Yo me sacrifico, tú te sacrificas, él nos sacrifica

 Últimamente ese corifeo que forman -en distintos tonos y timbres- el gobierno y los altos mandos del PP, repiten que nos han “pedido” sacrificios. Les confieso que yo siempre me quedo perpleja. Si es una solicitud, implica que podemos negarnos. E incluso responder: sacrifícate tú. En todo caso, sacrificarse siempre es voluntario, porque de ser otros los que te inflingen “sacrificios” se trata con mucha más propiedad de tortura.

Veamos. El concepto se las trae. Habla de “ofrecer o dar algo en reconocimiento de la divinidad” en la primera acepción de la RAE. ¿Los mercados directamente o sus representantes en la tierra FMI, UE, BCE e incluso Angela Merkel o el propio Mariano Rajoy y todos los actores y beneficiarios del neoliberalismo? La primera reflexión fundamental es saber quién ha establecido esa jerarquía, tan drástica e incontestable que impone perjuicios y privaciones al resto.

“Poner a alguien o algo en algún riesgo o trabajo, abandonarlo a muerte, destrucción o daño, en provecho de un fin o interés que se estima de mayor importancia”, aclara el diccionario. Y se ajusta a la realidad. Ya vimos y vemos que cada vez se nos hace pagar más por menos servicios, y es evidente que esos dolores y quebrantos se practican “en provecho” de algo superior a nosotros, el común de los mortales. La divinidad propiamente dicha. De “matar reses u otros animales, especialmente para el consumo”, empezamos, por tanto, a no estar muy lejos (entiéndase el consumo de la deidad). ¿Quién ha elegido y aceptado esa superioridad de algo o alguien por la que se sacrifica a los demás?

La Real Academia de la Lengua ofrece también dos acepciones más concordantes al siglo XXI, sin dioses ni nada. Para ellos, sacrificio es igualmente: “Sujetarse con resignación a algo violento o repugnante”. A las pruebas me remito sobre las arcadas que nos producen a muchos –diría que hasta a la masa ameba- las medidas políticas, sociales y económicas que nos están aplicando. Pero de “resignación” en buena parte de los casos ni un ápice, más bien nos generan indignación y hasta exacerban bajos instintos. Hay quien sin embargo se tapa la nariz y los ojos, al parecer, y acepta el suplicio seguramente basado en otra definición: “Renunciar a algo para conseguir otra cosa”. ¿Qué? ¿Ser cada día más pobres y más desgraciados? Ah, la divinidad asegura y las protozoos creen que será la recuperación económica, el empleo y el maná en lluvia profusa. Pero la gente que piensa y saca conclusiones ya sabe que esto no va a suceder y que -el lejano día en el que por este camino cuadre alguna cifra- será a costa de unos ciudadanos altamente “sacrificados” de vida y futuro. ¿Quién gobierna realmente y para quiénes se gobierna? ¿Creen que oleremos siquiera el botín que, a nuestra costa, se han reservado?

De cualquier forma, usar la palabra “sacrificio” en política, lo mismo que el “gobernar implica repartir dolor” de Gallardón, es concebir la vida pública como una religión. Como la católica para ser más precisos que lidera (con el judaísmo) el uso de la tristeza, el daño, el castigo, la resignación, la culpa y la pena entre todas las existentes hoy. Ya sabemos que los “sacrificios”, incluso humanos, sí se practicaban en las épocas previas al conocimiento, o en las que quisieron apagarlo. Aceptar esa directriz en el lenguaje, no es inocuo: se interioriza en la mente. Y hace aparecer el sacrificio como algo bello y esforzado. Para algunos al menos. Nunca el lenguaje es inocuo.

Siempre he imaginado al PP metido en una cámara de criogenización, en la que entraron cuando la dictadura franquista se encontraba en pleno apogeo, a conservar su naturaleza. Algunos, por edad, debieron nacer incluso dentro de ella. Alimentados todos ellos con las esencias de Torquemada y otros ilustres antecesores que aún deben levitar sobre las cápsulas. Salían, descongelados temporalmente,  a esparcir declaraciones. Ahora ya, con el poder en las manos, hacen daño y destruyen como manda el sacrificio. A otros.

Pero que no nos engañen, esto no lo sufrimos por propia voluntad. Yo no me sacrifico. Tú tampoco, creo. Nos sacrifican. Y, a veces, aún dicen que “no les gusta” hacerlo. Nadie nos “ha pedido” nada, es impuesto. Y sacrificar a otros viviendo uno, además, divinamente –nunca con más propiedad- tiene un nombre bastante menos bucólico: tortura y, en todo caso, privación de bienes.

No queremos ganarnos el cielo que es asunto muy personal, queremos una sociedad real, moderna y avanzada en la que se busque el bien de todos los ciudadanos. Compuesta -precisamente- por ciudadanos, no por feligreses. Y en la que un mandato de gestión no implique creerse una divinidad. Mal andamos, por cierto, si estos personajes son nuestros dioses.

About these ads
Entrada siguiente

15 comentarios

  1. Zana

     /  9 enero 2013

    Querida RMA, la jerarquía, por mucho que nos duela, la hemos establecido nosotr@s, l@s votantes, y la mantenemos erre que erre. He ahí su fuerza. (incluso el FMI o el BCE que los ponen nuestr@s polític@s)
    Durán, el ultracatólico, dijo que había una campaña contra él, cuando se abrió la investigación por financiación ilegal de su partido. Dijo que dimitiría si algún día se demostraba. Ayer su partido cantó que sí, que hicieron trampa en las elecciones, que es el resultado más palmario de financiarse ilegalmente…y él ahora dice: no me hablen del pasado, yo estoy aquí para miar al futuro, para solucionar el paro, y blablabla…y tod@s a callar y a tragar…y a votarle la próxima vez.
    Así que ¿sacrificio impuesto? no, no lo veo yo así, es más, nos hacen poco ( eso sí, a los justos por culpa de los pecadores que siguen siendo más y de Mas, de Artur)

  2. Jerónimo

     /  9 enero 2013

    Gracias Rosa María por tanta clarividencia.No suelo comentar,aunque leo todas tus entradas y esta me ha parecido tan certera que no he podido resistirme a dejar un mensaje
    Cada vez que sale el tema en alguna tertulia,siempre acabo diciendo que toda esta “movida” no es algo limitado a un país,a una comunidad sino que es algo mundial,es la aldea global que ha empezado a funcionar bajo un nuevo orden con sus dioses y sus dirigentes-sacerdotes consagrados a ese dios llamado capitalismo salvaje.Y estos “curitas” nuestros del PP,en efecto,han estado congelados esperando su oportunidad.Sólo los ingenuos pueden creer que esta derecha es distinta a la derecha de la dictadura y que los tiempos los han cambiado para mejor.Estos son hijos y nietos de la oligarquía más conservadora y reaccionaria del mundo,que es la que ha campado a sus anchas por este país nuestro durante siglos.Son los descendientes de aquellos nobles y clérigos que estuvieron durante siglos viviendo como dioses a costa del pueblo campesino y de las clases medias trabajadoras y honradas.Por eso,esa imposición de sacrificios a los ciudadanos es,para ellos,algo lógico y normal,lo llevan en la sangre.

    Reitero mi felicitación y animarte a que no dejes nunca de escribir.Mensajes como estos tuyos son muy necesarios en los nuevos tiempos oscuros en que nos están haciendo entrar,en una nueva Edad Media que es la época en la que ellos alcanzaron la cima del poder y el bienestar.Y,al parecer,quieren recuperarla.

    Un abrazo.

  3. “Los pecados de la carne”
    Así nos vendían y nos siguen vendiendo, la mayoría de los curas, las monjas, la religión en general la contracultura de la natural atracción de los sexos, como algo pecaminoso y ruin, retorciendo las mentes jóvenes y llenas de ilusión, y llenándolas de temor y dudas. Eso sí, mientras tanto si ellos podían sobarte en privado aprovechando la oportunidad de algún castigo impuesto y dejarte castigado después de hora, no perdían la oportunidad. También soy testigo de ésto. ¡Claro, es que ellos eran “Los Iluminados”!
    ¡Cuánta concordancia hay entre la iglesia, las religiones en general, y “Los Iluminados”. Estos políticos (y los otros también) que se creen portavoces de la divinidad! Ellos obligan a las mayorías sociales a lo que ellos llaman sacrificios, que no son otra cosa que auténticas torturas, la esclavitud moderna y muy democrática, donde éso sí, ellos, “Los Iluminados”, no sólo no se sacrifican, sino que además creen tener el derecho divinísimo de lucrar, enriquecerse y acomodarse si es posible de por vida y acomodar a los suyos, pero manipulando para ello el esfuerzo, el sudor y también la sangre, sí la sangre (es literal), de la gente, del pueblo, que es además quien le otorga el mandato. ¿Qué ridículo, verdad? ¡¿qué esperpéntico?!!

    Mencionas en tu brillante y clarísima página de hoy, Rosamaría, que “hasta exacerban bajos instintos”… Yo creo que cuando los instintos son de supervivencia, de identificación del enemigo, (sí, enemigo, también literal) y de procurar que no sigan haciéndonos daño, no son bajos, sino que muy altos. Por eso respeto tanto al Che.

    Hay tantas cosas para charlar, compartir, relacionar (como lo haces tú en esta página por ejemplo con los políticos y la religión católicajudeocristiana), que los espacios de los comentarios y del tiempo se nos hacen pequeños. Pero también se trata de éso: ideas fuerza, breves, razonadas y cotejadas, en la sensibilidad y la mente de los que no creemos en reyes leones, ni supermanes, ni divinidades, sino en la fuerza de las mayorías sociales. Todo se andará, y pese a quien pese, es ilusionante.

    Un abrazo

  4. Rebelión

     /  9 enero 2013

    Pues no deberíamos dejar que nos sacrifiquen,¿por qué?,¿por quién?
    No debemos seguir permitiendo que sean los bancos privados e instituciones financieras privadas y antidemocráticas los que nos sometan y esclavizen de forma tan indigna,salvaje e inhumana.No vivimos en una democracia,padecemos una tiranía económica infumable,una espantosa e inmoral deudocracia que impide que el ser humano sea libre.Somos sometidos por la más brutal de las dictaduras.Por eso el gobierno,la policía y el ejército si llegara el caso defienden a los bancos privados y no a las personas,por eso en ciudades como Guadalajara se gasta más dinero en las fiestas o en las cabalgatas de los reyes que en políticas contra el desempleo y por eso nuestro compañero Alfon,del madrileño barrio de Vallekas,sigue encarcelado sin motivo desde la pasada huelga general del 14 de noviembre.

    La pregunta es ¿por qué la política no le mete mano a los bancos privados? ¿por qué los gobiernos indultan a los banqueros y a los policías torturadores y,sin embargo,pega a ancianos y chavales totalmente inocentes en las calles? ¿qué hemos hecho para haber llegado hasta aquí?

    Necesitamos un cambio radical.No se trata de hacer unas reformas por aquí y otras por allá.Necesitamos una revolución.Y la revolución no se trata de salir a la calle e insultar a Rajoy o al que sea,se trata de concienciarse,de empezar a hacer músculo social porque en realidad somos mayoría y no sabemos que somos mayoría.Se trata de empoderarnos.

    Los actuales políticos son los capataces de los banqueros privados y eso es lo primero que hay que erradicar para así pasar de la deudocracia y de la plutocracia a un inicio de democracia,el gobierno del Pueblo que no el gobierno de los banqueros,especuladores y sus capataces políticos.

    Con el actual régimen deudocrático no hay ningún tipo de solución.Y la modificación del artículo 135 de la Constitución Española con nocturnidad y alevosía por parte del Psoe y el Pp en el verano de 2.011 hay que verlo como lo que es:un golpe de estado de los bancos y sus capataces políticos que va en contra del Pueblo español,una medida que nos empobrece,nos desahucia y nos suicida.
    Así las cosas,el Psoe y el Pp han traicionado a las ciudadanas y ciudadanos del estado español y los secuaces políticos Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy deben ser inmediatamente encarcelados por delito de alta traición.También deben ser encarcelados inmediatamente Emilio Botín,Francisco González o Rodrigo Rato por ladrones y saqueadores de las españolas y los españoles.

    En otras palabras,y ya para terminar,que se sacrifique su tía y que los banqueros y políticos devuelvan al Pueblo español el dinero robado y saqueado.

    Un abrazo.

  5. Mandato de gestión. Palabras claras con contenido claro que quienes ahora nos gobiernan no querrán ni oír. Ángel

  6. francisco gomez

     /  9 enero 2013

    No estoy de acuerdo en que somos poco menos que tontos por permitir estas tropelías del gobierno.Si estoy de acuerdo en que nos falta civismo y solidaridad pero hasta en eso no tenemos toda la culpa.Este país ultra católico nos ha dado una educación malisima y eso se paga en estos momentos.Yo soy votante hasta hace poco del PSOE y nunca he estado de acuerdo con Bono y cia y ahora con que no hagan una renovación total de lo dirigentes,pero me queda claro que son ellos los culpables de sus errores y yo soy culpable de votarles pero no es la misma culpa.Estos inútiles del PP dijeron que tenían la solución y ahora hasta el FMI dice que no es la solución la bestialidad de la alemana y ellos siguen con el paso firme y con esa cospedal,mato,gallardin,la del despido libre y el torpe y chulo de montoro pidiendo lo que no tiene derecho a pedir y no deberían pedir y un presidente ausente y la sorayita que tanto hablo ,está desaparecida y el pons y cia calladitos.
    Son ellos los culpables,son ellos los que deben sacrificarse y son ellos los que deben irse por inutiles

    Saludos Paco

  7. soutelo

     /  9 enero 2013

    Hola ,Rosa y amigos contertulios:
    Excelente articulo,Rosa,”bien trillado,matizado,desgranado” y respetando todos los comentarios,me ha gustado muchismo el que escribe Jeronimo,la fotografia de lo que escribe es de una “claridad superluminosa”.Por lo tanto,no tengo nada que aportar,solamente incidir en la tentativa de insumisión y desobediencia civil democratica,no queda otra, siempre que se pueda hacer .Sino siempre estaremos machacados,con el pie de estos miserables encima de nuestras cabezas,como muy bien escribe Jeronimo,el nuevo orden Feudal….¿nuevo?..¿se fué?
    Unha aperta moi agarimosa a todos.
    http://intentadolo.blogspot.com.es/

  8. Trancos

     /  9 enero 2013

    Orad, hermanos, para que este sacrificio nuestro sea agradable a los mercados todopoderosos (y a la Merkel, y al BCE, y al FMI).
    A los dioses, antiguos y modernos, les gustan los holocaustos y las hecatombes.
    Las víctimas propiciatorias no tienen por qué decir ni mu con respecto al hecho de ser sacrificadas.

  9. Diógenes

     /  9 enero 2013

    OPORTUNIDAD: Curso de integración social: Y EL VERBO SE HIZO CARNE o Cómo Transformar los medios de adoctrinamiento tradicionales en Evangelist 2.0…
    .
    Dirigido a los dueños de la guitarra: Los Formadores de opinión en medios tradicionales.

    Keynotes:

    1.- Monetizando el que se jodan: Puesta en valor del sacrificio en el contexto geopolítico actual.

    2.- El ROI indirecto o porqué mudarse a la web:

    2,1.- El “sacrificio” en aras de la comunicación veraz: como simularlo… Obtención voluntaria de información personal.

    2.2.- El mundo virtual y las agencias de información

    2.2.1.- Estado del arte en las máquinas de Touring avanzadas: Simulando la comunicación bidireccional, la empatía y el buen rollito.

    3.- Medios. Evolución digital

    3.1.- Justificación de despidos y cambio de paradigma: El becario como mal menor, eso sí… temporal.

    3.2.- Taller, con dibujitos: Si se votan partidos y nadie conoce a sus representados… porqué la manía social de conocer las fuentes… Roadmap de desaparición de personas reales en la transmisión de información. Aplicación con colorines y sin texto para los gadgets incluidos en el welcome-pack. “Slave production Inc. Quality assurance”

    Mesa virtual redonda:

    a) De la epifanía al derecho de pernada.

    b) Reto.. hacia EL VERBO SE HIZO CARNE 2.0 – Realidad aumentada y sodomización holográfica. ¿Cómo hacer que duela?

  10. ana alfonso

     /  10 enero 2013

    Hola a to@s
    Lo que me gustaría es que no se vayan de rositas , que les salga lo más caro posible y que lo veamos.
    Zana si con la corrupción que tienen encima (hablando en plata: mierda) van ganando elecciones pues si, son votos . Pero de otra forma no vencerían ni a niños de preescolar.
    Rosa :¿dioses? no. no los agrandes que ni se lo merecen llámalos tiranos, sin eufemismos ,ni ironía, ni doble sentido. Tienes razón en decir que sacan nuestros peores deseos Si ellos son dioses está claro que me declaro HEREJE bien alto y a los cuatro vientos.
    Qué paguen el daño que están haciendo. creo que es justo llamarlos tiranos y cosas peores en voz alta, y si no les gusta “que se sacrifiquen”.

  11. Pedro

     /  10 enero 2013

    Me cuesta creer que Zapatero fuera especialmente amigo de Rouco o el auténtico iniciador de esta moralina que critica la bellísima periodista Rosa María. Pero el periodismo riguroso de hoy exige al menos teclear en Google “Zapatero y sacrificio” y “Aznar y sacrificio” y “González y sacrificio”, y así hasta los Reyes Católicos antes de achacar al cónclave Rouco-Rajoy la creación de este guisante que ha descubierto bajo sus colchones la guapa de los telediarios.
    Por si quiere empezar, Zapatero: “los sacrificios hoy, son la puerta del bienestar de mañana”

  12. eva

     /  10 enero 2013

    Recuerdo como salieron en masa los médicos y abogados, manifestándose en tropel, cuando dejaron sin sanidad a los inmigrantes, declarando la ley inhumana e ilegal.
    Recuerdo también como los autónomos, se sumaban a los maestros, gritando por una educación pública.
    Recuerdo a los de la privada codo a codo con los de la pública, luchando por la dignidad en el trabajo.
    Recuerdo como los ciudadanos hecho uno salíamos a la calle a proteger los derechos de los nuestros, jurábamos que ir contra uno, sería ir contra todos.
    En ese sueño sabía que el sacrificado hoy eras tú y mañana podría ser yo.
    Luego me desperté, sabiendo que mientras no me toque a mi, seguiré durmiendo sin pastillas.
    * Últimamente he desarrollado poderes de adivinación, predigo para el futuro, que dar cobijo a disidentes estará penado. No le doy 6 meses a que lo cristalicen en ley.

  13. “Sujetarse con resignación a algo violento o repugnante”
    “Renunciar a algo para conseguir otra cosa”

    El “divorcio” de la sociedad con la mayoría de la clase política, es ya total.

    Aunque aún muchos creen que, como en una relación de pareja, hay que “aceptar” sacrificios por intentar salvarala y por “miedo” a males mayores. ¿Mayores?

    Pues no, como en un matrimonio, cuando los sacrificios sólo salen de una parte, la historia se acaba.

    “Cold cold heart
    hard done by you…”

    “Frío corazón
    al que tú petrificaste…”

    “No, no es sacrificio… ”
    .

  14. Celebes

     /  11 enero 2013

    Nos piden sangre, sudor y lágrimas … pero ellos sólo ofrecen risas.

  1. Yo me sacrifico, tú te sacrificas, él nos sacrifica. « EL TÁBANO
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 808 seguidores

%d personas les gusta esto: