterías o batidas. A los cazadores, ¡quién podría pensar otra cosa!, solo les guía -dicen- la seguridad de los vecinos. Quieren cazar a gusto, sin que cuelen testigos y puedan tener un disgusto. Que vienen los señoritos, la plebe que se aparte.

El PP de Mariano Rajoy nos ha catapultado a esa España de la que ellos nunca salieron. La de las clases sociales fuertemente marcadas, el trapicheo, los “favores”, las queridas y putas en armonía con la misa imprescindible. La hipocresía absoluta, la cerrazón, la caspa, la trampa, la mentira, la deseducación y desactivación del “populacho” a manos de una clase dominante burda, tosca, inculta y sin un gramo de ética. ¿Qué mejor escenario que la cacería y la montada?

En Francia nos siguen la pista. El periodista Ramón Lobo ha localizado una viñeta de un tal Le Raul. Éste es el pajarraco que sobrevuela España. Y, mientras la sociedad mira para otro lado, esta gente solo piensa en alimentarlo.

Autor: Le Raul

Autor: Le Raul

Surrealistas antes y en el surrealismo

No lo sabía pero Dalí (sobre el que hice nada menos que tres reportajes de Informe Semanal) pintó un cuadro maravilloso que se llama  Hombre con la cabeza llena nubes. Fue en 1936, un óleo sobre cartón que forma parte de un grupo en el que también hay parejas. ¿Puede haber algo más sugerente que un hombre con la cabeza llena de nubes? Ay, si ese año España no se hubiera cortado las alas.

dalí. Hombre con la cabeza llena de nubes, c.1936

Es el cuadro que abre una exposición imprescindible sobre el “Surrealismo antes del surrealismo” que exhibe –y ya solo hasta el día 12- la Fundación Juan March en Madrid. Más de 200 obras entre cuadros, fotografías o carteles con numerosos artistas que buscaron otras formas de expresión distintas al realismo, en boga durante siglos.  Heinrich Göding el Viejo (1580), por ejemplo. El agua son peces entrelazados. Fascinante.

Heinrich Göding el Viejo

Giuseppe Arcimboldo (1527/1593)

giuseppe_arcimboldo

Jacques Callor (1616)… Pantaleones. En la Comedia del arte Pantaleón es el viejo mercader tacaño. Un hombre inocente y crédulo, al que siempre buscaban burlar. Es rival de Arlequín. Terminó tan prosaíco como para dar nombre… a los pantalones, según dice la historia.

Pantaleones-Jacques-Callot-1616

La exposición recoge, pues, desde la Edad Media hasta la gran explosión del surrealismos oficial, que se data en 1924 con el manifiesto de André Bretón.  Pasión por la imaginación. Grandes nombres: Picasso, Dalí, Joan Miró, Goya,  Max Erns, Paul Klee…

paulklee

Fascinante este Urbanita solitario de Herbet Bayer  (1900/1985)         que pone ojos en  las manos que a veces ven tanto.

Urbanita solitario,Herbert Bayer,jpg

Los toros de André Masson (1937), no precisamente volcados en la pasión por “la fiesta”…

André Masson - bullfighting (1937)

Y otro descubrimiento Hannah Höch (1989/1978), una brillantísima pintora y fotógrafa alemana que se integró en el Dadaísmo. Un ramo de ojos…

hannah-hoch.elramo

El arte que llena los sentidos, las ideas. La creatividad que anda desapareciendo cuando es tabla fundamental para agarrarnos. Imaginación y razón, mejor unidas. De la nube a la fuerza, Hannah Höch de nuevo: una mujer con tijeras, nuestras tan actuales tijeras, que pueden tener tantos usos…

hannah

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 768 seguidores

%d personas les gusta esto: