¿Para qué sirvió el debate?

¿Para llenar periódicos y secciones en los medios audiovisuales? La sociedad no sólo se ha sentido defraudada con el Debate sobre el Estado de la Nación, sino que ha ignorado lo que han dicho sus representantes –qué ganas de olvidar unos y otros lo que son-, en el más profundo hastío. Con lo contentos que estábamos con el triunfo de La Roja y “vienen estos aguafiestas”, además. Claro que es importante por dónde camina el futuro de España, pero del debate sólo han salido contentas las camarillas de quienes hablaron, en esa eterna sonrisa de peloteo y nula autocrítica que tanto les aleja de la realidad.

Que nadie se deje engañar en la desmemoria: Zapatero no ha precipitado a España en una crisis. Para nada, en absoluto, le vino dada y bien dada. Lo que no hizo fue mover un dedo por remediar el fiasco que teníamos montado en España con el ladrillo traicionero, ni con la corrupción, ni con el desorden institucionalizado. El colmo llegó cuando sucumbió a los encantos del mercado. Por mandato inapelable de ese peligroso ente conocido como “Bruselas”, portavoz de “los mercados”, que la ciudadanía elige alegremente en su formato actual. De no obedecer, nos reventaban el país y nos mandaban al bono basura como a Grecia. Resulta bastante incomprensible que el PP se queje de que el líder de aquel partido que se llamaba socialista, haga lo que ellos pensaban hacer con creces. Pero así es la vida que nos ha tocado vivir.

La desfachatez de Rajoy al pedir austeridad en un partido que dilapida y roba –presuntamente en tanto lo dilucidan los tribunales en múltiples causas abiertas- el dinero de los ciudadanos es épica. O la apelación a la “autoridad moral” ¿”moral” por qué? de la que dice Rajoy carece el Presidente del Gobierno, con todo lo largado por el caballero y todo lo hecho, y, especialmente, no hecho. Con los hilillos de plastilina y la cohesión interna lograda en su partido. Pero voy a detenerme, siquiera por estética, en cuestión de formas. Rajoy no ha goleado a Zapatero como dice “La Razón” (hay amores que matan). Vez tras vez, seria incapaz de ganar a nadie ni aunque el contrincante estuviera maniatado –que lo está-. En un debate. En elecciones celebradas en circunstancias de criterio racional. Por otro lado, nos situamos ante un señor que en el Siglo XXI utiliza en su discurso frases como “de matute”, “escurrir el bulto”, “¿de qué sirve cambiar la peana sin cambiar el santo” o el inefable “todos los españoles”, que ya Ortega y Gasset, hace casi un siglo, utilizó para definir al hombre mediocre. Y ésa es la pena., que él va ciego tras el sillón de La Moncloa sin contribuir a sacar a España del atolladero como hacen todos los partidos en Europa. Su argumento para no hacerlo es que “no confía en Zapatero”. ¿Confía alguien, seriamente, en Rajoy?

  La guinda ha sido no acudir a la segunda sesión del debate y quedarse “en su despacho trabajando”. La portavoz Saénz de Santamaría ha explicado que el discurso de Zapatero era totalmente prescindible. Rabieta infantil por haber perdido un debate que debería haber ganado, pereza pura y llanamente, y sin duda una falta de responsabilidad y de respeto a la soberanía popular que deja boquiabierto. No está en la vida para ganar a Zapatero, siquiera para escuchar a Zapatero exclusivamente, hablaban grupos que representan a ciudadanos y se le paga un sueldo por cumplir su trabajo como diputado.  Con él, se han ausentado más de 120 parlamentarios de su grupo.

En la grada tenemos también al aclamado líder de la “derecha civilizada”, Durain i Lleida, un señor que es partidario de no prohibir que los médicos “curen” la homosexualidad. Su homofobia, fascismo, y, sobre todo, ignorancia deberían haberle hecho abandonar la política. Para mí lo ha hecho, no le escucho, no le leo, no existe ya en mi universo, ni por obligación. Me gustan algunos líderes de formaciones minoritarias –no desde luego la oportunista del pelo rojo-, dicen cosas sensatas, pero una acaba exhausta tras engullir el plato principal.

Y aún así todos los medios nos han dado la barrila con el tema. Frívolamente que es lo que se lleva ¿quién ha ganado Zapatero o Rajoy? ¿La selección española o la de los Barrios Bajos? Y nos han contado que llevaban atuendos “rojigualdas” en el Congreso y las similitudes entre el debate y la final del campeonato mundial. Patético.

En la TDT y las televisiones del PP (que viene a ser lo mismo) han mandado las hordas del Pleistoceno –con tertulianos de quita y pon- manipulando datos con un señorío admirable. Se dirigen a una audiencia anestesiada. Ausente de lo que se cuece contra ella. ¿Para qué ha servido el Debate? Para robarnos la ilusión prestada. Para certificar la baja talla de nuestros políticos. La sabia historia nos cuenta que esto acaba en los Chaves y Berlusconis. El PP lleva camino adelantado. Berlusconis tiene varios. Y sobre todo una Thatcher de recambio, muy castiza ella (con todo lo que ello implica), que nos sacará de la crisis. Ya hablaremos otro rato de ella. De la crisis premeditada, que tiene mucha miga.

About these ads

19 comentarios

  1. No dio más de sí. Para quien no lo viera, haces un adecuado resumen, crítico y periodístico, aunque no del periodismo al uso. El discurso se construye cada vez más para consumo y disfrute de los propios fans. O de la propia clac, como se ve, con vergüenza ajena, una sesión tras otra en la sede de la soberanía popular. Al menos podrían disimular el papelón dejando de leer guiones con ese descaro y de aplaudírlos o vociferarlos con tal escándalo.

  2. apajerabierta

     /  15 julio 2010

    Los dos partidos, el del gobierno y la oposición,(¡que bien le sienta el nombre al PP!) utlizan los graves problemas para sacar rédito electoral. En mi modesta opinión sólo representan sus propios intereses.
    No estoy de acuerdo con las medidas que está tomando gobierno para reducir el deficit. Creo que una buena medida sería luchar contra el fraude fiscal (¿245.000.000.000 de euros?), antes que reducir pensiones y congelar salarios. Pero cuando gane el PP, las medidas que tomará serán aún peores.
    Los debates vienen a ser como esas películas -aburridas- de las que periódicamente se vuelve a hacer una nueva versión, aunque aquí aparte de mantener el argumento, no se cambian ni los actores

  3. Galgo de Casalarreina

     /  15 julio 2010

    A mi lo que me dejó perplejo es que ZP defendiese lo que defendía Rajoy hace un año y que Rajoy atacase a ZP por defender lo que él defendía hace un año.
    En resumen: un ejercicio de cinismo.
    El único que tiene las ideas claras y sentido de la responsabilidad es Durán i Lleida, sería un buen presidente del Gobierno de España.

  4. Miguel

     /  15 julio 2010

    El debete como tal no sirve de nada. Hace años que no sirve de nada porque al fin y al cabo nadie rinde malas cuentas ante sí mismo, que es de lo que trata esta comedieta del parlamento.

    El problema real está en el cuarto poder, que ese sí que está anestesiado de veras. Ya sabemos que un lider zetapatético como el actual desgobernante no vá a ir al parlamento a certificar su ineptitud. Y que una eternapromesa de plastilina como el de enfrente… no se vá a quemar dando unas ideas que sí tiene, pero que le restarían votos, por duras.

    Pero los que luego tienen todas las oportunidades del mundo de ponerlos en aprietos de veras, escudriñando las inconsistencias de los discursos, de las promesas, de los horizontes de gestión…. callan.

    Y callan certificando así su muerte, porque el periodismo está herido gravemente no por la competencia de soportes, sino por su nula credibilidad. Leer hoy en los periódicos las crónicas resulta a veces sonrojante por lo infantil. Y escasamente informativo porque al fin y al cabo vienen a contar poco más de lo que se vé en la tele.

    Sin preguntas, sin incómodas cuestiones, sin levantar alfombras…… el cuarto poder se asimila a los otros tres. Y ya se sabe que la política se considera hoy como parte del problema, y no de la solución.

    Malos tiempos para la lírica. :(

  5. El debate ha sido la representación teatral del estado en el que está el país: sin planes de futuro, partido en dos, con un Gobierno inoperante y una oposición más populista que Chavez. Coincido en lo que dices de Duran-Lleida, menudo cínico, y de la oportunista del pelo rojo, menuda jeta. De Rajoy es mejor no hablar. Sigue siendo un señorito de casino de provincias a la búsqueda de admiradores. Le falta decirnos “chorbos” y “coleguis” y a Zapatero decirle “neno, que te parto la cara”. Para acabar el presidente. Es lo único en lo que difiero contigo. Estoy de acuerdo en que le impusieron todo eso que ha hecho, pero tendría que haber dimitido. Antes de aplicar forzado unas políticas que no son suyas, mejor explicarlo, dimitir y que los ciudadanos decidan. Le está haciendo el trabajo sucio a la derecha. ¿Sería un buen médico aquel que aplicase un remedio obligado, a sabiendas de que no es el que él recetaría? Pues no sé como el presidente puede seguir siéndolo si hace lo mismo.

    En resumen: menuda banda.

  6. SILVIA

     /  15 julio 2010

    Pues yo me lo tragué casi entero,y no me defraudó,porque no esperaba más.Totalmente de acuerdo,con lo que opinas de Durán,pero yo no me pierdo ripio de lo que dice,para entender quien es el autor de ciertos recortes,errores del boe,o favores a ciertas industrias,ayer proponía recortar el desempleo,y que por responsabilidad no quiere hablar,pero nuestros bancos no tienen liquidez.Sinceramente,me siento traicionada por Zapatero,sobre todo porque le voté(a Felipe no le voté nunca),pero cualquier otra alternativa me parece peor.Gracias por este blog,me asomo cada día para desintoxicarme de los más media.

  7. rosa maría artal

     /  15 julio 2010

    He añadido al texto esto:

    La guinda ha sido no acudir a la segunda sesión del debate y quedarse “en su despacho trabajando”. La portavoz Saénz de Santamaría ha explicado que el discurso de Zapatero era totalmente prescindible. Rabieta infantil por haber perdido un debate que debería haber ganado, pereza pura y llanamente, y sin duda una falta de responsabilidad y de respeto a la soberanía popular que deja boquiabierto. No está en la vida para ganar a Zapatero, siquiera para escuchar a Zapatero exclusivamente, hablaban grupos que representan a ciudadanos y se le paga un sueldo por cumplir su trabajo como diputado. Con él, se han ausentado más de 120 parlamentarios de su grupo.

    Por lo demás, escribo casi a diario y ya he repetido en múltiples ocasiones lo que opino del cambio de Zapatero. Tenemos un futuro bien crudo.

  8. Víctor

     /  15 julio 2010

    No vi nada del debate. Estos mediocres, malos subalternos de los poderes financieros, dejaron de tener interés en sus duelos dialecticos (¿?), vacios de un contenido con un mínimo interés. Como dice Galgo de Casalarreina, cambian sus papeles de un debate a otro y da exactamente igual. Todo es una farsa mala, solo apta para un público acrítico que se entretiene con los aspectos más secundarios e infantiloides. Qué tristeza comprobar en qué manos está el gobierno y su alternativa. Desde luego, si tenemos los políticos que nos merecemos, es que estamos francamente mal.

  9. Es normal que les critiquemos .En realidad ,ellos ya se lo esperan…a veces parece un “reality show” más que un Parlamento.El comentario del Presidente al líder de la derecha es clarificador.: “yo sé que he perdido mucha aceptación ,pero la suya tampoco está para echar cohetes”,o algo parecido.Gobiernan y hacen los debates en función de encuestas.Parecen un programa de televisión en prime time,obsesionados con los índices.Había un político de izquierda que se hizo famoso por su “programa,programa,programa”…ahora eso brilla por su ausencia.
    La ley es igual para todos.No es aceptable la postura de insumisión del PP a las leyes que no gustan a la Iglesia.Tampoco la actitud de ERC.Y eso no acaba de quedar claro en el Debate.No se llega muy a fondo.Van a lo efectista.Van a lo que la cámara “pilla” ,van a salir en el Telediario cómo en foto de comunión o boda…Me ha parecido muy interesante en CNN+, esta mañana un experto en gestos,lenguaje no verbal ,que analizaba “la pose” de cada orador.Todo es márketing decía el otro.Y está claro que el Debate del Estado de la Nación más divertido era el que hacía la troupe de Luis del Olmo en la radio…ya puestos…y no se veía.
    Un saludo.

  10. Galgo de Casalarreina

     /  15 julio 2010

    Joder, pues si al lider de la oposición no le importa el debate, vamos de cojones.
    Ahora Rosa lo de Durán me parece un poco fuerte, sobre todo lo de fascista.

  11. Soto

     /  15 julio 2010

    Hola rosa y amigos contertulios:
    !Hala,que se vayan de vacaciones!.No merece mucho la pena comentar lo previsible y teatral del debate,así,que repito…!Vacaciones!
    El Sr Dura,hombre de comunión diaria,buenas formas,educación a lo maximo…….!Ojo,muerde!…
    Moitas apertas para todos.

  12. La verdad es que el debate no veo que sirviera para gran cosa,porque nadie tiene una idea clara de que se puede hacer,pero la solución de convocar elecciones no creo que sea la solución,porque lo preocupante no es que al gobierno no sepa que más hacer,sino que la oposición tiene menos idea ,pues tan solo se ocurre elecciones,pero yo digo PARA HACER QUE,POR QUE SI GOBIERNAN CON QUE PLANES E IDEAS CUENTA.

    Para mí no lo han hecho bien,y esquivaron todo lo que pudieron tomar las medidas ,que ahora han tenido que tomar deprisa y corriendo,debido que los mercados y a que gasto más de la cuenta ,por no reconocer que no sabían como crear empleo seguro y decidieron hacer el plan E pan para hoy deuda para mañana,pero resulta que los que estan en la oposición tampoco muestran muchas ideas de como crear empleo, es más fácil decir todo lo que hace mal el gobierno ,que aportar ideas de como lo harían ellos mejor ,por lo tanto ,para que cambiar si tampoco saben lo que hacer la oposición.

  13. Me tienen harto. No me siento representado por este Parlamento para nada. Para esto mejor que traigan al Pulpo Paul pero no al Zoo, a la Moncloa!

  14. que verguenza

     /  15 julio 2010

    Putos politicos, que asco me dan. Pero que asco.
    Enhorabuena por seguir dando caña, yo la verdad a veces estoy tan cansado de lo mismo que no podria.

  15. Galgo de Casalarreina

     /  16 julio 2010

    No lo había visto Rosa, pero sigo creyendo que el término fascista es superlativo, sin más. Efectivamente esas declaraciones que adjuntas son muy fuertes, pero no suficientes para llamarle fascista, por lo menos en un sentido purista del término.
    Durán puede ser conservador, si quieres hasta ultraconservador, pero es demócrata, no creo que aspire a un Estado totalitario, ni siquiera autoritario.

  16. that is nice but everything go bad…

  1. ¿Para qué sirvió el debate? | multibancos.es
  2. Tweets that mention ¿Para qué sirvió el debate? « El Periscopio -- Topsy.com
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 769 seguidores

%d personas les gusta esto: