¿Dónde están los servicios mínimos de la conciencia?

Hay que reconocer la suprema habilidad de “el sistema” para lograr que buena parte de la sociedad culpe a los trabajadores del metro de Madrid de sus males. Para ello cuentan con la colaboración necesaria de los implicados. La encuesta de esta mañana en la SER así lo revela. “¡A MÍ! me han fastidiado, he tenido que coger dos taxis”, decía un señor visiblemente enojado. Caros taxis vive dios. A los mercados financieros, a los políticos, no se les exigen servicios mínimos, ni responsabilidades. Cuando son el origen del problema. ¿Por qué se rebajan salarios, pensiones y prestaciones sociales?

Los entresijos del conflicto concreto -con el salto a la torera del convenio, con una ley de huelga preconstitucional, con unos servicios mínimos que declara ilegales la justicia dos años después, eso sí-, casi son lo de menos en lo que es más preocupante: la mirada corta, el egoísmo estúpido y la insolidaridad de mucha gente. ¿Dónde están los servicios mínimos de la justicia para resolver antes los litigios, por cierto? ¿Dónde los del parlamento que lleva 32 años sin hacer una ley de huelga democrática en la que no sea la empresa la que decide arbitrariamente el porcentaje que tiene que trabajar?

La aristocracia del periodismo ha visto herida su sensibilidad por las formas con las que se manifestaba la asamblea de los trabajadores de metro. Que precisan un salto de varias décadas, hacia delante por supuesto, en los medios para lograr objetivos es cierto. Y que los sindicatos se han ganado a pulso su desprestigio también. Un día encontré un párrafo significativo en un artículo de El País (Agosto 2008). Entrelíneas lo decía José Antonio Herce, socio de Analistas Financieros Internacionales: “los sindicatos ponían el grito en el cielo si el peso de los salarios bajaba hacia el 50% del PIB, pero eso ocurría hace mucho tiempo“. Hace mucho tiempo, sí. Y los sueldos españoles se quedaron en las cloacas de Europa.

De ahí a que Esperanza Aguirre, parte seriamente implicada en el problema del Metro de Madrid, mente hasta a Lenin, va un abismo. Populista de manual, ariete de “el sistema”, “el sistema” en sí misma, revierte en quienes han parado el metro y han llevado a sus usuarios a coger taxis y aguardar autobuses, la responsabilidad de estos tropiezos. Caros taxis, ya digo.

Será que, buscando taxi, no se han enterado de cómo los ricos han superado ya la crisis que provocaron los bancos en donde guardan el dinero, ése que no atesoran en el limbo de los paraísos fiscales como remanente. Viene en el informe Merryl Linch que manejamos estos días, empresa poco sospechosa de ser bolchevique.

Por favor, no se me confundan de enemigo”, escribe Manuel Cruz, recordando quién paga la crisis y cuánto les necesitamos. Caros taxis.

Cada día las páginas de los periódicos se pueblan de algunos chorizos más que caen, perseguida su corrupción por la policía. Tampoco hay servicios mínimos en nuestras conciencias para reaccionar a cómo nos roban nuestro dinero, porque es nuestro, del contribuyente. Caros taxis, cara estupidez, carísimo egoísmo.

  Y, entre taxi y taxi, o metro y metro, tampoco parece que nos incomoda que nos hayan subido el IVA, y el gas natural y el butano. Los periodistas nos recuerdan que, precisamente, hoy ¡comienzan las rebajas! ¡Qué bien!

El sistema” tiene sus reglas aprobadas en los posos del café y a cambiar cuando convenga. Portugal hace uso de una arcaica e ilegal “acción de oro” para retener su telefonía y la Europa azul neoliberal, los propagadores de “el sistema” se rasgan las vestiduras. Los países más importantes de Europa, salvo Gran Bretaña, protegen sus intereses nacionales a muerte, conservan sobre todo la propiedad, el control, de su sector energético. Por métodos legales eso sí, como se demostró en el caso Endesa. Las formas legales son muy importantes, esenciales. La semántica, la reina de nuestro tiempo. Se logra lo mismo, más, y no se ve uno sujeto a dedos acusadores. ¿Dónde están los servicios mínimos de la decencia?

JRMora ha encontrado una pista para hallar los de la conciencia social española.

About these ads

37 comentarios

  1. carlos

     /  1 julio 2010

    Y vuestra conciencia, por el caos , las perdidas de dinero, y si han despedido a alguien por no poder llegar a su trabajo lo indemnizareis vosotros?

  2. Javier

     /  1 julio 2010

    Que yo sepa, los trabajadores del Metro han ido a la huelga para que no les bajen el sueldo a ellos, y no exigiendo responsabilidades por la crisis a políticos y banqueros, así que ¿dónde está su solidaridad con los cinco millones de parados? ¿Dónde está su solidaridad con la rebaja de sueldo a los funcionarios?

    Y lo de “las leyes preconstitucionales”, son el ciento y la madre. De hecho, salvo leyes de nueva facturación, de las “preconstitucionales” se derogaron bien poquitas.

    Constitución española de 1.978

    DISPOSICIÓN DEROGATORIA.

    1. Queda derogada la Ley 1/1977, de 4 de enero, para la Reforma Política, así como, en tanto en cuanto no estuvieran ya derogadas por la anteriormente mencionada Ley, la de Principios del Movimiento Nacional de 17 de mayo de 1958; el Fuero de los Españoles de 17 de julio de 1945; el del Trabajo de 9 de marzo de 1938; la Ley Constitutiva de las Cortes de 17 de julio de 1942; la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado de 26 de julio de 1947, todas ellas modificadas por la Ley Orgánica del Estado de 10 de enero de 1967 y en los mismos términos esta última y la de Referéndum Nacional de 22 de octubre de 1945.

    2. En tanto en cuanto pudiera conservar alguna vigencia, se considera definitivamente derogada la Ley de 25 de octubre de 1839 en lo que pudiera afectar a las provincias de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya.

    En los mismos términos se considera definitivamente derogada la Ley de 21 de julio de 1876.

    3. Asimismo quedan derogadas cuantas disposiciones se opongan a lo establecido en esta Constitución.

    ¿Y por qué han esperado a que les tocaran el sueldo para hablar de leyes injustas y servicios mínimos abusivos? ¿Por qué cada vez que van a la huelga es para exigir aumentos salariales? ¿Por qué no hacen una huelga de verdad, con unos servicios mínimos razonables -que los fijen ellos mismos- para cambiar la Ley? ¿Por qué suspenden la huelga el fin de semana? ¿Quizás por qué se va a notar menos, y no quieren perder dos días más de sueldo?

  3. warmize

     /  1 julio 2010

    El mismo día hubo huelga de los Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya (FGC) y no creo recordar que en los medios nacionales se hiciera eco. Lo que no pasa en Madrid no sucede o no es digno de entrevista a los sindicatos en prime-time radiofónico (SER).

  4. Alcatufo

     /  1 julio 2010

    Aquí parece que lo único ilegal es incumplir los servicios mínimos abusivos e impuestos según una norma pre-constitucional.

    Por lo visto, lo siguiente no es ILEGAL:

    -Incumplir convenios colectivos: hay que acostumbrarse a que esta figura pasará pronto a la historia para ser sustituida por convenios individuales, a pesar de lo que dice el art.37.1 de la Constitución: “La ley garantizará el derecho a la negociación colectiva laboral entre los representantes de los trabajadores y empresarios, así como la fuerza vinculante de los convenios”.

    -Incumplir el art.1.2 de la Constitución: “La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”, al entregar vilmente el poder a los caudillos Strauss-Kahn y Trichet el pasado 27-m en el Congreso.

    -Incumplir el art. 50 de la Constitución: “Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad”, por ello se congelan para 2011.

    -Incumplir el art. 99.2 de la Constitución: “El candidato [a presidente del Gobierno] propuesto conforme a lo previsto en el apartado anterior expondrá ante el Congreso de los Diputados el programa político del Gobierno que pretenda formar y solicitará la confianza de la Cámara”. ¿En qué momento de su investidura expuso ZP que entregaría el poder al FMI y al BCE y que procedería a desmantelar salvajemente el escaso estado de bienestar que tenemos?

    -Incumplir el art. 31.1 de la Constitución: “Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad”, por eso, según la propia Agencia Tributaria, un empresario en España declara menor renta que un trabajador, por no hablar del volumen de fraude fiscal (en torno al 20-25% del PIB).

    -Incumplir el art. 35.1 de la Constitución: “Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo”, por eso, más del 60% de los asalariados pueden vivir con menos de 1.000 € al mes y las mujeres siguen cobrando menos que los hombres por el mismo trabajo. Las rentas del trabajo como porcentaje de la renta nacional descendieron del 66,8% al 56,6% entre 1980 y 2010.

    -Incumplir el art. 47.1 de la Constitución: “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos”. En este caso, sobran comentarios.

    -Incumplir el art.40.1 de la Constitución: “Los poderes públicos promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y para una distribución de la renta regional y personal más equitativa, en el marco de una política de estabilidad económica. De manera especial, realizarán una política orientada al pleno empleo”, por ello seguimos a la cabeza de los países de la UE-15 con mayores desigualdades y, no contentos con ello, la reforma laboral se orienta a facilitar el despido, en lugar de a promocionar el empleo.

  5. Alcatufo

     /  1 julio 2010

    ¿Se sabe ya si algún político o “comunicador” ha calificado la subida del IVA como salvaje?

    ¡Ay, no!, claro, es que es una medida inevitable y que se toma por nuestro bien y el de España.

  6. L'Homme Machine

     /  1 julio 2010

    Una matización.

    “Portugal hace uso de una arcaica e ilegal “acción de oro” para retener su telefonía”.
    Telefónica está tratando de construir un imperio de las telecomunicaciones que vaya desde Túnez (Tunisie Telecom) hasta Chile . Lo cual no es necesariamente malo si no fuese por lo siguiente:
    1) Telefónica implementa planes agresivos de reducción de plantilla.
    2) Telefónica aplica planes de “externalización” y outsourcing de buena parte de las tareas.
    3) Telefónica no mejora las infraestructuras de telecomunicaciones de los paises cuyas operadoras adquiere.

    La conclusión es la que ya vivimos en España:
    1) Mala calidad de las redes con intereferencias incluso por parte de la operadora en el tipo de tráfico de sus clientes (P.ej.: Redes P2P).
    2) Alto coste del servicio. Más caro que en la mayoría de los paises de Europa y más caro que Japón o Korea.
    3) Injerencias de empresas privadas en asuntos políticos con compras de grupos de comunicación (Grupo Recoletos en España), etc.

    Desde luego, veo totalmente lógico que Portugal haya ejercido la acción de oro de la misma manera que España trató de bloquear la entrada de Enel en Endesa. No obtiene beneficios sustanciales.

  7. Javier

     /  1 julio 2010

    Vuelvo a preguntar:

    ¿Qué están pidiendo los trabajadores del Metro?

    Que respeten su convenio colectivo y no les bajen el sueldo. Punto.

    Eso es ser solidarios con… aparte de ellos mismo.

  8. Galgo de Casalarreina

     /  1 julio 2010

    A mi me dejó asustado el hombre del comité que lanzó ayer una arenga impropia del siglo XXI. Entiendo que como liberado que lo será se tiene que ganar el sueldo de alguna manera, pero de esa me parece que no es la correcta.
    Aunque igual sí, ya que España sigue siendo un país un tanto pobre en lo cultural, y más en lo ideológico.
    Hay servicios que son básicos, y los servicios mínimos están para ello, no es justo que millones de personas vean alterada, y muy alterada, hasta el ataque de nervios, su vida cotidiana, por muy legal que sea una huelga, por mucho derecho a la huelga.
    Y es que la libertad de uno termina cuando empieza la de otro, en este caso la de 7.000 contra 2.000.000.
    Me parece una huelga política, contra Esperanza Aguirre, como la del martes lo fue en el País Vasco contra Patxi López. Pero los gobiernos se cambian, o a través de acuerdos entre fuerzas parlamentarias o en elecciones.

  9. Muy bueno. El problema es esa clase media con aires de nuevo rico que se cree algo especial. Una clase media que ha comprado de todo, pero no posee nada realmente, lo posee su banco. Una clase media que se ha olvidado de que durante 80 años del siglo pasado todos los avances sociales, incluyendo cosas como la baja por enfermedad, se lograron con huelgas, pérdidas salariales y en muchos casos con cosas peores, con sangre y muertos a manos del pistolerismo patronal. Una clase media podrida de envidia, que solo se fija en cuánto gana el huelguista. Una clase media corta de miras, que no conoce su pasado ni piensa en su futuro, y que solo sale a bramar porque los capullos del Metro no le han dejado ver el partido o sentarse en la barra del bar a tiempo.
    Una clase media que no se entera de que primero van unos y luego van otros. Ellos.

  10. Me sorprende la inmensa desunión de los trabajadores, al menos en este país. Parece como si bajarles el sueldo a los funcionarios, congelar las pensiones o abaratar el despido no le incumbiese mas que al afectado. Como si mientras yo no sea un funcionario o un pensionista o un trabajador despedido, ni me afecta ni me importa.
    Los trabajadores, que somos la gran masa de los consumidores, pese a la carencia de un entronque directo con los elementos de poder y de decisión (puesto que las elecciones, incluso la democracia en sí, no son mas que ceremoniales despojados de contenido real) somos en última instancia la gran fuerza decisoria del sistema; si no consumimos no hay sistema.
    Ese poder, que no es alienable de modo alguno a menos que se desmontasen las bases mismas del sistema, sería la herramienta que permitiría democratizar realmente el mundo. Pero requiere unidad. Requiere que tomemos conciencia de que nuestros intereses colectivos solo podrán ser defendidos mediante la acción conjunta y mediante la solidaridad, una palabra que muchos quisieran ver desterrada de los diccionarios.
    Aunque tengas que coger dos taxis, mis intereses están mucho mas cercanos a los de los trabajadores del metro que a los de los que han decidido bajarles el sueldo.

  11. max

     /  1 julio 2010

    Se quejan de que los servicios minimos son abusivos y no ponen ningun servicio ¿Porque no pusieron el 10,el 20% por ejemplo?

  12. Evi

     /  1 julio 2010

    En un mundo ideal, cada uno de los asalariados preguntados por los medios de comunicación que emiten los manipulados informativos, hubieran sido solidarios con otros trabajadores a los que se quiere chulear lo firmado.
    Estoy tan pesimista últimamente que ya me pongo a imaginar situaciones ficticias idílicas, no sé por ejemplo:
    Pr.: ¿Qué opina de las razones que han llevado a la huelga a los trabajadores del metro? ¿Cómo le ha afectado a usted?
    Res.: Como currante que soy me gusta que mi jefe cumpla con la ley, que respete la negociación colectiva y los acuerdos a los que llegamos, que no vulnere los derechos que recogen mi contrato y la Ley del Estatuto de los trabajadores, respetando el cupo de horas extra que podemos o queremos hacer y pagando todos los complementos salariales en nómina. Me gusta también cotizar todas las horas de trabajo y que el calendario laboral sea respetado y consensuado para el bien de todos. Si alguna de estas razones también las asumen los trabajadores del Metro y se han roto unilateralmente, no me cabe duda de que los apoyo.
    Respecto a lo que a mí me ha afectado, pues claro que he salido de la rutina por unos días, he tenido que buscar rutas alternativas y he podido pasear más…llegué muy tarde a trabajar el primer día, pero fue por causa ajena a mi voluntad y le ocurrió a más compañeros. El jefe se cagaba en los huelguistas, pero claro, ¡qué va a decir el QUE ESTÁ CON LA OTRA PARTE! Luego llegas a casa y te desestresas un rato en el facebook o la caja tonta…esas personas se están jugando el puesto y los demás, después de un día más ajetreado de lo normal, volvemos a nuestras insulsas y poco participativas vidas…

    Pero esto es raramente probable con el tratamiento informativo que se le ha dado a la huelga, como muy bien dices, Rosa, utilizando la semántica de un modo descaradamente parcial, empezando por el calificativo de “salvaje”, tratando de refilón las causas e incidiendo laaargos minutos en los servicios mínimos y de manera sesgada, ofreciendo mayoritariamente testimonios de ciudadanos alienados, corriendo con el corazón en la boca para ponerle el caviar en la ídem a su jefe y manifestándose de manera muy dura contra los trabajadores de Metro Madrid.
    Galgo Casalarreina: a mí me asustais vosotros, Javier y tú. Por cierto, que Javier de currante asalariado parece tener poco, dada la insignificante importancia que le da al hecho de que se siente un precedente en el incumplimiento de un convenio firmado, con la que está cayendo.
    Suscribo el post, Rosa, de pe a pa con todas sus poderosas razones, y también, por supuesto el de Alcatufo, que también sueña con otros mundos posibles, como yo.
    Saludos y ¡VIVAN LOS TRABAJADORES DEL METRO!!

  13. Trancos

     /  1 julio 2010

    Salvaje es el neoliberalismo que algunos, como la Espe, practican e imponen. Salvaje es la caída del caballo de ZP de Tarso. Salvajes son las directrices del FMI y de la UE. Salvaje es negociar con gente a la que se ha trincado son un pastizal en paraísos fiscales. Salvajes son las SICAV y los beneficios de la banca en tiempos de crisis, salvaje es que algún político diga que él/ella no se recorta el sueldo porque no le sale del arco del triunfo, salvaje son 5 millones de parados y la congelación de las pensiones, salvaje es recordar el sueldo a cualquiera… malintencionado es llamar privilegiados a colectivos de trabajadores que tiene unos de derechos adquiridos que han logrado con sangre, sudor y lágrimas y saben defender con uñas y dientes (sean pilotos, controladores, metreros o barrenderos), cosa que no todos hemos podido ni sabido defender. Demencial y suicida me parece que algunos explotados pretendan lograr la igualdad cortando las piernas a los más altos en vez de exigir zancos o plataformas para ser todos igual de altos (lo mismo podían exigir las trabajadoras de Bangladesh con respecto a los trabajadores occidentales, y eso es lo que quieren oir los neoliberales). Me reconforta constatar que un colectivo de 2000 currantes reviente una ciudad. Me encantaría comprobar que un colectivo de 2000 millones reventara el mundo que nos están diseñando. El mundo se para cuando un trabajador no va a trabajar (y no cobra). El mundo ni se entera cuando un político se va de putas a Toronto o a cualquier otro sarao del 20 o una concejala de compras a NY con la visa oro de su cargo oficial.

  14. Alcatufo

     /  1 julio 2010

    Javier:
    Me recuerdas a Rock Hudson en “Horizontes lejanos”.
    Cuando él y varios más consiguen poner en fuga a una panda de indeseables que intentaban acabar con ellos, James Stewart le dice a Rock Hudson algo así:

    -Deja de dispararles ya.
    -¿Por qué?
    -Si no entiendes por qué, no puedo explicártelo.

  15. Soto

     /  1 julio 2010

    Hola Rosa y amigos contertulios:
    !Ya está bien!No pasa nada,por los daños colaterales de la huelga del Metro madrileño(de acuerdo que algunos son dañinos ,para los eventuales por ejemplo),pero aqui conviene poner un poco “las cosas patas arriba,( yo soy un pensionista que vive normalmente,pero por eso no voy dejar de ser solidario con los que lo pasan mal) y se se originen incomodidades ;nos fastidiamos(hoy en nuestro edificio no tenemos agua hasta la noche..y ..!a joderse toca!..¿se acabó el mundo?¿ya no nos acordamos de como vivian nuestros abuelos con el candil?Si,quiero que se endurezca un poco más la protesta,!ya está bien!.esto no puede seguir asi ,”haciendo de uno un pandero”…¿Somos idiotas mentales o que carallo pasa?.
    “Comulgo” con el contenido del Post,comulgo con los comentarios,claros,concisos,esclarecedores y contundentes de Alcaltufo,Tracios y Odisses.Las cosas hay que llamarle por su nombre ,al pan,pan y al vino,vino

    Apertas agarimosas

  16. Soto

     /  1 julio 2010

    Por supuesto ,también “comulgo” con los comentarios de Evi y Trancos,
    respetando lo de los demás aunque es cierto que no estoy de acuerdo con ellos.
    Apertas agarimosas

  17. Víctor

     /  1 julio 2010

    El viejo sueño del neoliberalismo parece que se quiere cumplir en estos tiempos de caída al vacío: que los trabajadores no posean ningún tipo de organización que los represente y defienda. Una modernidad ya antigua que nos retrotrae a los tiempos de M. Tatcher y su guerra declarada a las Trade Unions a través del conflicto de los mineros en 1984. Después de un año de durísima huelga los mineros se reincorporaron al trabajo sin conseguir absolutamente nada. Fue el fin del sindicalismo británico. Hoy, con nuestra émula local Espe de ariete(está deseando representar este papel, se nota), toca a nuestro ya maltrecho sindicalismo. Con la huelga del metro hay en juego bastante más e la protesta por un recorte de sueldos. Se decide el inicio de la caída del Estatuto de los Trabajadores. Si se admite que una ley autonómica puede modificar lo que es una ley orgánica es el principio del fin. Despues vendrá la tramitación de la Reforma del Mercado Laboral (final de los convenios colectivos ergo final del sindicalismo sectorial), Reforma de las Pensiones y la Jubilación (traspaso de las cotizaciones sociales a los fondos de pensiones privados) y lo que queda por venir.
    Para todo esto es necesario desactivar la huelga general, desprestigiar todo lo que se pueda a los sindicatos, para conseguir su eliminación. Es así de triste. Los sindicatos mayoritarios han cometido muchos errores, pero ahora es necesaria su defensa. Esta campaña, que ya lleva años se ha acelerado en los últimos meses. Están sufriendo una campaña feroz y bestial y la población, como los corderos silenciosos, berrea las quejas que los lobos les están incitando con toda su artillería mediática. Sin reflexionar sobre lo que está en juego: nuestra consideración como fuerza de trabajo. Nuestra única arma. Cada vez más devaluada. Cada vez menos eficaz. Hoy, lo siento, estoy muy pesimista. Mucho. Esto es una locura.

  18. Packo

     /  1 julio 2010

    Totalmente de acuerdo con lo que comentas, Rosa.

    Mi apoyo y solidaridad con lxs trabajadorxs de Metro de Madrid, que no sólo luchan por el incumplimiento de lo firmado, sino porque si tragan con esto pronto vendrá otro recorte.

    Espero y deseo que la mayoría de personas que habitamos este país y que nos consideramos de izquierdas (lxs de derechas no saldrán a pesar de que la huelga favorece inmensamente sus intereses de alcanzar la Moncloa) salgamos el 29S a la calle a decir ¡hasta aquí hemos llegado!, pues como digo en el párrafo anterior, si dejamos que nos recorten derechos la primera vez sin ni tan siquiera decir ni mu, el próximo recorte no tardará en llegar.

  19. Cómo que las opiniones anteriores ya han puesto muchos dedos en la llaga…poco más puedo aportar.Pero lo voy a intentar: Somos miedosos,envidiosos,e insolidarios. Lo que Rosa María llama continuamente “el Sistema” ,ha calado de forma muy profunda en casi todos nosotros.
    En realidad ha calado incluso en los que hacen huelga,incluso en los que sueltan soflamas o mítines marxista-leninistas. Lo que por aquí han llamado “clase media”,lo invade todo.Herencia del franquismo.Si todos poseen algo (un piso un pequeño taller o tienda,un párquing ,un chalet,un coche etc) se nos domestica con mucha facilidad.Si encima debes,como también han dicho antes,la mayor parte…estás atrapado.
    No creo que se trate de una huelga ejemplarizante ni nada de eso.Más bien es el reflejo en el que otros colectivos cabreados, ante la que nos viene encima,se miran y no se reconocen.Claro que se le da más bombo por se Madrid y gobernar el PP.En Cataluña,mi Comunidad ,región,nacionalidad , nación sin valor jurídico, o lo que sea…estamos preocupados,como todo el mundo sabe,no por pagar facturas,llegar a fin de mes,precariedad laboral (no todos somos funcionarios de carrera,o jubilados de lujo ¿eh?) y otros montones de asuntos,si no por el “Fallo de Estatuto”.El puente de San Juan ,subí hasta Montpelier en Francia,las manifestaciones y huelgas de diversos colectivos no dejaron de producirse durante cinco días…
    Lo dicho,la huelga del Metro de Madrid ,como otras que tienen una repercusión en servicios esenciales,se hace notar.Los colectivos de pilotos,controladores,empleados de tren,metro,bus ,tienen un poder grande a la hora de reivindicar mejoras,o cumplimiento de pactos con la empresa.Otros colectivos no lo tienen ,no tienen ni el poder ni la unidad sindical necesarias para hacer oír su voz de manera efectiva.Se ha hablado de militarizar el Metro,y de hecho la fuerza pública abrió, si no he entendido mal ,la linea 8 a Barajas… Eso lo pedían los medios de comunicación de derechas (en realidad ,casi todos) y una opinión pública fácilmente sugestionable.En un momento de incertidumbre,cuando las noticias hablan de caída continua de nuestra economía y de nuestras expectativas de futuro…es difícil “colocar” un discurso que hable de solidaridad,reparto del trabajo,compromiso con los débiles,pero también esfuerzo,dedicación,aceptación de bajar de nivel de vida.Insisto queda bien imaginar que esto de Madrid etc es una punta de lanza de algo más completo ,de algo que transforme “el Sistema”.No lo creo, es sólo la manifestación de un cierto corporativismo,la prueba de que algunos colectivos se defienden mejor que otros.Los otros, la mayoría ,somos corderos que vamos pacientemente al matadero…

  20. SILVIA

     /  1 julio 2010

    Las reacciones a esta huelga,sólo ponen de manifiesto,lo que ha hecho Esperanza Aguirre,con esta comunidad,Madrid,tiene muchos transportes alternativos,y se paraliza y colapsa por partidos de fútbol,nevadas,….y aquí no pasa nada.Que es ilegal no cumplir servicios mínimos,tampoco tiene precedentes,que no se cumplan convenios ni acuerdos pactados.Yo sólo me siento reén de las políticas de Esperanza Aguirre,y de su primo Ruiz Gallardón.
    Por cierto,en otras épocas,han coincidido huelgas de metro y de EMT,y no ha venido el santo advenimiento.

  21. JOSEBA

     /  2 julio 2010

    ¿Y nadie ha escuchado lo de Barroso ayer? ¿amenazando a España, Grecia y Portugal con dictaduras militares en caso de que los trabajadores no acepten los “paquetes” de austeridad? Bienvenidos al siglo XIX amigos

  22. sidicen

     /  2 julio 2010

    Desgraciadamente con tu frase ” Para ello cuentan con la colaboración necesaria de los implicados”, y la prueba está viendo algunos de los comentarios, lo dices todo. Ha ganado, el capital, la batalla. Lleva muchos, muchos años, y mucho, muchísimo, dinero invertido en “apoplejar” nuestros cerebros, para paralizar la función del sentimiento de clase. Inocularon el veneno de la avaricia, rebajaron hasta niveles ínfimos la cultura, y la educación, premiaron a verdaderos patanes, compraron a muchos periodistas… y, cuando todo estuvo servido, ya tenían lo que buscaban: una sociedad de imbéciles.
    Sí, los trabajadores del metro reclaman mejoras salariales y Esperanza Aguirre reclama flexibilidad en los despidos, sueldos de mierda y eliminación de los derechos…,y nosotros nos quejamos de los sindicatos. Lo dicho, imbéciles y egoistas, un arma muy peligrosa.

  23. La conciencia social no existe.

  24. En los comentarios de uno de los enlaces de tu artículo, me he quedado no se si en estado catatónico con uno de ellos. Culpaba éste a los huelguistas del Metro de Madrid, porque piden un aumento salarial mientras él -el comentarista-, vivía esclavizado trabajando en una cadena de producción por un sueldo de miseria.

    Al parecer los del Metro tenían que hacer huelga para que le solucionen sus problemas tanto salariales como de condiciones de trabajo.

    La solución a los problemas laborales,, sociales y económicos de la clase trabajadora no pasa por ponerse a parir unos contra otros, sino arrimar el hombro unos junto a los otros y otras.

    El derecho a la huelga está recogido en nuestra Constitución. Y también el derecho a un trabajo digno. Pero como parece que estamos en un mundo al revés, ejercer nuestros derechos parece que merece pena de cárcel; mientras, los sinvergüenzas, ladrones y estafadores y sus respectivos lame botas, viven libremente de su codicia insaciable.

    Cadía día, las condiciones laborales son peores, de los sueldos ya ni hablamos, trabajar se ha hecho una carrera de obstáculos. Nuestros derechos sociales y libertades cada día están más recortados, pero…, todo es culpa de la huelga de los trabajadores del Metro de Madrid. ¡Manda narices!

    Un saludo
    Rita

  25. Miguelangel

     /  2 julio 2010

    Pues yo voy a dejar también MI opinión, que es personal pero totalmente transferible. Lo que yo ví estos días de huelga fué a un colectivo de señoritos jodiéndonos a todos por mantener SUS privilegios. Como siempre. Sí, un colectivo de SEÑORITOS con un sueldo medio de más de 35.000 al año, viajes gratis para ellos y sus familiares, días libres por encima de la media y condiciones ventajosas de acceso a la vivienda. SEÑORITOS que han decidido EXIGIR solidaridad a aquellos con los que NO han sido solidarios. ¿Donde estaban los sindicolistos del metro cuando empezaron a quedarse en la calle 2,5 millones de trabajadores? ¿Protestó el sindicato de SEÑORITOS ante la empresa para EXIGIR metro gratis a los desempleados, para que puedan seguir buscando curro? NO, no lo hicieron, ni eso ni nada.

    Pero ahora sí, ahora que ELLOS ven peligrar una mísera parte de su sueldo, sueldo que han perdido 5 millones de compatriotas……. ahora sí deciden ir a protestar. Y nos EXIGEN solidaridad, los jetas estos.

    No, amiguitos. Aquí lo que se ventila son los derechos “inalienables” de un colectivo cerrado, exclusivo y caciquil. Y se reviste de “lucha obrera”, pero es que es mentira. Ya no quedan obreros porque están todos prejubilados cobrando una pasta gansa.

    En la sociedad de hoy, los que verdaderamente trabajan pasándolas putas son los taxistas, las peluqueras, los autónomos de tienda de barrio, los barman y los camareros. Y esos, libremente, han optado por empezar a escuchar la COPE.

    Si nadie sabe porqué, es que no se le vá a poder explicar nunca.

  26. Miguelangel

     /  2 julio 2010

    Por cierto…. y para redondear. Me creería lo de la huelga y la solidaridad y tal y tal si los del sindicato de jetas hubieran reventado los tornos dejando pasar a TODOS los trabajadores para seguir haciendo viajes gratis. Eso sí hubiera sido joder al empresario, tocándole el bolsillo. Pero no, han decidido jodernos a los demás.

    Y aún me EXIGEN que sea solidario con ellos.

  27. juasssss

     /  5 julio 2010

    Se equivocan los sindicatos. Deberían hacer una huelga a la japonesa: todos trabajando PERO, y aquí viene lo interesante, dejando los tornos abiertos. Que no pague NI DIOS por usar el metro.

    Así no se le hace la putada a ningún ciudadano (de hecho, a algunos le hacen un favor), los sindicalistas quedan como unos señores, y cuando la Espe se quede sin pasta para construir campos de golf donde nadie los pide y hacerse autobombo por todos lados, ya veréis qué rápido arregla el problema.

    El problema es que los sindicalistas que tenemos hoy se han quedado atascados en el siglo pasado, y ya no son más que una rémora. Una rémora que, encima, se pasa los derechos de los demás por el forro. Y si no, que se lo digan a los 4 que mandaron al hospital después de ser “piquetivamente informados” el otro día.

    Cuando alguien consigue que simpatice con Espe, es que lo está haciendo REMATADAMENTE MAL.

  1. ¿Dónde están los servicios mínimos de la conciencia?
  2. A Sueldo de Moscú: No permitamos que descarrile la huelga del Metro
  3. Que no descarrile la huelga del Metro. « maketoblog
  4. No permitamos que descarrile la huelga del Metro
  5. JRMora, Humor grafico » Conciencia social
  6. Con los compañeros del Metro de Madrid. « El Flagelo de lo Correcto
  7. No permitamos que descarrile la huelga del Metro « Bosque de Brocelandia
  8. No permitamos que descarrile la huelga del Metro « Luis de Cairo
  9. No permitamos que descarrile la huelga del Metro - FAUNA PRESS
  10. No permitamos que descarrile la huelga del metro | Blog de Juan Gascón
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 820 seguidores

%d personas les gusta esto: