¿No deberían “pedir perdón” los votantes del PP?

Emprendida la senda de las peticiones de perdón –tan falsa como ellos mismos-, no estaría de más que se sumaran los votantes del PP y nos pidieran excusas al resto de los españoles por habernos clavado a semejante gente en el poder. En un país serio, los políticos no piden perdón, afrontan sus responsabilidades. No somos una familia, sino una sociedad civilizada. Pero a los votantes sí podría exigírseles un gesto de ese tipo. La prensa conservadora –tan cómplice de lo que ocurre- ahora anda espabilando y al menos critica algo la corrupción del PP y hasta informa de lo que está sucediendo. Esos electores saben lo que pasa aunque eviten enterarse.

Dirán, me lo dicen, de hecho, que se equivocaron, que con otros también pasa. Pero hay grados en esto. Y la orgía que se han montado saqueando nuestros bolsillos se pasa unos cuantos continentes. Es inaudito que semejante disloque no haya saltado por los aires antes. Muchos lo advertimos. Algunos, para ser exactos, mientras la gran prensa les hacía el juego. No falta un detalle. Los “púnicos” con Francisco Granados, chulito de las tertulias, a la cabeza, están siendo investigados por haberse puesto las botas a comisiones de contratos públicos que podían gestionar al tener mano en la Administración. El modus operandi del PP y su caja B, según el juez, por otro lado. Pero, además, escenificaban hasta ayer la España franquista de “La Escopeta nacional” como si no hubiera pasado el tiempo. Cacerías con juego, alcohol y prostitución (mira por dónde lo que ha “subido” medio punto la economía española). Muchos de estos saraos se hacían en Toledo. Ese lugar donde reina Cospedal habilitando cotos de caza sin ir más lejos. Qué casualidad.

El gran José María Aznar entre tanto, negociaba sustanciosos contratos con el dictador Gadafi mientras concedía premios a la democracia. Ignacio Escolar, director de eldiario.es que ha publicado la exclusiva lo resume aquí y yo destaco este párrafo resumen:

“La información que hemos publicado hasta ahora sobre Aznar y Gadafi no implica ninguna ilegalidad; no le hemos acusado de ningún delito. Pero sí es una tremenda inmoralidad. La de un hipócrita, patriota del dinero como único ideal. La de un cínico, que usó recursos públicos –su oficina de expresidente y a un funcionario que pagamos entre todos– para sus negocios personales, y que encima da lecciones de rectitud y ejemplaridad a los demás. La de un impresentable, que reparte diplomas de demócrata –y que nos embarcó en una guerra ilegal en Irak– mientras trata de “amigo” a un dictador que financió durante décadas el terrorismo internacional”.

Por cierto, otro valor emergente del PP, Pablo Casado, andaba colaborando con Aznar en estos menesteres.

aznar.casado.aguirre

Y para que no nos aburramos de las tarjetas de oro negro de Caja Madrid, se avanza lo que está por llegar: a Fiscalía Anticorrupción analiza ya otras 20 operaciones sospechosas remitidas por el FROB, cuyo monto supera ampliamente los gastos cargados a la entidad por los consejeros en las tarjetas. Serían créditos ventajosísismos para personas de élite y hasta compra de terrenos que tenía Caja Madrid a precios de amigo, casi regalados. La que tenía montada allí esta chusma (parece que más, bajo la dirección de Blesa, a la sazón el que subió de la mano de Aznar) es de escándalo.

Y, mientras, España lidera el aumento de la desigualdad en Europa y es el país más desigual tras Letonia. Tres informes atestiguan esa realidad, terrible en todos sus datos pormenorizados: 800.000 niños han entrado en la pobreza desde aquel aciago día de Noviembre de 2011. Ése es el resumen de la España de Rajoy, de la España del PP, dedicada a fomentar la riqueza de las ya grandes fortunas a costa de los demás.

Y… de nombrar director de informativos de TVE, la televisión pública estatal, al subdirector y jefe de opinión de La Razón ¿qué me decís?

El tipo, Rajoy, pide perdón -dice- escondido en su escaño, sin admitir preguntas, negando un pleno de verdad sobre el tema, y sin signos de arrepentimiento. No soltaría esas bravatas del “y tú más”. Penoso. Como su colega madrileña que anda de nuevo todos los días chupando cámara. Nuestra amiga Angels Martínez Castells le dedicó un sentido consejo. Sin desperdicio hasta llegar al final en el que vemos en qué quedaron las aspiraciones de ser la Thatcher española.

Por todo ello, lo mínimo es que esos 11 millones de compatriotas que nos metieron a esta peligrosa banda en los órganos de poder, digan algo. Lo del perdón es un decir, a mí no me sirve en ningún caso. Lo deseable es que fueran adónde dejaron sus apoyos y pidieran cuentas. Porque lo que son tiene un nombre: cómplices.

Los hay de una cierta lógica. Estos:

fontdevila.cómplices

Y los hay decididamente… simples:

Vergara.Dedía

Hundido por corrupción… mientras la orquesta sigue tocando

La justicia cerca la corrupción, aunque habrá que ver hasta dónde llega y, sobre todo, hasta dónde le dejan llegar. El balance provisional de la operación anticorrupción emprendida este lunes arroja hechos relevantes como la extensión de la red por autonomías y municipios en empresa de envergadura. Lo abultado del monto sobre el que se actuaba: adjudicaciones irregulares por valor 250 millones de euros en los dos últimos años. No es una acción del pasado. La trama estaba operando ahora mismo, sin coartarse por la basura que está emergiendo; con conciencia de impunidad. O la comisión de todo tipo de delitos involucrados en la mangancia a gran escala utilizando medios públicos: se les imputa a los detenidos por blanqueo, falsificación, delitos fiscales, cohecho, tráfico de Influencias, malversación, prevaricación, revelación de secretos, fraude y organización criminal, punto este último que supone un importante giro cualitativo. Y, además, cuentas corrientes por centenares y coches de lujo intervenidos, anotaciones en el registro de la propiedad revisadas, un trabajo a fondo.

 Entre los arrestados, Francisco Granados, vicepresidente de la Comunidad de Madrid con Aguirre entre otros cometidos de responsabilidad en el partido. Curiosamente, presidió la comisión que hizo como que investigaba el “Tamayazo”, la operación que llevó al poder a Esperanza Aguirre por la traición de dos diputados socialistas. El juez Eloy Velasco, al mando de la investigación, cree que la cuenta que le encontraron en Suiza a Granados se nutría con comisiones de constructoras por recalificaciones fraudulentas de terrenos y adjudicaciones de obras en la época en la que fue alcalde de Valdemoro. Pero no nos engañemos, es lo de siempre. Lo único que la labor de achique a pozales no resiste la continua entrada de agua por los grandes agujeros del casco.

Madrid en el epicentro, tampoco sale bien parado el PSOE de Tomás Gómez, cuyo delfín en Parla ha sido el único alcalde socialista detenido en la operación.

La justicia –la que resiste en su cometido contra viento, destituciones o inhabilitaciones- ha venido acusando al Partido Popular de no dar puntada sin hilo y entregar contratos públicos al mejor postor de sus donantes. Con las ganancias llenaría una caja B de la que tira para hacer obras sin pagar impuestos o cobrar sobresueldos en B (además de los admitidos en A). Si esa Caja B cantara, las tarjetas black serían un tarareo en la ducha por comparación. Hagámonos una idea con esta trama municipal conocida hoy, si se produjera en la administración del Estado. Se apunta que del hilo de la “operación púnica” también salen empresas, de energía en concreto. Los donantes son básicos, el dinero no suele llover del cielo a las cuentas corrientes de los corruptos. De nosotros, las víctimas, no se habla, nuestro papel es pagar las deudas contraídas por ellos y sin rechistar.

 Siempre una mecánica similar. Recordemos que también está encausado y por las mismas causas, Jesús Sepúlveda, ex alcalde de Pozuelo de Alarcón, casado entonces con Ana Mato, a la que –por alguna razón- no se la apea de Ministra de Sanidad por más ineptitud que evidencie y bien flagrantes han sido sus últimas demostraciones.  Está muy claro que la familia es muy querida en el PP. Aunque siempre hay un día que toca soltar lastre. Y, ahora, van cayendo en el “esa persona de la que usted me habla” desde Bárcenas a Rato o Blesa, Acebes en la cuerda floja, sin duda lo hará Granados. Ex amigo de Aguirre quen prefiere a González y detesta a Blesa.  La lucha de facciones en el PP no debe ser ajena al hallazgo de nuevas cepas de corrupción.

 Cospedal, que andaba ya “escandalizada” por ese goteo de implicaciones de miembros del PP en actividades ilícitas, puede sufrir un espasmo con los nuevos entrullados. Menos mal que ella -dice- no tiene nada que ver con el cobro, firmado, de 200.000 euros que le entregó Sacyr al PP y que  “el delincuente Bárcenas”  le atribuye a cambio de mejorar su contrato de basuras en Toledo. 11 millones subió en pocos días, pero eso se debió a una pura casualidad. Y de haber alguien responsable ya está el alcalde de Toledo, imputado unos días atrás. Se diría que las fuerzas del mal se han confabulado para acusar al PP de corrupción en intolerable injusticia. Total por unos casos aislados de menor relevancia. Y muy concentrados. En Santiago de Compostela se dio tan comprimida que hubo de recurrise a concejales que no figuraban ni en la lista, para rellenar los huecos dejados por prácticamente todo el grupo popular del ayuntamiento condenado por prevaricación. Tampoco es para tanto.

 Y es lo único que no cambia. Como la orquesta del Titanic, el PP toca su eterno repertorio cambiando a lo sumo algunas partituras. Van cayendo por la borda los músicos y ellos siguen imperturbables. El pobre Rajoy llevaba “una semana negra” y ahora inicia otra -nos comenta la prensa- a cuenta de tanto pufo de altura, que lo de Rato y Blesa tirando de tarjeta ha soliviantado mucho a la gente. Sin romperle, ni mancharle, al parecer. Cuantos salen a hablar confían en la justicia más que en su santa madre y no es que luzcan limpios, son inmaculados. Esas cosas feas que hacen otros, no van con ellos. Los portavoces del PP. S.A, difunden las consignas : en todos los países hay corrupción. No tanta, pero hay, sí, lo que está menos extendida es la impunidad. Hay grados de corrupción,  dicen también, Y a la teoría del “no es lo mismo” se apunta otro de los jefes de sección, Fabra de la Comunidad valenciana. El sustituto de Cotino, al frente de Les Corts, está imputado por prevaricación, admite, pero “solo administrativa”. Ah, bueno. Y, cuando ya nada cuela, viene “lo importante es la recuperación, no la corrupción”, acuñada por el ministro Montoro. La recuperación fantasma que no vive la gente, por cierto. Y bien difícil es salir adelante con tal cantidad de ladrones arrasando las arcas públicas.

 El barco se hunde. Todos los sabemos. Ellos también. No se puede sostener con más mentiras y evasión de responsabilidades. Y sigue la música, aunque no por heroicidad: le han pillado el gusto y algún incauto aún cae. Un presidente de gobierno que manda SMS de aliento a su ex tesorero encarcelado no debió seguir un minuto más en el cargo. La corrupción les ha estallado en la cara. Y es de un calibre insoportable para un país. Por más que se les llene la boca con el excelente funcionamiento del Estado de Derecho, algo falla cuando el daño se produce en tales proporciones. Detenido también el presidente de la Diputación de León, comprobamos que a la trama no le faltaron ni asesinatos, como el de su predecesora en el cargo, muerta a tiros por otra colega del PP. Y ahí quedó.

 Nos ha estallado a todos nosotros también. En la presentación de La Caja B de la Democracia, revista de eldiario.es una de las participantes aludió a coacciones de los defensores de corruptos. De graves coacciones. Merecería portadas. Merecería sobre todo una investigación exhaustiva de la justicia. Cuando la corrupción contamina a un país y alcanza al corazón de gobiernos puede llegar al caso de ayuntamientos o Estados en México, donde solo ahora, con la desaparición de 34 escolares secuestrados, se producen protestas. Italia viene padeciendo largamente a la Mafia pero disponía de resortes para detener la infección. Sobre todo, justicia independiente de base, al margen de que hubiera corruptos. El juez Velasco habla, recordemos, de organización criminal en la trama de los “Púnicos”. Parémonos, pues, a afrontar nuestros problemas de una vez por todas.

 Existen mecanismos para atajar la corrupción, reformas que emprender en serio. No podemos seguir al albur de personas que votan corrupto, por ejemplo; debe evitarse en lo posible la opción de elegir corrupto. Hemos de ser implacables con la exigencia de limpieza en nuestra vida pública. La saca llena de garbanzos negros y aún dicen que tampoco es para tanto. Seguirán su cantinela hasta el naufragio. A ver si logramos no arrastre -más- a la sociedad en su conjunto.

barco.ratas

El imputado del día: Francisco Granados

Montaje @arma_pollo

Se les imputa por todos los delitos del arco de la corrupción en el servicio público. Adjudicaciones irregulares por valor de 250 millones que habrían reportado -a razón de comisiones del 2% o 3%- entre cinco y siete millones de euros para repartir entre 51 personas, que son los imputados hasta ahora. Entre ellos 6 alcaldes, 4 del PP, 1 independiente, y 1 del PSOE, en Parla.

Y en cabeza, Francisco Granados, un tótem del PP de Aguirre en Madrid en su día que cayó en desgracia y fue sustituido por Ignacio González. Como dice Iñígo Sáenz de Ugarte, en esta foto el que seguro no está imputado es el perro. Aún.

aguirre.granados.pp,madrid

Ni Esperanza Aguirre, claro.

fontdevila.espe.24-mayo-2009blog

Mañana seguimos.

¿Alguien sabe qué hace el Fiscal General del Estado?

Ahora es Oleguer Pujol, el hijo menor del ex presidente de la Generalitat. Con 42 años, acumula una fortuna incalculable y la justicia indaga sobre posibles delitos en su obtención. Una familia muy organizada los Pujol para lucrarse hasta más allá de lo imaginable. Tras los trasiegos de bolsas y herencias, Oleguer se compró -como quien adquiere una bolsa de pipas-, 1.532 oficinas del Banco de Santander. Qué majos los Botín que se las vendieron. Dispone el benjamín de los Pujol de un botón de pánico en su ordenador para borrar u ocultar sus apuntes. Vamos, lo que cualquiera de nosotros tiene para que no husmeen en nuestros sentimientos, por ejemplo. Se ha negado a declarar en comisaria y queda a la espera de hacerlo ante el Juez Pedraz. La Policía, dice, intenta desentrañar la madeja societaria con la que se sospecha que Oleguer Pujol blanqueó “miles de millones”.

El juez Ruz, por su parte, se ha metido de lleno con la trama Gürtel/Bárcenas/PP.  Según @eldiarioes, no espera ya al apoyo de la Fiscalía a la que solía consultar, igual es que no se ve muy diligente. Ha imputado al ex secretario general Ángel Acebes por ser quien llevo a cabo la compra de acciones de Libertad Digital… a cargo de la Caja B del PP, que es el quid de la cuestión. Y ahora investiga el caso del regalo de 200.000 euros que Sacyr hizo al PP de Cospedal. Ella lo ha negado -hasta tres veces este jueves que queda con más empaque-, pero lo cierto es que su tesorero firmó el recibí, ella lo sabe, y esa empresa aumentó su contrato con el ayuntamiento de Toledo en 11 millones de euros unos pocos días después de los cheques.

Esto de tener un detalle con los políticos que te encargan obra pública (por la que sacas unos buenos beneficios) se lleva mucho. Ferrovial lo hizo, confeso y probado, con Convergencia Democrática de Catalunya, sí, el partido de Pujol.

Los de las tarjetas de Caja Madrid para caprichos declaran que no sabían ni media, y se ocupan en solventar el asunto de las fianzas pedidas en este caso por el Juez Andreu. Rodrigo Rato ya dispone de sus tres millones gracias al Banco de Sabadell, y a Miguel Blesa le van a embargar sus cuantiosas propiedades. Es que hay inspectores de Hacienda que prosperan mucho y es su caso. Cuentan con gente que vela por ellos, como el Fiscal General del Estado que le libró de la cárcel, cuando ese malvado juez (Elpidio Silva) decretó su ingreso sin más, por unos correos en los que se descubría todo esto y más pero eran personales. Menos mal que ya está inhabilitado por 17 años y no cometerá errores de este calibre.

Baltasar Garzón, otro juez expulsado de su cargo en la Audiencia Nacional ( tras iniciar la investigación de la Gürtel), dice que el Fiscal General del Estado debería ser un cargo electo por la sociedad. No designado por el gobierno y vinculado a su mandato. Gaspar Llamazares se preguntaba hoy lo que hace días vengo pensando. ¿Qué hace el Fiscal General del Estado? El silencio de Torres-Dulce cuando todo el edificio se desmorona resulta clamoroso. Una amiga de toda la vida, votante del PP en las últimas elecciones generales, dice que es muy majo, que le gusta el cine. Será eso.

Estamos agobiados, deprimidos, tenemos una sensación de vivir entre la mierda que ya resulta insoportable para quien tenga dignidad. No se entiende que un país siga andando un solo día más con esta podredumbre que lo impregna todo.

Al mando está este sujeto, presidente del PP.S.A, y su caja B que existe para el Juez, la policía y Hacienda y no para ellos. Hablando de respeto a las leyes… ¿las que tantos próceres están infringiendo para llevárselo crudo? No, se refiere a su empecinamiento catalán, a cualquier cosa que distraiga.

rajoy.leyes

Hay cosas que se llevan peor que otras, a todos nos ocurre. A mí las situaciones esquizofrénicas, me pueden.  Y en ella estamos: mientras la corrupción nos asola, este país está gobernado por… Mariano Rajoy. Igual es una correlación lógica.

¿Podemos o no podemos ser eficaces?

Tenemos a Ángel Acebes, ex todo del PP, imputado por el Juez Ruz. Confirma (otra vez) el instructor del Caso Bárcenas/Gürtel/PP que el Partido Popular tiene una caja B de dinero sucio y que entre otras cosas sirvió para darle una ayudita a ese gran y ponderado medio llamado Libertad Digital. Cosas de familia. La faena, según Ruz, la llevó a cabo Acebes.

Rato y Blesa, otros dos prohombres de ese partido con Caja B, andan recogiendo avales para librarse del embargo decretado en este caso por el Juez Andreu. Por las tarjetas black de Caja Madrid, las que sirvieron para que un numeroso grupo de políticos de varios partidos, sindicatos y representantes de la patronal vivieran como el Marajá de Kapurtala a nuestra costa, en definitiva. Con los impuestos de todos se rescató su fiasco. A Rato le ha dado el aval el Banco de Sabadell por 3 millones de euros, de inmediato. Este banco se adjudicó la CAM por un euro, tras haberle sido inyectados más de 5.000 millones de dinero público.

Este partido con caja B se permite descojonarse de risa –si se me permite el palabro malsonante aunque muy liberador- cuando el candoroso  líder del PSOE, Pedro Sánchez, les habla de pobreza infantil. Decían las crónicas que la muiltiocupada vicepresidenta -11 cargos en el último recuento- tenía que taparse la boca para que no se le escaparan con toda sonoridad las carcajadas. Una mujer ejemplar que debe verse estupenda en el espejo de su casa y en el de su propia vida. Que hay gente con muy poco sentido de la autocrítica.

Y en éstas, el debate entre gente seria y progresista, es si la nueva política (de Podemos) parece vieja. Mi queridísimo y admirado Javier  Gállego, de Carne Cruda Radio, apoya su tesis lejos de los tópicos del periodismo: “Si el PSOE tuvo su Suresnes, la formación de Pablo Iglesias ha tenido su Vistalegre”. Y es que ser nuevo -en el caso de que ser nuevo, de romper el libro y empezar de nuevo, que me parece un desperdicio de proporciones históricas-, no es nada fácil. Dice más cosas el director de Carne Cruda, por supuesto: Es importante vigilar a los que vienen. Para que no nos la den como nos la pegaron los que están. Espero que no estemos luchando para quitar a la casta y poner otra en su lugar. Y lo argumenta todo, naturalmente.

El asunto fundamental es que hay dos tendencias en Podemos. “Claro que Podemos”, la de los fundadores, Pablo Iglesias, Monedero, Errejón (qué chaval tan majo), Carolina Bescansa y Luis Alegre… y “Sumando Podemos”, la de Pablo Echenique y la parlamentaria Teresa Rodríguez como cabezas más visibles con Lola Sánchez. Que, por ejemplo, quieren una dirección y portavocía colegiada, de tres personas, frente a un liderazgo fuerte de la otra tendencia. O sea que la gente reparta su atención en tres personas, en lugar de en una.

Por muchas razones, por la de fondo sin duda, aunque también me encaja mal en la cabeza un científico que, si la vota la gente, avala la homeopatía  –llamadme rara-, como es el caso de Pablo Echenique, coincido más (y visto desde afuera) con la postura que expresa Olga Rodríguez en su artículo –tras explicar el funcionamiento de la Asamblea que merece la pena leer-:

El cielo está ocupado y controlado por fondos de inversión, por los paraísos fiscales, por corruptos, por quienes rescatan los bancos mientras echan a la gente de sus casas. Las libertades y los derechos no llegan sin más, se conquistan. Y, como demuestra la historia, el cielo no lo regalan: hay que tomarlo”.

Tan ocupado está que asoma por la lejanía ese tratado de comercio, TTIP, que nos ata a los carros de la grandes multinacionales. Y acabo de oír a José Carlos Díez repetir esas halagüeñas noticias que nos depara el PP: 500 millones de euros menos en Sanidad Pública en los presupuestos de 2015. Y cuerda para la hucha de las pensiones de dos años más por este camino, decía el economista. Después ¿a la beneficencia?

El ministro del interior anuncia que va a legalizar las “devoluciones en caliente” dentro de la Ley mordaza que ya no hay por dónde cogerla. Esto ya para rematar. Ahí siguen dictando leyes y partiéndose de risa de todos nosotros, con su caja B, y tantos imputados que ya no les caben en su mirar para otro lado.

Y en éstas, la política antigua es buscar liderazgos fuertes. ¿Saben en qué mundo viven? Llamadme antigua, también, pues. Pero, por favor, no tanto como para andar metiendo en ese tinglado además a países extranjeros con sus mismidades, que no tienen nada que ver con nosotros. Bastante tenemos encima para distraernos.

*Actualización:

Escribe al correo directo del blog una persona que dice llamarse José Luis Velasco afirmando que Pablo Echenique es crítico con la homeopatía y lo demuestra con este tuit que más bien parece querer quitar importancia a algo anterior:

https://twitter.com/pnique/status/473201034937245697

La polémica vino de lejos y es más amplia que el intercambio de tuits parcial que me han mandado:

Parece que hubo alguna puntualización posterior:

http://www.xatakaciencia.com/no-te-lo-creas/el-patinazo-cientifico-de-podemos-la-formacion-politica-liderada-por-pablo-iglesias

-Los ánimos están bastante encendidos por lo que veo. Esperemos que el culto a la personalidad no sea un problema extendido. Y que se calmen y hagan lo que puedan. Dado el panorama, como digo, hacer algo me parece mucho.

Podemos: notables al borde un ataque de nervios

No pueden creer lo que les está sucediendo. A sus ojos, la reunión de Podemos para decidir cómo quiere ser su partido pinta igual de mal que cada uno de sus pasos. Han decidido por su cuenta que las ideas que se plantean son decretos irrevocables y no propuestas –sometidas a votación durante toda esta semana-. Y se cumplen los peores pronósticos: ahora son menos radicales, y, sin duda,contradictorias. ¿Cabe mayor horror? Porque “populistas” no han dejado de ser ni aún así. Ocurre que los miembros de Podemos son muchos y preferían hablar de su futuro en Vistalegre, cómodos, y a salvo de las fuerzas de la Congregación de Notables. Hace unos días, los participantes en el Círculo de Úbeda (Jaén) fueron multados con 100 euros, por órden del alcalde del PP que consideró actividad que altera la seguridad colectiva reunirse en un parque público un domingo a las 12 la mañana.

 Ellos se reúnen en sus círculos, sus actos, sus restaurantes, escriben en sus periódicos y no hablan de otra cosa: ese populista hortera y desgraciado está embaucando a la sociedad. Lo que parecía un simple capricho, una aventura, lleva camino de convertirse en una relación seria. Ella, la sociedad, ya sabemos, es tonta; ni cuenta en esta historia. Lo que realmente resulta intolerable es que haya osado meterse por medio ese mindundi de tres al cuarto – esgarramantas decimos en Aragón que para esto somos muy expresivos. Incomprensible, desde luego. ¿Es que no les han mirado bien? Ese señorío, esa enorme altura intelectual, los trajes que usan, lo repeinados que van hasta por debajo del cuero cabelludo, tan excelsos que su democracia profiláctica les sale por el cogote. ¿En qué está pensando ese espantajo al creer que tiene algo qué hacer comparado con nosotros?, arguyen en voz baja o en alta.

Mentiroso y populista, no como nosotros que nos volcamos en llevar la verdad por delante, cumplirla hasta dejarnos la vida y no prometemos nada que no vayamos a cumplir. ¿Qué son esas paparruchas de la renta básica, la dación en pago o repartir las cargas? ¿Cómo va a ser viable eso sin que perdamos privilegios la gente que de verdad importamos? Los que sabemos lo que hay que hacer, lo que ella necesita, lo que quiere, lo que debe pensar, y cómo tratarla. La sociedad no sería nada lejos de nuestro lado. Él, en cambio, es un soberbio.

 Total, solo hemos rebajado los sueldos y mantenemos un paro alto pero ya empieza a revertirse con unos contratos estupendos. Mal pagados, por unas horas y fecha de caducidad, sí, pero algo es algo. ¿Subsidios? Los mínimos. Eso no fortalece el carácter y la autoestima, hay que esforzarse en buscar empleo. Es como si ella, la sociedad, no tuviera familia que, de toda la vida, es la que se ocupa de solventar las crisis económicas. Un plato de sopa siempre se encuentra, ya lo decía el anuncio.

 Es como cuando se quejan de los miles de niños que han entrado en la precariedad. ¿Tampoco tienen un colchón de parentesco que les ayude? Nosotros esto de la familia lo llevamos muy a rajatabla, da grandes satisfacciones colectivas. En particular cuando alguno accede a un buen cargo.

 ¿Unos bonitos copagos en la farmacia, repagos, dicen, ay, estos sectarios? es que había muchos abusos. Uno debe aprender el valor de las cosas. Los desahucios, oponen para calentar el ambiente. Hombre, es que si uno se compromete a abonar un crédito eso es sagrado. Los zarrapastrosos esos no hace más que contarles que, mientras, les hemos dado su dinero y el rosario de su madre a los bancos. Alma cándida, si no lo hacemos se hunde la economía. A saber qué haría ese gañán en nuestra situación.

 Es verdad que algunos se han pasado un poco, eso de las tarjetas para darse la vida de un virrey de las Indias, igual ha sido un poco descarado. Pero esas personas en su mayoría realizaban un trabajo. Y va el tipo y todos los de su calaña y les llenan la cabeza de pájaros: que si es el mismo banco que rescatamos. En fin, lo que es no saber de economía, no tener mundo, no saber estar, no codearse con los mejores: los que ganan más pasta.

 A ella, a la sociedad, no se le puede contar todo. Es cierto que algunas veces, por altos intereses superiores, escribimos y ocultamos lo que no conviene que sepa. ¿Para qué? Se preocuparía inútilmente.

 Y que algunas veces se desmanda, se queja, y hay que darle un buen correctivo, sí. Cuando uno tiene la misión de velar por la seguridad, por su seguridad, debe ser ejemplar en los escarmientos.

 ¿De qué se queja? ¿No tiene el fútbol, programas de televisión del corazón y de debates tan entretenedores? Ay, por allí se colocó ese pelele. A saber la vida que le daría. Porque además es un sujeto muy discutidor, un broncas. Todos ellos lo son. En su grupo hay discrepancias, no como nosotros que lo que dice el que manda va a misa. Si cambia el que manda, pues igual, también va a misa. O a otro lado, vamos, el caso es seguir al líder. Si es preciso se le hace la cama por debajo, pero dar ese bochornoso espectáculo no, los trapos sucios se lavan en casa.

 Con lo dócil que era ella, y ahora nos viene con éstas. La culpa es de él. Qué osadía desafiarnos, es inaudito. No puede estar ocurriendo esto. Además es que con él a la sociedad le irá peor…

 ¿Cabe peor?

 Lejos de reconocer sus muchos errores y tratar de enmendar alguno, la congregación de notables se empecina en persistir y aún agravar su actitud. No cabe cerrazón más suicida, más patética prepotencia. No han entendido nada. En ninguna relación humana funciona el imponerse porque sí, la soberbia sin causa, ese desprecio insuflado de superioridad a quien –al menos- no está tan cargado de porquería. En política, en periodismo, la valía hay que demostrarla a diario.

Están arrojando a media España en brazos de Podemos, quieran o no quieran. Es alentador ver que surge un movimiento así de ese fiemo que nos han echado encima. Suscita grandes esperanzas pero déjenle formarse y hasta cometer sus propios errores, antes de boicotear cada uno de sus pasos poniéndose en ridículo.  Produce rechazo tanta obsesión. Hacia quien ningunea e insulta, naturalmente.  Seguro que existen ciudadanos que aún creen en los milagros y que preferirían recobrar otras opciones, por el simple hecho de poder elegir. Para tener la sensación de vivir en un país sereno, maduro y democrático. Pues incluso a estos los están alejando con tan machacona insistencia.  Con esa arrogancia impropia. Al pavo real basta mirarle por detrás para verle el trasero.

Dani ¿estás ahí?

Fue el miércoles y lo grabó y ha difundido la asociación Pro Derechos Humanos Prodein Melilla. Fijaos en ese chico de la camiseta morada. Corpulento, ágil, es uno de los que más deprisa baja.

Así defiende “ESPAÑA” el Ministerio del Interior (2) from Asociación Pro.De.In. Melilla on Vimeo.

Se llama o llamaba Dani. Camerunés. 23 años. Las personas suelen tener nombre, apellidos, edad, familia, gustos, proyectos. Pese a que baja sin oponer resistencia, la guardia civil y fuerzas auxiliares al servicio del gobierno de España, lo muelen a palos hasta dejarlo inconsciente -portavoces de ese mismo gobierno dicen que es que los inmigrantes “se hacen los inconscientes”- lo atan de pies y manos, lo arrastran y lo devuelven a Marruecos lo que, en principio contradice, la Ley de Extranjería y la propia carta de los DDHH si lo vamos a mirar. La simple empatía por los congéneres. El jefe de la Guardia Civil de Melilla, imputado por las expulsiones ‘en caliente’, dirigía el operativo a pie de valla.

Una “cosa” que se publica en Melilla, sigue la voz de su amo y dice que el asalto fue muy violento. Cómo sería que hasta les echaron a los agentes “orínes y escupitajos con ébola“. Analizados a pie de valla, se conoce, con las más modernas técnicas.

Algunos españoles creen que en los países democráticos rige La Ley del Talión entre las personas y las fuerzas del Estado. Ojo por ojo, diente por diente. Aunque el ojo y el diente sean de otro ser humano, del mismo color.  Aunque sea el mismo que les hiere con “orines cargados de ébola”, porque así no funciona la justicia. El gobierno ha difundido un vídeo “con garfios confiscados”, mira que va a ser por que es la única forma de trepar por sus alambradas. El PP, por cierto, anda aprobando la Ley Mordaza para que se prohíba y castigue… grabar estas agresiones.

Veo en las noticias, ya con hastío, a prebostes del sistema que han vivido como marqueses de cuento a costa de los ciudadanos, dado que Caja Madrid se rescató con nuestros impuestos.  Y que el pringue se extendía a lo más granado de la política. A otro que expulsa de un puesto a una colega de partido (PP) por ser madre. A la devenida en jefa del ayuntamiento de los árboles podridos que se enfada pero lo deja en el cargo. Lo mismo que el otro, el heredero de Aguirre (la que empezó a pulirse la sanidad pública) mantiene al consejero de Sanidad que insultó gravemente a la infectada de Ébola. Ha pedido perdón, qué bien.  O a una piadosa residencia de ancianos que,  al saber que una de sus residentes había viajado en la misma ambulancia que Teresa y sin desinfectar, la dejaron 5 días aisladas en una habitación.  También en las competencias del consejero y del heredero. Y los que quitan el sustento a los niños. Y los que matan perros. Los que matan siempre por matar. Y luego están los del “yo no soy racista pero…” (a esos los mandaría a África a espabilar de forma inapelable) o los que consideran demagogia la verdad. Es un no parar.

La delegación de Rajoy y su ministro del interior en Melilla dice que el inmigrante, Dani, no estaba herido. La asociación Pro.De.In que se encuentra hospitalizado en Marruecos. Pero no sabemos nada, se lo ha tragado la tierra. Ya nos contará Soraya Sáenz de Santamaría, tras el consejo de ministros que preside ella esta semana, lo que nos interesa saber y todos los medios lo contarán.

No se van de la cabeza las imágenes que ya vi el jueves. Las de un chaval valiente, que deja su casa como tantos españoles expulsados también de su país, de este país, por no tener futuro. Solo que es negro, africano, y -de momento- le ponen más trabas que a los españoles.

Se le veía sano, vital. Y luego ¡zas! los golpes irracionales que le dejan inerte. ¿Con qué resultado?

¿Estás ahí, Dani? ¿Bien? ¿Sin lesiones graves?Te lo digo porque te cambio sin dudar por todos cuantos he aludido y quienes crean y pueblan las miserias de España. Tenemos que hacer un mundo mejor. Ánimo, tú y las personas como tú, tenéis voz en ese proyecto.

Actualización 18/10/2014:

No, no está bien. Tiene medio cuerpo paralizado y ha perdido un riñón.  Con 23 años. Lo ha contado la asociación Prodein.

11,6 millones de euros sin justificar en la catástrofe del Prestige

prestige6--647x231

La denuncia fue de la organización ecologista Arco Iris. De los más de 200 millones gestionados para paliar la catástrofe del Prestige (noviembre de 2002) han desaparecido 11,6. Lo certifica así una auditoria practicada por Advance por encargo del Consorcio de Compensación de Seguros para la peritación de los daños.

Se dirá que, con las prisas, no se detuvieron en anotar los gastos. Esos pequeños deslices que ocurren en los países serios, en las administraciones de los países serios, porque que pruebe un particular a olvidar una anotación y verá. Seguro que son “irregularidades contables”. No que llegó dinero para resolver problemas graves y alguien los distrajo para otros fines. Sería muy miserable sacar provecho de las desgracias. Ponerse las botas a cuenta del chapapote. Esto no pasa en España ¿verdad?

A los ecologistas también les “llama la atención la gran cantidad de apuntes a cuenta de Sasemar (Salvamento marítimo): 7.147.794,22 de euros sin justificar, en concepto de gastos de viaje y dietas de personal”. Piden al Tribunal de Cuentas que actúe. Es decir, este organismo tan fiable que suele ser fundamental en un Estado de Derecho.

La noticia la he escuchado en Hoy por Hoy, entre sueños realmente: cuando me despertaba. Ha costado encontrarla. Aparece en Público. Y en eldiario.es.  Los medios en general andan muy ocupadas con Artur Mas y esas cosas tan fundamentales. O esas tarjetas tan divertidas de Caja Madrid que llevan visos de saldarse con la impunidad habitual.

España es el país en el que la gestión de una catástrofe de las dimensiones y el impacto social que tuvo la del Prestige concluye con la desaparición de 11,6 millones de euros gastados sin justificar. Y no pasa nada. España es ese país que vuelve a dar mayoría absoluta para gobernar a esta gente tan olvidadiza en anotar a qué dedican el dinero que reciben.  El que lleva a la presidencia del gobierno al ministro -Mariano Rajoy- a cargo de aquel emplasto, hecho de hilillos de plastilina al parecer.

Y mientras tanto, desde que gobierna Rajoy,  la pobreza infantil ha crecido en España del 17% al 33%. Hay miles de niños más sin sus necesidades cubiertas. Y –también lo he visto  hoy- en 6 colegios de Castilla y León se han servido sopas con larvas de gusano. Como en la posguerra. Pero, vamos, será otro error, y además seguro que nos creemos que es la primera vez y que los críos no se las comieron.  El número de ricos también ha aumentado, solo en un año el 24%.

El país del que, con toda mi alma, quisiera huir…

Barra libre en el Morbo Rubbish Club

Robaron sus fotos y las colocaron en portada. Hasta tumbada en su sofá con ropa de casa. Divulgaron su nombre, edad y vida. Invadieron su hogar y el de su madre en Galicia. La culparon de haberse contagiado, señalando sus presuntos errores incluso en una pizarra (Telemadrid) como quien cuenta el mapa del tiempo o la pseudo economía mediática. Un puro excremento de la televisión de Cospedal, se ha reído de ella. Son los mismos que elevaron a los altares a los sacerdotes importados con su ébola por un gobierno y una administración local cuya negligencia nos ha salido muy cara. Los que, según toca, la atacan, se compadecen de ella, o dicen alegrarse de sus mejorías. Le han matado al perro. Han seguido cada uno de sus pasos. La han expuesto una y otra vez. Hasta llegar a publicar su foto –robada- en su habitación de cuidados intensivos, semidesnuda y con una mascarilla. Qué gran periodismo ¿eh?

 Teresa Romero, la auxiliar de enfermería infectada de ébola, se ha convertido en la nueva cobaya de la comunicación basura. Alentada por los políticos irresponsables que, tras una nefasta gestión, la insultaron como el propio aún consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Es como si se hubiera abierto la barra libre para el saqueo de esta persona. Una legión de descerebrados, proclives a ser abducidos por esta mugre política y mediática, se permiten opinar y condenar lo que Teresa hizo, según ellos, mal. Lo que les han contado manipulando con toda intención. Es que Teresa no afirmó que se tocó la cara como titularon con rotundidad, admitió la posibilidad. Corroborada por el médico, que –tan oportunamente para los intereses que se perseguían- salió a declarar ante los medios lo que un profesional serio no comunica de un enfermo. Algo que da qué pensar. Porque también se obvian las presiones que sufrió Teresa. Cuatro veces –informaron en TVE- le habrían hecho “reconstruir” los hechos los mandos de su hospital. Como si fuera un delito contagiarse. A una enferma grave, peligrando su vida. Cuesta elegir qué mayores ejemplos de deshumanización y de injusticia se pueden perpetrar contra una persona que, por añadidura, se ha volcado en el servicio a los demás.

 Tenía que llegar. La televisión basura –por ahí empezó- nació en 1990 al mismo tiempo que las cadenas privadas. Dos grandes sucesos marcarían el camino a seguir: el asesinato y violación de las niñas de Alcácer y la Mataza de Puerto Hurraco. Con la fuerte competencia, había irrumpido la lucha por la audiencia y cuanto implica. Preocupaba adónde llevarían esos inicios, al punto de constituirse en noticia como expresé incluso en mi propio reportaje.  La televisión entraba a raudales por los satélites. Era un fenómeno imparable. Como lo es ahora, con Internet, el periodismo digital. Nada que objetar, al contrario. Pero se puede competir de muchas formas. Con el rigor, con la calidad, con la verdad… o con el morbo, mucho más fácil. En otros países también lo hacen, por supuesto. Igual no en la misma medida.

 Porque el problema es en dónde caen esas semillas de inmundicia, en qué suelo, en qué sustrato. Quién se las traga sin rechistar para luego crecer y multiplicarse. Y aquí nos encontramos con una sociedad, la española, largamente aleccionada por la derecha en no pensar y eludir cualquier atisbo de pensamiento crítico para ser más manipulable. Ha sido una labor secular. Como secular es el mandato de un particular conservadurismo español, de casta y de caspa. Lo peor es que ha llegado a nuestros días impregnando a personas de otras ideologías. Las tarjetas black de Caja Madrid son el ejemplo más gráfico que se pueda encontrar. Como lo fuera la cultura del pelotazo de los ochenta y noventa, de los Mario Conde y de aquella parte de la política que se sintió en esas mieles tan turbias como pez en el agua.

 Las portadas de los periódicos del domingo, de muchos de ellos, avasallando la intimidad de Teresa Romero, hubieran llevado a una ciudadanía responsable a reaccionar como la situación merece: rechazando a los periódicos que la publicaron de forma explícita. Y no deteniéndose en las cadenas y debates que tocaran el tema en su vertiente morbosa para vender. Muchas cosas están a la venta, no solo productos.

 El día en el que un político llama a Sálvame y dice que ese programa es “un referente social”, comprobamos que la enfermedad -largamente cultivada- se ha extendido ya y ha penetrado en el cuerpo de la ciudadanía. Afecta a un contexto mucho más amplio y es lo que explica casi todo, desde la tolerancia a la corrupción a opciones y elecciones incompresibles. Y todo se entreteje en maraña. Aunque no responda a la realidad de toda una población ni mucho menos, es la elevación social de la ignorancia a categoría. Enaltecer el morbo. Aceptar la relajación de los valores, hasta de los estéticos. Y, en la misma línea, pero aún más pornográfica resulta la cacería a la que medios aparentemente serios han sometido a la auxiliar de enfermería infectada de ébola.

Cuanto está sucediendo demuestra que se han desdibujado muchas barreras, entre la información y la propaganda sin duda, entre la ética y la laxitud moral, y, desde luego, entre el periodismo y esa otra cosa que hacen.

Quienes amamos el periodismo, el de verdad, conscientes de su influencia para bien y para mal, estamos asustados. Porque nada es inocuo, por eso precisamente se propicia y se produce lo que estamos viendo. Esta deriva conduce a que esta sociedad acepte lo que difícilmente aguantaría otra con criterio y sentido cívico.

El PP denuncia el «intento de manipulación informativa» para alarmar a la población

Es la primera actuación del gabinete de crisis del Ébola que preside la vicepresidenta del gobierno. En una línea bien efectiva. ¿Acallar bocas?

pp.ebola.manipulación

Los propios profesionales se quejan de los fallos del protocolo y van a presentar una demanda. Así dieron “el master” en colocarse el traje, además de una charla de 20 minutos.

ebola.masterentraje

Este es el kit de protección

Fotos de los propios profesionales

Fotos de los propios profesionales

Y ahora veamos hacía qué lado han manipulado los medios.

A TVE le pareció mejor poner fotos de un hospital alemán como si fueran del Carlos III en España.

tve.ebola.aleman

La insistencia en que Teresa se tocó la cara proceden de esto que rescató Fernando Berlín.

enferma.titular

Y ahora un pequeño surtido de otros medios…

abc.ebola.claridad

abc.enfermeraculpable

larazon.ebola

telemadrid.ebola

Hay un problema: esta gente es muy previsora, y ha dedicado su tiempo a pertrecharse de normas y leyes que permiten disuadir críticas a través de multas o cárcel. De profesionales de la sanidad o del auténtico periodismo. Claro que eso lo haría un gobierno no democrático y que le preocupara más la población (su salud en este caso) que mantenerse en el poder.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 823 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: