Chantajes

Juan José Millás, en El País

 

El Estado ha devenido en el brazo armado de los mercados, verdaderos responsables políticos de la acción gubernamental. Vuéleme usted este quirófano, le dicen al Gobierno, vuéleme esta residencia de ancianos, este hospital, esta infraestructura. Póngame usted una bomba en la universidad, en este centro de investigación, en aquel instituto de enseñanza media y en este conjunto de guarderías públicas. Arranquen los tubos de la diálisis a este enfermo del riñón y déjenlo morir, supriman el tratamiento a aquel enfermo de sida y abandónenlo a su suerte, anulen o modifiquen las leyes relacionadas al dorso, que limitan nuestras actividades. No olviden amnistiar periódicamente a nuestros delincuentes económicos y dótennos de cuantos subterfugios legales sean precisos para pagar menos impuestos que nuestros mayordomos. Pueden seguir montando sus festejos electorales a condición de no olvidar quién manda. Fíjense en Zapatero, cuya voluntad doblegamos en una sola noche. Entró en el zulo como un hombre de izquierdas y unas horas después estaba modificando la Constitución y congelando el sueldo de los pensionistas, como le habíamos pedido. En cuanto a Rajoy, pobre, creía que por pertenecer a la derecha liberal iba a recibir un trato privilegiado, y lo primero que hicimos fue hundirle la Bolsa y subirle la prima de riesgo, para que aprendiera. En cuatro meses le hemos obligado a limpiarse públicamente el culo con su programa electoral y acaba de comenzar el proceso de nacionalización de las pérdidas sin abandonar por eso el de la privatización de las ganancias (la socialización del sufrimiento, que decía ETA). El lunes pasado lo mandamos a la radio para que se confesara dispuesto a incumplir cuanto había prometido o pudiera prometer en el futuro. Y todo ello sin necesidad de ponernos en huelga de hambre, como de Juana Chaos.

About these ads
Entrada anterior

19 comentarios

  1. pilar perez

     /  11 mayo 2012

    SIMPLEMENTE FANTASTICO.

  2. Jesús Casero Pérez

     /  11 mayo 2012

    Retrato con bisturí
    De acuerdo con Pilar. Leído yendo al trabajo. Comenzando el día estas cosas alimentan.

  3. anodadado

     /  11 mayo 2012

    Perdigota,
    tengo más años de lo que parece, decirle que admiro a las personas con su actitud, la juventud está en el coco y las ganas de aprender. Gracias a personas como ud. hemos llegado hasta aquí, y nos lo estamos dejando robar sin valorar debidamente sus esfuerzos.
    Un abrazo cordial a ud. y al resto.

    Aprovecho y le mando unos cuantos tochos con información que le resultara interesante, al hilo del magnífico artículo de Rosa y Millas…
    Al que no le interesen, le pido disculpas y que se los salte!!!!, aunque no esta demás un vistazo para entender mejor este curioso mundo que nos han colocado!
    Fuente de los textos: EL AGUJERO ANARQUISTA

    1.- Los Banksters de Goldman Sachs

    I. LA TRAMA SECRETA DE GOLDMAN SACHS

    Desde que estalló la crisis financiera, el banco de negocios Goldman Sachs se convirtió en blanco de fuertes críticas y denuncias. Se le acusa de actuar como una mafia y de ocupar cargos en las principales estructuras de poder para favorecer sus negocios. Pero en las últimas semanas esas críticas se multiplicaron, debido a la influencia -pública y subterránea-, que al parecer ejerce ese banco en la crisis del euro.

    ¿Goldman Sachs se está apropiando del poder en Europa? Esa es la inquietante pregunta que formulan los medios políticos del Viejo Continente ante la decisiva participación que ha tenido el banco norteamericano desde que estalló la crisis del euro.

    ¿Quiénes son esos personajes que aparecen a veces a plena luz del día y otras veces en las sombras? ¿Qué cargos ocupan? ¿Cómo funciona la “mafia” Goldman Sachs? ¿Qué puede ocurrir con tantos hombres de “La Firma” ocupando cargos clave de poder no sólo en Europa, sino también en Estados Unidos?

    Una partida terrorífica

    Aunque nunca lo confiesen en voz alta, los tecnócratas de Bruselas piensan que los dirigentes de Goldman Sachs actúan con la precisión y la sangre fría que caracteriza a los grandes jugadores de ajedrez: en una sucesión de movidas fulminantes, en los últimos meses consiguieron desplazar una serie de piezas clave sobre el tablero europeo que le dieron el control de algunos resortes esenciales del poder en el Viejo Continente.

    En menos de dos meses, algunos exmiembros de GS -como se los conoce en la jerga de Wall Street-, ocuparon tres puestos clave: la presidencia del Banco Central Europeo (BCE), y la jefatura de los gobiernos en Italia y Grecia.

    En términos generales se podría decir que -aunque no se trate de un hombre de GS-, la alta finanza internacional se apoderó incluso del ministerio de Economía en el gabinete de Mariano Rajoy, en España.

    Masonería de las finanzas

    Después de esa ofensiva, más parecida a un blitzkrieg de Panzer que a una sutil ofensiva del maestro Capablanca, los adversarios del banco encontraron un motivo más para compararlo con una masonería con ramificaciones que le permiten manejar los sectores más sensibles de las finanzas planetarias. Algunos periodistas incisivos, como Matt Taibbi del mensuario Rolling Stone, no dudan en definirlos como una “mafia”. En todo caso, desde Wall Street a la City de Londres o a la plaza financiera de Singapur -sus tres principales polos de actividad-, Goldman Sachs está considerado como la más exitosa, cínica, envidiada, despreciada y, a su juicio, incomprendida maquinaria del nuevo capitalismo financiero.

    “La Firma” -como la llaman peyorativamente algunos historiadores de la economía por analogía con el libro de John Grisham que fue llevado al cine por Sydney Pollack en 1993-, es tal vez el banco más influyente del mundo. Ese poder quedó en evidencia cuando su Ceo, Lloyd Blankfein, se atrevió a rechazar una invitación del presidente norteamericano Barack Obama para discutir la regulación de las instituciones financieras. GS es también, probablemente, el banco más odiado.

    Lluvia de cargos

    Un sondeo realizado en 2009 demostró que 78 por ciento de la opinión pública norteamericana lo acusa de haber complotado para acelerar el derrumbe de su rival Lehman Brothers, el 15 de septiembre de 2008.

    Otra encuesta lo considera responsable de haber creado las condiciones para que Bank of America engullera de un bocado a Merrill Lynch.

    Pero el cargo principal está relacionado con el salvataje del gigantesco asegurador AIG. Gracias a las relaciones en el círculo de poder que rodeaba a George W. Bush, evitaron que el eventual derrumbe de AIG provocara daños colaterales irreparables en las inversiones de Goldman Sachs.

    Por esas razones, tres cuartas partes del país lo identifica -con o sin razón-, como uno de los mayores responsables de la crisis financiera.

    Una investigación del Senado norteamericano denunció que Goldman Sachs fue uno de los inventores de los sofisticados productos derivados -como las hipotecas subprimes-, que inflaron la mayor burbuja que conoció el país desde la gran depresión de 1929. Esos dramáticos episodios, que se definieron durante el fin de semana del 12 al 14 de septiembre de 2008, aparecen reflejados en una secuencia clave del film Wall Street II. El dinero nunca duerme, de Oliver Stone.

    Así nacieron los banksters

    Desde esa época, la mayoría de los bancos que integran la alta finanza norteamericana junto a Goldman Sachs -como Morgan Stanley, JP Morgan, Citigroup o el nuevo coloso Bank of America Merrill Lynch-, son considerados por la opinión pública como banksters, un neologismo que no requiere mayores explicaciones.

    GS tuvo una fuerte presencia en todos los gobiernos -tanto demócratas como republicanos-, de la historia reciente de Estados Unidos. Durante la presidencia de George W. Bush, el imponente edificio de acero y vidrios polarizados ubicado en el número 85 de Broad Street, donde funciona la sede central de GS, en el corazón Wall Street, estaba considerado como una filial de la Casa Blanca. El hombre clave de la economía norteamericana durante los últimos años de Bush era Henry Hank Paulson, que había sido CEO de Goldman Sachs hasta que fue nombrado secretario del Tesoro, en mayo de 2006. Esa influencia no cesó ni disminuyó cuando Barack Obama ingresó a la Casa Blanca.

    II. LAS PUERTAS GIRATORIAS DEL PODER

    El sistema de “revolving doors” -puertas giratorias-, que caracteriza la política norteamericana sin que nadie piense en denunciar un conflicto de intereses, facilitó el tránsito permanente entre los puestos ejecutivos de Goldman Sachs y ciertos cargos estratégicos del poder económico, tanto en Estados Unidos como en Europa.

    Tan intensa es esa circulación entre el poder norteamericano y el 85 de Broad Street que, en los años de Bush, algunos comentaristas políticos bromeaban diciendo que la GS significaba, en realidad, “Gobierno secundario”.

    En Europa, donde recién se instaló luego del “big bang” desregulador de la City en 1986, mantuvo hasta ahora un perfil relativamente bajo.

    Un imperio sin sombras

    La implantación en Europa coincidió con la gran transformación de GS iniciada a principios de los años 90. Primero Robert Rubin y luego Jon Corzine relegaron el sector de merchant bank para privilegiar las actividades de mercado -obligaciones, divisas y materias primas- por mandato de terceros y también por cuenta propia (ver capítulo III).

    GS, de todos modos, continuó acordando especial importancia al asesoramiento de Gobiernos. Aunque no se trata de una actividad demasiado rentable, esas operaciones le permiten influir en la adopción de políticas ultraliberales, colocar a sus hombres de confianza en puestos clave y tejer su red de relaciones.

    Es que Goldman Sachs no es solamente un banco con unos 500 “seniors executives” y 35 mil 700 empleados, que en 2010 tuvo ingresos mundiales por valor de 39 mil 191 millones de dólares. La empresa creada en 1869 por Marcus Goldman y Samuel Sachs es -sobre todo- un grupo de presión, una red de contactos del más alto nivel internacional y un cenáculo de influencia intelectual: la pirámide jerárquica de Goldman Sachs actúa como “los miembros de una masonería, encargados de difundir la verdad profesada en la logia”, según la fórmula acuñada por Marc Roche, autor del libro “El banco”. Cómo Goldman Sachs dirige el mundo. Su CEO, Lloyd Blankfein, “controla un imperio donde nunca se pone el sol”, afirma.

    Los padres de la crisis griega

    La primera participación importante de GS en Europa -aunque no resultó demasiado gloriosa- fue su intervención en Grecia en 2001 para maquillar los déficits que comprometían su ingreso a la zona euro: la artífice de esa operación fue la griega Antígona Ludiadis, que ocupaba un cargo clave en la central europea de Goldman Sachs en Londres.

    Gracias a la contabilidad creativa que aplicó en Grecia, Addy le hizo ganar millones de dólares a su empresa, fue promovida al cargo de gerente-asociada y Grecia pudo ingresar a la zona euro. El cuento de hadas terminó en 2010, cuando se descubrió el escándalo de la deuda griega que abrió las compuertas de la crisis de la deuda europea.

    La presencia de Goldman Sachs en el viejo continente, sin embargo, se intensificó en los últimos meses, sobre todo desde que estalló la crisis de la deuda en la zona euro.

    Los primeros movimientos

    La estrella de GS en Europa llegó a su cenit con la designación de Mario Draghi para reemplazar a Jean-Claude Trichet en la presidencia del Banco Central Europeo (BCE) a partir del 1 de noviembre de 2011. Ese economista de 65 años que hizo parte de su carrera en la administración pública italiana, fue vicepresidente para Europa de Goldman Sachs de 2000 a 2006 y de allí pasó a ocupar la presidencia del Banco de Italia (central) de 2006 a 2011.

    El recorrido de Draghi es típico del método de revolving doors que GS utiliza intensamente.

    Una trayectoria similar fue la que recorrió Mario Monti, un reputado economista que el 16 de noviembre pasado dejó el rectorado de la Universidad Bocconi de Milán para asumir la conducción del Gobierno italiano tras el bochornoso final de Silvio Berlusconi. Durante ocho años, de 1994 a 2002, fue comisario europeo encargado de la sensible cartera del Mercado Interior, Servicios, Aduanas y Fiscalía.

    Gracias a la experiencia y los contactos que acumuló en ese cargo, fue contratado como international advisor por Goldman Sachs. Al igual de Peter Sutherland (ver capítulo III), Súper Mario también es un hombre que cultiva su red de relaciones: es miembro del directorio de dos influyentes “think tanks” europeos, Bruegel y Friends of Europe, integra la sección europea de la Comisión Trilateral y forma parte del comité directivo del grupo Bilderberg.

    El tercer hombre

    El tercer personaje clave de la galaxia europea de GS es el economista Lucas Papademos que el 11 de noviembre fue designado primer ministro griego. Desde que terminó sus estudios, Papademos giró siempre en la órbita de la altafinanza internacional: después de haber trabajado como senior economist en el Federal Reserve Bank de Boston, ingresó como jefe economista al Banco Central griego.

    De 1994 a 2002 fue gobernador de ese banco. Fue durante ese periodo que tuvo una intervención -todavía no elucidada con claridad- en la operación de maquillaje de las cuentas públicas del país, realizada por los contables creativos de Goldman Sachs. Entre 2002 y 2010 fue vicepresidente del BCE.

    Papademos nunca trabajó en GS, pero -al igual que otros miembros de la galaxia GS- también es miembro de la Comisión Trilateral.

    El hombre de las finanzas

    La última pieza clave que logró colocar la alta finanza internacional en el tablero europeo fue Luis de Guindos Jurado, que el 22 de diciembre último fue designado ministro de Economía en el flamante Gobierno conservador que dirige Mariano Rajoy. Después de los ocho años que pasó en el Gobierno de José María Aznar, donde llegó a ocupar la Secretaría de Economía, Guindos volvió a la actividad privada, primero como consejero para Europa de Lehman Brothers y luego director de la filial del banco en España y Portugal, cargo que ejerció hasta la quiebra de esa entidad en 2008, que precipitó la crisis mundial. A partir de ese momento y hasta su incorporación como ministro, fue responsable de la división financiera de PricewaterhouseCoopers.

    Esas designaciones, que deben poco al azar, comienzan a preocupar a los dirigentes de la Unión Europea (UE) en Bruselas. Algunos círculos de poder temen que la crisis de la deuda sea aprovecha por la alta finanza internacional para imponer sus -dudosas- reglas de funcionamiento en el viejo continente.

    III. LA RED EUROPEA

    ¿La crisis de la deuda griega estalló porque el exprimer ministro Giorgios Papandreu le cerró la puerta a Goldman Sachs? Esa es, en todo caso, la teoría que enuncian algunos economistas iconoclastas o historiadores de la economía como Paul Jorion, Marc Roche o Michael Lewis.

    En octubre de 2009, apenas unos días después de la victoria electoral de Giorgios Papandreu, una delegación de Goldman Sachs viajó a Atenas para proponerle un plan destinado a reestructurar la deuda griega.

    El flamante primer ministro, según esa versión, rehusó la propuesta, argumentando que una alta ejecutiva del banco -la griega Antígona Ludiadis- había mancillado el honor del país con sus artilugios de contabilidad creativa para disimular la deuda pública.

    Pocas semanas después, Papandreu abrió discretas conversaciones con las autoridades de la Unión Europea (UE) para negociar un plan de rescate en forma discreta.

    Pero ese proceso fue torpedeado el 15 de febrero de 2010 mediante un artículo hostil publicado por Otmar Issing en el influyente periódico económico “Financial Times”.

    Un secreto para iniciados

    Esa opinión no era insignificante porque Issing había sido miembro del Consejo de Administración de la Bundesbank y economista jefe del BCE. Pero omitió precisar que en ese momento -y aún ahora- era consejero internacional de Goldman Sachs.

    Sólo los iniciados, esos que la justicia define como “inside trader”, podían olfatear el secreto de esa maniobra: el departamento de “trading” del banco, que había apostado a la baja del euro, corría el riesgo de sufrir grandes pérdidas en caso de una intervención de la UE, capaz de provocar un aumento de la moneda europea.

    Ese episodio muestra con claridad la influencia que alcanzó Goldman Sachs en Europa desde que desembarcó en el viejo continente, hace más de 15 años.

    El director de orquesta

    El artífice de la implantación de GS en Europa fue Peter Sutherland, que desde 1995 dirige Goldman Sachs International, la filial basada en Londres.

    Ese irlandés de 66 años es uno de los hombres más influyentes de Europa y un hombre clave de las relaciones financieras entre ambas orillas del Atlántico. Fue comisario europeo de Competencia de 1985 a 1989, de 1989 a 1993 dirigió el Allied Irish Banks, fue director general del GATT y de la OMC de 1993 a 1995, y presidente de British Petroleum (BP) de 1997 a 2009. También integró hasta 2005 el directorio de Investor AB e integró el consejo de administración de Alibaba.com, el sitio chino más importante de comercio en línea para empresas. Desde 2006 preside el consejo de la prestigiosa School Economics of London y también integra el Consejo Internacional de IESE, la eminente escuela de negocios de la Universidad de Navarra en España.

    Paralelamente, presidió la sección Europa de la Comisión Trilateral (2001-2010), uno de los círculos más influyentes de las finanzas mundiales, y es miembro del Comité de Dirección del grupo Bilderberg.

    Su operación más ambiciosa de los últimos años fue hacerse cargo del capítulo europeo del Transatlantic Policy Network (Consejo Económico Transatlántico), un poderoso instituto que funciona en ambas orillas del Atlántico con el objetivo de promover la creación de un bloque euroatlántico capaz de “actuar en todas las áreas” para mejorar la integración entre Estados Unidos y la Unión Europea (UE). El primer paso de ese ambicioso objetivo consiste en “armonizar las reglamentaciones y normas”, paso clave para facilitar la implantación de empresas de Estados Unidos en Europa y viceversa.

    La masonería de GS

    Peter Sutherland es el personaje central de la llamada trama europea de Goldman Sachs o, como prefiere decir el autor Marc Roche, de la “masonería de GS en Europa”.

    Durante años, uno de los hombres clave de su equipo fue el italiano Mario Draghi, actual presidente el Banco Central Europeo (BCE). Antes de ocupar ese cargo crucial en la galaxia de la zona euro, desde 2000 a 2006 fue vicepresidente para Europa de GS International a cargo de fusiones y adquisiciones transfronterizas, y de empresas y países soberanos. Como responsable de esa posición estratégica, una de sus misiones consistió en vender el producto financiero “swap” que le permitió a Grecia maquillar su contabilidad para disimular una parte de su deuda soberana. Draghi, sin embargo, desmintió haber participado en esas operaciones.

    De allí pasó a ocupar la Presidencia del Banco de Italia (central) de 2006 a 2011. Desde 2008, mientras era gobernador del Banco de Italia, siguió siendo consejero de asuntos internacionales de la firma.

    Aunque no tiene relación con Goldman Sachs, un nuevo aspecto de su vida comienza a inquietar a los diputados del Parlamento Europeo: el presidente del BCE nunca dijo que su hijo Giacomo trabaja en la sede de Londres del banco Morgan Stanley. En el perfil que divulgó a través de la red Linkedin, se presenta como “interest rate trader”, es decir, experto en el mercado de tasas de interés. Esos mercados son directamente tributarios de las decisiones del BCE, una situación que -algún día- puede plantear un serio conflicto de intereses.

    Las dos caras de “SuperMario”

    Uno de los actores principales de la operación de maquillaje de la deuda griega fue, curiosamente, Lucas Papademos, que acaba de ser nombrado primer ministro de Grecia.

    Papademos, que ocupó ese cargo estratégico desde 1994 a 2002, no pudo ignorar esa operación realizada -oficialmente- por dos miembros de Goldman Sachs: Antígona Ludiadis y Petros Christodulos, actualmente a cargo de la gestión de la deuda griega.

    Otro hombre clave de la galaxia GS es Mario Monti, el hombre que fue llamado como el Mesías para salvar a Italia, después del catastrófico final que tuvo Silvio Berlusconi.

    En todas las biografías, suele ser presentado como un tecnócrata, simplemente porque su último cargo era la Dirección de la Universidad Bocconi de Milán. Pero antes de ocupar ese puesto, Monti tuvo una larga carrera como funcionario internacional. Durante ocho años, de 1994 a 2002, fue comisario europeo encargado de la sensible cartera del Mercado Interior, Servicios, Aduanas y Fiscalía.

    Desde 2005, Súper Mario fue consejero internacional de Goldman Sachs, una actividad que no permitió integrar al mismo tiempo el grupo de reflexión sobre el futuro de Europa que dirigía el exprimer ministro español Felipe González. Poco después, a pedido del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, redactó el famoso documento “Revitalizar el mercado único”, conocido como “Informe Monti”.

    Miembro del Comité Directivo del Grupo Bilderberg, desde 2010 también presidió la sección europea de la Comisión Trilateral, dos de las organizaciones menos conocidas, pero más influyentes del mundo de los negocios.

    La red invisible

    Romano Prodi es otro miembro importante de ese universo. Dos veces presidente del Consejo de Gobierno italiano (1996-1999 y 2006-2008) y presidente de la Comisión Europea de 1999 a 2004. “Il professore” -como lo llaman los italianos- trabajó para GS entre 1990 y 1993, y luego en 1997.

    Uno de sus hombres de confianza en el Gobierno era Massimo Tononi. Después de haber trabajado para GS en 2004-2006, fue designado vicedirector del Tesoro italiano durante el segundo Gobierno de Prodi (2006-2008). Después regresó a Goldman Sachs como consejero. En septiembre de 2010 ingresó al Comité Directivo del London Stock Exchange (la bolsa de Londres) y en junio de 2011 fue nombrado presidente de la Bolsa Italiana.

    Otros personajes clave de Goldman Sachs en Europa son:

    * Lord Griffiths. Exconsejero de la primera ministra británica Margaret Thatcher, es uno de los más eficaces relacionistas públicos de GS en Europa.

    * Otmar Issing. Exintegrante del directorio de la Bundesbank y exjefe economista del BCE, es consejero de Goldman Sachs para Europa.

    * Gavyn Davies, economista jefe de GS 1986-2001, fue director de la BBC entre 2001 y 2004.

    * Paul Daighton, actual jefe del Comité Operativo de los Juegos Olímpicos de Londres, trabajó 22 años para GS.

    * David Watson, economista jefe de GS para Europa, actualmente integra el Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra.

    * Michael Cohrs, también trabajó para GS y es miembro del Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra.

    Con esas piezas clave sobre el tablero europeo, hay muchos dirigentes de Bruselas que empiezan a preguntarse si la partida que juega Goldman Sachs es puramente profesional o si, detrás de cada alfil que mueve, no hay un diseño secreto.

    Carlos Siula

  4. anodadado

     /  11 mayo 2012

    2.- El verdadero papel de los bancos centrales
    “Déjenme emitir y controlar el dinero de un país y no me importará quien haga las leyes.”
    Frase atribuida a Mayer Amschel Rothschild, 1790.

    Se dice que los bancos centrales son independientes cuando obedecen los dictados de la banca internacional, que se encuentra cartelizada alrededor del BIS a nivel normativo y de la Reserva Federal (Fed) a nivel ejecutivo. El caso de Hungría es revelador al respecto. En el nuevo parlamento, el Fidesz (54%) y el Jobbik (18%) aprobaron cambios en la constitución húngara teniendo una mayoría parlamentaria superior al 70%. La principal modificación consistía en cambiar las leyes que rigen el Banco Central de Hungría, con el objeto de mejorar la supervisión del gobierno sobre su propia moneda: el florín.

    A partir de ese momento se armó el pandemonio en la UE. Al Primer Ministro Víctor Orban lo llamaron déspota nacionalista y antidemocrático, entre otras cosas mucho peores. Hasta Washington llegó a pronunciarse diciendo que las reformas de Hungría les producían “inquietud”. Bruselas dijo que había un “problema con Hungría” por “la deriva nacionalista y autoritaria” del gobierno. Los medios de repente descubrieron una “gran deuda pública de Hungría”, que por si no lo saben ustedes es como la de Alemania: un 80% del PIB. A continuación el FMI, el Banco Mundial y la UE congelaron todos los préstamos a Hungría y el florín se hundió en el abismo.

    Durante toda la tarde del 18 de enero Hungría recibió acusaciones de todo tipo en el Parlamento Europeo. Se le critica que mencione a Dios en su constitución, como si otros países no lo mencionaran ya: Gran Bretaña (Dieu et mon droit), Estados Unidos (in God we Trust) o musulmanes (En nombre de Allah). Pero es por pura hipocresía. Pero lo que les escuece realmente es que sea el gobierno de Hungría quien controle su Banco Central. Pues si no lo sabían todavía, los bancos centrales mandan más que los gobiernos por ser quienes dirigen junto con los bancos comerciales la política monetaria y la contracción o expansión del dinero que circula en cada país.

    Lo que se exige al gobierno de Hungría es que no pueda ejercer ningún control sobre su banco central. Fue conmovedora la unanimidad de los parlamentarios de la izquierda europea a la hora de defender la independencia de los bancos centrales, para que tuvieran plena libertad de actuación los “tecnócratas” impuestos por la banca en los gobiernos de los países con problemas económicos. En su discurso, Daniel Cohn-Bendit llegó incluso a advertir contra desviaciones autoritarias al estilo de Hugo Chavez o Ahmadinejad dentro de la propia Unión Europea.

    También escuchamos a Manuel Barroso (antiguo maoísta, ahora reciclado a neo-liberal atlantista y Presidente de la Unión Europea) explicar que le importaban un bledo las reformas húngaras y que tuvieran un apoyo social completamente democrático y de amplio consenso político: como no revoquen los cambios realizados en la normativa de su banco central se exponen a duras sanciones económicas.

    La Comisión Europea dio a Hungría un mes para enmendar su constitución. Así que los burócratas de Bruselas (que no han sido elegidos por nadie) están mandando anular las reformas aprobadas por una mayoría abrumadora en un parlamento elegido por voto popular. El partido Jobbik ya prepara un referéndum para irse de la UE.

    En America Latina hay episodios recientes por lo que respecta a la independencia de los bancos centrales. Hace un año Argentina quería usar sus reservas para comprar deuda pública, que es lo mismo que ahora están haciendo la Reserva Federal con los Bonos del Tesoro americano y el BCE con la deuda pública de los países periféricos. Pero el Presidente del Banco Central Martín Redrado dijo que no y prefirió pagar los intereses a los bancos acreedores. Una medida que tuvo amplio respaldo internacional, evidentemente.

    Estos hechos obligan a recordar la historia de los bancos centrales y su misión. Además de funcionar el dinero mercancía (incluso en su forma más evolucionada con el patrón oro), la emisión de dinero ha sido siempre una prerrogativa del Estado que se ha usado según las necesidades del país (abusando de ella en no pocas ocasiones). En paralelo se ha producido siempre la actividad de los cambistas, desde los mercaderes de schekels para el culto en el Templo de Jerusalem hasta los banqueros italianos de la edad media. Estos últimos dieron a la banca privada su primer formato: guardar el dinero ajeno y emitir certificados de depósito, que circulaban internacionalmente a cambio del cobro de una comisión. Más adelante los medios de pago (letras de cambio principalmente) fueron evolucionando también hacia un uso monetario, gracias al trabajo de cámaras de compensación independientes del sistema financiero.

    En 1694 todos estos roles se fundieron en un único monopolio al crearse el Banco de Inglaterra. Era una sociedad privada de banqueros con accionistas secretos, cuyo objetivo era respaldar la expansión monetaria provocada por el uso de la reserva fraccionaria en sus bancos comerciales. La reserva fraccionaria consiste en emitir crédito contra una fracción de depósitos a la vista que no son propiedad del banco (sino de los depositantes particulares) y cobrar intereses sobre ese nuevo dinero expandido.

    Este es el modelo monetario que se ha impuesto finalmente a nivel mundial, de forma que la red de bancos comerciales del planeta termina siendo el verdadero agente económico al coordinarse con el BIS y la Fed para dirigir los ciclos de expansión monetaria, las burbujas y su posterior declive. Y esto en cualquier país del mundo o al mismo tiempo en varios.

    Ganar dinero de esta forma no tiene más secreto que forzar la “independencia” de todo gobierno para que éste no pueda meter mano nunca en la política monetaria. Así es como se inflan los activos beneficiándose al comprarlos, para hacer caja después otra vez vendiéndolos cuando bajan. Por si todavía no se había enterado, es esta la mecánica que domina las finanzas internacionales. Así es como los banqueros ganan su dinero y por supuesto no van a permitir que ningún parlamento les joda el chiringuito que tanto tiempo les ha costado construir.

    Pues ahora ya no se trata sólo de ser los más ricos, sino de concentrar el poder en sus manos. Cuando un país no pasa por el aro, se desestabiliza disparando su deuda pública, cerrándole el acceso al crédito internacional o incluso si hace falta hundiendo una materia prima (el trigo en Argentina en 1920) o inflándola (el trigo otra vez en Egipto recientemente). Últimamente subvencionando también a continuación revoluciones de “colores” y “primaveras” varias. O cuando no funciona, metiendo el ejército americano (Irak) o de forma más sofisticada pagando mercenarios (publicitados en la prensa internacional como “rebeldes defensores de las libertades civiles”) apoyados por las tropas de la OTAN (Libia hace unos meses y ahora Siria).

    Sólo la deuda pública de la zona Euro, EEUU y Gran Bretaña (2011) suma ya 32 billones de dólares, la mitad del PIB undial (65 billones). ¿Y por qué ha crecido tanto la deuda pública? Pues porque se tenía que rescatar a unos bancos que eran “demasiado grandes para caer”.

    Por lo tanto, no nos hemos dado cuenta pero se ha producido un cambio considerable a nivel mundial. La independencia de los bancos centrales ha supuesto la dependencia de los gobiernos nacionales, que han quedado al servicio de los carteles bancarios mundiales como si de nuevos señores feudales se tratara. Por supuesto, en Hungría esto se conocía muy bien y han decidido invertir la situación: independizar el gobierno atando en corto al banco central. Pero podría resultarles imposible por el gran poder acumulado por la banca internacional y su influencia en los medios de comunicación. Pues ahora tienen la posibilidad de convertir en un fascista leproso a cualquier verdadero defensor de la libertad política nacional. Y el público ignorante va a secundar como peones útiles lo que digan los periódicos, la TV y la radio.

    ¿Lo entienden?

    Maroto (el de la moto)

  5. anodadado

     /  11 mayo 2012

    3.- La máquina de hacer billetes (y lo dejo por hoy!!!! perdón por la longitud de los textos)
    Cuatro días antes la cumbre europea de jefes de Estado había aprobado el plan de rescate. Un plan publicitado como definitivo. El día 31 ya se había convertido en cenizas. El euro no tiene remedio. Grecia está en quiebra. Le seguirán Portugal, Italia, y España. ¿Qué pasa con el euro? Cuando no es la crisis financiera producida por el saqueo de la banca privada a manos de sus gestores, es la crisis de la deuda soberana. Y para solucionar estas crisis los gobiernos se ceban contra la economía real, con políticas que contraen la demanda y el empleo. Trasladando el coste de la crisis a las personas más débiles, trabajadores, pensionistas, dependientes, reduciendo el gasto social. Y esa crisis de la economía real rebota en el mercado financiero y lo hunde. Un círculo vicioso que nos arroja en caída libre. Todavía no vislumbramos la cota de miseria que alcanzaremos. Amenazando con liquidar los derechos económico-sociales en occidente.
    La explicación de lo que sucede es fácil, pero se hurta al conocimiento del público. En una economía globalizada países como España, Portugal, Grecia e Italia tienen que competir con India, China y otras economías emergentes. Y no pueden competir con ellas porque tienen una moneda fuerte, el euro. Mientras esos países, sobre todo China, mantienen sus monedas devaluadas. Las medidas de estímulo económico que aplicó el gobierno de Zapatero no funcionaron. Todo lo contrario, crearon más paro. Y es que en un mundo global, si se estimula el consumo en un país con moneda fuerte, eso no supone un incremento de la producción interna, sino un aumento de la importación, lo que agrava el problema. Cuando esas medidas de estímulo desaparecen, se vuelve a contraer más la demanda.
    Por eso España no tiene futuro dentro del euro. Como no lo ha tenido Grecia. Cuando existía la peseta, España siempre ha salido de estas crisis recurriendo a la devaluación. La devaluación siempre es dolorosa, y los sectores sociales que más la sufren son quienes tienen ahorros. Pero era eficaz como instrumento para reactivar la producción, pues se incrementaban las exportaciones y el turismo interno. Aumentaba el empleo y en tres años de ajustes se recuperaba la senda del crecimiento. Ahora, con el euro, esta solución no es posible. Llevamos ya cuatro años de destrucción de empleo y no para.
    Sí habría una solución europea para salir de la crisis. Bastaría con darle a la máquina de hacer billetes. Con ese dinero se liquidarían las deudas públicas y se financiaría un plan Marshall europeo, para desarrollar infraestructuras y servicios sociales. La consecuencia de darle a la máquina supondría una devaluación del euro. Y Europa estaría en mejores condiciones para competir. Pero esta alternativa, que habría propuesto Francia, ha sido desechada por Alemania. Alemania es un país de ahorradores y es el único que tiene una industria que fabrica productos sin competencia con las economías emergentes. A Alemania esta situación le va muy bien, exporta a precios altos y crea empleo. Pero al resto de Europa, la hunde. No importa, el IV Reich está en marcha.
    La crisis europea es una crisis de la demanda. Hay productos, hay fábricas. Pero no se vende, y lo que se vende se produce fuera. No queda más remedio que devaluar y recurrir a políticas monetarias expansivas, aunque generen inflación.
    El problema de darle a la máquina de hacer billetes no es sencillo, porque la Europa del euro se ha dotado de un sistema idéntico al de la Reserva Federal de EEUU. Los Estados no pueden imprimir billetes. La única forma que tienen los Estados para financiarse son los impuestos y la deuda pública. Y en estas dos formas de financiación reside la causa de la crisis actual.
    1.- LOS IMPUESTOS. El siglo XX se conoce en Occidente como el siglo donde se produjo la mayor distribución de riqueza. Una política impositiva progresiva hizo que los ricos pagaran hasta el 70% de sus ingresos, y los trabajadores el 20%. Esto dio lugar a las sociedades más prósperas que ha conocido la humanidad. Esta distribución de la riqueza se consiguió gracias a la fuerza del movimiento obrero y al miedo de contagio del comunismo que implicaba la URSS. Pero una vez desaparecida la URSS y aniquilado el movimiento obrero, se ha producido una inversión en la política impositiva. Ahora los ricos pagan menos que los trabajadores. Las rentas del capital cotizan menos que las rentas del trabajo. Y además los ricos tienen instrumentos financieros, como las SICAV, que les excluyen de pagar impuestos. Las SICAV pagan el 1%. Incluso el IB I, si una SICAV tiene edificios y fincas, nada paga por el IBI. Por no hablar de los paraísos fiscales. Esto ha supuesto una pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores y pensionistas. Se han transferido ingentes cantidades de dinero de los trabajadores a los ricos. Y los ricos no consumen. Un trabajador se gasta todo su salario, pero un rico, no. Acumula y especula. Esta situación es fácil visualizarla con un hecho aparentemente paradójico. Mientras que hay un descenso del consumo, incluso de alimentos, el comercio de productos de lujo no se ha resentido. Estamos en crisis, algunos. Los ricos, no. Ellos viven una situación boyante. La concentración de la riqueza crea crisis económica, mientras que la distribución de la riqueza es un factor de estímulo a la producción.
    2.- LA DEUDA PÚBLICA. Con el euro los Estados no pueden imprimir billetes. Si un Estado quiere financiarse, tiene que emitir deuda pública. Y la forma de emitir deuda es la siguiente: el Banco Central Europeo deja a la banca privada todo el dinero que quiera al 1,5%. Y esa banca compra deuda pública griega al 18%, o española al 6%. Sí, es literalmente así. Dejamos dinero al 1,5% y lo tenemos que devolver al 6%. Por qué razón el Banco Central no deja directamente a los Estados el dinero al 1,5%. Ah, misterio. No puede ser. Solamente puede ser recurriendo a la deuda pública. Y son los mercados quienes establecen el precio de la deuda pública. Y qué hacen los mercados para conseguir mayores intereses y ganar más con la deuda pública, pues bajar la calificación de los países. Así, un país que no tendría problemas de funcionamiento con la deuda pública al 1,5%, al 7% no puede funcionar y debe ser intervenido.
    Esto explica cómo se produce la crisis financiera. Los bancos privados tienen todo el dinero que quieran al 1,5%.Y la inflación es del 3%. Luego les están regalando dinero por su cara bonita. Y qué hacen los bancos: pues prestar a todo trapo el dinero que les da el Banco Europeo. Hay dinero de sobra, todo el que quieran. Iba uno a pedir un préstamo para su casa y le dejaban dinero para comprar el coche, amueblar la casa y darse un crucero por el Caribe. Hala, barra libre. Y para las Administraciones Públicas, lo mismo. Que quiere usted un aeropuerto, por supuesto, yo se lo financio. Tengo un montón de dinero al 1,5%, y se lo presto al 6%. No uno. Diez aeropuertos le financio. Y los directivos de los bancos, cada vez que hacían un contrato, venga a cobrar comisiones disparatadas.Y cuando se presenta la primera dificultad, se origina un impago en cadena.
    Y no es justificable que Alemania esté en contra de darle a la máquina de hacer billetes. Porque cuando cayó el muro de Berlín, el marco de la FRA valía 10 marcos de la RDA. Y por arte de magia, tras la reunificación, Alemania decidió cambiar un marco de la RDA por otro de la RFA. Le dio a la máquina de hacer billetes e hizo diez veces más ricos a los alemanes del este. Y en pocos años logró la convergencia económica entre las dos Alemanias, algo que era impensable. Entonces nadie rebajó la calificación del marco alemán, nadie protestó y dijo que hacían trampa. E inmediatamente se creó el euro, se cambiaron por euros tanto los marcos de la RFA, como los marcos de la RDA, que nada valían.
    La única salida razonable a la crisis sería aplicar políticas de redistribución de la renta y que los Estados recuperen la capacidad de imprimir moneda. Pero esto choca contra la ortodoxia de las instituciones financieras. Y es que el capitalismo no está en crisis. Esta crisis está perfectamente programada para despojar de derechos y bienes a los trabajadores y liquidar a las clases medias. Sin recurrir a teorías conspiranoicas, basta repasar la lista de las personas que están al frente de las instituciones financieras, y ver cuál ha sido su trayectoria profesional.
    Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, fue el jefe de Goldman Sachs para Europa. Se encargó personalmente de falsear y ocultar el importe de la deuda pública griega, para que esta siguiera creciendo más allá de lo razonable, y cuando estuvo lo suficientemente hinchada, rebajó su calificación, al objeto de que los intereses subieran del 3% al 18%. A este individuo han elegido para que gobierne el euro. Antonio Borges, jefe de la división del Fondo Monetario Internacional para Europa, era director de Goldman Sachs entre el año 2000 y 2008. Petros Christodoulou, jefe de la Agencia de Deuda Pública griega, también era directivo de G.S. En la administración americana también son los hombres de Goldman Sachs quienes controlan el poder económico. Robert Ru-bin, Secretario del Tesoro con Bill Clinton. Henry Paulson, Secretario del Tesoro con G. W. Bush. La lista sería interminable. Pero si asombra la cantidad de directivos de Goldman Sachs que están en puestos claves de organismos internacionales y gobiernos, más asombra la cantidad de políticos y altos funcionarios públicos que terminan en Goldman Sachs con cargos y sueldos astronómicos, como recompensa por los servicios prestados.
    Hay que recordar que Goldman Sachs fue quien puso en circulación las hipotecas subprime, calificándolas de activos de la máxima calidad y cuando las colocó en el mercado, rebajó su calificación y produjo el hundimiento de Lehman Brothers. Hundimiento que desató la crisis financiera. No nos encontramos ante una crisis misteriosa que nadie sabe cómo se ha producido. Estamos ante el cumplimiento exacto de un programa. Y cualquier alternativa que no esté prevista en ese programa, es desechada sin miramientos. Y sus valedores calificados de ingenuos. Esta crisis, que sí es bien real para los ciudadanos de a pie, solamente se terminará cuando decidamos desprendernos de estos políticos y financieros.

    Juan de la Lama

    Salud y acracia mientras no haya democracia!

  6. anodadado

     /  11 mayo 2012

    Rosa,
    nuevamente me disculpo por la longitud de las entradas, pero son mi forma de agradecer el artículo, que denota un profundo conocimiento de la realidad, y que por falta de espacio no puede entrar en los detalles, que me permito añadir para que nadie dude de la realidad que magistralmente retrata, no es un simple artículo bien escrito, es la llave que despierta la curiosidad sobre una realidad que normalmente los medios no cuentan en detalle.

    Gracias de nuevo por el blog, la libertad de expresión y los participantes en especial, que haya tanta gente con inquietud anima en estos tiempos extraños.

    Saludos cordiales

  7. Jesús Casero Pérez

     /  11 mayo 2012

    A anodadado
    Qué lejos nos quedan estos conocimientos aún formando parte del sistema educativo. Parece que seas instrumento involuntario para que estos manejos se perpetúen…Mientras tanto, la ética, el arte, la libertad de pensamiento, la autocrítica y la coherencia, parecen contribuir a que estas especies de logias nos impongan el vivir diario, pues bien que se protegen en su oscurantismo, provocando rechazo a querer participar de lo que representan, impregnando a la propia actividad política -que en sí no debiera ser un nido de rufianes- de un descrédito más que merecido en las acciones de la mayoría de sus representantes, convertidos en estafadores de sus representados.

  8. anodadado

     /  11 mayo 2012

    Jesus casero,
    no comprendo lo de instrumento involuntario.
    Respecto a las materias que indicas sólo resalto que la ética es la evaluación crítica de diferentes aspectos de la moral, entendida esta como costumbre, y que estas enseñanzas que como acertadamente indicas guíen actualmente hacia el interés y no la libertad de pensamiento se debe precisamente a que están diseñadas por quienes definen el sistema como algo inevitable, bueno y necesario porque somos culpables de algo… JOJOJO
    Sólo el conocimiento nos hará libres, y si como deduzco tu labor es la enseñanza el problema no es conocer determinadas realidades en toda su crudeza (teniendo en cuenta la edad y madurez del receptor), sino que te impongan como impartir y orientar determinadas materias, que durante siglos han sido el motor de la evolución humana, y hoy día han pasado a ser una herramienta más del control disimulado, camuflando en libertad de expresión la difusión de ideas concretas, no el estímulo del pensamiento lateral y el descubrimiento de nuevos caminos o el estímulo de la crítica como elemento de crecimiento.
    Los datos duelen, pero la decisión de sucumbir o no a su inevitabilidad y el “así es la vida” es cuestión personal y de quienes han decidido formar mentes y no fomentar la libre evolución de las mismas.

    Si te parece que conocer y difundir la fría realidad, de forma objetiva y sin interpretarla es malo, no coincidimos, y menos en un foro donde presupongo accedemos adultos que deseamos formarnos nuestra propia opinión a partir de informaciones diversas, con un mínimo de interpretación dirigida a uno u o otro fin, pues ninguno es el válido, el válido es el que cada hombre libre entienda como tal, y a la vez comprenda que nada se impone, todo se razona y se decide por el poder constituyente de los ciudadanos, no de los autoproclamados dirigentes.

    Salud y acracia mientras no haya democracia amigo!

  9. Jesús Casero Pérez

     /  12 mayo 2012

    A anodadado
    Me he expresado mal y, desde luego, no hacía ningún juicio de valor sobre tu persona -ni sobre lo que para mí es una magnífica aportación-, si no todo lo contrario: he leído con atención todo lo que has reunido y nos ofreces generosamente.
    He querido decir que cualquiera que sea el área en la que uno se desenvuelve, si su papel es el de ayudar a transmitir algún tipo de conocimiento, lo será dentro de límites, incluso relativizando el valor del conocimiento en sí si éste no tiene como objetivo principal el hacer mejor a la persona.
    Al hablar como lo hacía pensaba en una formación que se base en la rectitud y el respeto. Si realmente algo así cuaja y da como resultado personas con convicciones, siempre se encontrarán en desventaja con los que mienten, engañan, falsean, manipulan, subvierten… Si llegan a creer en un sistema de relación que tiene como base la suma de voluntades libremente expresadas, estarán absolutamente fuera de lugar, pues ese sistema se lo han apropiaron los grupos -¿partidos?-; y si existe un pensamiento de izquierdas -y para su desgracia-, su mayor componente ético lo hace más severo en el juicio que aplica a las acciones de los suyos, suele, en sus decepciones, “entregar” un espacio en el que posiblemente sea mayoría a los que tienen absolutamente claro qué deben hacer, sin que les tiemble el pulso, yendo a votar en formación y socavando la institución y a sus representantes si no han ganado; que en eso hemos estado. Y a eso me refería en lo de ser instrumento involuntario, pues al controlar contenidos, dotaciones, etc., también se apropian de lo que haces.
    En absoluto me parece que “…conocer y difundir la fría realidad, de forma objetiva y sin interpretarla es malo…”; me abruma el desconocimiento de tantas cosas que condicionan nuestro quehacer diario y el uso, claramente abusivo, que entidades, gestores, gobiernos, hacen de ello. No deja de sorprenderme el absoluto candor con que nos entregamos a los trapicheos bancarios y a las ventajas que nos ofrecen para conseguir algunas de nuestras aspiraciones; y al casi absoluto dsesconocimiento de sus “principios”.
    Te reitero mis disculpas si has podido ver alguna crítica en mi mensaje.
    Buenas noches.

  10. anodadado

     /  12 mayo 2012

    Jesús Casero,
    le pido yo disculpas por no haber comprendido el fondo de su mensaje. Sin embargo pienso (o quiero creer) que la ética no entiende de colores, y si así ocurre es por manipulación en uno u otro sentido, la ventaja no es de quienes quienes mienten por ley natural (la teoría de juegos ayuda mucho en estos temas), sino de que nos han vendido un sistema democrático que no cumple ningún mínimo y que defendemos en nuestra ignorancia cainita y envidiosa perfectamente alimentada durante décadas, votamos como romeros cada 4 años un sistema que sólo abre un domingo en este periodo, para que entreguemos un cheque en blanco y legitimemos a quienes nos expolian “respetando nuestro mandato” pero sin la obligación de comprometerse con nada o escucharnos… ingenuamente (no tanto) me he dirigido a variados de nuestros próceres preguntando en mi ignorancia porque esto es una democracia… las respuestas han sido uhmmmm… CERO. Como seguro alguno lee este blog que conteste si puede… (si ninguno dice nada, supongo inocentemente que no leen na de na, dado el interés y conocimiento que demuestran sobre sus programas y compromisos Lo acabo de pillar: Nos gobiernan mementos ;-) JAJAJAJA)
    Disculpas si mi tono ha sido desmedido o demasiado visceral, amigo!

    Salud y acracia mientras no haya democracia!

  11. perdigota

     /  12 mayo 2012

    ANONADADO: Gracias por lo que me dices. Parece que pides disculpas, pero creo (con el permiso de RMA) que tu participación es importantísima para el conocimiento de la historia y de lo que ahora mismo esta ocurriendo en España y en el mundo. Tengo que admitir, muchas cosas no las entiendo de la primera, pero conozco el fondo. Yo no sabría explicarlo, ese fondo que comprendo, pero tengo la completa seguridad de que lo que dices es auténtico. Me pasa lo mismo, más o menos, que con los artículos de Vicenc Navarro. Y pienso, lo más importante es que estos escritos, la información, la idea, se propaguen, lleguen, al mayor número de personas. Un abrazo.

  12. ana alfonso

     /  12 mayo 2012

    A anodadado
    Reconozco mi pequeñez , hago esfuerzo y sigo con tus entradas. Pero algo me lleva a terminar leyendo como si leyera una novela de intriga espionaje, contraespionaje , varias muertes y la corrupción de la industria farmacéutica como telón de fondo. O lo leo así, o tengo que tomar tila y algo más fuerte. De todas formas gracias

  13. Jesús Casero Pérez

     /  13 mayo 2012

    A anodadado y a todos los que participan en este blog
    Habría sido mejor expresar mi admiración y agradecimiento por el trabajo que supone la búsqueda y organización de todo el contenido que motivó mi poco acertado comentario, pero también a todos los que dejan su opinión relacionada con el asunto de fondo del día, o con el sentir general del sitio, para mí uno de los que más animan a inscribirse y a dejar algún comentario, pues -como creo haber leído en un post de celemín- estimula y alegra saber que se está ahí, y que vale para mucho más que eso. En tal sentido el agradecimiento a Rosa María Artal sería el primero y obligado.
    Sí, me muevo en el ámbito de la educación, y con el Arte de fondo.
    Sentir que de verdad consigues despertar ilusión en personas que no tendrán donde meterse es una sensación agridulce; también porque tienes hijos y amigos que están en Sol, y porque has comenzado a estar al cabo de la calle y, porque aún no queriendo, espero ser un jubilado, como lo fue mi padre en un tiempo aún más asfixiante que, con otros decorados, los verdaderos nostálgicos herederos se han aprestado a imponer.
    Gracias y feliz domingo!

  14. Gracias anodadado por toda esta informacion, el articulo de cabecera muy muy bueno.
    Un besazo a tod@s.

  15. anodadado

     /  13 mayo 2012

    Jesús Casero Pérez
    13 mayo 2012 09:04
    De poco acertado nada, diste tu opinión, yo contesté en función de mi interpretación, justificaste tu postura, entendí la tuya y alcanzamos un entendimiento. Si eso no es la grandeza del diálogo, los blogs y el ser humano… nadie tiene nunca toda la razón ni está totalmente equivocado… si dialoga. Un sincero abrazo amigo, y perdona que no pillara el significado de tu mensaje, los textos tienen varios niveles de información, y está claro que los comentarios de texto los tengo oxidados ;-) Tu sensación es agridulce, como la de todos los que se dejan el lomo por un mundo mejor… no cejes mientras puedas (es fácil decirlo, lo sé), al final venceremos por la razón, o perderemos todos, por culpa de unos cuantos que caerán presa de su psicopatía. Te dejo (os dejo) un artículo interesante (en inglés)… hace tiempo que solo leo prensa extranjera, para estar informado de algo de lo de aquí, principalmente JAJAJA. Este artículo de opinión es genérico pero dice muchas verdades que creo debemos aprender a evaluar:

    http://www.nytimes.com/2012/05/13/opinion/sunday/fables-of-wealth.html?src=me&ref=general

    (Está en inglés, pero el título lo dice todo, el NYT no es el Pravda precisamente, pero no me imagino esté artículo en casi ninguno de los medios hispanistanies…)

    Un sincero abrazo, amigo!

  16. anodadado

     /  13 mayo 2012

    ana alfonso
    12 mayo 2012 22:44
    De pequeñez nada, el leerlo como una novela es un buen sistema de autodefensa. Por cierto, cuando opino lo suelo indicar, al igual que cuando proporciono textos de terceros, más quisiera yo ser capaz de escribirlos, desde luego podría hacer un refrito como si fuera mío, pero no me parece ni serio ni justo, sobre todo porque inevitablemente daría mi propio sesgo. La información libre, respetando el original para que cada uno saque sus conclusiones o pregunte. es la clave, ¿porqué es la clave? porque no estamos acostumbrados: lo evitan por todos los medios a su alcance. Por algo será…

    Un abrazo!

  17. anodadado

     /  13 mayo 2012

    Ana alfonso,
    me leo y resulto ambiguo: NADA DE PEQUEÑEZ, el asombro e incredulidad normal que produce toda esta mierda que nos ocultan, cuando se empieza a vislumbrar parte de lo real, sin necesitar conspiraciones con lagartos, tierras huecas y demases…, sólo datos y ver cara a cara lo más mísero del ¿ser humano?!!!!. Como luchar: con dignidad e independencia, olvidemos todos los milagros, el parecía bueno y prescindamos de los mesias de nueva era (no va por ti, es para todos, me incluyo, no debo/emos olvidarlo por tentador que parezca a veces )
    Un cordial abrazo!!!!!

  18. anodadado

     /  13 mayo 2012

    Contracorriente
    13 mayo 2012 15:29

    Gracias, pero debo reiterar que no son míos, me limito a informarme y transmitir lo que considero coherente… Aquello que me parece objetivo, documentado, con fuentes y datos contrastables, debatibles por cualquiera, con poca intención de guía… en la red hay mucha basura, pero mucha información (acertada o no ) contrastable, esa suele ser la interesante, nos guste el fondo o no. Como diferenciarla… si se parece a la prensa hispanistaní actual es dudosa JAJAJAJA

    Un abrazo amiga!

  19. Jesús Casero Pérez

     /  14 mayo 2012

    Gracias a ti de nuevo. Un fuerte abrazo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 820 seguidores

%d personas les gusta esto: