Por dar un empleo de los que crea el PP a los voceros a su servicio

Es un clásico, la prensa -con algunos matices y excepciones- echa las campanas al vuelo porque se ha creado empleo y la EPA registra un descenso -“histórico”- que nos deja “solo” con el 22,37% de paro.  Han sido 412.200 ocupados más, de los cuales, la mayoría, 307.600, han tenido un contrato temporal. Más datos en eldiario.es que informa equilibradamente del tema. Porque es cierto que es el mayor aumento desde 2005 pero hay que definir a qué llamamos empleo e incluir las variables que condicionan el dato. Y contar, desde luego, que en los tres primeros años de Rajoy se perdieron más de un millón de empleos.

La EPA del tercer trimestre, última de Zapatero, situaba el paro en el 21,52%. Y ni siquiera con las nuevas matemáticas electorales del PP, 22,37% es menos que 21,52%.

epa2011

Y eso sin contar la fuerte emigración registrada en virtud de lo que la ministra del ramo llamó la movilidad exterior.

3 años destruir empleo para empeza a crearlo porque alguien trendrá finalmente que hacer las cosas. Pero ¿en qué condiciones? Lo que Rajoy ha conseguido con los nuevos contratos que se establecen es un trabajo peor pagado y que no ofrece seguridades. Se han limitado también los derechos.

Los beneficiarios del PP dicen que “no estamos contentos con nada”. Las cifras del aumento brutal de la desigualdad en España desde que gobierna Rajoy son unánimes, de todas las fuentes. Lideramos ese incremento de la desigualdad, a veces a la par con algún otro desgraciado. Y lo cuenta hasta la prensa internacional. La misma que alaba  las cuentas macroecómicas que Rajoy brinda al capitalismo y que sirven a los españoles en bandeja. Y especifica menos el más del billón de euros de Deuda Pública en la que nos ha metido, con otra subida de récord.

deudapublica.infolibre.jpg.

Y que la Deuda es el mecanismo que esta gente emplea para atar por donde más duele a los ciudadanos, como hemos visto en Grecia. Por algo habrá sido que el día que el amigo Draghi le cerró el grifo a los helenos para crear el corralito, apoyara -de nuevo- a la España de Rajoy.

A muchos ciudadanos todo esto le suena a cantos celestiales. Mucho más a quienes son capaces de negar la evidencia de que se está gobernando para una minoría a costa de la mayoría: por eso aumenta la desigualdad. Una bomba de relojería para el futuro, por cierto. En una de las recopilaciones de Radiocable.com destacaba el periodico conservador francés Le Figaró cómo una mayor equidad nos ayudó a crecer  y el daño que causa revertir esa tendencia: la desigualdad, en una palabra.

lefigaro.desigualdad

Pero a un gran número de individuos todo esto les da igual. Interiorizaron aquello de Goytisolo:  “la tierra toda el sol y el mar son para aquellos que han sabido sentarse sobre los demás”. Es lo que les decían su abuelito y su papá a todos estos.

Hace unos día salió la noticia de que andaban pagando poco más de 5 euros la hora por la vendimia en Aragón. A pleno sol de #plagadecalor. Un trabajo para cimentar una vida, comprarse casa, tener familia ¿no?

Por eso creo que lo más oportuno será pedir que los voceros al servicio del PP logren uno de esos contratos por los que tanto se congratulan: Parcial, temporal y miserablemente remunerado, que lo experimenten en carne propia. Empiezo a pensar que será la única manera de que la sociedad se entere de lo que le atañe.

Aunque realmente, medios para informarse hay. El que no sabe es porque no quiere.

Europa: en qué manos estamos

Eurogrupo con Wolfgang Schaeuble, ministro alemán de finanzas en el centro

Eurogrupo con Wolfgang Schaeuble, ministro alemán de finanzas en el centro

Cuesta creer que pueda darse un cúmulo de mecanismos capaces de suscribir el escandaloso pacto de la UE con Grecia. Y que Europa, sus instituciones, medios y ciudadanos puedan seguir su marcha como si nada hubiera pasado. Cuando lo ocurrido lo cambia todo y nos sitúa en un escenario en el que sólidos valores se resquebrajan. El suelo de la democracia se hunde bajo nuestros pies. Y queda patente la ineficacia demostrada y la dudosa calidad de unos líderes a los que una persona sensata no dejaría ni al cuidado de una olla en el fuego.

El hecho definitivo es que Alemania propuso endurecer las condiciones del rescate a Grecia solo porque el gobierno de Tsipras había decidido consultar a sus ciudadanos sobre recortes que les afectaban y encima osaron votar No. Y que el resto de los países secundaron la voluntad alemana, pese a que nadie creía que la elegida fuera la solución. Y pasando por alto lo injusto de la medida.

La idea parte de Wolfgang Schäuble, el estricto ministro de finanzas democristiano alemán.  Cada vez se ve más claro que ofreció a Tsipras unas condiciones inasumibles para que se fuera del euro como defiende, pese a que ahora lo niegue. Dado que el club no prevé la expulsión de un socio, se le acribilla para que tome por sí mismo la decisión de irse. Es preciso insistir: los requisitos son mucho más duros que los rechazados por Syriza y no tiene lógica alguna, entra en otro terreno.

Los líderes europeos, de nuestros respectivos países, van y “toman la decisión por consenso” dice Schäuble. Y es cierto que fue así. De Guindos andaba presionando a ver qué había “de lo suyo” para presidir el Eurogrupo, incluso al Ministro de economía griego, recién estrenado y con un duro entuerto que resolver. Los demás llevaban muchas horas de reunión, había que acabar. Así se toman las decisiones sobre la vida de las personas en esta Unión Europea.  Estaban reduciendo las miserables pensiones de los jubilados griegos, elevando los precios al pasar el IVA del 13% al 23% en un país depauperado o agudizando la precariedad de sus servicios que –como en el caso de la sanidad-  tiene víctimas palpables. Mandando vender lo poco que ya queda del patrimonio griego. Pero eran muchas horas de reunión y lo que plantea Alemania es incuestionable. Desde su Olimpo, aprietan el botón y a casa.

Las diferencias evidenciadas entre Schäuble y Merkel pueden indicar la rebelión de un Ministro de Finanzas –en ascenso de popularidad entre los alemanes- que tomaba decisiones políticas cuando se le exigía un trabajo técnico. Y lo sigue haciendo al culpar –en diatriba con el Nobel Paul Krugman al que como todo prepotente neoliberal menosprecia- al actual gobierno griego de los problemas de su país. Se atreve a decir que “hace medio año Grecia se estaba preparando para salir a los mercados de capital, hoy está arruinada”. Olvida mencionar que su candidato, Samarás, se había comprometido a más recortes para la población. Si se destina la mayor parte de los recursos al pago a los bancos –ése es el fin- se sale a los mercados y a la plaza pública y a alta mar si se tercia. Es lo que está haciendo Rajoy, andamos en la primera fase: acumulación de deuda y recortes. Draghi entretanto realiza su papel –político- cortando el grifo a Grecia y apoyando a países como España en el mismo día.

A Tsipras lo acorralaron, no le permitían ni irse y tenía antes que aceptar el menú preparado por el cónclave. No debió hacerlo, bajo ningún concepto. Debió volver a salir a denunciar cómo se las gasta esta UE. En el Parlamento griego después, no fue el pueblo quien votó  aceptar la claudicación, el pueblo griego hacía dicho No a las duras condiciones de Bruselas ¿cómo iba a querer redoblarlas acompañadas de fuertes dosis de humillación y venganza… de irracionalidad como fondo? Es muy probable que Tsipras salga del gobierno más pronto que tarde. Pero nada cambiará para los griegos si no es a peor.

Lo terrible, pues, es cómo llegaron a esas decisiones y quiénes lo hicieron. Con qué soberbia y falta de humanidad. Con qué desconcierto y frivolidad. De nuevo nos situamos ante ese engendro que ha creado la UE. Se diría que a Juncker, como antes a Barroso, los tienen como representación y para gestionar sus cosas, pero la Comisión, el gobierno, no posee suficiente poder. Aún otorgan otra presidencia semestral por países. Luxemburgo la ostenta ahora, heredada de Letonia. No pintan nada pero queda muy decorativo y “plural”. Los que mandan son los jefes de Estado y de Gobierno, es decir el Consejo Europeo. Y no por igual, prima lo que dice Alemania y la jerarquía va en degradación hasta llegar a la irrelevancia de varios países –muy en precario ahora la de España-. En la práctica el trabajo lo elabora el Eurogrupo –los ministros de Economía y Finanzas-, un órgano “informal” de inaudito poder decisorio. Ahí Schäuble ha tomado el mando. Deberían explicitar que votar a Rajoy, por ejemplo, es votar a Schäuble y a Merkel. Votar a Rajoy… y a muchos otros.

Técnicos del FMI afirman que este nuevo rescate no funcionará. Cualquier economista o político sensato e independiente lo sabe y lo dice. Pero ya se ha creado la cortina de humo, lacra de nuestro tiempo, en el que editoriales y tertulias, periodistas llamados a crear opinión, defienden la bondad de este pacto ominoso. Ya se ha olvidado el disparatado endurecimiento de las condiciones, como castigo o listón a elevar para resultar intolerable. Es igual, hacen sus cábalas y pronósticos. Al margen de la realidad. En defensa de sus intereses políticos. No hay más que mirar los resultados: el yugo de la austeridad alemana no ha funcionado, cada día son mayores sus destrozos, hasta el norte europeo está tocado como explica Paul Krugman. Pero todo forma parte de lo mismo, hasta nuestros más diminutos asuntos locales están contaminados de esa inmundicia. Las personas reales no importan. No importa su dolor y frustración que es lo único que se va a sacar de esto, al margen de dar satisfacción a la soberbia alemana.

Creíamos pasados los tiempos de las aristocracias absolutistas, del poder omnímodo y arbitrario que ha dominado la humanidad durante siglos. Todos estos delegados –son eso- responden sin embargo a un principio democrático de  sufragio universal. No puede estar pasando lo que vemos y sufrimos. No podemos consentirlo. Es intolerable sentenciar y redoblar la pena por haber invocado la democracia. ¿Qué nos espera con esta gente, con toda ella en Europa y en nuestros países? ¿Qué más serán capaces de hacer? Millones de ciudadanos nos encontramos en estas manos  cuando menos irresponsables. Alguien de todos ellos debería salir y deshacer el fiasco. Y ya tarda.

*Publicado en eldiario.es

La Web de Carmena y otras hipocresías del periodismo oficial español

carmena,boyero

La columna la firma en El País el crítico cinematográfico Carlos Boyero. El mismo periódico que hoy da certificados de radicalidad y “centralidad” y que nos lleva a diario de zozobra en zozobra a quienes un día lo admiramos como ejemplo. Al ABC lo tenemos lanzando portadas de esta guisa, en total impunidad.

abc.derrocar

Su director es opinante fijo en RTVE.

Su colega Marhuenda no sale tampoco de las tertulias de opinión.

De esta guisa vienen hoy los principales diarios escritos:

kiosko.19dejulio

Y sin embargo la bronca de la semana es que el Ayuntamiento de Madrid ha creado una web para desmentir noticias que considera falsas, aportando pruebas que las rebatan. En privado, periodistas serios no ven objección alguna, de hecho esas páginas existen en varios países y organismos, hasta la UE dispone de una. Lo que ocurre es que públicamente se manifiestan menos. Miguel Ángel Aguilar sí, preguntaba a las Asociaciones de Periodistas su opinión sobre RTVE.

Y es que tanto la FAPE, Federación de Asociaciones de la Prensa de España, como la APM de Madrid han cargado a fondo contra “la Web de Carmena”. Le ven “un halo de censura”   al igual que toda la caspa que publica -no confundamos con periodismo todo lo que se publica-. Listas negras de periodistas, dicen. ¿De periodistas? pregunto yo. De mentirosos, manipuladores y partidistas igual cuadraba más. El asunto es tratado hasta haciendo gracietas por ese otro sector de la banalidad que también se ha insertado en nuestra profesión.

“El papel del periodista es ejercer ese contrapoder imprescindible en la sociedad y que garantiza a la ciudadanía el derecho a recibir información libre”, declara Elsa González presidenta de la FAPE. Exacto, ese debería ser el papel aunque no parece serlo mucho últimamente sino todo lo contrario. Contrapoder dice.

larazon_reconquista

¿Y el PP? El PP ha salido en tromba. Con esa gran adalid de la libertad de expresión que es Esperanza Aguirre o con sus portavoces Hernando y Casado. Esto es propio de “regímenes totalitarios”, dicen. Con un par.

Como digo, son pocos los periodistas que se manifiestan públicamente -y es bien sintomático del clima que vivimos- acerca del ataque político a Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid… mientras le aguante el cuerpo ante el acoso sistemático de la prensa “independiente”. Que una cosa es crítica al poder -consustancial al periodismo- y otra esta locura.

Escuchaba a un periodista argumentar que la web no tiene espacio para comentarios que rebatan lo expuesto. Lo decía en una radio. Pues ahí tienes tu altavoz, en tu radio, como otros en sus periodicos y televisiones. Un total despropósito. En unos casos por simple corporativismo, en otras con bastante peor intención. Es de locos pensar que el periodismo puede publicar informaciones falsas y que haya que aguantarse. O utilizar, como decía la presidenta de la APM los mecanismos que ya existen. Sí, quizás la publicación en página impar y abajo de una nota tras meses de dilación.

Juan Tortosa se muestra enfurecido en su blog de Público y en Twitter. En particular con esas asociaciones de periodistas tan discretas criticando al poder o al periodismo manipulador. Tantas fotos y actitudes lo demuestran…

Juan Tortosa en Público

Juan Tortosa en Público

Infolibre trae hoy una jugosa información sobre La red de “periódicos fantasma” de la trama Púnica vinculada esencialmente a ayuntamientos del PP y al del PSOE de Parla (Madrid) y en el que está implicado -y en prisión- el que fuera número 2 de Aguirre y tertuliano de pro, Francisco Granados. Hay gente  “trabajando” en las redes a favor de políticos.

punica.red

Comunidad Valenciana, Madrid, León y Murcia, “cuando el alcalde pagaba 2.000 euros tenía derecho a un redactor” que, por entre 200 y 400 euros al mes, le manipulaba una información negativa o le creaba otras que la contrarrestaran.  Pero la red tenía, según la información de Infolibre, más clientes de postín.

punica.infolibre.fragmento

¿Dónde están la FAPE y la APM para comentar todo esto? Es de gran entidad, dado que se disfrazaban o se inventaban los hechos.

La verdad, lo confieso, es que he pensado otra cosa al leerlo: que poca falta hacía pagar para lavar la cara de los políticos amigos o cargarse a los enemigos, a la vista de lo que se está publicando ampliamente. Es así de triste.

También he meditado si realmente merece la pena siquiera denunciarlo. Todo seguirá igual. Mecanismos de disuasión, borrado y olvido. Hay gente ahora mismo, en festivo y en verano de ola de calor cobrando por eso. Una miseria o mucho más. Pensemos que sí, pensemos en cuando el periodismo, la información, han logrado y logran aportar datos a la sociedad para contribuir a un criterio más sólido.

Periodismo: cómplice del poder o al servicio de la sociedad

Es una constante: las grandes tribulaciones que está padeciendo la sociedad remiten una y otra vez al papel de los medios que en muchas ocasiones se convierten en instrumentos de manipulación masiva, y no de información. Creo que en todos mis últimos libros o capítulos de libros he llamado la atención sobre ello.

Cuando se estudie el tenebroso periodo que estamos viviendo, se verá el papel decisivo que los medios de comunicación tuvieron en la consolidación de un sistema que cada día añade mayores injusticias y mayor corrupción de sus ejecutores, en endulzar la estafa para hacerla tragar. (ReaccionaDos 2015) Porque es cierto que la gran diferencia con otras épocas de la historia es que ahora la comunicación es global y puede lanzar mensajes idénticos como bombas expansivas.

Maruja Torres en su artículo de este jueves para eldiario.es se fija también en este hecho. Se diría que el asalto neoliberal disparó la táctica. Se lanzaron al abordaje, sin dar ni tiempo a respirar tras la caída del Muro de Berlín dado que el Consenso de Washington se promulgó el mismo mes de Noviembre de 1989.

Esto dice Maruja Torres:

He tardado en leer al joven y emblemático periodista de izquierdas británico Owen Jones, y al principio de su segundo libro, El Establishment, la casta al desnudo, cuenta por qué se produjo el éxito del thatcherismo, de qué modo trabajaron las fuerzas conservadoras para recuperar un poder que creían haber perdido a partir de una posguerra en la que se abrió mano a los derechos de las clases consideradas como inferiores. La idea de que la revolución conservadora era inevitable, y de que también lo era poner en su sitio a sindicatos y trabajadores para asegurar el bienestar del país, fue penetrando la malla social gracias al trabajo de numerosos think tank de derechas y a un montón de dinero que fue invertido en colocar en puestos clave de los organismos de manipulación de masas a jóvenes despiadados y ambiciosos. Fue una operación lenta pero brutalmente eficaz que condujo a la desregulación de los mercados y la corrupción que finalmente ha sido descubierta en todos los países que se entregaron al neoliberalismo inaugurado oficialmente por Thatcher y su compinche Reagan: incluido el nuestro. Leed el libro, si no lo habéis hecho ya, vale la pena.

Recalquemos: “un montón de dinero que fue invertido en colocar en puestos clave de los organismos de manipulación de masas a jóvenes despiadados y ambiciosos”. Y coló, cómo no iba a hacerlo.

La ejecución de Grecia como castigo ejemplar a navegantes que pretendan intentar otra cosa, una política para la ciudadanía, nos ha vuelto a mostrar a qué extremos puede llegar el poder para defender su… negocio. Se obliga a comprar armamento a Alemania, se cortan pensiones, sí o sí, y encima se les humilla con recochineo. Como no haría un animal, sino un ser de los que caminan a dos patas.

grecia.eurogrupo.Dijsselbloem

Lo de Grecia es un escándalo. Tanto políticamente como en su tratamiento informativo. Acudo ahora a Íñigo Sáenz de Ugarte  que comienza así su, de nuevo, excelente artículo.

Primero, fueron los líderes de la eurozona en la noche del martes y a partir de ahora serán los demás los que señalen con el dedo a Grecia y a su Gobierno. No se toma una decisión de consecuencias tan dramáticas e imprevisibles como la expulsión de un país de la eurozona sin preocuparse antes de que no aparezcan tus huellas dactilares en la escena del crimen y de armar un relato en el que las culpas vayan dirigidas a la víctima.

Finalmente os remito al economista Juan Torres López que, mira por dónde no es llamado prácticamente nunca a las pizarras del espectáculo informativo. De su documentada reflexión ( La Europa totalitaria en evidencia) destaco estas ideas:

 Al pueblo heleno no le van a perdonar que haya tirado de la manta para poner en evidencia a la Europa totalitaria que con palabrería vacía gobierna en contra de lo que quiere la mayoría de los europeos.

Las autoridades europeas y los economistas que defienden las políticas que se vienen imponiendo en Europa en los últimos años se empeñan en presentar las cosas como resultado de una disyuntiva: o se hace lo que dicen ellos, o vendrá el caos. Basta oírlos día a día en los medios de comunicación, donde aparecen sin descanso.

Por un lado, se presentan ellos y sus propuestas sensatas y cargadas siempre de una lógica que a primera vista suena como indiscutible: hay que moderar los salarios y eliminar derechos laborales —aunque a esto lo llaman flexibilizar— para que se creen puestos de trabajo, hay que reducir los gastos del Estado en servicios públicos o en pensiones porque suponen una carga que no nos podemos permitir, los impuestos son innecesarios y es mejor bajarlos, hay que privatizar las empresas y servicios públicos porque los privados funcionan mejor y todo eso es todavía más imprescindible ahora porque hemos de reducir la deuda por encima de todo… En ese bando están Merkel o Rajoy y los economistas que los acompañan con su fundamentalismo ideológico para justificar estas medidas que a la postre solo están beneficiando a las grandes empresas y patrimonios. En el otro lado estamos todos los demás, los que no sabemos nada —según dicen—, los que solo vamos a traer el caos y la pobreza, los que con nuestras propuestas haremos que salgan capitales a montones, los que arruinaremos a los pensionistas y haremos que el paro se multiplique. Ahí están ahora, Syriza o Varoufakis.

Da igual que junto a estos últimos se encuentren premios Nobel de Economía como Krugman o Stiglitz y muchos más como ellos, de primera fila y de valía reconocida desde hace años en las instituciones académicas más rigurosas del mundo. Da igual que los datos demuestren sin ningún tipo de dudas lo que es evidente: que quienes dicen que no saben nada han sido los que supieron predecir lo que ocurrió, mientras que quienes han producido una crisis gigantesca, millones de desempleados, quiebras bancarias, huida de capitales, destrucción de cientos de miles de empresas, la ruina de pensionistas y de millones de familias son los que ahora se presentan como los únicos sabios capaces de solucionar los problemas que tenemos. Y da igual que las hemerotecas demuestren sin lugar a dudas que todos ellos se equivocaron, que negaron la crisis o dijeron que sería pasajera o sin importancia, y que no supieron prever lo que iba a suceder. Ahora, los que más erraron en sus predicciones se empeñan en decirnos que saben lo que hay que hacer para afrontar con éxito el futuro”.

Sí, da igual. Porque siempre habrá una “noticia” o tertuliano que siembra la duda, o que entretenga lo suficiente para distraer la atención. Un político, como el nuevo portavoz del PP, que utilice una información de atracos en Grecia durante el gobierno de Samarás para decir que Syriza es un caos y que donde esté su partido no hay color. Y no se puede competir. Ni ya desde las redes sociales apenas.

Ando hablando con algunos compañeros de RTVE. Estamos preocupados por la salud de un gran realizador y la charla se va a otras inquietudes. Convenimos que nunca la televisión pública estatal ha vivido una etapa peor. Nunca. Porque durante toda su trayectoria hubo profesionales que no se conformaron. Informe Semanal nació en 1974. Vivo aún Franco. Yendo siempre un poco más allá de lo admitido por la censura. El esperpento que hoy se sigue emitiendo con el mismo nombre da idea de lo que estamos hablando.

Es cierto que ahora las empresas periodísticas, quebradas o en el borde del precipicio por sus muchos errores (empresariales y de los otros), parecen un téntaculo más del poder, de ese poder que está aprisionando a los ciudadanos ya hasta sin disimulos. También resulta evidente que en ese maravilloso mundo que nos vendieron desde Thatcher, el paro se ha agudizado. Y que comer es una necesidad perentoria, incluso para los pensionistas griegos hoy sacrificados. Este gobierno que aspira a repetir y que contará con medios de “información” que le ayuden a conseguirlo nos ha atizado hasta leyes y códigos mordaza. Pero sí se puede. Que nadie crea que no entrañaba riesgos informar en tiempos pasados. Siempre ocurre en mayor o menor medida. Es que el periodismo es, entre otras cosas, informar de lo que el poder no quiere que se sepa. Y por algo no quiere.

Se ven portadas, editoriales, titulares que sonrojan. Se escuchan y se ven auténticas barbaridades sembradas para hacer un daño devastador. Y luego hasta les quitan a algunos el plato de lentejas por el que se han vendido. Les he visto bajar la cerviz y besarles los pies  y… salir luego despedidos en un ERE. De los de una mano delante y otra detrás, los duros.

Siempre se puede ir más allá. Hay que elegir, ésa es la clave. Entre ser cómplices de un poder cuyas acciones avergüenzan a poco que se tenga un atisbo de ética, o informar verazmente como servicio a la sociedad. Todos nos jugamos mucho en ello. Otro periodismo, el periodismo en realidad, asiste a un momento brillante en Internet, eso es cierto. Los caminos existen. Y quien quiera puede saber lo que ocurre.

Pero la auténtica disyuntiva es por qué camino opta el periodista o el lector: manipular o informar. A quién sirve, a la codicia y sus trampas o a la verdad.

fontdevila.malentendido.grecia

Apuntes sobre el No de Grecia

grecia.merkel

La foto la ha difundido unos de los jefes de la Agencia Reuters. Angela Merkel estaría entrando de esta guisa a la Cancillería alemana en la mañana de este lunes.

El humoristas Omar lo veía con esta rotundidad.

omar.merkel.rajoy

La campaña de coacción a los griegos para que aceptaran las condiciones leoninas de Bruselas, sus organismos múltiples y el FMI no tiene precedentes. Las televisiones privadas griegas estuvieron 24 horas diarias apoyando el Sí, sin dar cabida a ningún partidario del No. Periodistas en Atenas llegaron a contar la oferta de una telefónica que daba minutos gratis para el móvil por un sí acreditado. Y sin embargo los griegos perdieron el miedo y dieron un NO atronador.  A veces es que el hartazgo y la rabia se disparan. Para los que  no sepan inglés es lo mismo que dijo la diputada del PP Andrea Fabra a los parados recortados.

grecia.fuckyou

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, se quedó atónito al ver un resultado tan abultado a favor del NO. Terminan por creerse sus propios deseos.

Grecia.Referendum.Dijsselbloem

Ni Syriza esperaba tanto. Pero se arriesgaron porque algo que hay que hacer cuando el abuso llega a límites desproporcionados. Y es esto lo que se dilucidaba.

oxi.nai

Otros tienen una actitud muy diferente con el poder.  Suele irles muy bien personalmente, saltan de cargo en cargo. Con unos sueldos estupendos.

deguindos.lagarde

Yanis Varoufakis en cambio no parece tener apego al puesto, le importa más el fin a conseguir. Esta mañana nos ha invitado a desayunar con su dimisión. Para facilitar la negociación con los acreedores, ha dicho. Llevará con orgullo su odio, deja como declaración impactante. Porque sí es cierto que no le podían ver. Y se ha apartado. Él mismo ha explicado las razones en su blog.  Argumenta esto sobre todo:

En la izquierda sabemos cómo actuar de forma colectiva sin importar los privilegios del cargo. Apoyaré totalmente al primer ministro Tsipras, al nuevo ministro de Finanzas y a nuestro Gobierno.

El esfuerzo sobrehumano de honrar al valiente pueblo de Grecia y al famoso ‘oxi’ que han trasladado a los demócratas de todo el mundo acaba de comenzar”.

Anoche salió en camiseta a comentar el resultado del referéndum para delicia de los sin corbata. Y hoy se ha ido. En moto. Libre. Le echaremos de menos.

varoufakis.dimite

Aquí siguen empleándose a fondo para que no sé  extienda la epidemia… de democracia. Contaba estos días Ana Cañil  cómo la desigualdad ha venido marchando al galope en Grecia, ahogando toda posible recuperación por esta senda. Esto va a cargo de quienes se venden por un plato de angulas o de lentejas para difundir tanta mentira y para hurtar tanta información.

Así venían hoy los periódicos españoles. Todos los destacados diciendo que los griegos rechazaban Europa, cuando lo que rechazan es la austeridad que les ha ahogado. Y este par de ejemplos extremos. Y habituales.

abc.grecia.referendum

razon.grecia.referendum

Los políticos declaraban sus cosas arrimando el ascua a su sardina.  Hasta Albert Rivera, la gran esperanza de la derecha que se esbafa por momentos, se ha subido al carro con un gran zasca de Pablo Echenique, el lídere de Podemos en Aragón.

rivera.echenique

Mucho por andar, se lo pondrán difícil a los griegos. Hablamos de religión. El neoliberalismo lo es. Exige creer en lo que no se ve, porque lo que se ve son los estragos de la austeridad y el beneficio de los elegidos.  Para eso sí funciona.

La UE ha quedado con sus vergüenzas al aire.  La democracia muy mal parada en el conjunto de Europa y renacida en su lugar de origen: Grecia.  Amplío este punto en eldiario.es. Lo publicaré también aquí. Porque tenemos un problema y se llama Europa, con más precisión: el mando actual de Europa y su diseño de lo que es este club.

fontdevila.malentendido.grecia

El perfume de Rajoy

rajoy.rezando

Nació entre algodones y encajes en casa conservadora de provincias y no arrojado al suelo en el maloliente mercado levantado sobre el Cimètiere des Innocents en el París del Siglo XVIII. Y, sin embargo, la búsqueda de razones a la personalidad del presidente español Mariano Rajoy encamina más al perfumista Jean-Baptiste Grenouille, hijo magistral de Süskind, que a cualquiera de sus símbolos anteriores. El jardinero Mr. Chance, por ejemplo, era demasiado tierno para definirle. A Rajoy se le fue conociendo poco a poco, sobre todo los menos avisados.

Quienes repiten hasta la extenuación la falta de aptitudes de Rajoy no reparan en la labor que ha llevado a cabo con una precisión matemática. No hace falta desde luego mucho más que dedicar todas las capacidades al objetivo. Un “tonto”, como dicen es, no desmantela el Estado del Bienestar como lo ha hecho Rajoy, ni consuma un plan tan idóneo para ejecutar cuanto se propuso.

He vuelto a releer El Perfume, de Patrick Süskind, siguiendo esa pista. Y no he sido la única, por lo que leo. Gran impacto el de aquel sobrecogedor bestseller publicado hace ya 30 años. Aunque vivimos tiempos que llevan más a comprar aromas que a detectar sus componentes. Es así en todos los órdenes de la vida y sus causas profundas. Lo cierto es que contamos con un peculiar presidente cuyos rasgos de carácter suelen analizarse, al no entender que alguien de sus características haya llegado a tantos altos menesteres. Su indecisión para adoptar resoluciones. Su afición a ocultarse tras un plasma para no responder directamente a periodistas, por si hubiera alguno incontrolable entre ellos. Un auténtico empecinamiento en ignorar las matemáticas democráticas al insistir en que debe gobernar la lista más votada aunque no tenga mayoría. Su pasión por mentir o ver el mundo como si él y su pensamiento fueran la única verdad, el patrón a seguir.

Entretanto, él no perdió un minuto para “extender el paño” y “proceder a untarlo con la pasta de grasa” y comenzar la tarea. “Era un trabajo que requería su tiempo, ya que se trataba de distribuir la grasa en capas de diferente grosor según el lugar del cuerpo que tocarían las distintas partes del paño”, explicaba Süskind. De ahí saldría el perfume único.

La reforma laboral, para empezar. Induciendo la docilidad por la incertidumbre. A continuación, los recortes en sanidad y educación, según mandato estricto del Consenso de Washington con el que el neoliberalismo marcó “la hoja de ruta” pocos días después de caer el Muro de Berlín. Los perfumistas del mundo saben, como los de aquí, las fragancias y ganancias que se obtienen con estos materiales sensibles. Cada reforma del PP, en cada uno de sus ministerios, ha sido –y es– puntada con hilo, espátula que se lleva la esencia aromatizada. Sin importar de dónde proceden y quién sufre por ello. Y así se compone ese perfume exclusivo que convierte a España en líder mundial del incremento de millonarios el año pasado. Apesta a dinero, a desigualdad.

Cada persona del equipo parece haber sido seleccionada minuciosamente para cumplir el fin. Pocas se hubieran avenido a hacer de pinches en faenas tan serias como Fátima Báñez, Ana Mato o José Ignacio Wert. Y rastreando –que tanto se lleva- encontramos muy adecuados talentos en el resto. Desde la vicepresidenta -indispensable en la eficacia del proyecto- al curtido Luis De Guindos. Presidente para España y Portugal de Lehman Brothers hasta su quiebra, espoleta de la crisis, como ministro de economía, brindó a la UE en bandeja  las cabezas de los asalariados con aquel explícito: “La reforma será extremadamente agresiva”. Para definir más su identidad, vemos que el capital más turbio aplaude su gestión que tanto les ha favorecido.  Si seguimos por Morenés en Defensa, Fernández Díaz, Montoro o los sucesivos ministros de Justicia, constataremos que el taller se reclutó a la perfección.

Porque, para redondear el trabajo, faltaba que los tribunales de justicia tuvieran la composición política que hoy tienen. En particular el Constitucional. Y que todo el equipo funcionara como una piña para consumar el recorte de libertades que evitara protestas. El 1 de julio entran en vigor la Reforma del Código Penal y la Ley Mordaza, recibida como ominosa y de regreso al franquismo también por medios internacionales como The New York Times.

Una oposición política a la altura de las circunstancias no lo habría consentido. Hay resortes para evidenciar lo que estas modificaciones representan, cuando se cuenta con avales hasta del Consejo de Europa que se escandalizó ya desde el borrador. Unos medios con menos argollas serían más contundentes, pero ése es otro de los ingredientes básicos de la pócima. Una ciudadanía adulta y digna tampoco lo hubiera aceptado. Ni las instituciones del Estado. Todas, comenzando por lo más alto.

El trabajo llevado a cabo por Rajoy –y el que está por venir a la vista de su irritación por perder poder– ha sido una pura filigrana. Diseccionando, tirando y cosiendo y, en la línea Grenouille, sin la más leve empatía por las víctimas de sus experimentos. Ninguna. Adecuando el envase, allanando la venta. Seguirán distribuyendo zanahorias de distracción pero la verdad es que a partir de la semana próxima la crítica y la protesta están gravemente sancionadas en España.

El hedor de la complicidad se olfatea desde la lejanía. El olor a vacuidad es intenso en el presente. A sociedad narcotizada. A madera de las que se forjan las escaleras de trepar. A colonia vieja que rancia el ambiente y descompone el cuerpo. A trabajo también. A cambio alentador aunque, de momento, a distintos ritmos de los esperados. A camino por andar. Con mordaza. De nuevo.  Rajoy y su taller acumulaban aún demasiado perfume de indeseable pasado en sus armarios. Ese envenenado ingrediente que lleva décadas aturdiendo el funcionamiento de la sociedad española.

Antes, en y después del #15M

  • Antes del #15M

  • En el #15M

Titulé mi crónica presencial: Despertamos. 

Lo vieron antes los medios internacionales que los españoles.

15m.wpost

Aunque muchos supieron que algo importante sucedía…

forges.harturaroto.envejecieron

Verdades como puños, sueños como alas…

15m-chorizo1

15m.dontbelieve15m.soñar.dormir

Tras el #15M, cuatro años después:

ferreres.realacademia

jrmora.aguirre.prensa

soraya.wert.lluviaartsenal.pp.ciudadanos1jrmora.aguirre.perromundo.encuesta24m

Hay situaciones que resulta casi imposible resumir. Han sido someres apuntes.

El futuro. El más cercano pasa por el 24M, cita con las urnas, con la historia, con la dignidad.

Esto sí fue #MarcaEspaña, asombramos al mundo. Salir de la cueva de la caspa y del shock es posible.

España, camino del “subdesarrollo” humano

España desciende estrepitosamente con Rajoy en los índices de desarrollo humano.

En 2008 publiqué “España, ombligo del mundo” y en él incluí los datos del Índice de Desarrollo Humano (IDH) que elabora la ONU.  Otros organismos como el World Economic Forum, o Foro de Davos, también realizan su clasificación. La idea es que para hablar de Desarrollo hay que tener en cuenta otras variables, no solo las anotaciones contables macroeconómicas.

Y es que la economía de los ciudadanos ha de tener más ingredientes que las grandes cifras, éstas han de repercutir más en quienes viven y trabajan para sostenerla. La economía de la salud, ciencia que se imparte -o impartía, ya no sé en estos tiempos-  en las Universidades, habla de otras cosas: la riqueza humana, la riqueza en educación y en sanidad, en servicios. Un país no es verdaderamente rico si sus habitantes no gozan de estas prestaciones a un nivel adecuado. Al mismo del Estado.

Esas son las variables que valora la Organización de Naciones Unidas, en su Índice de Desarrollo Humano, estudiado con abrumadora amplitud de medios. Pues bien, en 2008, bajo el gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, habamos ascendido al puesto número 13.  Partiendo del 19 en el que quedó con el Gobierno de Aznar.  En 2008, incluso Alemania, Italia y el Reino Unido estaban por debajo de nosotros, la eficiencia del Sistema de Salud y menor paro, influían sin duda. Finlandia y Noruega eran los países en donde mejor se vivía -y se sigue viviendo-  del mundo. En general en los países nórdicos residen “ciudadanos”, esos entes que se preocupan del bien común.

Después vendría la Troika con la rebaja, a la que Zapatero sucumbió.

Pues bien, España ha pasado a estar en el puesto 27, en ese mismo índice, de la ONU. En 2014.

Nos llega también el índice del World Economic Forum, Human Capital Index, mucho más orientado al mercado. Ahí estamos ya en el puesto 41. Así se resmía en esta publicación:

El índice mundial de capital humano coloca a España en un pésimo puesto, 41, para poder competir globalmente

  • El World Economic Forum publicó ayer su Human Capital Index, segmentado por edades, en donde se aprecia la gran penalización de España por el desempleo
  • El hecho de que en los estratos de edades jóvenes, España destaca por la gran facilidad para captar gente capacitada, es esperanzador
  • Estados Unidos y Alemania están lejos de las primeras posiciones, que encabezan Finlandia, Noruega, Suiza, Canadá y Japón.

Y aquí para quien quiera bucear en la fuente original. Y en cabeza de nuevo los países que cuentan con mayoría de “ciudadanos”, de personas que piensan y no se dejan manejar tanto. Que piensan sobre todo en lo mejor para el conjunto.

Y es cierto, la España del PP ha recortado en los valores que forman el bienestar de los ciudadanos. Insistiré en que en otro índice, el Bloomberg, el Sistema Nacional de Salud ha pasado de ser el 5º más eficiente del mundo (eficiente por el empleo de sus recursos) al 14, en 2014.  Es de imaginar cómo está ya en 2015 y cómo estará si seguimos por este camino.

Íbamos a mejor, mucho mejor, la España de Rajoy va al abismo… ciudadano. Al subdesarrollo humano. Unos cuantos se están enriqueciendo como en los mejores tiempos, a costa de la mayoría. Qué casualidad que hoy mismo, “Bruselas” pida más “moderación” salarial.

rajoy.enérgico

Mientras escribía esto, llega la noticia en la que tanto insisto: ha vuelto a crecer la deuda pública. Rajoy, su Soraya y su De Guindos, sus Montoros y Cospedales, al frente, nos han endeudado en 303.000 millones más en esta legislatura, hasta sobrepasar el billón de euros y casi el 100% del PIB. Esto es impagable. Nos ata.

El triunfador camina hacia la meta. Apoyado por personas y medios de fines poco limpios. Por Ciudadanos barbilampiños que vienen a apuntar el sistema neoliberal. A él, a ellos, les esperan mullidos colchones, engrasadas puertas giratorias, y cuentas aquí (o en Suiza algunos). A los demás, ya se sabe. Pero aún así hay quienes se empecinan en seguirle así nos estrellemos todos.

triunfador-llegando-a-la-meta-elroto-elpaisgmail-com

evolucion.derecha.española

borregos

Si votas privatización de la sanidad ¿es raro que la privaticen? Si votas corrupción ¿te extraña que nos roben?

cristalesrotos.araña

Es asombroso. Tiras un vaso de cristal al suelo y, normalmente, se rompe. Prendes una cerilla en unos papeles untados de gasolina y se encienden. Si no les echas agua, se queman. Dejas de suministrar comida a un pájaro enjaulado y se muere. Le suprimes las medicinas a un enfermo y también, o al menos se siente mal. Dejas un helado al sol y se derrite. Colocas a 23º bajo cero una merluza y se congela. Abres un grifo en el primer mundo y sin haber privatizado el servicio, y ¡sale agua! Enseñas a pensar por sí mismas a las personas y son capaces de deducir sobre datos previos. Incluso de relacionar hechos con consecuencias.

España es famosa por haber disuadido el pensamiento racional y el pensamiento crítico en sus múltiples planes de educación, buena parte de ellos ideológicos. Algunos fueron más positivos de lo que se dijo, otros serán más negativos aún de lo que se prevé. Con un brutal atraso educativo, propiciado por los distintos prebostes, recuperó en el último tercio del siglo XX el rumbo. Pero la educación en este país ha dependido mucho del maestro que te tocara y de las luces de la familia o de los propios interesados; algo, bien es verdad, en lo que somos excepcionales.

Las personas que utilizan la lógica coligen que alguien que miente y no le pasa factura, difícilmente dejará de hacerlo. Entienden que quien roba y trampea sin consecuencia negativa alguna, continuará en la tarea que tantos réditos le proporciona. Llegan a la conclusión de que aquellos políticos que solo piensan en su beneficio no obrarán por el bien de la sociedad. Y, los más literales, que en una pocilga no crecen plantas sanas. Ni Perogrullo lo diría con mayor simpleza, pero se observa una clara dificultad en muchos ciudadanos de hacer deducciones de este cariz.

Uno debe plantearse una serie de cuestiones elementales antes de tomar decisiones de trascendencia. Atendamos al caso que está contando eldiario.es sobre los papeles de Naseiro como ejemplo:

Según esta documentación, un partido político crea una caja B en la que mete dinero sucio, negro, tiznado, de donaciones no declaradas ni aclarados sus fines, de comisiones y trapicheos. Con ese dinero paga sobresueldos a discreción y campañas electorales de lujo que le colocan en situación de ventaja sobre sus competidores. La pone en marcha desde el momento que se funda el partido. Y pasan las décadas y todo sigue igual. Trabajando por los objetivos previstos.

La ley española no ha castigado la financiación irregular. Sí, el cohecho, pero no es fácil probarlo, especialmente si no se pone mucho empeño en ello. El diseño de la justicia se pergeña deliberadamente politizado al depender de cupos por partidos. Al juez que sale díscolo le caen males diversos. ¿Por casualidad?

Los Gobiernos cuentan con medios económicos (procedentes del erario público que gestionan) para subvencionar a empresas, como las periodísticas, de muy diferentes formas. Apenas ningún medio ha hecho referencia a los graves hechos acreditados por eldiario.es respecto a la financiación en B del PP. ¿Por qué será?

En plena y agobiante campaña electoral ya, se lanzan encuestas como dardos. Y opiniones como si no hubiera mañana. Lo hay, y muy comprometido para todos. Se trata de pescar en el mar revuelto de una sociedad que –según los sondeos– parece mostrar unos vaivenes impropios de una ciudadanía madura y que en puertas de las elecciones mantiene un elevado porcentaje de indecisos. La dificultad de razonar y sacar conclusiones que evidencia un número decisivo de votantes se ve asistida por quienes les digieren los mensajes. Se ven plumeros de todos los colores y en todas partes. Las personas que saben cuestionar, para deducir, los ven. Muchos otros, no.

Múltiples preguntas a hacerse. Si votas privatización de la sanidad, ¿es raro que se privatice la sanidad? Si en estadísticas oficiales se comprueba que dos millones y medio de personas dejan de tomar medicamentos porque eligen comer, ¿no lo trajo el voto que otorgó ese poder para hacerlo? Si en el mapa de los desahucios farmacéuticos se producen más víctimas donde domina el partido que dictó la ley del copago, ¿qué cabe pensar que alberga la cabeza de esas personas?

Si se han destruido en esta legislatura más de un millón de empleos y se crean puestos de trabajo en precario y mal pagados, por horas y fecha de caducidad, si han descendido los sueldos, ¿quién se recupera?

Si se potencia el ladrillo y el turismo y se cercena la ciencia y la investigación,¿será España un país avanzado y con futuro?

Si los recortes en todos los servicios esenciales para un bienestar que nunca alcanzó al de los europeos no han servido para equilibrar la economía y el PP ha aumentado la deuda pública a más de un billón de euros, tras desvalijar también la caja de las pensiones, ¿dónde está el milagro económico? ¿Por qué no se resalta en la prensa?

Si se dictan leyes y códigos mordaza para una sociedad ejemplar en su protesta, ¿qué fin persiguen?

Y hay más, mucho más. Si un partido tiene el mismo programa neoliberal de FAES, es decir, del PP, ¿cabe pensar que hará políticas distintas? ¿Con quién pactará en consecuencia y quién obtendrá el poder? Si ha recolectado candidatos por diferentes partidos y esquinas con la única condición de lucirupper class y repeinados, ¿ofrece solvencia?, ¿qué intereses defenderá?

Hay otros partidos en liza, claro está. Pero no son por completo de la cuerda dominante del “sálvese quien pueda” que ha triunfado en el Reino Unido y tiene visos de ganar también en España, vía pactos, si la lucidez no lo remedia. Que puede aún remediarlo.

El egoísmo se impone como lema. De ahí que el pobre Adam Smith tratara de sistematizarlo para ser usado y abusado casi tres siglos después. La ley de la selva rige para el más fuerte o el más traidor. El más débil sucumbe aunque pague impuestos para que le pisoteen. Y ni siquiera es regla fija que funcione siempre auparse pisando a los demás. Legiones de jóvenes que enarbolan la bandera de una pretendida libertad absoluta (de mercados, de las otras no hablan) precisarían cambios frecuentes de pañal si les cayera a ellos o sus familias una enfermedad “cara” que no pudieran pagar.

Salvo oportunas huidas a diferentes limbos, nos queda el grueso de la campaña electoral. Caminaremos entre plumas, plumones y plumaje. Hay que preverlo. Y que el escorpión siempre mata a la rana en mitad del río… porque en este caso le esperan en una barca para llevarlo a la otra orilla. Los entusiastas del “yo primero” y el “sálvese quien pueda” en política, ¿se han planteado si quienes la proponen y practican van a favorecer los intereses propios o los de los ciudadanos? Es esencial el pensamiento lógico.

Encender con una cerilla papeles empapados de gasolina solía producir fuego y consunción. Corren a apagarlos sin cuartel, mientras siguen vertiendo carburante. El “sálvese quien pueda” empieza en estos casos por uno mismo. Las víctimas no cuentan. Esas se ahogan en el emplasto, voluntariamente en muchos casos.

Pero imaginemos que todos nos apuntásemos a abandonar la lucha por ese modelo de convivencia que el poder actual y sus colaboradores han destruido. Hasta en el “sálvese el que pueda”, el más tonto es el último.

Todo para los bancos, nada para los griegos y asimilados

varoufakis.efe

La UE le ha ganado una primera batalla a Varufakis. El presidente del gobierno griego, Alexis Tsipras, ha nombrado un nuevo equipo negociador en el que su ministro de finanzas está pero con un papel más atenuado. Varufakis es polémico. Un hombre que no cejaba en sus desafíos a la UE, persistiendo en su irracional actitud de no querer rebajar (más) la vida de los griegos. Se negaba a dar otro tajo a las pensiones, renunciar a la paralización de los desahucios o a aceptar el ajuste fiscal al modo que le reclaman.

Varufakis argumentaba que ya han cedido a algunas exigencias como las privatizaciones (que es mucho ceder), pero a los mandos de la UE no les basta. El Eurogrupo “ redobla sus amenazas a Grecia por no aceptar más recortes”, insistieron en la última y muy tensa reunión del Eurogrupo. Probablemente el nuevo gobierno no rebajara sus exigencias, pero Varoufakis no puede estar solo en primera línea porque la gente pobre o que procede de países pobres ha de ser humilde y sumisa. Recordemos que en los tres meses transcurridos desde las elecciones, Syriza no ha parado de retar a sus socios (o a los socios de sus antecesores de Nueva Democracia y el PASOK) osando querer paliar la crisis humanitaria que aquellos causaron con la ayuda de la Troika. Incluido el BCE de Draghi, antiguo asesor en maquillajes contables dado su alto cargo en Goldman Sachs.

 Grecia les está sacando de quicio. De nuevo un editorial de un periódico español riñe al gobierno de Tsipras por haber cruzado “las líneas rojas”. Y es cierto que las grandes fortunas griegas, esos grandes patriotas que se forraron con gobiernos como dios manda, huyen. Amenaza una crisis de liquidez que en opinión de El País “resulta peligrosa, por cuanto podría generar en cualquier momento un accidente indeseado”. Al menos, que lo parezca, que parezca un accidente. Aunque ni siquiera hace falta.

  Por cierto, también aquí disponemos de patriotas que tienen fuera de España ahorros, libres de impuestos, por valor del 12% del PIB. Algunos de los cuales los han conseguido de forma no ética pero legal como andamos viendo. Ignacio Escolar, en ReaccionaDos, cuestiona las cesiones fiscales en este terreno –además de aportando argumentos técnicos- con esta disyuntiva: “Es como decir que la mejor manera de evitar los robos es legalizar el hurto”. En ello andan.

 Las fuerzas vivas de España están utilizando Grecia como reflejo en la política local. Resulta enternecedor escuchar a la jefa de opinión de El Mundo decir en los encuentros políticos televisados de los sábados:”El BCE financia las cosas de los ciudadanos” para oponer a Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, que sus supuestos afines griegos le están haciendo un feo a tan benéfica institución: el BCE. En realidad y, según su estatus, la entidad “financia las cosas de los bancos” que prestan a los gobiernos y con el margen suficiente para que se ganen unos buenos dineros.

 Y es que la Europa neoliberal también utiliza a Grecia para influir en España. Al punto de preferir que caiga si con ello nos salvan a nosotros. El BCE de hecho emprendió una nueva política de compra de deuda pública como para una boda, en Marzo, casualmente. Y mira por dónde al PP de Rajoy le ha tocado un buen pellizco. Nada a Grecia. Pero es que el gobierno español ya supera el billón de euros de endeudamiento y eso es muy rentable. También en términos de sumisión por hipoteca.

Fuente: BCE

Fuente: BCE

 Ese gobierno español que da por perdidos 40.000 millones del rescate bancario (oficialmente, porque diversas fuentes lo cifran en más). De ése hablamos. Mientras seguimos echando pérdidas a la hucha del olvido. La última por el momento es que enterramos 12.000 millones para “recapitalizar” CatalunyaBanc y hemos recuperado solo 216, el 1,7%. CatalunyaBanc es el banco que compró a buen precio el BBVA.  Como ocurriera con Nova Galicia, adquirida por venezolanos buenos.   Igual que La Caixa se quedó en su día, aún más barato, por 1 euro, el Banco de Valencia. La misma cantidad que pagó el Sabadell por la CAM. Este lunes el juez Gómez Bermúdez pide el procesamiento de la antigua cúpula de la Caja mediterránea por saquear la entidad. Lo cierto es que el rescate millonario previo para sanearla ya lo hemos sufragado nosotros.

Conviene no olvidar que la UE “ayudó” a sus bancos con 1,6 billones de euros en los primeros momentos, hasta 2010, y que luego abrió un grifo crediticio muy favorable. Al tiempo que acudía a inyectar dinero público cada vez que estornudaban.

 Por no extenderse en las políticas del PP en el sector, como la la ley arbitrada en 2014 por la que “las deudas impagadas de las empresas pasan a ser inversiones de los bancos acreedores en el capital de las empresas”, como explica Juan Torres López también en ReaccionaDos. Con lo que se matan varios pájaros de un tiro, según el catedrático de economía: ya no necesitan establecer costosas provisiones o aumentar su capital,  porque ahora ya no son deudas de improbable o imposible cobro sino inversiones.

 Como se ve, los partidarios de “pagar lo que se debe” sin mirarle ni los dientes y plantear intolerables retos para paliar crisis humanitarias, tienen perfectamente claro que tan cumplidora medida rige para los ciudadanos y no para los bancos. De hecho, como no cesa de decir el propio Varufakis, más del 90% del rescate europeo fue a parar a entidades financieras, no al Estado ni a los ciudadanos griegos. Es emocionante ver a españoles de bien dispuestos a entregar su pensión, su sueldo o su futuro para figurar como buenos pagadores en un sistema tan ecuánime.

No soy la única que se pregunta a qué precio nos sale que los bancos financien a la mayor parte de los partidos. Parece que no tienen suficiente con las subvenciones públicas y los hay que ni con los regalos de empresarios como en el caso del PP.

Menos mal que The Economist se ocupa de España. No da un euro por Rajoy. Lo ha sentenciado: “Su futuro es tan incierto como el de los trabajadores españoles”. Y, como pasó con Zapatero, ese veredicto implica entrar en el corredor de la jubilación. A la espera de que nos obsequien con un artículo laudatorio sobre el nuevo valor neoliberal, Albert Rivera, -que el líder de Ciudadanos podrá añadir a su nutrida egoteca– condenemos a los osados Varufakis del mundo empecinados en desafiar el poder de los que con tanto esmero cuidan… de sí mismos. Todo para los bancos, nada para los griegos. O españoles. O portugueses. Pasen, señoras y señores, al carril y depositen su voto libre e informado.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 901 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: